30.5.12

El Nuevo UDC: Animal Man

Animal Man ha resultado una sorpresa agradable para todos aquellos que esperaban que esta maniobra editorial trajese algo nuevo. La verdad es que podía haber salido esta colección sin necesidad de ningún evento pero seguramente así su eco ha sido mayor. De todos modos no deja de ser tópica. Lo que pasa es que el trabajo de los autores está bastante por encima de la media. Esa es verdaderamente la sorpresa y no que se salga un poco de los estándares del mainstream. Con todo este buen hacer y ambición es recompensado con unas ventas irrisorias que colocan a la serie en la parte central del top 100 en papel y bajando.


El guionista J. Lamire plantea una historia muy de Vertigo justificando así la vuelta al UDC de personajes de ese sello que provenían de allí. Un relato de Terror tópico y continuista con el Animal Man de los 90 pero que es original dentro del mainstream. Así, lo que ofrece el guionista en estos primeros números es un cómic de superhéroes que no es de superhéroes. Da pena que sea más de lo mismo porque el trabajo de Lamire es bastante bueno en cuanto a desarrollo de la trama, introducción de golpes de efecto y caracterización de personajes. En suma Lamire recicla ideas antiguas y las cuenta con nervio y calidad.

El verdadero artífice de que Animal Man sea digno de atención es su dibujante, V. Foreman. Un tipo muy competente con un trazo elegantísimo y sintético pero con una imaginación bastante oscura. Así, su trabajo es contradictorio ya que es limpio pero incluye criaturas extrañas y escenas grotescas. El problema es que este estilo claro no encaja mucho con el Terror. Este cómic, como cualquier otro del mismo palo, necesita barroquismo, mancha y expresionismo más que síntesis, línea fina y realismo. Por ello el coloreado suave y vulgar canta más de lo que lo haría en otro tipo de historia. Los autores de este cómic buscan impactar visualmente en cada número y, aunque lo consiguen, se quedan siempre cortos porque el aspecto es agradable. Un color más oscuro y contrastado le iría de perlas a una historia paranormal. Todo es como la portada que acompaña esta reseña. Elegante, armonioso, bonito y llamativo pero sin garra por la ausencia de fondo, su academicismo, su orden y su paleta agradable. Foreman debería estar en otra colección, por ejemplo Superman, y aquí Gleason o Manhke. Entonces Animal Man molaría de verdad.

El tomo de ecc está muy bien. Un poco caro pero no podía ser de otra forma dado la "rareza" del producto. Lo malo es que Foreman no hace un trabajo para tomo sino para grapa. Pensando que el lector puede abrir el cómic 180º y así puede deleitarse con uno de los trabajos plásticos más interesantes del último año.

En fin, así es Animal Man. Una cole interesante y, para lo que hay hoy, diferente, de Terror más que de Acción protagonizada por una familia (machista). Lo que no deja de ser curioso ya que estamos en una época en que se intenta rejuvenecer a los superhéroes para atraer a los adolescentes de nuevo. Así, esta cole tiene otra cosa que la hace ser una "rareza". Por tanto, una de las pocas que cumplen con la estrategia del NUDC: ampliar el registro y mejorar el aspecto gráfico. Sin embargo, como digo, desgraciadamente se queda en un correcto y agradable trabajo donde se trata de compensar la falta de originalidad y contundencia con una labor grata que transcurre por caminos poco trillados.

26.5.12

Epítome del curso 2010-2011: Pelis

Ahora el turno de las pelis. Me ha quedado un top muy majo. Nada baja de notable.

La mosca: la clásica. Tradicional y modesta pero, como toda buena peli de Terror, muy subversiva. La realización es plana pero el resto está muy bien. Su imbricación en el mundo de los arquetipos hace que resista el paso del Tiempo a pesar de que es muy de la época.

Tucker and Dale vs Evil: esta no se ha estrenado en España pero he oído rumores de que igual caía este verano. Pero que eso no les amilane y búsquenla. Es la mejor comedia de lo que llevamos de siglo. Disparatada, dinámica y desternillante. Muy modesta pero con un guión magistral basado en la inversión de términos, con una pareja protagonista que se sale y con K. Bowden! Si es que no tiene nada malo.

Pulp Fiction: peliculón. Yo no he visto nada moderno que me haya desulmbrado tanto desde entonces. Original, divertida y modesta, si bien en lo que destaca es por su complejidad, su relativismo y, sobre todo, su posmodernismo. El cine no ha vuelto a ser igual desde entonces. Mucho mejor en VOSE. Lástima que no haya tenido continuidad.

El Más Allá: quizás la mejor película del maestro Fulci. Tiene todos los defectos y vicios de la explotation y las producciones de poco presupuesto pero no importa porque el talento visual del director y su valiente demostración de que el Mal verdadero lo que hace es destruir la realidad puede con todo. También demuestra que los zombis lentos acojonan más. Uno de los mejores finales de todos los Tiempos.

Fata Morgana: una obra maestra del gafapastismo. Absurda y pedante pero plástica y poética. Una gran película surgida a partir del desnortamiento del hombre tradicional ante la mujer liberada. Fabulosa, llena de grandes frases y siempre desconcertante. Lástima el epílogo.

Nirvana: quizás la más floja de este top. Una peli modesta de CF que ha pasado sin pena ni gloria a pesar de que es lo más parecido que hay a Blade runner y de que anunciaba Matrix. Su gran error fue dar el papel protagonista a C. Lambert, pero tamaño tiro en el pie queda compensado por la mejor ambientación ciberpunk del Cine  y por una gran historia sobre la transcedencia o como el budismo puede salvarnos de la levedad del Pop.
   

23.5.12

Epítome del curso 2010-2011: Cómics

Llega muy tarde pero llega el tradicional top de los mejores cómics que leí en el pasado curso bloguero (de 23/11 a 23/11). Es bastante triste, más corto que nunca, pero más o menos el nivel de los anteriores. Al final entre la crisis, la bajada de ritmo bloguero y relecturas de material mediocre han pasado factura.

Marvel zombies: Hambre insaciable:  un cómic notable aunque va de más a menos. Una notable idea que, como ha quedado bastante desfigurada por la explotation, oculta que su obra fundacional está bien hecha. Sus artífices no tuvieron ningún ánimo crematístico al rellenar unos cuantos episodios mensuales con una historia original y molona y por eso, aunque parece basura comercial, no lo es.

Loki: de lo mejorcito que hay en el blog. Uno de los mejores cómics Marvel de Thor. Una tragedia shakespiriana protagonizada por los dioses nórdicos (no son la versión más o menos canónica marvelita) en la que el Destino, el Ciclo y los prejuicios sociales matan cualquier ánimo transcendente. Espectacular, emocionante e intensa. Lo mejor de este top con mucha diferencia.

Hellboy: La Cazería Salvaje: Hellboy no me gusta porque el neopulp terrorífico no me va nada, pero cuando ojeé este cómic no pude resistirme a leerlo porque parecía bueno. Así es. Es una lectura de Fantasía Heroica clásica muy buena con un ritmo dinámico y una utilización de los clichés épicos del género y de lo artúrico magistral. El resultado es un cómic muy bonito y una lectura muy grata.

Gilgamesh el inmortal: puro 80s. Elevación de los géneros de toda la vida al gafapastismo más manierista. Una historia estructurada en episodios que abarca toda la Historia irregular y diversa con un dibujo blanquinegro agobiante y diferente. Una lectura grata y trágica porque ni la inmortalidad protege contra la desgracia.

16.5.12

Relecturas LXXXII: La saga de la Corona Serpiente, S. Englehart y G. Perez, Panini-Marvel 2012

Para mi Los Vengadores empiezan con Englehart. La etapa de Lee&Kirby es breve y desnortada y tiene un arranque malo, la etapa de Thomas, aunque tan definitoria que ni Bendis ha podido demolerla, es aburrida y mediocre. Así pues, a Englehart es al que le corresponde el haber demostrado que los Vengadores pueden ser divertidos. Lamentablemente La saga de la Corona Serpiente no es su mejor demostración por mucho que salga el Escuadrón Supremo.


En realidad este tomo presenta 2 historias distintas e independientes aunque se inician en el mismo nº. Por un lado está la historia del viaje temporal de Thor y Dragón Lunar al Far West, esto es, al pasado, en busca de Ojo de Halcón y, por el otro, la historia donde un puñado de Vengadores tirando del hilo de Roxxon acaban encontrando la Corona Serpiente. La 1º en su momento debió de estar bien. Bastante original y a muchos lectores le debieron traer recuerdos de infancia cuando mataban el tiempo en sus casas viendo seriales de vaqueros. Pero está historia, que ya era vieja cuando se hizo porque para entonces el Western crepuscular era una realidad, es hoy muy viejuna. El ambiente vaquero no encaja con un Kang imperial y tampoco Englehart acierta darle el tono trágico que su idea tenía. La 2º es mejor porque está menos pasada al ser más típica. No obstante sigue siendo una mediocridad donde la crítica populista a los empresarios ambiciosos y codiciosos (el presidente del EE.UU. de la Otra Tierra es la versión del Rockefeller de la Tierra Marvel, es decir, la nuestra) aún hace más simplista los cómics de superhéroes. Está muy bien leer crítica social y ver como se pegan los Vengadores con la JLA pero todo es demasiado tontorrón y vulgar.

G. Perez no anima el cotarro. A mi este dibujante no me gusta. No me parece malo pero su estilo gris y encorsetado no me va y siempre se pasa de viñetas. Pero no estamos hablando de ese G. Perez, sino de un novato deslumbrado por BWS. Por ello el dibujo de este tomo remite poderosamente al Conan de ese dibujante (hay viñetas homenajeadas y todo), pero G. Perez no trata de imitarlo. Así pues tenemos un dibujo sintético bastante torpe, tosco y naif. Algunas viñetas parecen hechas por un adolescente. Así pues, un estilo muy mediocre, que no avanza en nada lo que será después el ideosincrático de G. Perez, de modo que no levanta un guión ramplón.

La edición de Panini, como siempre, innecesariamente cara por culpa del fetichismo de compradores y editores y, seguramente, también porque pocos compramos clásicos. El precio no es caro, pues son 7 grapas por 13€, pero en realidad sí lo es pues son grapas de 18 páginas, lo usual en la época, de modo que son, redondeando hacia arriba, 6 grapas.

En fin, otro tomo de Los Vengadores  que, por su color y tamaño (aunque con papel inadecuado), permite jubilar nuestras BM. En esta ocasión, la historia que contiene, La saga de la Corona Serpiente, no acompaña porque su guión es mediocre y su dibujo es pobre, naturalmente desde la perspectiva actual.

Vengadores 14

13.5.12

NUDC nº 1: Liga de la Justica, Stormwatch y Aquaman

portada numero uno liga de la justicia

Liga de la Justicia: este supergrupo me gusta mucho pero, como últimamente ha tenido muy mala suerte, Crisis de Identidad le sentó fatal, le había dejado. Así pues, este nuevo nº 1 era la oportunidad perfecta para volver a subirse al tren, pero como los maquinistas son Johns y Lee, 2 mediocres en decadencia, y ha recibido malas críticas (no obstante en el pódium de ventas desde que salió) había pensado esperar al siguiente. Sin embargo lo he leído porque no he podido resistirme y me he llevado una grata sorpresa. Es cierto que en parte motivada porque me esperaba leer basura. Este 1º nº no está mal. Es divertido, dinámico e intriga. Es una mediocridad, como casi todo lo que se publica, pero es suficiente y Lee, para mi el 1º villano del mainstream (sí, por encima de Wertham), no molesta, quizás sea su mejor trabajo. En fin, las malas críticas son exageradas. Es cierto que el episodio es insustancial, pero qué grapa hoy en día no lo es, pero a cambio presenta bien los personajes, tiene acción y es espectacular. Es como dicen que es la peli de Los Vengatas, simple y vulgar pero entretenida y espectacular.


Stormwatch: esta pintaba bien porque era original y tenía un guionista con potencial pero, por lo leído en este tomo, ha resultado ser un bluff. El enfoque de la serie, aunque no es el habitual, no es original y Cornell está flojo y confuso, por otro lado Sepúlveda está muy pobre porque es un torpe demasiado ambicioso. Si los guiones apenas aprovechan la libertad que ofrece la cole, el dibujante redondea el harakiri con un trabajo tosco y vulgar. No he terminado el tomo por falta de interés. Lógico que la pareja autoral no haya aguantado ni un semestre, no han sabido hacer nada con un material fresco y seudoadulto que era una de las grandes apuestas de la editorial.


Aquaman: este es un personaje que me cae simpático por lo que le iba a dar una oportunidad. Si hubiera caído en grapa (tuve esperanzas por la pareja autoral, Johns y Reis) la hubiera pillado ciegamente, como ha sido en tomo primero lo he leído y ... de momento no. No está mal, da lo mínimo pero no es atractivo. Reis está flojete y Johns, que se inspira mucho en un episodio de Moore para La Cosa del Pantano, estira una historia simple, si bien planta semillas interesantes. Lo que agua el resultado final es la preocupación en este tomo de Johns por dejar claro que Aquaman es un superhéroe considerado rídiculo por el gran público. Este superhéroe es un personaje que tiene 7 océanos para generar aventuras y dramas, pero Johns se centra en lo que piensan los terrestres de él cayendo así en el error de casi todos sus predecesores. Aquaman es denostado precisamente porque en la superficie no tiene mucho que hacer, en ella es un secundario más. En fin, el tomo no está mal pero comete el principal pecado, no interesar y, además, el de no rediseñar a su protagonista a pesar de que lo necesita. Su look es demasiado viejo. En fin, de momento parece que esta nueva serie va a ser una nueva oportunidad perdida.

Una pequeña nota final sobre la edición de los tomos. Bastante buenos. Mejores que los de Panini. Se ponen las portadas en su sitio y, aunque el diseño es cutre, la edición es más cómoda. El precio es pelín caro pero esto es DC y se ofrecen más páginas que las normales para 4 episodios. Así, como en los siguientes nº los episodios son de 20 páginas, puede que en los siguientes tomos el precio baje sensiblemente pues tendrán menos páginas.

10.5.12

Relectura LXXXI: La Última Historia de Los Vengadores, P. David y A. Olivetti, forum-Marvel 1996


Hace poco tuve un pequeño debate porque decía que lo peor de Siempre Vengadores es que es endogámica. El tema es que no podía decir eso porque el cómic era así aposta. No estoy de acuerdo. La endogamia nunca es positiva. Ponía como ejemplo este cómic. También es endogámico, no tanto como la obra de Busiek ya que no exige tanto conocimiento del UM,  pues sólo se disfruta plenamente si se conoce bien al supergrupo protagonista, pero no impide que un lector primerizo disfrute con él. Siempre hay que pensar que un cómic puede ser la 1º lectura de alguien y tener en cuenta que al cliente sólo se le debe exigir dinero. En mi opinión esto es uno de los factores que hace que La Última Historia de Los Vengadores sea muy superior a Siempre Vengadores. La carga emocional de la historia para el que desconozca el UM es menor que para el que la conozca, pero la va a poder disfrutar plenamente (y más en una relectura tras haberse puesto de UM).


Lo que hace que esta historia sea, junto la Saga de Korvac, la mejor historia de Los Vengatas es que es una tragedia griega. Ya mencione los parecidos (y hay alguno más) que puede tener los superhéroes con ella si el escritor los enfoca por ahí. Los temas  de La Última Historia de Los Vengadores son el pasado, la familia y el heroísmo, lo relevante de los protagonistas es su sufrimiento, sus debilidades y su valentía y el tono es épico. Por ello no extraña que este cómic sea muy intenso, emocionante y glorioso. Por eso sea seguramente el mejor cómic de P. David. Su guión es magnífico porque su futuro decadente del UM es fantástico y está presentado fluidamente, porque su elección de los pjs es sagaz, porque el tratamiento de estos es magistral (sobresale Ojo de Halcón, temerario, rebelde y carismático como nunca), porque el motor de la historia es sencillo pero potente, porque el desarrollo es brillante, porque la pelea final es épica y cruenta, por ello de las más verosímiles que se han publicado (para mi no hay ninguna mejor), y es 1/3 del cómic, porque es muy acertada la decisión de que la narre en 1º persona el supervillano, Ultrón 59, y porque, por ser una tragedia griega, es un análisis del género tan genial como es La broma asesinaEl problema de los héroes [es que] su única finalidad en la vida es frustrar a los demás. No trazan planes. No idean estrategias. No actúan. Sólo reaccionan... Sin villanos los héroes se estancarían. Sin héroes los villanos dirigirían el mundo. Los héroes cultivan la moral. Los villanos la ética del trabajo... Los villanos se ocultan. Los héroes no. Los villanos traman. Los héroes esperan. Por último, y no por ello menos importante, la tragedia clásica también viene porque es un cómic clásico. Lo cual también es metacómic pues La Última Historia de Los Vengadores se publicó por 1º vez en un momento en que el héroe clásico (el moderno, el de la mal llamada Edad de Plata) era despreciado y se pretendía sustituirle. En ese contexto P. David le levantó este doble homenaje. Por un lado escribió una historia basada en elementos clásicos, por el otro hizo que esta ensalzase a los héroes clásicos en cuanto que son esperanza y ejemplo pues, como los héroes trágicos, sus pasiones, miedos y vicios sólo agigantan su heroísmo. Por ello la moraleja es que nunca se debe permitir que se pierdan. A ti que te haría abandonar Capi? La muerte. Quizás. Dudo que Brubaker haya escrito un diálogo mejor al Capi.

Este aire trágico, es decir, exagerado, sobrehumano, justifica que se encargase el dibujo a Olivetti, sin embargo no fue una buena idea del todo pues este entonces era un novato así que la cosa le vino grande. Olivetti aquí se presenta como una síntesis de Bisley y Sienkiewicz pero mucho más torpe y mucho menos talentoso que sus maestros. Por ello, aunque sus poses retorcidas, sus gestos exagerados y sus cuerpos inhumanos son ideales para la historia, su tosquedad anatómica, su impericia con la perspectiva, su rudeza narrativa y su color de aspecto pastoso no están a la altura de las pasiones y la épica de la historia. Su trabajo no es malo pero, además de un estilo singular y nada pop que evidenciase lo especial de este cómic, se necesitaba más competencia y habilidad tanto dibujando como narrando.

Así, por su excelencia, no extraña que al final esta historia viejuna pero magnífica haya sido reeditada por Panini en MGN, sin duda por la peli. Al dibujo de Olivetti le viene mejor ese formato (en origen el formato de esta historia es el desgracidamente extinto prestigio) y la historia es tan autárquica y buena que es ideal para el no iniciado o el ocasional.

Odio que el lenguaje publicitario contamine el lenguaje cotidiano pero en este caso no puedo evitarlo. Si sólo puedes comprar 2 cómics de superhéroes este año que uno sea La Última Historia de los Vengadores. Si sólo puedes comprar 2 cómics de superhéroes esta década que uno sea La Última Historia de los Vengadores. Si sólo puedes comprar 2 cómics de superhéroes este siglo que uno sea La Última Historia de los Vengadores. El trabajo de P. David es fabuloso. Esta sí que es la historia definitiva sobre el épico enfrentamiento de Los Vengadores con Ultrón.

7.5.12

Critiquita 346: Superman nº 1, G. Morrison y R. Morales, ecc-DC 2012


Superman de Morrison, una de las grandes apuestas de DC, ha salido bastante bien pues, además de tener éxito de público (en el top 10 de ventas desde que salió pese a tener dibujantes malos), lo ha tenido de críticas, si bien ha recibido pitos. Yo le tenía ganas porque, aunque All Star Superman no me pareció tan bueno como muchos dicen, Morrison es el mejor guionista de superhéroes que hay en activo. Así que la oportunidad de que pudiese empezar desde 0 con el El Superhéroe, aunque mediatizado por el pasado y los planes editoriales como siempre, me parecía muy atractiva.

Leído el nº 1 (2 estadounidenses) la cosa al final ha resultado algo floja. No está mal, pero está debajo de mis expectativas y aún más por debajo de All Star Superman (si bien allí está Quitely y aquí Morales, el día y la noche). El cómic es entretenido y rompedor en cuanto que el Superman que vemos no es un boy scout ultrapoderoso, sino un populista abusón que no duda en torturar tan poco poderoso como lo era al principio de los tiempos, cuando ni siquiera nuestros padres habían nacido (por eso la 1º remuneración de esta cole), pero se esperaba algo más de Morrison. Hace un trabajo correcto en el desarrollo de la historia pero vulgar. Sobresalen su excepcional caracterización de L. Luthor, algo esperable pues ya lo hizo en All Star Superman, la cantidad de acción y el no olvidarse de que la irrupción de un ser poderoso, justiciero, independiente y desconocido provocaría miedo en muchos lugares, lo que matiza la hostilidad de la respuesta de unos gobiernos obligados a proteger a sus gobernados.

El cómic sería espectacular por toda la acción que hay si Morales no fuese un dibujante todo voluntad y nada talento y habilidad al que encima auxilia B. Anderson, el de Astro City, un tipo igual de torpe que él. Pero como lo es, el resultado es un cómic con un aspecto tosco donde brillan las carencias del dibujante, lo que impide disfrutar del mismo. Si bien hay que reconocer que el entintamiento deprecia bastante sus lápices. Así, sería necesario cambiarlo o poner a un entintador mejor que, además de respetar, enriquezca los lápices de Morales.

La edición de ecc en la línea de PDA. Es decir, la grapa es mejor que la de Panini. Ha metido sus grapas principales (esta, Batman y la Liga de la Justicia) en los kioskos con cartones y las 2 1º en la FNAC. Un esfuerzo que no tiene mucho sentido si la grapa asume que su comprador es un enterao; por otro lado como los interiores, lo que evidencia que el movimiento de DC no ha sido para atraer lectores nuevos sino a los que se habían marchado (y ha tenido éxito). Teniendo en cuenta el desconocimiento general de DC en España (la gente sabe lo básico de Superman pero no sabe distinguir entre DC y Marvel; me costó hacer comprender a mi novia que Flash y Flash Gordon no son el mismo pj), estas grapas nº 1, es decir, que atraen porque no tienen nada detrás, deberían ser mucho más informativas aunque luego remitan a Internet. Aunque todo este en la web de ecc (que no lo sé) hay que dar algo al comprador. Un artículo de presentación por parte de la editorial porque este nº 1, no el de Flashpoint, es el 1º de ecc, otro que lo contextualice y una visión general de lo que se publica es lo que le falta a los nº 1 de ecc para ser verdaderos nº 1. Editor mode off.

En conclusión, unos nº que, sin hacer mucho, están por encima de la media. No están mal y son dinámicos, pero si tenemos en cuenta que Morrison lo puede hacer mejor y que hay mucha gente mejor e, incluso, más apropiada que Morales, el resultado es un tanto decepcionante. No obstante, la gran novedad aportada por Morrison, el envilecimiento de Superman (abusa y justifica los medios) desenvilece a los villanos (se defienden), da mucho interés a la serie, pues es un motor que puede dar lugar a grandes historias durante las cuales Superman se desenvilecerá y sus enemigos se envilecerán por aquello de Nietzsche y los monstruos.

2.5.12

Critiquita 345: Marvel zombies: Supremo, F. Marraffino y F. Blanco, Panini-Marvel 2012

Soy un gran fan del Escuadrón Supremo gracias a la extraordinaria labor de Gruenwald. Por eso, aunque lo de Marvel Zombies no me atrae porque me parece una burla tanto a los superhéroes (no hay heroísmo) como a los zombis (son conscientes), decidí echar un vistazo a este tomo.  Luego decidí agenciármelo porque lo que vi en él me sorprendió gratamente y es un cómic entretenido no demasiado caro donde sale el Escuadrón Supremo.


Marraffino es un guionista novato que viene del Terror pero que, no obstante, tiene que estar cerca, como mínimo, de la cuarentena tanto por el conocimiento del UM que demuestra en su 1º historia para Marvel, ya que sólo puede deberse a la lectura de cómics antiguos, como por su revindicación del Escuadrón Supremo (...fue heroico en tiempos. Tal vez puedan ofrecernos algo más si los recordamos como héroes) y de ATENCIÓN SPOILER Jack Sota de Corazones (necesito a la Sota de Corazones, un héroe). La historia que nos cuenta Morraffino sigue el esquema de Aliens, de modo que su trabajo es absolutamente vulgar y convencional, lo canónico en el transgénero zombi, pero el tipo no es manco así que consigue darle interés mediante los elementos superheroicos con los que cuenta así como estirar bien la historia y refrescarla con giros.

El dibujante es F. Blanco, un tipo novato que práctica un estilo suelto atractivo y sintético bastante torpe. Algo a lo D. Cooke o D. Olmos. En ese sentido recuerda a Freeman, el dibujante de la minisere de Jack Sota de Corazones de Mantlo, quien parece le influye a partir del momento en que el español debe hacer un resumen de aquella. Blanco es el típico dibujante de planos cortos. Es decir aquel que cuando tiene que dibujar un plano más amplio que el medio se le ven las costuras porque no domina ni la perspectiva y ni la anatomía. Así, aunque su gore es bueno, la acción y los planos abiertos tienen un aire naif que no encaja bien ni con el Terror ni con los superhéroes. Un aspecto que se agudiza en cuanto el mismo se tiene que entintar. Aunque quizás lo hace flojamente por falta de tiempo. No obstante, es un narrador competente y no desatiende los fondos, si bien no les dedica mucho tiempo. Así pues, el resultado es un dibujo tan eficiente como mediocre. Mínimo.

El tomo es un 100%, lo cual quiere decir pelín caro, un aprovechamiento del espacio y un diseño que da sensación de cutreza y que las portadas van al final. Por qué no se abaratan costes? Este cómic es del montón de modo que unas tapas blandas y un papel de compromiso le bastan y sobran ya que no estropearía un aspecto gráfico modesto.

En suma, Supremo es un cómic entretenido que sólo aporta ATENCIÓN SPOILER la resurrección de Jack Sota de Corazones. Para mi algo muy grato porque soy fan suyo pero anecdótico. Es reseñable que Marraffino siga presupuestos clásicos (sin renunciar a lo posmoderno), así, por ejemplo, el Escuadrón Supremo zombi está compuesto por clones, pero no aprovecha, como sus antecesores, la oportunidad de profundizar en el zombi superhéroe marvelita. Así, la lucha entre el hambre antropófaga y el instinto heroico de unos zombis conscientes (por ello son más muertos vivientes que otra cosa) recibe una atención anecdótica. En definitiva, Supremo, a pesar del gore y de sus dosis posmodernas de cinismo, la presentación del supergrupo de Kansas, Los Cosechadores, más ridículo que los Vengadores de los Grandes Lagos pues sus miembros son casi todos ellos absurdos,  es un cómic clásico.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog