23.7.11

Critiquita 323: Astro City: La Edad Oscura, K. Busiek, B. Anderson y A. Ross, Norma 2011

Norma acaba de sacar lo que restaba por salir en nuestro país de Astro City. Ha pasado mucho tiempo (6 años) pero la cole sigue igual. Sus autores ofrecen la misma calidad y la serie transcurre por los mismos derroteros y a la misma velocidad. Es un pedacito del siglo XX en los inicios del siglo XXI.


"Astro City: La Edad Oscura" me ha decepcionado. Empieza bien. El 1º tomo esta muy conseguido y parece que va a romper pero por desgracia el 2º tomo vuelve todo convencional y buenista así que de poder ser la mejor saga de AC, al final queda como otra buena mediocridad de la cole. Esta claro que Busiek no es un buen guionista para historias largas. Su gordura lo delata. Es una pena porque sus intenciones y ambiciones eran muy buen material de partida. Busiek intenta hacer algo grande y, además, una certera reflexión sociológica sobre el reciente pasado traumático de su país que fue su juventud, pero al final un mar de convencionalidad y buenismo Midwest lo anega todo impidiendo a esta historia volar. Algo lógico, pues al centrarse en la prosaica y pedestre historia de venganza de 2 humanos el relato no puede más que trascurrir a ras del suelo. Para mi algo frustrante porque los supers que se curran el trío autoral son en general muy interesantes y potentes así que el empeño de Busiek por centrase en el hombre de la calle lo único que hace es desaprovechar todo ese potencial. También eso le frena en aquello que en esta historia hace tan bien, mirar entre las bambalinas del género superheroico. Me parece genial su visión de esos grupos terroristas internacionales típicos del mainstream clásico. En fin, creo que la visión provinciana de Busiek lastra a una serie que podía estar mejor aunque, con todo, él ha hecho que AC sea una de las series superheroicas más interesante de todos los tiempos.
Por su parte B. Anderson sigue igual de tosco y burdo a pesar de que con los años ha mejorado. Su dibujo es malo a pesar de que es capaz de dibujar cualquier cosa. Tiene un pase porque trabaja, se entinta bien y es un narrador clásico bastante competente. Pero eso no le convierte en el mejor acompañamiento para Busiek ya que este, al ser sus guiones pelín rancios, necesita alguien con un estilo más vitalista y alegre. Otro problema que le veo a Anderson es que es demasiado torpe para dibujar los magníficos diseños de A. Ross. Este diseña para sí mismo, por eso sus superhéroes no quedan realmente bien si no los dibuja alguien con un estilo afín y Anderson es demasiado torpe y se autoentinta sucio. Así, los diseños de Ross no brillan todo lo que podrían.  Por tanto, para mi, Anderson es un problema pero reconozco que no impide seguir la serie.


Lo que más me ha gustado de estos 2 tomos es cómo son los superhéroes en la época de la penúltima crisis estadounidense (Busiek la encorseta entre 1972 y 1984 pero en realidad comienza en 1967) porque son iguales a los superhéroes de los 90 y a los actuales. Tipos violentos, torturados, amorales, justicieros, temidos y egoístas. Me hace gracia porque Busiek explica a través de los 2 protas el cambio de unos superhéroes blancos e idealistas a otros duros y cínicos con los mismos estilemas que reinaron en los 90 así como lo hacen ahora. Las peleas de superhéroes dejan muertos, los superhéroes son más brutales, los superhéroes pierden de vista que están para ayudar a los humanos sin poderes, etc. Así, La Edad Oscura salda una deuda pendiente del mainstream con aquella época, pues entonces, salvo excepciones como el Green Lantern&Green Arrow de O´Neil y Adams o el Capi de Englehart, este seguía siendo escapista y positivo manteniéndose así alejado de la mayoría de los problemas sociales de su época (Vietnam, drogas, racismo, crisis económica...). De este modo los 90 quedan como algo que debía pasar, aunque como llegaron tarde fueron una simple moda de la que se abomina ahora, y por eso han vuelto. No puede ser de otra forma pues desde el 2001 EE.UU. esta inmerso en otra crisis o en una serie de crisis concatenadas (11S, Irak, crisis económica).
La edición de Norma es buena y barata. Lo acostumbrado en esta editorial cuando decide que esta editando algo de calidad y con buena expectativa de venta. Pero como yo no soy fetichista a mi no me gusta. El mediocre trabajo de los autores no merece ni camisa, ni tapa dura, ni buen papel, ni casi extras. Yo hubiera apreciado más ahorrarme unos eurillos comprando una edición más modesta y más acorde tanto con la calidad de sus páginas como con la vocación pop que tienen.
Así pues, "Astro City: La Edad Oscura" no es una mala lectura. Es clásica, singular e interesante pero no emociona ni alegra la vista. Yo la he pillado por inercia más que nada. Aunque admito que tiene más relecturas que muchas de las historias de superhéroes que se estan editando ahora. Así pues estos 2 tomos son para seguidores de la serie o para la generación forum. Creo que esta obra dejará frío al resto del público, incluso a aquellos que no les eche para atrás Anderson. Con todo he de dejar claro que estos 2 tomos son totalmente autosuficientes, como la mayoría de los anteriores. No es necesario ni haber leído ni tener lo anterior.

20.7.11

POST 666: Una de breves: Superman nº 50

Yo era como la gran mayoría. Pensaba que los cómics de Superman no eran interesantes debido a su enorme poder y que eran malos debido a su americanismo. Con el tiempo, leyendo alguno que otro, me di cuenta de que no era así. Que Superman tenía potencial debido a su faceta cósmica y no era más patriótico que las demás coles de superhéroes. En ese sentido es un poco como el Thor marvelita. Tiene una faceta cósmica (la de Thor más mítica y la Superman más de CF)  y otra humana sobre la que va oscilando. Como con Thor, me sobra esta última. Todo lo de Lois Lane y Clark Kent me parece absurdo. En un principio tenía su sentido pero ahora que el público es diferente (por ejemplo más friki) ya no son necesarios los alter egos humanos (abnegados e íntegros) para engancharnos a la cole. Superman hoy ni es un ser humano ni los valores del Midwest los mejores por tanto resulta ridículo todo lo de Clark Kent. Primero CK le impide ser un superhéroe a tiempo completo (la auténtica vocación de Kal El tal y como se le viene escribiendo desde Byrne al menos) y segundo su matrimonio con LL (algo heredado del pasado e inapropiado para la sociedad posmatrimonial en que vivimos, para pruebas Spiderman) no le hace ni le va a hacer más humano. Por tanto, en mi opinión, CK (como Donald Blake) hace tiempo que debería haber desaparecido. KE debería haberse dado cuenta de que nunca será humano y que el Universo no sólo es la Tierra de modo que debería haber "matado" a CK y ser un ser completo, íntegro, cuerdo, sin dobles personalidades. Creo que el enfoque adecuado para Superman es el apuntado por Morrison en ASS, el de un ser divino, el del dios solar o sol invictus posmoderno. Si es necesario tensión sexual porque eso vende o porque el guionista de turno es incapaz de dar con otras historias pues hay todo un universo para elegir compañías más armoniosas con Superman. Lo que digo no es descabellado ya que DC para su NUDC ha tomado la decisión de acabar con el matrimonio Kent (según Didio siguiendo la sugerencia de la mayoría de los guionistas). Y es que en el fondo los cuentos terminan con el matrimonio, no siguen después de él. Pocos héroes siguen siendo héroes después de casados. Heracles (que se casó 3 veces y tuvo muchas amantes) y seguramente ya. Esperemos que el conservadurismo no se imponga. Hoy el mainstream es diferente por lo que copiar la tradición o buscar reeditar los éxitos pasados no lleva a ningún sitio.

En fin, que se me ha ido la olla. Retomo. Cuando PDA se hizo con DC deseaba hacerme con la cole regular de Superman. No lo hice al principio porque en aquella época era tal la avalancha de novedades mensuales que no daba a basto. Luego no pudo ser porque Busiek y Johns son guionistas que me aburren como escritores regulares. Así que no pude subirme al carro hasta el nº 35 del presente volumen y en él he seguido hasta el nº 50. Un "hito" por el que veo bien que PDA saque pecho ya que es innegable que su esfuerzo le ha costado. La bigrapa de Superman subió este año 50 céntimos mientras que la de Batman no. La lectura es clara. Superman vende poco pero le salva el que PDA tenga como objetivo estratégico que haya grapa de Superman contra viento y marea. De ahí que nada de renumeraciones (pobre PDA las pocas decisiones acertadas que toma con DC se las torpedea la propia DC) y se apechuge con las, presumibles, bajas ventas.
De estos 15 nº no me arrepiento. Algunos meses fue la grapa que más esperaba. Aunque parte de las satisfacciones que me ha dado han sido porque no tengo otras etapas con las que comparar y porque aún soy lo suficientemente ingenuo como para haber creído que esto del Nuevo Kripton iba a ser duradero. La cole en este tramo (35, 50) ha estado pésimamente dibujada. Lo que seguro que ha sido un impedimento en España para que la gente la siga ya que Superman no tiene una gran masa crítica en este país (yo llevo coleccionando superhéroes toda la vida y no ha sido hasta ahora que me he puesto a seguirla) comparable a la que tiene Spiderman, los mutis o Batman. Pero Robinson es un sólido y competente guionista que sabe contar historias y marcar los tiempos así que he disfrutado con una etapa bastante desaprovechada y mediocre. Un punto que yo destaco de su labor es que gracias a su competencia a pesar de no haber leído los nº que inician esto de NK no me ha sido difícil entender lo que estaba pasando o comprender las motivaciones de los pjs. Algo que quizás editorialmente no este bien ya que no me empuja a hacerme con lo anterior. De todos modos lo habría hecho si la historia hubiera sido realmente buena. Hay esta el límite de la buena labor de Robinson. Un guionista, por otro lado, dado su carácter y sus intereses no muy apropiado para Superman.
Lo lamentable de esta historia es que el "histórico" nº 50 es muy malo. Me ha dolido pagar 7€ por una casi pentagrapa tan mala. El final de NV ha sido anticlimático por lo decepcionante que ha sido. No sólo es el desánimo de ver que todo vuelve a su cauce (se ve que eso ya no vale). De descubrir que los cambios son meros movimientos publicitarios sino también que es un final de lo más mediocre (aunque con un dibujo por encima de la media de la cole) al estar narrado sin emoción y ser de lo más convencional. El epílogo de NV es una chorradita para completar como evidencia que su media sean 3 viñetas por página. Robinson no tenía mucho que contar. El resto del nº 50 es un especial de historias cortas de Superman. Todas muy flojas y sin interés. Así pues el nº 50 seguramente sea el peor de toda la cole.
Y ahora qué? Tal vez os estéis preguntando. Pues la dejo. Me gustaría seguir pero es que viene Straczinsky el señor de las espantadas. Me dejó colgado con "Supreme Power" y con "Thor" así que paso de que me lo haga por 3º vez (esto es lo malo de ir después de la edición original). Además, en ese especial que acabo de mencionar aparece el prólogo de su etapa abortada la cual recoge ideas, que Stra no pudo utilizar en Thor, que van por la senda humana. La cual no me interesa como les he comentado en el primer párrafo de este post. Precisamente lo que no quiero encontrar en el mainstream es el costumbrismo y los problemas cotidianos. Yo sigo a los superhéroes porque son gente anormal, no quiero que se muevan por donde yo me muevo o que tengan los problemas que yo tengo. Además, que el enfoque de Stra es demasiado americano y eso va en contra de la vocación universal del personaje (que quizás se la haga desaparecer visto lo visto). Así que mi incursión en Superman se termina aquí. Espero volver para el nº 58, es decir, espero que siga habiendo grapa para cuando lo de Stra termine, porque me temo que mucha gente se va a bajar conmigo y muy pocos se van a subir.

14.7.11

El top 10 de cómics del primer lustro de El critiKrator

Entre unas cosas y otras se me pasó hacer este post. De hecho creí que ya lo había escrito. En fin, la selección se ha hecho a partir de la selección de los tops de cada año. Así pues no ha sido del todo ecuánime pues ha habido años mejores que otros y por tanto algunos cómics no pasaron el corte en su año pero sí lo habrían hecho en otro. Pero bueno, aquí no se esta decidiendo el destino de nadie.
La mayoría de lo elegido son lógicamente superhéroes. Es lo que más leo pero sobre todo es el grueso de comiteca. Me hubiera gustado un mayor eclecticismo en la selección porque no me siento reflejado en el top pero es que este lustro ha sido así. Es decir, el europeo ha casi desaparecido, principalmente el de género que es el que a mi me interesa, el manga se ha concentrado en los adolescentes y ha dejado de lado muchos géneros y Vertigo ha entrado en coma sin que nos diésemos cuenta. Así pues, aunque a mi me gustaría leer más de cosas que no sean mainstream entre políticas editoriales, el mercado español y precios de momento no puede ser. Otro dato llamativo de este top es que soy un rancio. No hay nada posterior al 2000 aunque el grueso de las obras son de la década de los 80 y 90. Por otro lado, casi todas estan o estarán disponibles en las tiendas. Así que mi top parece bastante acertado.

Los 4F de Lee&Kirby: sólo he leído de esta etapa precisamente el material que se va a reeditar en color (bien si no se ha modernizado) y en un tocho (mal pero es lo que le toca a una obra que tiene casi medio siglo) inminentemente. Y bueno qué decir si esta en el top. Unos cómics excelentes que no han envejecido nada por su dinamismo, originalidad e imaginación. Unos cómics chisporroteantes y alucinantes tan potentes que son el cimiento del Universo Marvel. Unos cómics clásicos y legendarios.

Alita-Motorball: Alita fue uno de los primeros mangas que se publicaron en España. De su calidad habla el que aún se esta publicando. Esta saga, perteneciente a la primera mitad, me parece grandiosa. La historia es convencional pero esta muy bien contada así que lo que le hace magistral es el fabuloso dibujo de Kishiro ya que consigue trasladar al papel la violencia, la velocidad, el hierro y la ambición.

JLA: Tierra 2: es la obra más reciente de este top. De todos los trabajos superheroicos de Morrison este es el que más me gusta. Es sencillo, original y elegante de modo que se combina perfectamente con un Quitely feísta pero que narra estupendamente. Así es una lectura gratísima que hace un homenaje al maniqueísmo del género.

Conan el bárbaro de J. Owsley: para mi la mejor etapa de esta larga serie de Marvel que ahora se esta reeditando lentamente (por lo que para llegar a esta etapa aun le queda algún año que otro). Owsley convirtió a Conan en el actioner taciturno y solitario típico de los ochenta sin tocar la esencia del personaje. El resultado es una magnífica larga etapa que afortunadamente estuvo acompañada por buenos dibujantes. El resultado es probablemente el mejor cómic de Fantasía hecho en EE.UU.

Sahrazad: Toppi es uno de los mejores dibujantes de cómic que hay. También es uno de los más singulares y heterodoxos que hay. Su estilo es fascinante. Lo más abracadabrante es como se funden las viñetas de cada página para crear un todo. Por desgracia este autor ya es bastante mayor por lo que apenas publica de modo que ninguna editorial patria se acuerda de él. Una lástima porque muchos de sus cómics estan entre los más hermosos que se han hecho. Este es un gran ejemplo.

Nick Furia agente de SHIELD: lo de Steranko claro esta. Otra obra del Pop Art. Steranko con toda su tosquedaz y crudeza pero poseído por la audacia llevó muy lejos el cómic mainstream. Sus historias han envejecido algo pero como estan narradas visualmente de forma tan revolucionaria y moderna aún no han sido alcanzadas. De este modo estan a salvo del tiempo.

Arma X: para mi esta obra es la que cierra el lustro de oro del mainstream. Después de esta obra vino Image y con ello el inicio de la decadencia actual. Es una historia sencilla y no muy original pero contada soberbiamente y dibujada poderosamente por un BWS que apabulla como autor completo. Si es que en realidad para liarla sólo hay que trabajar bien y con sensatez.

Escuadrón Supremo: esta es la obra que inició el lustro de oro del mainstream. Es una obra dibujada de forma pobre y mediocre y el guión tiene un estilo bastante rancio pero cuenta una tragedia griega sobre el poder y la utopía. Así, es una maxiserie emocionante y singular que transcendió con éxito las limitaciones industriales del género sin traicionarlo. Esta es su mayor logro pues las otras grandes obras lo transcendieron a costa de pervertirlo de modo que, en realidad, lo transgredieron.

Elektra Assassin: un cómic alucinante en todos los sentidos pues el guión de Miller, imaginativo y original, y el dibujo de Sienkewicz, plástico y espléndido, lo son. Una historia diferente que va de menos a más llena de energía y excesos maravillosa y especial. Como todas las demás de este top inolvidable.

Sandman: quizás junto con los 4F el cómic más influyente de este top. Los demás son grandes obras pero solitarias. Si los 4F creó un universo y una forma nueva de hacer superhéroes aún vigente, Sandman abrió una nueva vía para el mainstream y trajo un estilo europeo (literario y culto). La diferencia es que Gaiman no ha tenido tanta fuerza como Lee&Kirby. No obstante es un serie regular llena de historias cortas fabulosas que hacen que se perdone que en conjunto sea irregular y vaya de más a menos.

7.7.11

ES UN MANTLO: Pidiendo a hostias el reingreso en el Edén

Mantlo llegó jovencito a Hulk. Aún no tenía los 30 pero ya llevaba 5 años guionizando para Marvel. Su etapa en The Incredible Hulk empezó en el 245 EE.UU. con una historia en 4 partes que remata la saga de Jarella. De este relato voy a hablar y para ello he seguido la edición de Bruguera (I, 15 y 16), pues es la única edición en España donde esta historia se ha editado de forma autónoma, es decir, no formando parte de tochos. No es una buena edición por su rotulación mecánica (la cual sin embargo me pone tierno porque me retrotrae a mi infancia), porque le faltan portadas y porque se come páginas de cada grapa, pero hay que reconocer que no se nota.


Esta historia la dibuja S. Buscema, antaño un competente artesano y hoy un mediocre y pobre dibujante, el cual da lo mejor de sí mismo en las 3 primeras páginas (una es una splash-page). Así, la historia comienza con mucha potencia y dinamismo. Mantlo empezó su etapa ofreciendo lo que se esperaba de un cómic Marvel de la época, mucha acción y tensión. La primera grapa es puramente formulaica, una pelea que deviene en duelo. La segunda grapa es más de lo mismo. Fórmula. Así que la historia apenas avanza con lo que pierde la potencia y el dinamismo con los que empezó. Mantlo se muestra como un competente rellenador de páginas. De este modo nada hace presagiar la explosión de la historia en su segunda parte.
En la tercera grapa Hulk llega al microscópico mundo  de K´ai con el cadáver de Jarella. Un mundo desértico y desolado. Antes no era así. Rápidamente llega la pelea. Un monstruo amenaza a unos inocentes. El superhéroe que hay en Hulk se apresta al combate. Vence. Con la calma llega la puesta al día. El héroe ha demostrado que lo es así como el pueblo ha demostrado que necesita de uno. El relato es inesperado. Resulta que Hulk destruyó K´ai cuando volvió a su tamaño normal. El mundo esta muerto. No hay solución posible. No hay hazaña que realizar. Así que seguimos con el motor de la historia: Hulk quiere enterrar a Jarella en su mundo. Sus protegidos le indican que debe hacerlo en el Valle de la Vida. Viajan hasta allí y Hulk y nosotros descubrimos que es un oasis, un vergel, un paraíso, el Edén. En K´ai no sólo hay rocas y arena. Como el Valle de la Vida es sagrado nadie puede entrar. Hulk ha de dejar el cadáver de su amada Jarella en el límite y marcharse. Naturalmente esto no satisface la mente infantil y testaruda del coloso esmeralda. Así que se interna en el Edén. Hulk no cumplirá su promesa hasta que no entierre con sus propias manos a la reina muerta. Mientras lo hace Mantlo nos muestra su arrebatadora prosa poética y melodramática: Hace mucho mucho tiempo, en otro mundo, en otra vida. Antes de que el niño se convirtiese en hombre, antes de que el hombre se convirtiese en científico, antes de que el científico crease la Bomba Gamma, antes de que la bomba crease al monstruo. Mejor resumen de lo que es Hulk imposible. En cuanto las manos del coloso esmeralda mancillan el Edén este le ataca. No sólo criaturas vegetales, aéreas, acuáticas, arbóreas y diminutas sino también la propia tierra.  Naturalmente Hulk vence así que el señor del Edén se ve obligado a hablar con el intruso. El Jardinero le dice que ningún ser inteligente puede entrar en su Valle de la Vida. Después la grapa termina.
En la cuarta, la mejor de todas en una historia construida en crescendo, Mantlo se desata por lo que, como siempre, nos deja alucinados. Dios, no hay duda pues S. Buscema lo dibuja como un dios veterotestamentario, le cuenta a Hulk que los seres inteligentes por indignos tienen vetada la entrada en su jardín. Sólo los inocentes: los pájaros, las bestias y los muertos son bienvenidos. Pero Hulk, como héroe que es, es indomable. No esta dispuesto a obedecer. Quiere expiar sus pecados. Por eso va a forzar a Dios a admitir a sus protegidos. Como esto es un cómic Marvel y Hulk es Hulk va a ser a hostias. Hulk vence a Dios así que le roba su poder y reverdece al planeta hasta convertirlo en un Edén. Después entierra a Jarella. Acto seguido brota una flor verde de la tumba. Maravilla. Milagro. Y no es el triunfo del amor sobre la tumba el material del que estan hechos los milagros? nos dice Mantlo. Tras esto Dios pide disculpas. Las hostias le han hecho ver su error. El paraíso necesita gente. También pide permiso para quedarse. Tras esto Hulk se va. En el paraíso no es necesario pues allí ni se precisan protectores ni se precisan reyes. Por tanto, como todo héroe que ha finalizado su trabajo, debe dejar a su comunidad pues en esas condiciones es superfluo. En este caso más, pues el triunfo de Hulk es absoluto. Ha llevado a su pueblo al Cielo. Hulk ha hecho de Moisés y ha extraído a su pueblo de la Historia (sigue ahí?).
Así comienza Mantlo su etapa en Hulk. Quizás la más decisiva para este pj. Un comienzo que empieza con un final. Parece que Mantlo sintió la necesidad de terminar con el pasado antes de empezar a andar. Esto muestra su sabiduría y su genialidad pues aún era joven.


Así es este espléndido relato. Sencillo y lineal y tosco y largo pero lleno del genio de Mantlo. Como casi siempre este guionista, bajo el simple divertimento y la industrial fórmula, mete Filosofía en su sentido más general. Es una historia un tanto nitzschiana pues en ella el Hombre se revela contra Dios con éxito. De este modo consigue la ruptura definitiva del devenir, del eterno retorno, pues el paraíso es para siempre. También hay mito. Esta historia sigue el esquema de El viaje del Héroe. Hulk tiene condición real como los héroes míticos y es más que humano como los héroes míticos, aunque no por obra divina sino humana. Su aventura comienza en el Mundo Ordinario, en la Tierra. Allí es llamado a la aventura, tiene que enterrar a Jarella. Gracias a un Mentor, el Capitán Marvel, traspasa el umbral que separa este mundo del otro. Allí se encuentra con pruebas, los monstruos, y aliados, el pueblo de Jarella, y así aprende como estan las cosas. Después viene La Prueba, la lucha contra El Jardinero. Como es tradicional es derrotado pero en la crisis (único momento de toda la historia en que aparece Banner), una especie de ordalía de agua, encuentra lo necesario para vencer (Hulk). Así, triunfa de modo que gana el Elixir, una gema del infinito, la fórmula que resuelve su problema. Como en muchos mitos, el Héroe (verde) hace reverdecer la tierra tras vencer el monstruo que retenía las fuerzas germinadoras. Finalmente regresa al Mundo Ordinario. Jarella como reina (verde) es la diosa de K´ai. Así, sin ella este se vuelve baldío y con ella este reverdece para siempre, así es la vida de ultratumba, pues mediante el enterramiento se integra en el planeta. Esto lo simboliza la flor que brota instantáneamente, pues promete la eternidad ya que el amor es eterno. De este modo Jarella es un Osiris femenino. Por último hay religión, es evidente que el cristianismo da forma a esta historia. No sólo esta Dios y el Edén sino que la pelea entre Hulk y El Jardinero evoca la de Jacob y un ser divino pero invertida, pues el israelita representa la astucia y esta enfrentado a su hermano que representa la fuerza.
Por tanto, estos 4 cómics no son mero escapismo y diversión. Como todos los relatos de Héroes hablan sobre nosotros. Son historias que nos enseñan que la vida es sufrimiento pero también un combate que se puede ganar si se es fuerte y pertinaz. Nuestro triunfo es posible si se doblega al destino. Lo curioso es que el vencedor es un monstruo y no un humano. Generalmente los monstruos representan el ego y los vicios que nos torturan haciéndonos sufrir y los héroes la razón y la compasión que nos hacen triunfar sobre ellos de modo que nos llevan a la Felicidad. Aquí no, es la ingenuidad e ignorancia infantil lo que da el triunfo pues Hulk, más que un monstruo, es un niño pequeño. No es mr. Hyde sino un niño que se rebela porque no comprende. Es la inocencia maltratada y maldita con un poder inconmensurable. Es así porque Hulk nace en un mundo que ha condenado la razón y la inteligencia porque estas le han llevado al sufrimiento, el pánico nuclear. Por eso Banner no puede triunfar a pesar de su inteligencia y mesura. Lo hace Hulk a través de la rabia y la falta de entendimiento (recuerda que El Jardinero no quería seres inteligentes en su Edén) porque es inocente y justo. En el fondo Hulk es el héroe ingenuo de los cuentos. Sus desmanes, como los de Heracles, no son volitivos. El no planeó la destrucción de K´ai ni la muerte de Jarella. Hulk es un monstruo que siempre es víctima, cordero. Por eso puede acceder al Edén y blandecer el duro corazón de Dios como hiciera Abraham cuando intercedió por Sodoma, sólo que él lo hace al estilo marvelita, mediante hostias espectaculares. En el fondo esta la naturaleza combativa y justiciera de Mantlo.
En fin, otra fabulosa historia de este guionista maldito que demuestra que es uno de los grandes. Mantlo siguió la estela de Kirby y así se convirtió en el precursor de Moore, Morrison y Miller. Sus historias, como las de ellos, mezclan lo erudito con lo pop y la reflexión con la diversión. Por ello sus cómics son clásicos, es decir imperecederos, y magníficos ejemplos del porqué los superhéroes se convirtieron en mainstream. El género triunfó porque tuvo autores que hicieron historias fabulosas  portadoras de conocimiento esotérico y de esperanza, valores y sabiduría pop, es decir, mitos. Por ello, cuando casi todos estos aedos se han ido la decadencia ha llegado. Necesitamos un Héroe Verde.

2.7.11

Una de breves: Liga de la Justicia: generación perdida nº 1 (varios autores, Planeta DeAgostini 2011)


Este tomo me encandilaba un poco porque, como la mayoría de los que hemos leído la JLA*JLE, le tengo mucho cariño a estos pjs y mucho respeto a Giffen, el único viejo artesano mainstream que sigue con el talento intacto y sin ningún manchón en su obra.  Al final no lo voy a pillar porque he decido pasar de las series regulares en tomos (yo siempre en contra de los tiempos) y no es barato, pero es un muy buen tomo.
En general las críticas que se pueden encontrar por ahí son malas porque muchos esperaban encontrarse con una nueva JLA*JLE. No lo entiendo porque era previsible que no iba a ser así. Los tiempos no van por ahí y Blue Bettle sigue muerto así que no se puede reír. Así se entiende las críticas negativas, nos quejamos mucho de las editoriales pero el factor más importante que hay tras la decadencia inmovilista actual es que la mayoría de los aficionados son gente que quieren leer siempre lo mismo (de ahí que cada vez más aquellas pasen de los que somos aficionados de toda la vida), pero en realidad LJ:GP es un tomo bastante clásico, bastante bueno y con personalidad propia.
Sus artífices son J. Winick y K. Giffen. Ambos plantean una historia sencilla y directa de continuará y una serie de tramas personales y grupales para redondear de modo que queda una serie interesante y entretenida y agradable para un viejo aficionado pues sigue el esquema argumental que hicieron de los 80 la década dorada del mainstream (no por ella misma sino porque en ella eclosionaron 20 años de experiencia). A eso me refiero cuando digo que este cómic es bastante clásico. En la historia la personalidad de Giffen brilla con fuerza. El humor de esta serie, secundario, es suyo (sencillamente genial la ocurrencia de presentar un Red Rocket comunista), la sabiduría en los argumentos y la claridad expositiva (así como la narrativa visual) también son suyas y la importancia de los diálogos para hacer cercanos a los protas otro tanto. En suma, ambos guionistas hacen un cómic sólido y divertido con una historia que engancha no sólo por sus buenos argumentos sino porque la cuentan bien y se centran en los pjs sin renegar de sus raíces y pasado pero sin querer emularlos.
La dibujan varios dibujantes todos ellos mediocres y dispares pero unificados por la narrativa visual de Giffen. Así tenemos unos dibujos pobres y toscos pero que cuentan muy bien la historia (Giffen, al ser de la vieja escuela, garantiza que no va a haber copypaste) así que, aunque poco atractivos,  pasan desapercibidos al estar al servicio de la historia. Con todo, es una pena porque son dibujantes que no tienen el nivel para estar en una cole donde los diálogos tienen tanto peso. Así pues, estamos ante el enésimo caso donde DC emplea a dibujantes que no estan a la altura del título que les han asignado.
En fin, JL:GP es un tomo notable (teniendo en cuenta la media actual) por lo que da mucha pena porque queda claro que serializado se disfrutaría más (en un tomo ni hay suspense ni ansia), porque no es autónomo ya que hay que seguir el UDC para disfrutarlo (si no has leído JLA*JLE es imposible comprender el odio de los protas a Lord, sin conocer la N+O es difícil entender que esta pasando, es parte de un todo más grande: D+B, etc.) y porque se publica de forma espartana y cara. El último clavo en su ataúd es el relanzamiento del UDC, pues esta buena idea, presumiblemente mal ejecutada, va a dejar a esta serie en una aventurita prometedora imposible de leer por sí misma. Una pena porque no lo merece el trabajo de sus guionistas. Lo cual es la gota que colma el vaso porque mis estanterías estan ya demasiado llenas como para meter otro tomo que es incomprensible sin tener un montón de cómics más y que no va a ningún sitio. Esto quizás es lo que más daño ha hecho al mainstream por encima de los megacrossovers, los equipos creativos mediocres, la inanidad argumental y la falta de originalidad y chispa.

1.7.11

Una de breves: cine de Jodorowsky

Hace poco pude completar el videado de los largos de Jodo de modo que ahora puedo hablar un poco de ellos. Que por cierto, en el programa de la Filmo de Madrid hablaban de la cualidad de hombre orquesta de Jodo sin mencionar que también es guionista (y creo que algo ha dibujado) de cómics. En fin, que al Cómic aún le queda un rato largo.


Fando y Lis (1968): es una peli cuyo guión es lo que recordaba Jodo de una obra de teatro pánico de Arrabal. Así, la peli es simbólica y hermética, poética y críptica, grotesca y reiterativa. A mi me parece el mejor film que se ha rodado sobre parejas heterosexuales pero hay que reconocer que es duro. No por desgradable o denso sino porque no se hace llevadero. "Fando y Lis" es muy interesante y singular y tiene algunos momentos brillantísimos pero es machacona y plomiza. No cuenta una historia ni siquiera lo finge es simplemente dar vueltas y vueltas sobre una misma cosa buscando algo sin poder progresar de modo que se torna desesperante. Videándola, la silla se convierte en un potro de torturas porque no hay misericordia. Con todo, como digo, merece la pena al ser la mejor reflexión cinematográfica sobre la pareja heterosexual.
El Topo (1970): esta peli ya es mucho más Jodo pues lo que más le gusta rodar, lo grotesco, lo deforme, lo pobre y lo circense, esta. Es un spaguetti western hermético. Me recuerda lejanamente a "Shaolin cowboy". Es un viaje del héroe de resonancias orientales pesadísimo lleno de simbolismos que parece que va a terminar pero nunca lo hace. No me gustó nada quitando momentos puntuales pero es que la vi después de la anterior y la siguiente y, claro, ya la mente estaba saturada y el culo destrozado.


The holy mountain
 (1973): para mi la mejor de Jodo y además una buena peli. Esta todo el mundo de este autor presentado con esmero y belleza. Una peli, como las anteriores, simbólica y hermética y además astrológica y alquímica que reflexiona sobre la sociedad moderna, de modo que sigue vigente pues en nada hemos cambiado, mientras va en pos de la iluminación. Una peli interesante y más fácil de seguir que las anteriores porque el relato es más accesible y la dirección es menos cruda, más coherente y, sobre todo, sigue los principios estéticos orientales (centralidad, horizontalidad, simetría, serenidad...) de modo que en general es muy agradable de videar. Lo mejor el principio, hermosísimo, el episodio de Saturno y el episodio de Plutón.
Tusk (1980): si las anteriores pelis son interesantes y originales y muy personales a partir de esta peli Jodo se convencionaliza y vira su estilo hacia una simplicidad formal que remite al Hollywood clásico. Esta peli es un cuento indio aburrido a cuenta de un elefante y una muchacha. Un material poco interesante que aburre antes de llegar a la mitad por las malas actuaciones, la aridez del trabajo de Jodo y por ser una historia sin interés. Lo único que tiene un pase es cuando Jodo se detiene a mostrarnos el folklore indio pues entonces el color, el misterio y la poesía llenan la peli.
Sangue santo (1989): en esta peli Jodo recupera un poco su mundo personal para contarnos una historia psicológica donde nos muestra como los traumas de nuestros padres son una carga que se nos entrega sin darnos cuenta de la que hay que liberarse cuanto antes si no se quiere enfermar. Me pareció demasiado larga porque Jodo se ensimisma en su mundo de modo que la historia, no muy interesante, se resiente y además su estilo árido e impersonal no la favorece en nada. La locura y el desfase propios de Jodo no aparecen lo suficiente como para levantar una historia bastante cansina.
The rainbow thief (1990): un desastre de peli disfrazada de cuento de Dickens. Un gran producción al servicio de un guión sin pies ni cabeza. Jodo dice de ella que hizo todo lo que pudo para salvar un guión malo y sin sentido y unos productores con unas ideas muy concretas sobre lo que querían. Por lo visto, a Jodo se le contrató como mero artesano para vehiculizar las pajas mentales de una señora con ínfulas. El resultado es una peli anárquica y muy europea con una dirección muy sobria donde de vez en cuando destella la personalidad de Jodo. Es evidente que la cosa podía haber estado mejor y que había mucha ambición, pero el resultado no buscado es un desaguisado donde nada tiene sentido. Tiene alguna escenita y sobre todo a un O. Shariff motivado y magistral que hace llevadera a la peli y demuestra lo terrible que es el encasillamiento. En fin, una peli más propia de T. Gilliam que de Jodo aunque no sé si el primero hubiera podido salvarla.  
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog