28.10.10

Cine zombi preRomero II: Entre la Comedia y el Terror: la década de los 40 I



El castillo maldito, G. Marshall 1940.
Comedia de misterio de humor blanco y toques de Terror clásico (mansión gótica, maldición del pasado y fantasma) a la que el tiempo ha despojado de todo interés. Aunque tiene un pase porque esta bien realizada.
Es la tercera adaptación cinematográfica, la 1º sonora, de la obra de teatro "The ghost breakers". La incluyo aquí  porque es la 1º de las adaptaciones que incluye un zombi y porque, a pesar de que sólo aparece uno (lo que va contra mis reglas expuestas al principio de la parte anterior), lo resucitó para el Cine, no en vano es la 1º peli mainstream en que sale una criatura de estas, pues desde 1936 el zombi no había vuelto al cine pero después de castillo maldito apareció en más pelis que en la década anterior y posterior. Por tanto, aunque sólo aparece un zombi y de forma muy gratuita, es una peli que no puede faltar en la lista.
El zombi de castillo maldito es, también, el 1º del Cine profusamente maquillado. Aunque, extrañamente, no para parecer cadavérico. No sé cual era el objetivo pero el resultado es una especie de Y. Brynner con cara de mala leche. Por lo demás es un zombi tradicional al ser producto del vudú. La peli explica su origen así: cuando una persona muere y es enterrada, hay ciertos hechiceros que tienen el poder de devolverla a la vida, y lo describe así: un zombi no tiene voluntad propia. Anda por ahí con ojos muertos, obedeciendo órdenes, sin saber lo que hacen y sin importarles (como los demócratas; humor republicano de la época). El actor lo interpreta como un Monstruo de Frankenstein hipnotizado. También la peli en otros aspectos es continuista con la tradición. Así, lo coloca en el Caribe, en Cuba, y el zombi es un negro.
Lo más destacado del film es la fotografía por mezclar estupendamente los códigos del noir con los de Terror sobre todo en el 1º/3 del film. La mejor parte de la peli. También señalar el juego con los códigos de "color" para despistar al espectador. Tradicionalmente en el cine en b&n pop los malos siempre van de negro, los buenos de blanco y los turbios de gris pero aquí, para despistar, se intercambian los colores para prolongar el misterio. Aunque los malos siempre van de negro a la hora de cometer fechorías.
Por último, especula sobre si hay relación entre la esclavitud y el vudú. Me voy a extender un poco sobre ello porque me parece un factor crucial en la formación del zombi haitiano. Ya hemos visto que el zombi tradicional es un cadáver animado para ser esplotado en beneficio de un amo. Lo cual es la metáfora perfecta del esclavo. Alguien al que se le niega su alma y su inteligencia y que se le priva de su voluntad y libertad para difuminarlo en una masa de seres semejantes a él hasta hacerlo indistinguible. Además, los negros que vieron a los blancos por 1º vez (si bien es cierto que un par de siglos antes de que fuesen llevados forzosamente a Haití) pensaron que estos eran muertos (vumbis, una palabra de la que podría derivar zombi)  1º porque eran pálidos y 2º porque venían de las profundidades (el horizante les hizo creer que venían de allí porque hace que lo que aparece por él parezca que surge de la tierra o mar), por lo que eran brujos. También creyeron que se llevaban a los infiernos a los negros que compraban. Algo que para ellos confirmaba el hecho de que estos nunca volvían. Así que, qué pensarían aquellos pobres negros esclavizados por humanos raros que los metían en extrañas casas y no les sacaban hasta tiempo después a una tierra extraña pero a la vez semejante a la suya? Reparen que eran metidos en las bodegas, de modo que era imposible para ellos saber que había pasado y  calcular tanto la distancia como el tiempo. No pudieron pensar que estaban muertos? Qué estaban en el Infierno? Y cómo explicar el feroz control que ejercían sobre ellos? Un testimonio del siglo XIX dice así: "malvados traficantes nativos que han embrujado a su gente y la han vendido a los blancos". Por último, al hablar de este tema no hay que perder de vista el significativo dato de que el zombi es originario de Haití y que el origen de este país es una deportación en masa de negros para ser esclavizados sin miramientos. Pues los franceses les explotaron brutalmente pasando de aculturizarles cristianizándoles y europeizándoles. Lo contrario de lo que los españoles del pasado hicieron. Esto explica en parte el porqué Haití esta peor que el resto de los países iberoamericanos y que el vudú sea un tema exclusivo de las zonas afroamericanas que no fueron  aculturizadas hasta que consiguieron la libertad.


King of zombies, J. Yarbrough 1941.
Considero que esta peli confirma mi teoría de que la peli anterior revitalizó al zombi cinematográfico, de modo que castillo maldito quizás sea igual de decisiva que "La legión de los hombres sin alma", porque es una clara versión libre de "El castillo maldito". Como la anterior, tiene aire de comedia y los protagonistas son un blanco y su criado negro, una persona sencilla y con el suficientemente sentido común como para tener miedo y darse cuenta de lo que pasa de forma que en él descansa gran parte del humor de la peli. También, como su inspiración, hoy es insulsa e, incluso, tontorrona y de comedia hoy no queda nada salvo la huella de algo que fue cómico hace muchos años.
El guión es rutinario y formulaico pero tiene la gracia de que el villano es un nazi pero nunca se dice. El villano, típico aristócrata europeo al que llaman doctor y siempre va de negro, es un austriaco al que le molestan los autoinvitados, de los que sospecha que son agentes secretos estadounidenses, porque tiene la única radio en la zona, con la que se comunica en alemán, en el sótano de su mansión caribeña junto con un almirante estadounidense prisionero poseedor de secretos. Pero, a pesar de estas cosas, nunca se menciona a Alemania o a los nazis. Aunque hay que reconocer que el apellido Sangre no es muy germánico. Es gracioso el que la peli no hable claro, pero estamos unos meses antes de Pearl Harbour.
La dirección es absolutamente impersonal y funcional así que desarma totalmente la peli al neutralizar cualquier propósito de horror o de comedia proviniente ya del guión, ya de los actores, ya de la fotografía, ya del diseño de producción.
La pareja de blancos esta tan plana y rutinaria, parece que por falta de talento y no por falta de ganas, como la dirección, de modo que destaca, estando tan sólo correcto, su sirviente negro, M. Moreland, que es el auténtico protagonista de la peli. Encubierto, eso sí, por el sistema segregacionista de la época. También sobresalen entre tanta mediocridad el villano y la criada negra, pero sólo un poco porque ambos no pueden superar los estereotipos que son sus pjs. Por último, llama la atención J. Woodbury, la joven de rigor, pero por su belleza, ya que tiene poco papel y este es meramente funcional. Y es que, sin ser despampanante y a pesar de su look un poco rancio, tiene algo que traspasa el tiempo y, además, entusiasmo. Así que es una pena que no se le diese más cancha, aunque la mitad de los pocos primeros planos que tiene la peli son suyos.
Aquí los zombis son sonámbulos envarados, siendo estos lo único que les diferencia de los vivos. De todos modos, son vivos zombificados según el ritual tradicional el cual les hace tan inertes en vida que son capaces de aguantar las balas sin doblarse (presumiblemente si no dañan los órganos vitales).
En conclusión, "King of zombies" es una peli mala fílmicamente pero tiene su interés antropológico, al mostrar claramente y sin complejos una sociedad segregada, y sociológico, pues es una peli subversiva. Los únicos pjs reales son los negros, los blancos o son estereotipos o estan tan mal interpretados que no tienen vitalidad, y el pj con más metraje es el sirviente negro, quien es el Atlas de la peli y por quien esta peli aún aguanta un videado. También no debe pasar desapercibido el que en ningún momento hay una relación lacaya entre el sirviente negro y sus señores blancos. Así, esta peli pudo circular por los 2 circuitos cinematográficos de la época. El de los blancos y el de los negros. Los blancos debieron ver una comedia de miedo tonta donde los negros son sirvientes, los blancos los héroes y no hay civilización fuera de EE.UU. y los negros debieron ver una peli donde el villano no sería nada sin la magia vudú de sus criados negros, de la misma forma que la pareja de héroes blancos no daría pie con bola si no fuese por su criado negro. También a negros golpeando blancos, un médico negro y unos pjs negros vivarachos, simpáticos y listos contrastando con la sosería de los blancos por lo que, quizás, les parecerían los auténticos zombis. O quizás los auténticos brujos pues, en cuanto un blanco entra en escena, los libres y animados negros se convierten en sirvientes desanimados. Por último, también vieron un tema cercano y suyo, pues el vudú es algo afroamericano. Así pues, creo, ya que todo esto es especulación, que esta peli jugó a dos bandas de la misma forma que era antinazi sin decirlo.


Bowery at midnight/Entierro a medianoche/Crimen a la medianoche W. Fox 1942.
Esta peli es una extravagancia de la misma productora que la anterior pero, a pesar de que es más cutre y convencional, ha aguantado mejor el paso del tiempo. También tiene temática social, aunque en este caso no sale ningún negro, pues procura la paz social mostrando como los ricos se preocupan de los pobres.
El guión de la peli es absurdo sin que sepamos por qué. La historia es la típica de cacos y polis pero al final aparecen muertos vivientes sin ninguna explicación. Así la peli, al final, se convierte en algo delirante. Lo que hace sospechar que los cambios se hicieron sobre la marcha, pues hasta entonces era una historia de género policíaco rutinaria y lógica. Por eso a Bowery no la suelen meter dentro del cine zombi. Pero la publicidad de la época los llamó gul y muerto viviente y en la peli se les denomina muertos, aunque sólo se les nombra una vez. Por tanto, sí hay que incluirla en esta lista. Además, sus zombis cumplen los 3 requisitos. Estos son producto de un científico loco pero no sabemos más porque sólo aparecen en 2 escenas y de lejos (menos de 1' del metraje total), apenas se dedica tiempo a su creador y jamás se cuenta nada, quizás para dar la sorpresa al espectador. Tenemos para elucubrar poca cosa. Las siguientes líneas de diálogo: Te salvaré Stratton. Te salvaré de la muerte  y entonces me pertenecerásCómo estan mis muertos? Hambrientos eh? Pronto tendrán comida y un nuevo compañero también, el aspecto, poco aclaratorio porque nunca se les ve bien, parece que se mueven ágilmente, que tienen un ligero aspecto cadavérico y que estan ansiosos de salir de su escondite (una falsa tumba con el jocoso nombre de Hilton), y el que aparece al final vivito y coleando un pj que el espectador (posmoderno) daba por zombi. Es chocante pero si se piensa, uno se da cuenta de que se debe al hecho de que el mendigo le salvó de ser zombi  al no cumplir su encargo (sino esa escena no tendría sentido). A partir de esto podemos concluir que son muertos animados por, en este caso, un médico, aunque no queda claro si los domina y si son antropófagos. Pero esta el hecho de que la poli los ve y no se alarma o extraña, lo cual apuntaría a que no son muertos vivientes. De hecho, lo más chocante de la peli hoy es ver como la poli presencia complacida el linchamiento del villano o es su despedazamiento para su posterior ingesta? Con estas pelis hechas en 2 días y con 2 duros nunca se sabe y el final es justicia poética, pues los zombis son los cadáveres de las personas que han sido asesinadas por orden del villano, lo que podría obviar en los 40 lo grotesco y demencial del final, que, por supuesto, es en off.
Por lo demás, "Bowery at midnight", protagonizada por B. Lugosi (lo que algunos hace pensar que fue por esto por lo que se decidió incluir muertos vivientes gratuitamente), que es el villano, el genio criminal Frederick Brenner o Karl Wagner, pues tiene doble identidad (sutilmente se cuela la Segunda Guerra Mundial), que siempre va de negro, no tiene nada reseñable al ser un producto mediocre para todos los públicos realizado con solvencia y austeridad que se atranca en su parte central porque la historia no daba para los 62 minutos que dura. Una peli, rancia (el crimen no compensa y los delincuentes estan todos locos), con apenas interés por culpa del guión y la falta de imaginación. Pues con haber desarrollado algunos pjs más allá del estereotipo y haber puesto algo más de atención en el tema de los zombis para integrarlo mejor en la trama y singularizar la peli, se habría conseguido una pequeña joya de culto ya que tiene una dirección funcional bastante moderna al primar la imagen sobre la palabra, actuaciones buenas y un científico loco, brillantemente interpretado por L. Kelly, original porque viste como un viejo y no como un científico y porque tiene demencia senil o esta destrozado por una adicción superada a alguna droga (aunque en la peli se le diagnostica, muy alegremente, esquizofrenia). Es decir, no sigue fielmente el canon pop de científico loco. No obstante, a pesar de todo esto, considero a Bowery crucial para el cine zombi porque tiene la primera imagen de un grupo de zombis atrapando a su víctima para matarle, porque estos aparecen por 1º vez en EE.UU. y porque su origen no es el vudú. Descarga directa.


Yo anduve con un zombi, J. Torneur 1943.
Ya es hora de hablar claro sobre esta peli. Es floja. El tiempo se ha encargado de borrar cualquier cosa buena que tuviese. En teoría la peli no esta mal porque es competente en todos sus aspectos, supera la austeridad presupuestaria con oficio y su historia esta bien desarrollada y mantiene la intriga (qué es un ingenuo quién lo hizo, porque el título, al ser comercialmente corto de vista, ya espoilea a gusto). Pero todo eso no es suficiente en el siglo XXI. Así que, aunque sólo dura 70 minutos, aburre porque su ritmo es lento y monocorde y las imágenes que tiene con fuerza visual no pueden neutralizar un conjunto hoy pobre, aburrido y pasado y una historia donde se habla demasiado, romántica y muy femenina, que transcurre por derroteros líricos, oníricos y góticos, bastante simplona y melodramática, aunque seria y sólida, por lo que es más para el telefilm de sobremesa para el público femenino que para el Terror. Sólo en aquel contexto cabe hoy que la villana sea la suegra. Un estilo televisivo que hoy podría sacar más partido a ese guión porque ahora no hay tanta censura y los films duran más. En resumen, todo lo que tenía de pertubardor (ser transformado en zombi por alguien que nos odia), exótico (transcurre en un isla caribeña) y emocionante ha desaparecido ya que, para los ojos actuales, es demasiado ingenua y simple, la dirección es demasiado clásica y encorsetada y el meollo no son los zombis o el misterio, sino las tribulaciones románticas de la prota.
En cuanto a los zombis, sólo salen 2. Muertos eso sí, con lo que es la 1º peli en que son claramente cadáveres andantes, sin maquillaje y el femenino caracterizado como un bello espectro que se conducen como sonámbulos.
Por tanto, esta peli no aporta nada al Terror, salvo el zombi tradicional muerto, de modo que su único interés hoy es estético y antropológico, pues retrata una sociedad segregada sin complejos, y porque es un acercamiento bastante objetivo al vudú. Su buena prensa sólo se debe a que, junto con "La legión de los muertos sin alma", es una de las peli de zombis más decentes de las preRomero.

21.10.10

Cine Zombi preRomero I: Nacimiento sin ruido: la década de los 30

Este post inaugura una serie de "artículos" que reseñarán las pelis de zombis preRomero. Como el zombi no es una criatura del Terror unívoca, es decir, tiene muchas variantes, sólo que después de Romero un tipo de zombi se hizo, más que hegemónico, más popular que los demás, para hacer los posts primero he tenido que buscar los atributos específicos que tienen en común los diferentes tipos de zombi. Me han salido 3. Así que defino una peli de zombis como aquella en la que salen muertos vivientes sin personalidad-inteligencia que se mueven  de forma torpe y en grupo.  Como esta definición es el criterio que he seguido para seleccionar las pelis a reseñar, es la razón por la que no están presentes algunas pelis con muertos vivientes anteriores a 1968 que otra gente sí considera pertenecientes al subgénero zombi.
Todos aceptamos que la 1º peli de zombis es "La legión de los hombres sin alma". Pero antes de hablar sobre ella considero ineludible hablar un poco de las razones que motivaron su rodaje. La explicación oficial achaca el germen del cine de zombis al éxito del relato de ficción (aunque se intentó pasar como verdadero) "La isla mágica" de W. B. Seabrook publicado en 1929.  El cual llevó a K. Webb a escribir una obra de teatro, "Zombie", que se representó en 1932 y tuvo como espectadores a los Halperin. Los cuales vieron en ella, a pesar de que las crónicas de la época dicen que era mala, una peli. Quizás también influenciaron a los Halperin el film "El hundimiento de la casa Usher" de J. Epstein y los relatos "The corpse master", que tiene como villano a un señorito que zombifica bellas doncellas recientemente fallecidas gracias a que sabe vudú, y "Herbert West: Reanimador" del gran Lovecraft.
Hay que matizar la explicación oficial porque, al ser tan sencilla, da a entender que nadie  sabía de los zombis hasta 1929, cuando las cosas no fueron exactamente así pues el vudú, Haití y el zombi llevaban ya unos años presentes en la cotidianidad yanki debido a que en 1915 EE.UU. decidió ocupar aquel país (y tratar como esclavos a los haitianos). Por tanto, la sociedad estadounidense, a través de los periódicos y los relatos de los marines que sirvieron allí, ya estaba familiarizada con el folklore haitiano antes de 1929  y por eso ya había relatos de Terror inspirados en él como el extravagante “La plaga de los muertos vivientes” de A. H. Verrill publicado en 1927 (el cual preludia algunos tópicos del zombi moderno) o el ya mencionado “The corpse master” de S. Quinn publicado en 1929 (no he podido averiguar si antes o después que el libro de Seabrook). Sin olvidar que el relato de Lovecraft “Herbert West: Reanimador”, popular ahora pero no en su momento, publicado en 1922 presenta muertos vivientes bestiales, antropófagos y hostiles a los humanos sin recurrir al vudú. Además, en 1928 la antrópologa E. C. Parsons publicó "Spirit cult in Hayti", un libro que no habla de zombis pero sí de vudú. Así pues, Seabrook tenía el campo abonado. Su relato respondía a la necesidad de la sociedad yanki de saber más sobre Haití. Para ella un lugar atractivo porque le  resultaba chocante que estuviese cerca un lugar que consideraban exótico y primitivo. Por tanto, la obra de Seabrook no apareció de la nada y fue un éxito sorprendente, sino que fue la gota que colmó el vaso. Así, lo que hizo "La isla mágica" fue  poner el tema zombi a punto para ser llevado al cine (más caro que un cómic, la radio o un libro).
Analicemos, pues, brevemente lo que nos cuenta Seabrook en el capítulo donde habla de los zombis, escrito como si fuese un cuento de Terror clásico (bastante tonto),  de su citado libro. Seabrook lo comienza contándonos que para los haitianos ignorantes estos son cadáveres andantes sin almas ni mentes de personas recientemente fallecidas que sirven como esclavos a los brujos que los han animado por medios mágicos. Después, escribe que hay que golpearlos para que trabajen y que deben dormir y comer, pero nada con sal o carne, lo que no encaja mucho con un muerto, y que recolectan caña de azúcar para la HASCO (empresa de EE.UU. ahora desaparecida que por su poder preludió las corporaciones del ciberpunk). Detalle seguramente falso incluido para alarmar a sus lectores informándoles de que el zombi no es algo que les es ajeno, que lo único que consigue es subrayar el hecho de que a un haitiano, por su pobreza, no le sirve para nada un zombi. Lo que cuestiona la existencia real del mismo y pone en evidencia que el zombi trabajador es una idea occidental, pues el trabajo es una noción de sociedades más complejas que las de las tribus africanas que, para su desgracia, fueron esclavizadas por y para los occidentales. Seabrook también nos cuenta, con gran cara dura en mi opinión, que vio a un puñado de ellos. Así, los describe como seres harapientos, tambaleantes, idiotas, aturdidos, bovinos, lentos, autómatas, mudos, inofensivos e inexpresivos. Pero no se quedó ahí, de perdidos al río debió pensar, pues también escribió que tocó a uno. Algo que no creo porque olvidó decir si estaba caliente como un vivo o frío como un cadáver. Continua  contando que los familiares de los zombis asesinaron al brujo que los creó por si no funcionaba el vudú que le habían hecho, lo cual, de ser cierto, evidencia que ni los propios haitianos creen en el vudú y vuelve a cuestionar la existencia real del zombi ya que este hecho pone de relieve que no se puede ir zombificando así como así, y lo termina, después de decir que los zombis volvieron a sus tumbas, citando la conocida antigua ley haitiana que reconoce la existencia de sustancias que pueden hacer pasar a un vivo por un muerto. Por tanto, Seabrook, a pesar de su experiencia de “primera mano”, no dice si los zombis haitianos son muertos o vivos. No importa, porque lo cierto es que los zombis existen y el vudú es poderoso porque la magia existe al ser algo psicológico. Es decir, es real siempre que hace creer que hace lo que dice, ya que  eso es lo mismo que hacer lo que dice que hace.  Un ejemplo elocuente de ello es que los brujos haitianos marginados en la esquina de una isla de la que todo el mundo pasa, han conseguido convertir el zombi en un fenómeno mundial y que mucha gente no haitiana si no reconoce la existencia de zombis, al menos no se atreve a negarla categóricamente.


"La legión de los hombres sin alma", V. Halperin 1932.
La primera peli de zombis sigue siendo interesante a pesar de los años, su escaso presupuesto y su torpeza. Si bien le favorece el durar tan sólo 67 minutos. La historia de Terror es clásica al encuadrarse dentro de los parámetros románticos, góticos, líricos y oníricos que venían siendo predominantes en el Terror desde Walpole, con una virginal joven en peligro al ser deseada por un villano diabólico (el ultraje de la damisela fue un tópico del pop premoderno para caracterizar a los villanos porque eso le retrataba como abusón y lujurioso), lo que permitía hablar simbólicamente de sexo y posesión y atraer así a público de ambos sexos (fíjense en el cartel: ella cumple cualquier deseo suyo), y un amor que triunfa por su carácter sobrenatural. Las novedades que tiene son los zombis, por entonces un monstruo a estrenar, y Haití, a pesar de que los decorados son los de "Drácula". Así, este film se recuerda por abrir un camino que no recorrió pues,  aunque en vez de tirar del folklore europeo, como hacía todo el mundo, lo hizo del afroamericano, sometió a este último a los esquemas  occidentales del Terror de la época, los cuales ahora sabemos que estaban en su ocaso, de modo que no innovó como sí hizo Romero. Por tanto, es un film mediocre y rancio cuya popularidad es retroactiva y le viene por un detalle menor colateral, ya que las cualidades intrínsecas del film tan sólo son el villano y la interpretación de este por B. Lugosi, que es un actor que no me gusta porque su histrionismo, aterrador en los años 30, hoy es ridículo y pueril al parecer exagerado y acartonado. Su Drácula me parece deplorable pero en cambio su actuación aquí, similar, me parece bastante buena aunque haya envejecido. Le ayudó el ser más sobrio y el encarnar un personaje original. Más real que Drácula por ser humano y más malvado por eso mismo. El villano que interpreta es tratado por la peli de forma plana y convencional: va siempre de negro (la pareja protagonista siempre de blanco y el gancho, cuando se comporta como un villano, va de negro o de gris y blanco pero, cuando se torna en víctima, va de blanco), esta caracterizado de forma mefistofélica, se llama Murder (asesinar en inglés) y su familiar es un buitre. Pero, como el guión de forma implícita sugiere que es más que un estereotipo, Lugosi tuvo material de donde sacar una interpretación que transmitiese que el pj, en verdad, es profundo y complejo.  Así, Lugosi hace que un pj muy cruel (le gusta ver como sus víctimas sufren por ser conscientes de que se están convirtiendo en zombis) y maquiavélico (todo la peli es su plan para hacerse con la chica) transmita fragilidad (aunque quiere ser aceptado está solo porque los demás le rechazan, es significativo que guste de rodearse de los zombis de sus enemigos, y está siempre  a la defensiva porque ha tenido que pelear duramente durante toda su vida, así, es hipersusceptible, de modo que da pena porque, por todo esto, se ha entregado al mal). Por lo que Murder es un villano tan interesante e intrigante que mereció un mayor desarrollo y el protagonismo de la peli. Junto a Lugosi estan actores competentes que nos han legado actuaciones más atemporales exceptuando a la actriz, que es tan mala que su conversión en zombi favorece su trabajo. Aunque hay que señalar que en aquella época se atrevió a hacer una escena erótica gratuita, pues, sin que el guión lo necesitase, sale con ligueros, con unas bragas que hoy parecen pantalones muy cortos y en sujetador. Una escena que muchas actrices, incluso hoy, no se atreven a hacer. Y es que desde la década de los 20 la sociedad se estaba despendolando. Por eso los puritanos decidieron poner orden en 1934 imponiendo el código Hays y, así, la liberación de la sociedad occidental fue congelada durante unos 30 años.
El guión es mejor en los diálogos que en el desarrollo de la historia, pues al final este último tiene que ser forzado para que el relato concluya como los autores querían. La dirección es rancia (lo que, no obstante, favorece al film al darle encanto) rudimentaria, llana, directa, simple y burda. Es más un film mudo que sonoro. Pero no tenía porque ser así aunque, por entonces, el cine sonoro sólo tuviese 5 años de existencia. Sólo hay que ver "La momia", que es del mismo año, para ver que los directores ya eran capaces de dirigir de forma bastante moderna. Con todo, se aprecia en V. Halperin una inquietud y audacia que superaban los medios técnicos de la época, su presupuesto y su talento de modo que su trabajo se puede describir como un quiero pero no puedo. A pesar de esto, "La legión de los hombres sin alma" fue un éxito, pero su influencia dista mucho de la que tiene "La noche de los muertos vivientes".
El acercamiento a los zombis es tan tradicional (es un producto del vudú) como confuso, pues al final no queda claro si los zombis de la peli son cadáveres animados o vivos desanimados. Así, podemos ver a los actores que interpretan a los zombis maquillados para tener un aire cadavérico y a la zombi ser semejante a un fantasma con sus vestidos blancos y vaporosos, su pálida piel y su belleza inalterada por la muerte. No obstante, ambos tienen en común el estar controlados por el brujo y el comportamiento sonámbulo (es significativo que lo primero que se le ocurre decir a la chica cuando acaba de desvanecerse su condición de zombi es: I´ve dreamed (he soñado), se refería al sueño de la muerte?; también vuelvan a fijarse en el cartel). Así que quizás haya que asumir que pueden ser tanto cadáveres como vivos (el experto en Haití de la peli define a los zombis así: vivos sin inteligencia y sin sentimientos). La confusión quizás se deba a que, como hemos visto, el zombi es un ser nebuloso. También hay confusión en su final, pues no queda claro si los zombis masculinos libres del hechizo se suicidan o su torpeza y falta de voluntad les impiden no caer por el acantilado. Seguramente se suiciden, pues, como dije, en "La isla mágica", los zombis, cuando se libran del control del brujo, vuelven a su tumba, para yacer, por fin, eternamente. Esto último confirmaría que unos zombis son cadáveres, y por eso se "suicidan", y otros son vivos de modo que simplemente vuelven a tener el dominio sobre sí mismos. Sea como sea, la peli ya presenta la escena canónica del zombi. Esa en la que avanza en grupo lenta, rígida e inexorablemente en pos de su víctima a pesar de haber recibido en su cuerpo una descarga a bocajarro de balas.



The love wanga/Ouanga/Drums in the night/Drums of the jungle/Crime of voodoo (G. Terwilliger 1936).
No la he visto porque es una peli muy oscura, por lo que es imposible hacerlo no ya doblada, sino en vose, y porque paso de ver una peli mala, marginal y rancia, que yo no cobro por esto. Por tanto, hablo de oídas. El conflicto del film, por lo visto, es un triángulo amoroso interracial racista, pues la peli se posiciona claramente contra el matrimonio interracial. Por lo que es un buen recordatorio de que el racismo estadounidense es un hecho reciente. La composición del triángulo es la siguiente: una mulata muy clara, un blanco y una blanca. El asunto es que la mulata intenta utilizar el vudú en contra de la blanca para quedarse con el blanco. La historia se ambienta en Haití pero se rodó en Jamaica. Los zombis aparecen porque toda hechicera vudú tiene un par. Por tanto, los zombis en "The love wanga" son incidentales. La peli no se distribuyó bien de modo que no tuvo repercusión. Pocomania/The devil´s daugther (A. Leonard 1939) es el remake de esta peli pero, por lo visto, sin zombis y sin blancos.



Revolt of the zombies/La rebelión de los muertos V. Halperin 1936.
Esta peli de 62 minutos es una rareza. Es la segunda incursión en el tema de los Halperin, para no pasar a la historia como unos one-hit wonder, y la 2º peli en la que el zombi es un elemento central de la trama. Globalmente es inferior al  anterior film de los Halperin, pero tiene aspectos muy interesantes y, al ser su guión una reelaboración del de "La legión de los hombres sin alma", ayuda a comprender aquella a pesar de ser muy diferente. De hecho, se puede decir que el uso de la palabra zombi en esta peli es puramente comercial ya que se aleja bastante tanto del zombi del anterior film de los Halperin como de la idea moderna sobre esa criatura.
La peli comienza en el ficticio frente francoaustríaco de la 1º Guerra Mundial (resulta enternecedor como la llaman la Guerra Mundial) y con personalidad, audacia y cierta belleza, pues se abre  con un plano detalle de un quepis de general. De este pasamos a una discusión entre un general y un capitán referente a unas supersticiones de soldados "aliados" camboyanos sobre hombres sin alma que el capitán cree, pero el general no. La discusión termina pronto y no aclara mucho, pero sirve para señalar que el prota es el capitán. Cuando este sale del despacho en el que estaba, se encuentra con un amigo y con un pj misterioso quien, por sus ropas y raza, nos hace pensar que es un sacerdote camboyano. La conversación que tienen ambos es la que plantea el tema. Así, la peli, con apenas 3 minutos, ya habla abiertamente de zombis. De unos que son soldados invencibles controlados telepáticamente (como quedaba ímplicito en el anterior film de los Halperin) por un sacerdote. Esto es lo que quiere usar el capitán en la guerra y por lo que ha chocado con la incredulidad de sus amigos y superiores. Tras esta conversación pasamos a una escena donde se muestra de forma torpe, ominosa y cutre a los soldados zombis en acción, manejando armas y soportando los disparos mientras avanzan de frente hacía la cámara como autómatas lentos pero seguros en un plano que, quizás, en los años 30 fuese inquietante. Tras la victoria de los soldados camboyanos zombis pasamos a una reunión de oficiales de ambos bandos en la que los austríacos, en nombre de la civilización moderna y de la humanidad, piden a sus enemigos que dejen de usar zombis porque si no será la destrucción de la raza blanca. Aunque parece que más que porque los colonizados usen ese secreto, porque caiga en manos de un hombre blanco (por otro lado, quien ha traído a los camboyanos a combatir en Europa han sido los hombres blancos; ignoro si los camboyanos llegaron a participar en esa guerra). Ante esto, los generales aliados aseguran que detendrán a los camboyanos. Así, presionan al sacerdote camboyano para que revele cómo lo hace pero este se niega. Esto de los camboyanos fue una manifestación del miedo pop de la época por el peligro amarillo reverdecido por el conflicto el militarismo expansionista de Japón. Fu manchú ya llevaba en danza un par de décadas, Buck Rogers es de 1929 y en 1934 aparecieron Ming y en "Terry y los piratas" los chinos como villanos. El villano de opereta de rigor, casi siempre vestido de negro y con aire eslavo, que en esta peli pinta poco, asesina al sacerdote, lo que obliga a los generales aliados a enviar una expedición secreta a Camboya  para buscar el secreto y destruirlo. Así pasamos a Angkor y con ello termina la intro. En Camboya aparece el triángulo amoroso de la peli. Lo forman el prota, la hija del arqueólogo jefe que esta excavando en Angkor y el mejor amigo del prota. Un miscasting total porque los papeles masculinos deberían haber estado intercambiados para que hubiese sido creíble la trama romántica. Durante el cortejo se nos cuenta una leyenda camboyana sobre un rey que sabía zombificar, que anuncia el fin de la peli, y se formula el leitmotiv de los Halperin: el amor es más fuerte que cualquier poder. El triángulo amoroso se convierte así en el motor de la historia. Pronto descubrimos que  el prota, perdidamente enamorado de la chica, ha sido manipulado por ella para encelar al amigo. El mundo siempre ha girado de la misma forma. Así, volvemos a pasar a la trama de zombis y, como nuestro prota ahora se puede concentrar en lo que nos ha llevado hasta Camboya, tan solo 5 minutos de metraje después de que le dejen por su mejor amigo descubre donde esta el secreto de la ceremonia zombi. Tras una breve tormenta interior el prota decide utilizarla en su favor. Pero esta vez no va a caer en el error del pj de "La legión de los hombres sin alma". Nada de intermediarios y nada de zombificar a la chica, porque no se trata del cuerpo, sino del alma. Así, descubrimos como la zombificación en esta peli consiste en hacer inhalar a humanos vivos el humo producido por la combustión de un compuesto específico que anula la voluntad y hace muy susceptible al control telepático (Fu Manchú también es capaz de hipnotizar a la gente y tiene una poción secreta que le permite dominar la voluntad de quien lo toma). Lo gracioso es que sólo obedecen órdenes mentales. Las verbales no valen. El único que se percata de que el prota ha descubierto y usa la zombificación es el villano de opereta, que es un adorador de Siva y no sólo tonto porque el prota se le adelanta, sino porque se deja matar por él de la forma más tonta posible.  Así, pone en evidencia el incoherente e indeterminado guión al demostrar ser un pj que no pintaba nada en la peli. Tras esto, el prota nos cuenta que si pierde el poder será despedazado por sus zombis (lo mismo dijo Murder, lo cual coincide con el final de Herbert West), los cuales son media Camboya. Pero el que no arriesga no gana. Finalmente, el prota, con todo este poder, consigue el desposamiento de su amada a cambio de la vida del amado de esta. De modo que llega la noche de bodas y el esperado tropiezo con la piedra de siempre: ella no le ama. Así que decide, para demostrar que aún es bueno, renunciar al poder. Como no puede dejar de amar quiere morir, pues es consciente de que esta provocando la revuelta de los exzombis. La cual anuncia las futuras hordas de zombis modernos que asaltan casas donde se refugian los protas, pues sus víctimas, liberados del control,  dejan de comportarse como autómatas o hipnotizados para formar una muchedumbre anónima y furiosa que mata al prota tras asaltar su mansión. De este modo termina esta peli que, aunque mala, se deja ver.
V. Halperin vuelve a demostrar que tenía más audacia y talento que capacidad. Así que, aunque está bastante moderno y se mueve bien en la escasez de presupuesto, no deja de ser un torpe porque ni compone bien y ni mueve bien a los actores en el plano. Con todo, lo que hace realmente mala a la peli es el guión, que tiene unas buenas ideas que no merecían someterse a una tópica historia romántica. Muy deudora, además, del anterior film, pues llega a tener escenas parecidas. De todas formas, sospecho que el metraje original fue recortado, aunque probablemente sea tema de la copia que he videado. IMDb dice que dura 3 minutos más. No obstante, no veo que 3 minutos puedan arreglar algo. Otro factor que tira pabajo la peli es que todos los actores son malos excepto el prota, lo que le perjudica, pues le hace parecer exagerado cuando lo que está es justo. También la pierden la falta de atmósfera, tensión, ritmo y el cutrerío.
Por último, Revolt es una fábula moral, pues alecciona que hay que ser ambicioso y luchador, la ideología yanki, pero con conciencia, razón y principios. Una apelación a la conciencia  del militarismo rampante de aquella época (no debe pasar desapercibido que los principales zombis son soldados camboyanos) o a los poderosos, un discurso por un imperialismo amable o una casualidad? Sea como sea, es una peli mal resuelta  y que, al querer abarcar mucho, no consigue nada. Así no extraña que, tanto en su momento como ahora, sea una peli mal considerada, sobre todo por los que quieren ver una de zombis. También juega en su contra el que, siendo un producto pop, tenga subtexto, sea indefinido (qué es? Una peli de miedo, de amor, de aventuras, de intriga, de política, un cuento?) y no sea maniqueo. De todas formas, como documento de la mentalidad de una época, es interesante. Descarga directa.
Se puede concluir que el díptico de los Halperin apelaba a 2 miedos. El primero es que los países no occidentales tuviesen arcanos secretos que  se pudieran emplear contra los amos blancos. Quizás una forma de sugerir que había cosas más poderosas que la ciencia occidental, pues obtienen resultados que la ciencia no consigue y no pueden ser explicadas por esta, de modo que la superioridad del hombre blanco puede no ser tal.  El segundo miedo, el más importante, es el de ser dominados por otro hasta el extremo. Es decir, miedo al amo y no a los zombis como ahora. Un miedo que quizás haya que relacionar con los dictadores y, sobre todo, con los empresarios inhumanos (los que no estaban dispuestos a conceder ningún derecho laboral y no les quitaba el sueño el trabajo infantil y anciano) de la época. Los villanos contra los que los trabajadores luchaban desde la industrialización. Lucha que la Gran Depresión había recrudecido. Ya saben, los ricos lo rompen pero el pato lo pagan los trabajadores. Nunca aprendemos porque no queremos estudiar.  Por último, queda claro que en los 30 el zombi era un humano vivo.

15.10.10

ES UN MANTLO: Spiderman viajero temporal

El prólogo de Fonseca en "La Visión y la Bruja Escarlata" me puso tras la pista de los nº del 41 al 44 de "Marvel Team-Up Spiderman" porque en él se hablaba de un supergrupo compuesto por el redes, Visi, la Bruja, Doom y Dragón Lunar (un pj muy desaprovechado por ser místico). Como semejante agrupación bajo los guiones de Mantlo se convirtió en un impulso codicioso, un must have controlaba mi mente colonizada por EE.UU. La búsqueda de MT-US nº 14 al 16 Panini fue ardua. Una alegría comprobar que eran en grapa (aunque es trigrapa) pero difícil encontrarlas. Sobre todo porque sólo quedan las horribles portadas alternativas (buscando grapa antigua queda muy claro lo que piensa el público especializado de semejante dislate estético). Así que al final me he tenido que contentar con un ejemplar raído de la grapa nº 16 que haría las delicias de Ismael.
En fin, una vez leídas encontré que la cosa no es como había imaginado pues no hay supergrupo, sino una simple adición puntual de individualidades. Tampoco la historia esta muy currada, aunque tiene ese toque Mantlo culto y aleccionador que hace que sus historias sean interesantes por tener algo debajo de una superficie sencilla y convencional.  Pero, cuando creí que estaba ante otra obra menor de Mantlo, llegué a los nº 45 y 46 y me regocije, pues son 2 de las joyas más brillantes de la producción de este autor. En mi opinión claro. Son un epílogo a la historia anterior pero son bastante buenos. Tan profundos, singulares y audaces como secos y directos.

Ven, Bruja! VEN! La hora del juicio de tu alma se acerca!
Los nº MT-US 41-4 EE.UU./14-5 Panini forman una historia que llamaré la saga de Spiderman en Salem ya que no tiene título. El argumento es sencillo y extrañísimo. C. Mather, el cazador de brujas de Salem, viaja al futuro para capturar a La Bruja Escarlata y ejecutarla en su siglo, el XVII. Mather tiene éxito pero la Bruja consigue lanzar un hechizo que envía tras ella a los héroes necesarios para socorrerla: Spiderman, Visi y Dragón. Doom aparece porque todos los viajes temporales tienen lugar en su castillo y porque es brujo. Por eso huele que hay algo podrido en Dinamarca. Así,  este informal supergrupo  se enfrenta y vence siguiendo las reglas del género (primero son derrotados, luego capturados, después se liberan y, por último, triunfan) al Jinete Oscuro, el  poderoso villano de origen demoniaco y primigenio que esta detrás de todo esto, pues busca el poder de los superhéroes-brujos para ser el amo de la eternidad, ya que el demente Mather es sólo un lacayo (a alguien más le recuerda esto al Alvin Maker de O. S. Card?). Una historia simple, funcional y con cierta agilidad porque los invitados, al aparecer individualmente en cada nueva grapa, dinamizan una historia con un argumento simplón y formulaico y unos diálogos convencionales y rutinarios donde sólo destaca la capacidad de Mantlo para jugar con el UM, así como su buen conocimiento del mismo. Pero Mantlo la hace interesante con el subtexto. Primero acudiendo a Salem, una ambientación muy rancia y poco atractiva para un cómic Marvel pero que permite incluir subtexto. Una historia lúgubre que Mantlo cuenta con detalle y bastante rigor. Sin duda porque es Historia [...] y en cuanto la olvidas te salta y te abofetea en la cara! Contada sin muchos tapujos pues S. Buscema, el dibujante, la trufa de viñetas donde se ve colgar los pies de los ahorcados. Así, denuncia el fanatismo, la superstición y la ignorancia. Principalmente con Mather, un loco que ve el Bien en el Mal, pues sigue al Jinete Oscuro sin percartarse de su naturaleza demoniaca, y, mientras toma a los superhéroes como demonios, piensa que Doom es el Ángel Vengador. Para dar más gravedad al asunto mete el tema típico de que no se puede cambiar el pasado. Así, los superhéroes sabedores de lo acontecido en Salem, tienen que asumir que esta vez no pueden hacer nada por la justicia y los inocentes. Lo que cuestiona su propia esencia, suponiendo así, esta historia, una propuesta más adulta al presentar que la justicia tiene límites. Si bien es algo que parece preocupar sólo a Spiderman, pues los otros asumen su inhibición con fría madurez. Por eso la saga de Spiderman en Salem termina con el redes con la mano en la cabeza alejándose del horror en primer término de los inocentes colgados que no pudo salvar (si bien  con sus compañeros salvó a la humanidad entera, tanto la del pasado como la del presente y el futuro, al derrotar  al Jinete Oscuro). Seguramente uno de los finales más agrios de los cómics Marvel. Este final trágico delata que Mantlo no estaba escribiendo una historia escapista ni quería hacer simple entretenimiento de usar y tirar a pesar de montarse una historia bastante mediocre. El final deja claro algo que él había sido incapaz de formular claramanente a lo largo de las 4 grapas de la saga. Escribía para un público juvenil pero Mantlo, siguiendo su espíritu justiciero y su sensibilidad  social, quería hacer pensar y aportar madurez a un género que sólo se concebía como aventuras de colorines para críos (como lo hacían Lee y Shooter, que se montó unas SW). Esta tosca historia, escrita en 1975, el año donde tocó fondo la crisis de EE.UU. de esa década, lo que explica, sin duda, la aspereza de la historia, muestra que el Bien no siempre triunfa y que a veces creyendo hacer el Bien sólo estamos siguiendo al Mal. Que los superhéroes no siempre vencen y que los inocentes a veces son tomados por culpables. Como ya se ha avanzado, S. Buscema es el dibujante que acompaña en esta saga a Mantlo. Su trabajo en ella tiene mucha responsabilidad en el  mediocre resultado final. Su estilo pobre, rudo y funcional esta aquí exento de esa gracia presente en otros trabajos suyos. Además, su lamentable recreación del siglo XVII, su pobre diseño del villano y su estilo lleno de convenciones empeoran el conjunto de tal forma que su magistral narrativa apenas puede hacer algo en favor de la historia y del guión de Mantlo, el cual, parece ser, practicaba el método Marvel. Así pues, la saga de Spiderman en Salem es una historia fallida pero interesante, de modo que, por contraste, favorece a la siguiente historia.
La Historia hizo que esta época pareciese una pesadilla... y que el hombre pronto olvidase sus sueños.

Me dirías, por favor, hacia dónde debo ir desde aquí? Eso depende mucho de a donde quieres ir, dijo el gato. No me importa mucho donde ir... dijo Alicia. Entonces no importa por donde vayas, dijo el gato. L. Carrol, "Alicia en el País de las Maravillas".
En los nº 45 y 46 de MT-US/15-6 Panini Mantlo cuenta una historia magistral. En un alarde de ingenio, en vez de enviar a Spidey de vuelta a su tiempo, decide llevarlo hacía los futuros distópicos marvelitas alumbrados en los 70 (la década de los distopías por excelencia). Así, transporta al redes hasta el futuro de Killraven (2019) y hasta el de Deathlok (1990), el cual me ha interesado sobremanera. 2 futuros distópicos muy cercanos para el lector de 1976 (fecha en la que se publicaron los guiones escritos por Mantlo en el año anterior). Unas historias independientes pero ligadas no sólo por el viaje temporal sino también por los temas. Mantlo sigue agrio, ignoro exactamente a que se debe esa actitud, era sólo porque vivía una época aún más crítica para su país que la que este ha vivido hace poco?, pues muestra contextos duros y violentos y las limitaciones de los superhéroes. Tras una transición demasiado larga para un cómic de 17 páginas donde Mantlo nos dice que el humor nunca nos separa de nuestros problemas pero hace que duelan menos y que el tiempo es simultáneo, en una oportuna y espectacular double splash aparecemos en el futuro de Killraven. Tras una pelea, donde este mata a sus enemigos en presencia del redes sin que este diga nada, llega la puesta al día de rigor. La cual provoca un bajón a Spidey pues, al descubrir el sombrío futuro que le espera a la Tierra, cae en la cuenta de que lo que haga en el presente no va a evitar el triunfo marciano. Killraven sólo puede decir que no se esta seguro  de que su presente sea el futuro de Spidey y que la vida no tiene sentido por su futuro sino por cómo se vive. El bajón es aprovechado por los malos para atacar a nuestros héroes por sorpresa  con un gas que los enfrenta con sus peores pesadillas, algo que es resuelto con ingenio por S. Buscema mediante una narración paralela que divide verticalmente en 2 las páginas. Spidey y Killraven vencen a las alucinaciones y, como descubrimos en una magistral pirueta, aunque luchábamos contra nosotros mismos... También podíamos luchar contra ellos! Nuestros héroes han derrotado a los villanos dormidos! Tras la breve conversación en la que ambos se animan, pasamos al episodio de Deathlok. El mejor de todos. Comienza con otra cita de la inmortal obra de Carrol pero esta vez sin prolegómenos. Deathlok y Spidey comparten la splash page inicial, aunque el primero ignora la presencia del segundo hasta que amenaza mortalmente a  unos críos que acaban de aparecer. En seguida Spiderman se da cuenta de su error, pues los chicos los atacan con tanta virulencia que no se piensa el golpearlos y no le importa que su circunstancial aliado  mate a uno de ellos. Tras esto se nos pone al corriente, aunque eso es algo que ya había empezado a hacer Mantlo por medio de las cajas de texto. Así, antes que Spidey, sabemos que los jóvenes son la versión marvelita de los vampiros de "El último hombre de la Tierra" ("The Omega Man" B. Sagal 1971; el título original es la polla) para enterarnos después a la vez que él que hubo una guerra global y dejamos que Ryker se hicise lo bastante fuerte con sus malditos ordenadores como para dirigir el cotarro! Y le dejamos convertirnos a algunos de nosotros en monstruosos cíborgs! De nuevo le entra al redes el bajón preguntándose que habrá sido de él en 1990. Deathlok no lo sabe porque apenas tiene recuerdos (por lo visto este pj es una influencia para Robocop). Spidey empieza desear estar en un futuro alternativo cuando el joven que llevan como rehén muere como víctima colateral de una emboscada, lo que hace que el redes pierda los nervios. Estamos en un futuro duro que incluso a mi me acongoja a pesar de llevar años leyendo el "oscuro" UM de Quesada-Bendis. Tras la nueva victoria, nuestros héroes vuelven a ser atacados por los jóvenes, uniformados para subrayar sus maneras zombi pero con un líder (algo chocante al había dicho que los jóvenes mutantes formaban seres colectivos), que quizás represente como las masas son manipuladas por sus líderes, teniendo lugar la lucha final de la grapa. Los héroes vuelven a vencer, pero no por su mayor pericia y poder, sino porque los jóvenes actúan individualmente ignorando, por su hambre caníbal, a los demás. Estan  tan desorganizados que no pueden esperar conseguir nada! Que es lo que hace que Ryker y los militares cambien a la gente, así como les permite gobernar y hacer lo que quieren e, incluso, convertir a la gente en monstruos! Spidey reprocha a Deathlok su dureza y este nos descubre que lucha por lo mismo que Killraven, por recuperar un pasado, el presente de Spidey, feliz. Su violencia ni es ciega ni egoísta como las de los jóvenes, que son de la edad de los lectores de la época. Lo que debió impactar en los fans adolescentes. Los héroes mataban chavales de su edad! Los 70, Marvel y Mantlo no se andaban con chiquitas. El redes le replica que aquellos son víctimas del sistema que los convierte en inhumanos y le aconseja enfadado (es la leche que Mantlo y S. Buscema consigan que percibamos que el redes esta cabreado) que deje de pelear por  los temas secundarios mientras los verdaderos problemas se sientan en lo alto y se ríen de todos! Si es el futuro de mi época, rezo para que no sea tarde para cambiarlo! y después se marcha, por fin, al presente olvidando, como los otros, el viaje como era habitual. Así termina esta apasionante y contundente grapa por breve, directa y seca y singular porque en Marvel hay pocas con tal grado de compromiso. Que me aspen si aquí no hay algún tipo de activismo político. Paréceme que Mantlo, aquí, apela a los jóvenes, siendo apenas mayor que ellos, para que se organicen y luchen contra un sistema egoísta, quizás buscando reconstruir un activismo transformador que se había deshinchado en la época Nixon tras años de durísimos enfrentamientos con los sectores conservadores estadounidenses. Quizás haya que ver en los jóvenes zombis a los soldados de Vietnam y en la apelación del pasado dorado el recuerdo del Camelot de Kennedy. No sé. Sea como sea, los 70 fueron una época dura en EE.UU. por la crisis económica, la grave crisis institucional, la derrota de Vietnam (en 1975 los estadounidenses vieron como todos sus esfuerzos y sangre vertidos en Vientam no sirvieron) y la  grave tensión social provocada por el choque de los liberales, los negros y la contracultura (bando al que, al menos por edad, pertenecía Mantlo) con el conservador ciudadano medio, blanco y maduro hasta entonces dominador de EE.UU. (si bien convenientemente manipulado por las elites, como siempre). Tampoco hay que perder de vista que Mantlo aquí describe el tiempo como algo moldeable y anima a la acción. No hay que tener encuenta el pasado, reconciliación, y actuando se puede conjurar cualquier futuro oscuro, esperanza. Como en la anterior historia, Mantlo no escribe para divertir y evadir, sino para reflexionar y tratar temas adultos. Lo malo es que no supo equilibrar el entretenimiento con la gravedad. Estas historias tienen demasiada acción Marvel. Si S. Buscema estropeaba unos (flojos) guiones en la saga anterior, en esta los mejora, pues su estilo sencillo, seco y rudo es perfecto para dibujar un futuro distópico. La desolación encaja perfectamente con el funcional y pragmático trabajo de S. Buscema de modo que son plasmados acertadamente el dramatismo y la aspereza de la historia de Mantlo y de los futuros distópicos. Así, estos 2 episodios son redondos. Son superficialmente funcionales y utilitarios, pero las reflexiones de Mantlo y el certero trabajo de S. Buscema hacen a estos nº sobresalientes.
Es hora  de que [...] tenga de una vez por todas ese duelo con Ryker! Afirmativo.

Así pues, este viaje temporal de Spidey escrito por Mantlo va de menos a más llegando a la magistralidad a pesar de no abandonar nunca la modestia y la mediocridad. Una obra singular, ambiciosa y con cargas de profundidad. Así que es una buena muestra de las razones por las que el trabajo de Mantlo, que nos ha legado si los derechos y la comercialidad no lo impiden, es memorable. Quizás se pueda vivir sin la saga de Spiderman en Salem pero desde luego recomiendo encarecidamente los nº de Killraven y de Deathlok (un auténtico blow your mind). La putada es que pertenecen a trigrapas diferentes, pero al menos estan precedidas y sucedidas por otras historias de Mantlo.

6.10.10

El complemento de "Conan el bárbaro": "Red Sonja"

No pensaba hacer este post hasta que he caído en que, entonces, mi revisión de la primera edición española de la cole "Conan el bárbaro" iba a quedar coja al tener como complemento,  desde el nº 97 hasta el 169, ambos incluidos, material Marvel a color de Red Sonja. Amén de haber sido el único de la serie. La razón del complemento fue que se alcanzó la edición estadounidense pero se quiso mantener el formato de 36 páginas. Así, las historias de Red Sonja se reparten en 2 nº y a veces hasta en 4.
Fueron casi 30 las historias de Sonja que se editaron como complemento. Una respetable cantidad que ni le dio profundidad, por lo que no dejó de ser la típica heroína masculina plana, ni le dio un letimotiv, por lo que no pasó de ser una heroína que vagabundea sin objetivo. Estas 2 características explican porque Sonja jamás despegó en Marvel. Sus rasgos más sobresalientes son el espíritu justiciero, la codicia (no tiene un sueldo regular) y la soledad a la que le condena su juramento. Así, Red Sonja es una especie de Diana, una mujer guerrera hostil a todo hombre, que es prácticamente el tipo de gente con la que se encuentra. Esto último es algo que incomodó a muchos de sus guionistas al resultarles chocante y un tanto enfermizo, por eso la escribieron un poco loca. El material de Red Sonja a color fue publicado por forum de delante a atrás. Es decir, primero lo más reciente y  luego lo más antiguo. Así que es el orden que voy a seguir en el post.
"Red Sonja" vol. III. Esta cole apareció en EE.UU. por la concurrencia de 2 hechos, la peli de Conan y el décimo aniversario de la primera aparición de Sonja. Sus guionistas fueron T. DeFalco, B. Mantlo y L. Simonson y su dibujante regular la primeriza M. Wilshire aunque D. Simons dibujó el 1º nº, P. Broderick  2 nº y R. Nebres 1. De la calidad de la serie habla sobradamente el hecho de que sólo durase 13 nº. Los 4 nº de DeFalco se dejan leer en parte gracias a que el entintamiento de la legión de filipinos que contribuyeron enormemente a dar prestigio a J. Buscema convierte en profesional los dibujos de la bisoña Wilshire. Aunque el aficionado a Conan le resulta difícil creer que las aventuras de la roja, al no tener estas nada de hibório, ocurran en el mismo continente que las del bárbaro. Las 3 historias sueltas a cargo de B. Mantlo son estupendas y, seguramente, lo mejor del material a color del pj. Al menos lo son del material a color Marvel. Destaca sobre manera La cosecha (nº 7 EE.UU./117-8 forum) por el estupendo trabajo tanto del guionista como del dibujante, el mentado R. Nebres. No voy a decir más porque en este post  hablo con más detalle sobre el estupendo trabajo que hizo el gran Mantlo en su breve estancia en esta cole. Los 6 nº restantes son malos porque L. Simonson hizo un guión totalmente fuera de la Espada y Brujería y más propio del melodrama femenino y porque el dibujo de M. Wilshire, sin el concurso de los filipinos, es lamentable, su competente narración y atención a la gestualidad no compensan un dibujo digno de un adolescente. Así, se cargaron la cole. Estos nº se publicaron entre el nº 97 y el 135 de la cole "Conan el bárbaro".
"Red Sonja" vol. II. Esta cole sólo duró 2 nº. Los guionizaron R. Thomas y C. Marx y fue dibujada fundamentalmente por E. Colon. Son unos cómics tan malos que pasó de explicar el por qué. Es la primera cole de este pj sin su clásica armadura-bikini. No sé donde lo perdió. La tortura se extendió desde el nº 136 hasta el 141.
Qué no les pase desapercibido el diálogo!
"Marvel Feature" vol. II. nº  del 1 al 7. Estos nº precedieron a la primera serie regular del personaje. Los guionistas fueron R. Thomas y B. Jones y los dibujantes D. Giordiano, E. Maroto y F. Thorne. Un lujazo que el pj no ha vuelto a conocer. Son historias sin mucho interés, aunque se leen a gusto gracias a los estupendos dibujos y el tosco pero atractivo color de la época, salvo la 2º historia del 1º nº, Red Sonja (nº 1 EE.UU./143 forum), guionizada por R. Thomas y dibujada exquisitamente por E. Maroto, al ser estupenda tanto a nivel de guión como de dibujo. Una historieta, además, histórica, pues es en esta  donde Sonja estrenó el bikini de hierro que ha sido para ella lo que el taparrabos para Conan. Esta es una historia que salió 1º en la cole de Conan en b&n de modo que fue recoloreada por M. Holfman con mucho gusto y elegancia, aunque con sobriedad,  de tal forma que no parece un cómic Marvel de los setenta. El guión de R. Thomas, ingenioso, resultón y ligero al olvidar este sus pesados y gratuitos textos de apoyo no ha envejecido nada y su argumento sigue siendo genial: Red Sonja en un harén. Lo que da para una especie de sainete que funciona fabulosamente gracias al contraste entre Sonja y los pjs blandos y acomodados del serrallo. Además, esta breve historia gráficamente es impresionante. Una de los mejores de Marvel de todos los tiempos porque E. Maroto realizó unos dibujos hermosos y elegantes con un trazo delicado que se limita a la silueta, lo que da a esta historia un aire muy europeo que contribuye a singularizarla. La narración es manierista, fluida y dinámica, la pena es que estaba pensada para un formato más grande que el comic-book así que en este formato no funciona tan bien. A  pesar de eso, el resultado sólo puede calificarse de hermoso e inolvidable.  A destacar las esbeltas y sensuales féminas que dibujó Maroto para regocijo del público que disfruta con la belleza femenina. Los siguientes nº los guionizó mediocremente B. Jones, si bien mejor que como lo hizo para "Conan el bárbaro". Hizo unas historias más propias de la Fantasía pulp, así que contrastan con el tono dado por R. Thomas a la Hibória marvelita, que encajan perfectamente con el buen dibujo de F. Thorne, quien no podía contrastar más con el delicado y apolíneamente clásico trabajo de los dibujantes anteriormente mencionados, ya que su dibujo clásico pero barroco y deliberadamente tosco a la hora de dibujar el cuerpo masculino, de modo que gran parte de la fuerza del trabajo de F. Thorne (quien se autoentinta) es el contraste entre la bella y la bestia, lo hacen más dionisiaco. Es un trabajo singular, atractivo, expresivo y algo grotesco de ecléctica imaginería, aunque prima lo oriental, lo que hace que sea el dibujante que mejor ha recreado la Hibória howardiana junto a BWS, viñetas abigarradas y con una narración dinámica, clara y sencilla. Por eso hace un trabajo que hace olvidar que los guiones de B. Jones no merecen la pena. No obstante, las historias La sangre del cazador y Balek vive (nº 2 y 3 EE.UU./144-7 forum) tienen algo de interés al ser emocionantes, aunque no serían nada sin el climático y estupendo trabajo de F. Thorne. En los últimos nº volvió R. Thomas para hacer un crossover con "Conan el bárbaro", una de las mejores historias que este escribió para Conan. En él, F. Thorne se muestra superior a J. Buscema tanto en imaginería como en garra y atmósfera porque Thorne, al estar más en la línea de EC, es un dibujante más adecuado que J. Buscema para dibujar historias con sabor pulp. Este material fue publicado en los nº que van del 142 al 155.
"Red Sonja" vol. I. De los 15 nº que tiene esta cole sólo se publicaron como complemento desgraciadamente, 7. La razón es el cambio de formato que en 1990 realizó forum. Un cambio que en el caso de "Conan el bárbaro" fue fulminante ya que no se anunció. De hecho, al final del nº 169 se prometía la publicación del nº 8 de esta serie de Sonja. Los guionistas de los nº publicados en "Conan el bárbaro" fueron R. Thomas, C. Noto y W. Pini y el dibujante fue F. Thorne. De nuevo los guiones son mediocres, aunque al menos C. Noto rebajó la verborrea de R. Thomas, así que el brillo de estos nº es mérito tan solo de F. Thorne, pues supo mejor que los guionistas como había que hacer las cosas. De hecho, debió de llevar el peso de la cole pues los guiones estan la servicio de la pericia de F. Thorne para lo grotesco, lo extravagante y lo fantástico, características que no son propias de R. Thomas. Aunque las historias no aportan nada, La sangre del unicornio (nº 1 EE.UU./156-7 forum) es una historia que merece la pena sobrevivir al tiempo al contar el idilio asexual e imposible entre un unicornio y Sonja, la mujer virginal, que no virgen. Una historia llena de simbolismo que convendría descifrar (el "idilio" entre Sonja y el unicornio termina en cuanto a este le vuelve a salir su cuerno), que va más allá y demuestra que, con ingenio, se puede pasar la censura, por lo que debe deber mucho a E. Summers, el argumentista, ya que contrasta mucho con la producción de R. Thomas. El demonio del laberinto (nº 2 EE.UU./158-9 forum) es una historia confusa pero muy, pulp, de modo que es un buen cómic si se lee sin pensar y uno se extasía con el trabajo de F. Thorne. No se puede olvidar tampoco La [Sirena de la] Torre Cantora (nº 6 EE.UU./166-7 forum). Su guión, más coherente que las anteriores, es de W. Pini. Cuenta una historia fantasiosamente delirante y rabiosamente pulp donde F. Thorne se sale. La última que se publicó, Trono de sangre (nº 7 EE.UU./168-9 forum), también tiene algo pero no puedo decir más al ser una 1º parte. Estas historias se publicaron en los nº que van desde el 156 al 169, como siempre, ambos incluidos, de la cole "Conan el bárbaro".
Así que, en definitiva, el material Marvel a color de Red Sonja aquí reseñado, no todo el que publicó Marvel, es malo salvo el trabajo de B. Mantlo, la historia de R. Thomas y Maroto y los nº dibujados por F. Thorne.
Estos últimos forman un trabajo singular que se basta con el dibujo para brillar. Lo he repetido tanto que me lo he acabado creyendo, de modo que voy a ver si encuentro lo que me falta y lo de Ghita también, faltaba más, porque el color setentero esta íntimamente ligado al dibujo. Por eso me retuerzo en mi tumba pensado en como será el coloreado posmoderno, algo que en este caso sería más defenestrable de lo habitual al ser el color original obra del propio F. Thorne.  Sin el color tosco y plano de los setenta, el estilo de F. Thorne no funciona tan bien, al igual que las historias, pues parte de la atmósfera irreal, potente y llamativa que tienen es por el color.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog