24.1.12

Cómic en las estanterías now IV

Continuando ...

4F DE LEE&KIRBY: Lo que había antes de que Panini decidiese sacarlo en tochal eran BM o la versión de EL MUNDO de BM. Son grandes cómics por eso siguen funcionando 50 años a pesar de estar escritos para un público muy diferente a nosotros. Imaginación y genio desbordante y casi desbocado en unas historias más próximas a la CF pop que a los superhéroes. Lo malo es que es un tochal, grande, pesado y caro, pero en este caso hay que tener en cuenta que en nuestro mercado nº clásicos no pueden salir de otra forma si los queremos a su tamaño y en color. Este tomo es más o menos la parte central de una de las etapas donde se forjó tanto el mainstream actual como el UM. No es necesario lo anterior pero deja con ganas de más. Así que proceder con cuidado.

ASTRO CITY: Ahora, gracias a Norma 2/3 de esta singular serie con aroma clásico vuelven a estar disponibles. El 1/3 restante también pero nunca se había editado en España. La serie es muy irregular pero tiene cosas brillantes y siempre es entretenida, lo malo es que está mal dibujada y que Busiek demasiadas veces se le va la mano con el costumbrismo y demasiadas veces pone como protagonista a un personaje vulgar/sin poderes. 

DINASTÍA DE M: el megacrossover que inauguró esta larga etapa en el UM que estamos teniendo la desgracia de vivir y que parece que está muriéndose. Esta historia es puro Bendis, no encaja con lo anterior, es tonta, superficial y está mal desarrollada, y al final ha dado bastante igual al iniciar la epidemia de crossoveritis aguda más virulenta de la Historia, tanto que el lector de superhéroes está en peligro de extinción, pero es el único de los últimos megacrossover que ha dejado una herencia que ha dado años de historias (por ejemplo ahora se está publicando la solución al autoexilio de la Bruja Escarlata). No creo que este cómic mediocre sea El Culpable pero hay que reconocer los continuos cambios más que cómics mal hechos, aunque este tiene el mejor trabajo que Coipel ha hecho en Marvel, son veneno para el aficionado, el que sigue la cosa porque hay continuidad. En cuanto se la quitan o cambian... Ahora está en tomo pero las grapas aún se pueden conseguir.

HALO JONES: una obra de un primerizo Moore. Es interesante y rompedora pero no pasa de mediocre. Va de menos a más pero el perfil bajo voluntariamente escogido por el guionista y un dibujo en B&N eficiente pero poco atractivo acaban haciendo que el cómic no despegue.

LA COSA DEL PANTANO: lo de Moore. Una gran obra que supuso el preludio del compromiso entre el autor y el mainstream que ha ampliado los compradores y las historias pero ni ha renovado a los superhéroes ni los ha sustituido. Pero sobre todo este cómic es una lección de como hacer personal a un personaje mainstream además de ser una prueba de lo que hemos cambiado. Antes eras viable si ofrecías calidad e imaginación, hoy sólo si vendes. Resultado, el mainstream está a punto de ser inviable por endogamia. A mi, esta etapa, en su conjunto, no me parece tan buena como se dice pero tiene momentos brillantes y el principio es insuperable. 

17.1.12

Neonomicon, Lovecraft, Moore y el sexo

Este cómic ya lo había leído pero no os lo comenté porque, aunque me gustó, es mediocre. Sin embargo lo habría comprado de no haberse subido Panini a la parra con un producto fetichista. Pero como soy uno de los últimos románticos en esto del regalo, yo nunca digo que quiero, ni siquiera lo insinúo, la orgía navideña me lo ha traído. Os lo comento ahora porque Neonomicon, como no da mucho que hablar, me permite hacer un post breve.


Este cómic no engaña. Lo ves y salta a la vista que es algo mediocre. No solo la lujosa edición de Panini delata a la mona, sino también un dibujo malo y una introducción en que dice que este cómic existe porque en 2009 Moore tuvo problemas con Hacienda (La Pantoja y él en el mismo barco! Qué pasa con esta gente?). Así pues, no has llegado ni a la 1º viñeta y ya sabes que te vas a leer un cómic de compromiso. Sin embargo Moore es un tipo generoso así que, aunque ofrece una obra muy menor, ha puesto en ella algo de genio (más mala leche que talento). 

Neonomicon son 2 historias conectadas contadas en 6 cómics. La 1º, The Courtyard (El Patio), la mejor del tomo con un final espléndido y protagonizada por una especie de alter ego del Lovecrfat imaginado por Moore, es un díptico del 2003 a cargo de A. Johnston y J. Burrows, ya publicada aquí en B&N, de modo que ha sido coloreada por codicia, que adapta un relato de los mitos de Cthulhu escrito por Moore en 1994. Para que la cosa no sea sangrante se nos asegura que este asesoró a sus autores, JA! pero la adaptación tiene pinta de ser muy fiel.  La 2º, Neonomicon, es una miniserie de 4 de reciente publicación nacida de un problema fiscal a cargo de Moore y J. Burrows.  

A pesar de eso este cómic no está mal. No lo está porque las historias están dentro de la obra de Moore ya que tocan temas que a este gran autor siempre le han interesado y pertenece a un género bastante tratado por él. Así pues no dejan de ser una obra personal. El tema principal del Neonomicon es el sexo, en eso se nota que la 1º historia es de 1994 y la 2º del Moore actual, de modo que sigue la estela de La Liga de los Hombres Extraordinarios y de Lost Girls. Si bien estos son una revindicación tanto del sexo como de la mujer, este cómic es una hiriente ironía sobre la beatería hipócrita de nuestra sociedad protagonizada por una fémina. En ese sentido Neonomicon confirma que el Moore actual se ha convertido en un cascarrabias frustrado porque el calamar no ha cambiado la sociedad. No sólo hemos seguido la senda de Thatcher y Reagan contra la que él protestó sino que encima nos hemos caído, por ello, en un pozo bien profundo. Así pues lo que complace a Moore ahora no es disfrutar con su genio y dejarnos a nosotros húmedos, sino en darle a una sociedad que sigue tan estúpida como siempre. Fíjte en nuestra especie. Somos alimañas prácticamente. Por eso estos 2 relatos enmarcados en los mitos de Cthulhu tienen como misión denunciar que en su invención participó un inconsciente severamente reprimido. Moore pone de relieve toda la simbología sexual que hay debajo de los textos de Lovecraft, un tipo al que el sexo le daba miedo (como otros genios de su época como Kafka o Dalí). El inconsciente tenía que sublimar esa represión de alguna forma así que salieron cópulas innombrables y monstruos tentaculares. Pero Moore lo hace sin traicionar la esencia de los mitos de Cthulhu, a pesar de que el 1º apaleado en este cómic es Lovecraft,  así  que estas historias son mejores que las que han escrito muchos continuadores de aquel, no sólo porque su autor es un brillante narrador incluso con el piloto automático, sino también porque no se quedan en la anécdota. No son historias de Terror vulgares y tópicas que siguen una fórmula sino que desarrollan toda la locura de los mitos de Cthulhu basada en el terror que a Lovecraft producían la Historia, la Relatividad y el Inconsciente, estos 2 últimos 2 de los 3 grandes descubrimientos del siglo XX presentados en sociedad en vida de aquel, porque derrumbaron el mundo arcaico y provinciano en que fue criado que le proporcionaba su identidad (un protestante estadounidense anglosajón de rancio abolengo). Así pues en Neonomicon el Terror no es básico, un monstruo que quiere comer a los protas, sino que viene por la sospecha de que más allá de nuestros sentidos, en el borde de nuestro campo visual, hay cosas que, de percibirlas, nos enloquecerían. Algo que en cierto modo casa con las creencias de Moore. Creo que esto es lo que hace que su acercamiento a los mitos de Cthulhu sea uno de los más acertados que se han hecho.

El trabajo de Burrows es malo. En la 1º historia su trabajo es tosco y su narrativa simple pues narra visualmente toda la historia con 2 viñetas rectangulares y verticales por página. Esto proporciona cierto ritmo a la historia pero tan machacón que acaba aburriendo. En la siguiente lo hace mejor. Su dibujo realista y sencillo es más competente pero es impersonal, rígido y vulgar. Como a los mandos está Moore su narrativa se sofistica pero sigue siendo limitada. Se ve que el inglés no quería ponerle en aprietos. Ahora su narrativa son 4 viñetas rectangulares y horizontales por página que dan ritmo a la cosa pero no acaban aburriendo porque de vez en cuando la fórmula se altera disminuyendo el nº de viñetas por página. El resultado es un cómic monótono ya que, además, la historia se nos narra desde pocos puntos de vista por lo que a la poca variedad en la composición de página hay que añadir la poca variedad en la composición de viñetas, las cuales son tan sencillas que su legibilidad no compensa su falta de atractivo. Así pues son el interesante relato, que actualiza sin pervertir los mitos de Cthulhu, y el sello personal de Moore lo que salvan a este cómic.

La edición de Panini es un despropósito. Le pone al tomo unas tapas bien duras y un papel grueso que no casan de ningún modo con el torpe trabajo de Burrows y la labor funcionarial de Moore. Es algo así como vender agua del grifo en una botella de Perrier a precio de agua de Perrier. Esta obra exigía una edición de batalla. Sus 18€ son una sobrada que esquilma a todos esos regaladores bien intencionados.

En fin, Neonomicon son 2 buenas historias cargadas de sexo extremo (orgías, sadismo y bestialismo) de los mitos de Cthulhu que, además, ayudan a comprender el complejo mundo simbólico creado por Lovecraft. Sólo se echa de menos un Moore más implicado, pero normal que esté tan desmotivado con esto del cómic, y un dibujante de cómics de verdad, no un aficionado bien intencionado y con suerte. Si el peaje no fuese desorbitado sería un cómic redondo.

9.1.12

Cómics en las estanterías now III

Continuando ...

ESCUADRÓN SUPREMO: la auténtica Edad de Oro del cómic de superhéroes comienza exactamente aquí. Unos pocos meses antes de Watchmen, Gruenwald, SIN romper las reglas del género, creó una tragedia griega sobre el poder y el heroísmo. Una obra que sería maestra de no haber contado con una apartado visual muy mediocre. Es un cómic complejo y adulto que aprovecha la libertad que otorga un grupo superheroico y un mundo periférico para, precisamente, confirmar las reglas del género demostrando con ello que el mainstream da pa todo, que no hace falta desvirtuarlo o reformarlo para contar tanto buenas como adultas historias si uno se lo toma en serio. En ese sentido Morrison es el continuador de Gruenwald. Yo, desesperado de que Panini no lo sacaba, acabé teniendo la suerte de encontrar la edición en grapa de forum impoluta. Ahora lo que hay disponible es un Marvel Gold que, por desgracia, pasó desapercibido así que imagino que habrá paladas de este tomo aún esperando dueño.

ETERNOS: de grapa cara a tomo Marvel Deluxe. Un Gaiman menor que demuestra que cuando hay talento no hace falta esforzarse mucho para hacer algo decente y diferente. Una historia un tanto tópica pero bien narrada y que abre nuevas puertas. Si bien, aunque han sido traspasadas,  Marvel no ha colonizado el nuevo terreno que le han descubierto por falta de inversores. Un cómic modesto que vuelve a demostrar que los personajes de Kirby son atemporales debido a su capacidad para reformarse sin dejar de ser fieles a sí mismos.

SUPERMAN ROJO: de un tomo saldado de Norma a un tomo de PDA. Un cómic de Millar que parte de una brillante premisa, el cohete que trae a Kar-El a la Tierra cae en la URSS, pero que se desarrolla sin ninguna ambición. Así, es simplemente una aventura entretenida porque el guionista siempre tira por el camino fácil. Mira que podía haber hablado de política, valores, libertad, economía, etc. Ejemplo de ello es que el Superman soviético apenas cambia la Historia del UDC.  

EDAD DE BRONCE: Azake ha reeditado los 1º tomos de esta serie, tan ambiciosa que lo más probable es que acabe inconclusa, en un gordo volumen. Este cómic es la mejor traslación visual que existe de la Materia de Troya a pesar de que apuesta por el historicismo pervirtiendo así el sentido mítico del material original. Sin los dioses todo lo relacionado con la Guerra de Troya queda cojo porque estos están íntimamente ligados a los acontecimientos ya que para los griegos arcaicos eran el origen de todo acto humano. A pesar de este error es un cómic espectacular y emocionante que no adapta sino que cuenta de otra forma una de las 4 historias que han conformado nuestra cultura.

POWERS: Bendis y Oeming son muy torpes pero han creado un cómic que tiene algo gracias a la libertad y a su ambición. Los superhéroes son aquí vistos de forma adulta y descreída de tal modo que los auténticos héroes son los humanos normales. Es una seria irregular deficientemente resuelta pero entretiene y es fresca. Los 1º nº editados por PDA eran prácticamente incontrables pero ahora Panini los está reeditando. Lo malo es que hacerse con la cole entera es un pastón, pues cada tomo (que deben ser más de 10) no baja de 20€, pero eso tiene la ventaja de que van a estar mucho tiempo en las tiendas.
...

4.1.12

El caladero de Millar y Bendis: Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino, J. Shooter et al., Marvel-Panini 2011,

La mejor etapa de los Vengadores, tanto pre como posDesunidos, es la de J. Shooter, considerando sus dos estancias como una etapa. Por eso no extraña que sus cómics de los Vengatas sean la fuente de los Vengatas del siglo XXI. Esto no  sólo es así porque fueron las lecturas juveniles de los actuales guionistas sino también porque sus historias son buenas y audaces y fueron un momento decisivo en la evolución de ese grupo superheroico marvelita. Estos factores son los que hacen que a pesar de que el estilo de esta etapa es muy de su época (finales de los 70) sea una lectura que prácticamente solo ha envejecido en su aspecto gráfico. Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es un gran ejemplo de esto.

J. Shooter (que en este tomo recurre a J. M. DeMatteis para que le haga de negro) es un tipo muy especial, no podía ser de otra forma para quien es uno de los guionistas más precoces que ha tenido el mainstream (si bien era una época en que se daba oportunidades a la chavalería). Es un hombre temperamental, recio, ambicioso, ferviente creyente en los valores estadounidenses, lo cual quiere decir que es individualista, competitivo y trabajador, y con bastante talento (más como argumentista que como narrador) pero antipático, soberbio y demasiado obseso del control. Por eso no se llevó bien con aquellos que no se plegaron a unas ideas que él consideraba buenas por ser suyas como el gran Mantlo, quien tenía un carácter diferente, amable y social, y creía tanto en su propio trabajo como Shooter en el suyo. Esto es ególatra pero hay que concederle que tenía una base razonable para ser así, su pasado exitoso. En fin, que los Vengatas de Shooter son buenos y singulares porque son producto de un tipo especial con querencia por la CF y la moralidad. De ahí que Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino sea notable aunque es bastante irregular.


La 1º historia, Hombres de letal orgullo, es una aberrante cuento de hadas totalmente fuera del scope si bien en aquella época ese tipo de historias no resultaba tan chocante. El argumento es bastante delirante pero es uno de los cómics Marvel más importantes ya que es el principio de la denostación de Hank Pym. Posiblemente el 1º superhéroe en caer por méritos propios. El asunto está un poco forzado (si bien Pym es un superhéroe muy ambigüo, demasiadas identidades y su capacidad para crear amenazas le acerca a la supervillanía), pero hay que apreciar que Shooter nos ofrezca algo diferente, un superhéroe de toda la vida y popular se convierte en un tipo mezquino y ruin, así como que acelerase la vindicación de la mujer moderna en un universo de ficción conservador y masculino como es el marvelita. La 2º historia, Consejo de guerra, desarrolla las consecuencias de la anterior adoleciendo de infantilismo (el plan de Pym para salvarse es digno de un niño) que, sin embargo, no resulta molesto debido a la originalidad de la histórica historia. Después de este cómic los Vengatas se convirtieron en algo diferente (por eso tenía muchas ganas de leerla tras décadas leyendo referencias a este momentazo). Esta historia fue casi más copiada que homenajeada por Millar en sus Ultimates incluso en su aspecto gráfico ya que la viñeta en que Pym "aplasta" a la Avispa de este tomo fue casi calcada por Hitch. La siguiente historia es la peor del tomo, si las anteriores son flojas esta es mala. Los Vengatas se enfrentan al Motorista Fantasma en una historia infantil, en aquella época el público mayoritario, por su simpleza donde Shooter hace un canto al individualismo según el ideal yanki, si uno no consigue lo que quiere no puede culpar al empedrado ni deprimirse ni reclamar ayuda al Estado (denominado gran hermano en este tomo) sino seguir intentándolo (típica moral del ganador que no se da cuenta de que a veces se pierde porque el mundo es injusto y típica moral calvinista pues esta concibe el mundo como un lugar justo por obra divina de modo que siempre los "buenos" van a triunfar). Hay que ser duro, tenaz y esforzado como los superhéroes que siempre están luchando y nunca se acobardan o se rinden. La siguiente historia es un díptico en donde Shooter trae de vuelta al Hombre Molécula para darle su forma definitiva. Todas las formas de poder y Vengar a los Vengadores son 2 de los mejores cómics tanto de Marvel como de los Vengatas. Normal que Bendis calcase este díptico en sus Vengadores Oscuros. No lo sabía hasta que leí este tomo. Debí sospechar que lo mejor que he leído de Bendis en Marvel es una historia que no es suya. Igual que en los VO la ayudante de Osborn resuelve la papeleta, aquí es Tigra quien la resuelve. El "feminismo" de Bendis nace del de Shooter. Por otro lado aquí se ve el antagonismo subyacente entre el Capi y Iron Man. El 2º aboga por ajusticiar al HM y el 1º defiende su derecho a un juicio (a pesar que nada puede detener al HM), Tormenta Galáctica y Civil War están aquí. Es una brillante historia donde el conflicto en vez de resolverse a hostias se resuelve con la palabra y se revindica a los superhéroes pues nos muestra que su heorísmo no es por sus superpoderes sino por su carácter ya que a pesar de haber perdido sus poderes no abandonan su lucha contra un supervillano divino (mucho antes de que se le ocurriese a Ellis). Todo ello revindicando el toque femenino en la resolución de conflictos (el diálogo en vez de la pelea) y dando una visión positiva del poder (El poder rara vez corrompe. Sólo amplifica lo que ya está ahí sea bueno y noble o malo y mezquino) pero es que Shooter fue jefe. En fin, una historia original, sobresaliente, adulta y con mensaje. El carrusel sigue con Traición, donde se da una vuelta de tuerca más a la caída de Pym paralela a la afirmación de la Avispa. Seguimos con Renacido (una y otra y otra vez). Una historia alucinante, un auténtico blow of mind, que ejemplifica porque los superhéroes de aquella época vendían tanto, en ellos te podían encontrar todo tipo de cosas y además impactantes. Comienza con una portada acojonante, un crío se apunta la cabeza con un revólver en presencia de los Vengatas, cómo no comprar eso? Una historia fantástica en todos los sentidos donde el antagonista es un niño que no puede morir. De nuevo un conflicto moral con aire tristón y existencialista (no en vano la escribe DeMatteis) donde Bendis sacó su querencia por las cosas que caen del cielo y las energías que vienen del Espacio. El único pero es que se resuelve de forma bastante convencional. El tomo finaliza con un díptico normalito. Por derecho divino y Guerra contra los dioses se basa en el carácter ambivalente de Dragón Lunar, una especie de Sinestro. Un superhéroe con tendencias tiránicas. Una aventura especial con, de nuevo, conflicto moral, una tiranía que produzca paz y bienestar es aceptable? Una historia entretenida, aunque previsible, e importante pues se produce en él un hecho importante para el UM cósmico.


Tras este repaso es inevitable hablar un poco del aspecto gráfico de Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino. Este es, inevitablemente, clásico. Es decir, tosco y funcional, así es el dibujo de A. Kuperberg, B. Hall (el dibujante de casi todo el cómic) y D. Perlin y el coloreado, de modo que las historias tienen un aspecto rudo y hosco. Así, sólo ofrece solaz a los ojos A. Weiss. Un dibujante que al ser decente en anatomía (mejor en la femenina que en la masculina) y muy bueno con los rostros da un resultado más elaborado, atractivo y singular de modo que también contribuye a que la historia del HM sea especial.

La edición de Panini es un Marvel Gold. Un formato decente pero discutible por su opción por las solapas y la elección de papel grueso y brillo. A destacar que se toma la molestia de intercalar las portadas originales, nada de ilustraciones, en el sitio adecuado. Algo que debe ser titánico habida cuenta de lo raro que es.

Concluyendo... Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es un gran y gordo tomo marcado a fuego por Shooter. Un tomo tanto histórico como especial. Histórico por el hito que es tanto para Pym y Van Dyne como para los Vengatas así como porque pone velocidad de crucero al "feminismo" introducido en Marvel en los 70. Un femenismo no exento de machismo, las mujeres siguen siendo bellas y tradicionalmente femeninas. Quien se retira de los Vengatas es Tigra porque no siente que está a la altura del Capi, Thor y Iron Man y la Avispa, a pesar de emanciparse de Pym y afirmarse hasta lograr ser la líder de los Vengatas (la minimujer guiando a hombres fuertes y poderosos), sigue siendo una mujer obsesionada por las compras, el aspecto y la moda. Especial por su protoposmodernismo. Con Shooter no hay Blanco y Negro, por ejemplo los enemigos de la primera historia no son supervillanos y las decisiones heroicas son discutibles (Estamos haciendo lo correcto ¿verdad?), porque las historias son adultas, hay muertes y los buenos no son de una pieza pues pueden ser maltratadores y mezquinos. Por tanto Los Poderosos Vengadores: Por derecho divino es una opción de compra muy interesante tanto por su calidad como su carácter histórico.

Vengadores 29
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog