23.2.10

Superhéroes roleros: La Legión de Superhéroes CDC nº 1-4

Soy un rolero empedernido e impenitente. Un ludópata. Así que no puede más que encantarme ver que los legionaros rolean en cada grapa. Es cierto que, con los ojos de hoy, se parece más a lo que es jugar a un juego de rol de ordenador que a la forma tradicional, la única y genuina, pero aun así, me transporta a los días felices del rol. Aquellos días en que era un juego tan popular entre la chiquillería estadounidense que salía en el cine y todo, por ejemplo en ET (es un milagro que Spielberg poseído por Stalin se contentase tan solo con borrar de la peli las pistolas), y que hoy son rememorados en muchas sitcom actuales en sus flashbacks (se ve que muchos guionistas de hoy eran roleros) a los 80, como por ejemplo en "Rockefeller Center" (genial lo del diseño del dungeon, qué recuerdos) o en "Sarah Silverman" (su episodio rolero es maravilloso y entrañable con esos roleros treintañeros que siguen jugando juntos como si el tiempo no hubiese pasado). Aunque con el tiempo he llegado a odiar al D&D, el juego que es jugado en todos estos ejemplos, en todas sus formas y a considerar que no es un juego de rol, el asunto me pone tierno por los recuerdos y también por la candidez de una época donde el rol no estaba socialmente mal considerado. Unos tiempos donde el rol no había sufrido su werthamiazo.
Ya metiéndonos en el cómic en sí, he de decir que estos 4 nº son perfectos y, dada su regularidad, no creo que sea temerario decir que los que aun faltan lo serán también. Pero no perfectos en plan obras geniales y brillantes. "La Legión de Superhéroes" de los 80 no es un cómic como "Watchmen" o "Born Again". No es perfecto en el sentido de que cambia tu vida para siempre y hace que todo lo que venga después sepa a ceniza. No es perfecto por eso. Lo es porque esta hecho de forma inmejorable, pues tiene todo lo que debería tener toda grapa del género siendo, por tanto, una de los mejores ejemplos de porque los 80 fueron la Edad de Oro del género en cuanto a calidad.
Estos comics no los había leído hasta ahora, pero eso no evita que me pregunte porque hoy se piensa que la forma de entender el género de los 80 no es ya válida. Estos comics son estupendos, no les falta nada, entretienen y enganchan sin trucos arteros y sin insultar la inteligencia. Estos y otros comics coetáneos deberían ser un referente hoy, no entiendo por qué no lo son. Yo particularmente encuentro en "La Legión de Superhéroes" todos los elementos del género que me gustan: un grupo, mucha CF pop, culebroneo, dinamismo y un scope amplísimo y tengo la suerte de que, al estar estos elementos excelentemente llevados, esta serie es entretenidísima, regular, notable, simpática, interesante y magistral.
Levitz hace un trabajo maravilloso a los guiones. En vez de caer sepultado, como los guionistas de hoy, bajo la continuidad y un universo de ficción vastísimo, los utiliza a su favor. Cosa imprescindible en este caso, ya que uno de los puntos fuertes del subuniverso de La Legión es que esta lleno de elementos de la CF de los 60, 70 y 80, lo que le proporciona tal riqueza que le permite tener mucha varierad temática y argumental, de forma que nunca aburre ya que es imposible enrocarse en un mismo tipo de historias. Creo que aquí esta la explicación del porqué las posteriores encarnaciones legionarias no hayan cuajado, ya que estas han renunciado a todo eso al considerarlo obsoleto. Otro elemento que esta en la base de la perfección de estos comics es lo bien que trata Levitz el aspecto de CF, fundamental en un cómic ambientado en el futuro. Gracias a lo anterior, Levitz se monta unos guiones frescos y ricos donde caben todo tipo de historias y de ambientaciones que son el escenario de la verdadera historia de La Legión, su slice of live. Lo importante de la serie son los pjs y por eso es una seria atípica. Aquí transcurre el tiempo, los pjs cambian, se casan, rompen, se van, vuelven... Todo ello con el típico toque melodramático heredado de S. Lee que era omnipresente en aquella época, por eso tenemos amores no correspondidos, amores trágicos, triángulos, dudas, en fin, todos los elementos de una soap opera. Esto también lo hace Levitz de forma magistral, ya que caracteriza a los pjs y los hace interactuar de forma inmejorable (recuerda lejanamente a la telerrealidad por su tensión emocional, sus nominaciones, expulsiones, votaciones...) de modo que dan la sensación de ser un grupo además de ser pjs sólidos con luces y sombras, eso sí estas últimas pocas, que estamos al principio de los 80. De este modo, gracias al estupendo y magistral trabajo de Levitz, en los nº suceden un montón de cosas, sin que se desaproveche nada o se despache las tramas rápidamente, de forma dinámica y muy fluida engarzando muy bien las historias pasando, con sutilidad, de subtramas a tramas preludiando, por tanto, la forma con que se hacen las cosas hoy, es decir, contando varias historias a la vez aprovechando la cualidad coral de la serie. Así, el trabajo de Levitz es irreprochable y un must have. El único pero que se le puede poner es que La Legión ha perdido ese espíritu rebelde y juvenil que dicen tener, pues en esta serie sus miembros han dejado su rebeldía juvenil para convertirse en una institución que perpetua el status quo que ellos quisieron cambiar para mejor. Levitz heredó una Legión aburguesada y, de momento, no ha hecho nada por cambiarlo. Aunque si bien es cierto que esto es un cómic pop, industrial y comercial, luego muy rebelde no puede ser y dudo yo que, por lo menos en los 60, fuese realmente rebelde y alternativo. Esto es el punto flaco de la serie pues, como no puede cumplir su premisa, es incoherente. Esta incongruencia la resolvió mejor Waid en la última encarnación que hemos visto aquí.
Giffen es el principal dibujante de estos nº y, aunque es tosco, hace un trabajo brillante. Su estilo es el predominante en los primeros 80, un estilo heredado de N. Adams. El estilo sintético canónico del género pero más realista y apolíneo. Con él Giffen, a pesar de no ser el estilo que prefiere, construye un sólido soporte visual a los ricos guiones de Levitz. Es tosco y se le dan mejor los escenarios que las personas, pero como puede dibujar cualquier cosa (imprescindible para un cómic donde cabe cualquier cosa, desde magia a CF dura), es bueno con la gestualidad, es un inquieto artista (cita a Miguel Ángel por ejemplo) y, compone las viñetas con mucho sentido estético y, sobre todo, es un narrador excelente, uno de los mejores, gracias a lo anterior, pues eso le permite utilizar muchos recursos narrativos y explotar la composición de página al máximo . De este modo, aunque el aspecto de su trabajo es meramente funcional, los aspectos más macro (secuencialidad, composición de página, etc.) son absolutamente geniales, de este modo quedan cubiertas sus carencias y vehiculizados visualmente de forma magistral los guiones de Levitz haciendo, con ello, que las historias se lean con deleite.
Como voy coleccionando esta estupenda serie de forma muy lenta, no puedo destacar historias de los 2 1º tomos pues los leí hace ya meses. Aunque no puedo olvidar La Saga de la Oscuridad, que es una saga de estas de amenaza cósmica. Es muy clasicota, nada nuevo bajo el sol, pero esta contada con tal maestría, que los tópicos y clichés no se notan. En el tomo nº3 destaca el nº 301, una historia centrada en Camaleón fresca y singular y ejemplo perfecto de la riqueza de ambientes, temas y registros que Levitz encontraba en La Legión. En el 4º me ha gustado especialmente el 306, seguramente el mejor de Giffen hasta el momento. Paradojicamente no es el dibujante principal, pero las páginas que hace son una auténtica obra maestra minimalista que puede mirar de tu a tu a las de Miller. Abracadabrante como la economía de medios típica de Giffen (uno de los mejores autores del mainstream de todos los tiempos) produce un fabuloso resultado demostrando que la sobriedad no esta reñida con la variedad y que lo fundamental no esta en dibujar bien y realísticamente las figuras. En este nº Giffen narra un diálogo de forma rica, fluida, fresca, expresiva, muy moderna y manierista, creando, así, una auténtica POM.
Es obligado hablar de la edición de PDA. A mi no me pare mal. El tamaño reducido, en este caso, no es un atentado porque el dibujo de Giffen no pierde con la reducción (probablemente le favorezca) al ser sencillo, claro y funcional. El color es el maravilloso color plano y expresionista de los 80 por lo que la reducción tampoco lo afecta. En cuento al formato, el tomo es aceptable para los tiempos de hoy. Lo ideal sería la grapa y disfrutar viendo como se va desarrollando las tramas mensualmente y especulando sobre ellas, pero eso es inviable hoy, no sólo en España, de modo que tomos de unas 200 páginas son aceptables (creo que ese es el límite, más páginas lo que hacen es perjudicar más que favorecer, sobre todo al material antiguo). En cuanto a la reproducción en general esta bien. Lo peor parado son las portadas (por cierto, intercaladas), pero como es un tomo, no es importante. En cuanto a las grapas, en cada tomo suele venir una entera de mala calidad más alguna página sueltas en otras. Esta mala calidad me parece asumible dada la antigüedad del material, que ha hecho que en muchas ocasiones el material de reproducción haya sido una grapa y no los originales, y que esto es una edición de batalla. Todos estos nº tienen más de 25 años y en su momento no fueron considerados tan importantes como para ser guardados, así que de aquellas aguas, estos lodos. Sólo el nº 304 (tomo 4º) tiene una calidad pésima tal, que jamás se debería haber impreso. No sólo es que tenga menos nitidez y los colores esten quemados, es que esta sucio y las 2 caras estan empastadas. Si bien es cierto que el resto del tomo esta perfecto. Pero hace pensar que quizás PDA no debería haberse apresurado tanto con la edición de esta cole, sobre todo, viendo este desolador 2010. Ya sabemos que les cegó la ambición y la avaricia y que nosotros nos comportamos como unas guarras demostrando que nos valía cualquier cosa, lo mismo un misionero que una sodomización, pero también hay que tener en cuenta que el UDC no tiene mucho predicamento por aquí y que, seguramente, era ese momento o nunca. Si se hubiera pospuesto, este año saldría? Creo que no. Por último la rotulación. Empezó mal con esas i con serifas, que parece que no pero que dificultan la lectura pasado un rato. Las i con serifas no molestan en un guión de Bendis, pero cuando hay mucha lectura (y esto es un tomo a base de grapas de los 80) es una tortura. Lo demuestra claramente que estas desaparezcan a partir del 3º tomo, aunque la rotulación sigue siendo igual de funcional, nada de cursivas y negritas. Pero bueno, yo me inicié en esto con la rotulación mecánica. Por eso, al menos estos 4 tomos, por 10€, a pesar de sus fallos, me parecen una compra aceptable.
Así pues estos 4 tomos de La Legión son unos grandes comics de género, muy bien hechos gracias al compenetrado y regular (en el sentido de que nunca decae el nivel) trabajo de sus autores, la pericia escritora de Levitz y la brillantez narrativa de Giffen, donde destacan su coralidad (siempre vas a encontrar a un par de legionarios que te gusten) y la riqueza argumental de sus historias. De este modo estos 4 tomos son una lectura interesante, fresca, entretenida y grata. Pocas cosas hay ahora en el mercado tan sólidas, regulares y magistrales. Si te gusta el género esto deberías procurar no saltártelo.

18.2.10

Lo mejor del 2010: Los 6 Secretos

Por fin llega al blog una novedad de este año y de la mejor manera, ya que lo hace con una de las mejores, sino la mejor, de superhéroes que se va a poder encontrar este año. Aunque la calidad de la serie decaiga, este tomo seguirá siendo magnífico.
"Los 6 Secretos" son una especie de Thunderbolts posmodernos. Son supervillanos, pero en vez de querer enmendarse, simplemente quieren ser neutrales. Esto es mercenarios, lo cual hace que la serie pueda ser más audaz, novedosa y ambigüa de lo acostumbrado en el mainstream, naturalmente a costa de desnaturalizar el género. Por eso esta cole, de momento, no es de superhéroes (aunque sale Batman). Pero no importa mientras la cole siga siendo tan buena. Y no es porque la calidad justifica cualquier desaguisado, yo no soy de esos, sino es porque ilumina los callejones oscuros y las elipsis del género desarrollando el submundo de los supervillanos, no con un estilo diferente al género (noir) sino siendo consecuente con él, de forma que, aunque el superheroísmo brilla por su ausencia, complementa y enriquece las lecturas más respetuosas con el género.
Los 6 Secretos tienen pasado. En él Simone ya demostró que este supergrupo se le da muy bien. No conozco toda la obra de Simone, pero lo que he leído de ella me hace considerarla como una guionista mediocre con puntos fuertes que la elevan sobre la medianía. Escribe muy bien y encima escribe, vamos, no sigue esta moda de los guionistas de hacerse notar a través de guiones mudos o afónicos, su femeneidad es un punto de vista diferente y fresco del género, tiene un buen y macabro humor negro (que aquí desata y lleva hasta el límite del CC), conoce el UDC, caracteriza y hace evolucionar a sus pjs y comprende al género y a la grapa. Todo ello maquilla la típica querencia de las escritoras hacía el sentimentalismo, el intimismo y la blandura, por lo que la convierten en una competente y solvente guionista de superhéroes que comprende, no como por ejemplo A. Nocenti o L. Simonson, y respeta, aunque intenta hacer la revolución desde dentro y se aprovecha de que la media de edad de los lectores hoy es mayor que antaño, que el género sea machista, juvenil, pop y de acción. Todas estas características siempre son garantía de trabajo bien hecho, de comics de calidad decente y, como 6S es un terreno mejor para su estilo, sus trabajos para este supergrupo son, seguramente, lo mejor con diferencia de su producción. No creo que cosas como "Aves de Presa" puedan estar mejor. Aquí su humor negro tiene espacio para desarrollarse, puesto que los pjs son mercenarios no defensores morales, lo mismo que la caracterización de pjs, ya que apenas tienen pasado y, por tanto, Simone no esta atada a ninguna continuidad, y sus ganas de originalidad las puede satisfacer porque 6S es una cole atípica y diferente. Por todo esto no extraña que Simone se salga con este supergrupo, si bien siempre en términos humanos, la guionista, aunque más capaz que el guionista mainstream medio actual, esta muy lejos de ser un genio.
La cole la dibuja N. Scott que también, como Simone, es mujer y sabe mimetizar su femeneidad en el campo de nabos que es el mainstream. Su estilo no es femenino, es un compromiso entre el de Image y el realista, de modo que no tiene la limpieza, suavidad y sencillez habitual de los de las dibujantes. Lo único que la delata es que sus mujeres son guapas pero realistas (nada de poses raras, de atributos descomunales...) y que pone mucha atención en la gestualidad. Como dibujante es torpe y tiene limitaciones, es más de bustos que de acción, pero su atención a la gestualidad y su competencia narrativa y compositiva encaja muy bien con los puntos fuertes de Simone, de modo que es uno de los mejores dibujantes que podían haber caído en 6S, ya que aquí lo importante son los pjs, no la acción o las mujeres. De este modo, muy ayudada por el colorista J. Wrigth para conseguir realismo, el aspecto visual de esta cole es muy competente. Se desea, más que un dibujante más capaz, un colorido menos sobrio y, ya que vamos de realistas, con más preocupación por la iluminación. Si coloreas de forma clásica, es decir sin luz, pues lo haces como siempre, colores planos, chillones y contrastados y técnica expresionista, si lo haces realista no puedes olvidarte de la luz. En resumen, que el dibujo no deprecia el guión, pero es que este es tan bueno que merece un dibujo mejor que lo haga lucir de verdad.
Así pues este 1º tomo de 6S es una gran cómic. Para mi lo mejor que ha habido, en cuanto a coles regulares, desde los Runa de Vaughan. Es una lástima que haya llegado en un momento de retraimento para PDA pues hubiera sido grapa segura. La 1º del tomo es excepcional. Uno de los mejores comienzos de una cole regular superheroica de toda la historia por su buen humor negro, ácido y cínico (la serie es en cierto modo una JLA-JLE más macabra y con más gracia), su frescura, su caracterización de pjs y su dinámica de grupo. Es una grapa muy actual, la historia sólo es presentada, pero te ríes en cada página a la vez que vas simpatizando con unos pjs que son unos cabrones (hoy en día los superhéroes liberan tu yo malo) de modo que al final estas enganchado. El argumento de la saga es también maestro. Lo mejor es que es original pero muy del género de modo que permite explorar la villanía superheroica e introducir el altruismo egoísta (sólo ayudamos a las personas en las que estamos en contacto directo, el resto nos la refanfinfla) en el género. Es esto lo que permite mantener un grupo de exsupervillanos, que no son psicópatas y/o megalómanos, juntos. El último elemento que hace destacar a esta cole es la dinámica de grupo y la caracterización de pjs y en esto sobresale la pareja protagonista, Deadshot y Catman. El 1º es una especie de Comediante, alguien totalmente cínico y nihilista que se comporta como un cabrón porque no le ve sentido a nada pero que, aun así, sabe lo que esta bien y lo que esta mal. El 2º es el, seguro, sueño erótico de Simone (que se ha acostado con la Cazadora la, seguro, alter ego de Simone en el UDC). Es el típico chico bombón malo que quiere ser bueno pero no sabe como que humedece las bragas de las mujeres desde tiempo inmemorial. Juntos hacen una pareja muy divertida de tipos duros que son violentos y agresivos porque hace tiempo que perdieron el norte.
Naturalmente PDA se las ingenia para que reconsideremos el no comprar sus productos. La edición no es mala pero tiene muchas carencias nimias que en conjunto hacen que sea insuficiente. Las portadas no estan intercaladas y estan maquilladas (aunque esto creo que es más bien culpa de DC), la rotulación aquí es sólo funcional, ni cursivas, ni negritas, ni nada, que es muy triste y resta expresividad, el supergrupo ha pasado por muchas cosas (bastantes de ellas en "Aves de Presa") que aquí no hemos visto pero el artículo es una chorrada como un pino, como en DC les dan los originales pelados (sospecho), es decir, sin los títulos, aquí por fin PDA los hace, bien por ella, pero demasiado cutres, ooooo, y, por último, fallos de traducción. No son nada grave, cosas de criterio más que otra cosa, pero se trata de trasladarnos el original lo más fielmente posible, no de recrearlo. Aquí van alternativas nº1,11,3: "Ella ilumina tu camino con sus faros y derrepente tienes el culo por cabeza" creo que es mejor que el más prosaico y menos sutil de PDA: te lo montas con ella y derrepente..., nº1,11,5: "es lo más parecido a hacérselo con Batman, conserva esa imagen" por es lo más parecido a montárselo con Batman, espera un momento y nº2,11,5: " medidas de seguridad no tripuladas y mortales" por la rara de PDA: medidas de seguridad mortales sin supervisión.
Por tanto no lo duden, este tomo (carillo) de "Los 6 Secretos" la establece como cole digna de seguir por su originalidad, humor, audacia y por el competente y compenetrado trabajo de sus autoras. No digo que lo pillen por PDA, pero sí que lo lean porque van a disfrutar con esta saga seguro. No es muy superheroica pero es divertida, intrigante, interesante, fresca y esta protagonizada por pjs carismáticos (Catman, Deadshot, Bane, Ragdoll, Scandal y Banshee, que es el más flojo de todos los que han pasado por el grupo). Una gran y grata lectura, lo mejor del 2010 nada menos.

16.2.10

Al final a la 5º ha ido la vencida Quesada

Primero fueron Vengadores Desunidos. El tema no me gustó nada. Es uno de las peores historias que he leído del UM. No ya porque el trabajo de Finch y Bendis allí fuese lo puto peor, es que la historia no tenía solidez, ni coherencia, ni lógica. Tras 20 años de lecturas no podía creérmelo, así que dejé la cole rápidamente.
Lo segundo fue Casa de M. Como era sobre mutis me dio igual. Pasé del tema. Lo único decente ahí era el dibujo de Coipel. La historia, como todas las de Bendis, esta mal desarrollada y no sólo eso, sino que no tenía mucho sentido en perspectiva. 40 años después Wanda se quiebra y dice no more mutants? Venga ya.
Lo tercero fue Guerra Civil. De nuevo lo de siempre. Tras más de 20 años leyendo Marvel no podía creerme la premisa. Por eso la historia me pasó por el forro de los cojones. Tras haber salvado al UM cienes de vez la gente se pica con los superhéroes y quiere un registro? Ha habido desastres mayores que un pueblecito volado por los aires y es por esto último que se exige un registro (quizás la historia hubiera debido ir por una división entre los que querían ocultarlo y hacer olvidar a la humanidad como otras veces y los defensores de la verdad)? Un país que deja comprar armas a cualquiera, quiere un registro? Tras 40 años conviviendo con superhéroes, ahora un registro? Un puñado de superhéroes para cada estado cuando hay estados que no llegan al medio millón de habitantes y otros tienen más población que muchos países del mundo? Venga ya! No le vi ningún sentido a ello. De nuevo el UM se desarrollaba de forma increíble porque Quesada y adláteres no se molestaban en justificarlo.
Lo cuarto fue Invasión Secreta. Aunque me deja bastante frío, me interesa más que lo anterior porque es una historia bastante retro. Despide aroma ochentero. Sin duda porque es una historia que tenía que haber ocurrido hace mucho tiempo. La historia no esta tan mal, pero tiene todos los defectos de las invasiones extraterrestres pop (estúpidas, se domina el espacio y la tecnología pero no se puede concebir un buen plan para conquistar un planeta primitivo y desunido) más uno, que es otra historia más sobre invasiones que no aporta nada ni se diferencia en nada de las anteriores. Se va de infiltración, usurpación y sabotaje y al final el asunto es un ataque a cara de perro sin planificación alguna que anula los puntos fuertes propios y potencia los del enemigo. En fin, pasable (me la esperaba peor) porque, como digo, todas las historias pop son así. Otra oportunidad perdida de ir más allá de los clichés. Otra oportunidad de hacer una invasión de la Tierra de forma inteligente, genuina y nueva.
Todas estas historias me dejaron frío. Me tenían sin cuidado. No me hicieron comprar más Marvel de lo que ya hacía antes. No me sacaron de la marginalidad y la periferia, de mi autoexilio iniciado con Vengadores Desunidos. En cierto sentido fue al contrario, ya que dejé "Nuevos Vengadores" y "Thunderbolts" y suspendí la compra de "Los Poderosos Vengadores" cuando la cole dejó de ir sobre ellos. Pero ahora esto que esta pasando ahora sí ha despertado mi interés. Esto que Loki se haga pasar por Wanda y tal me ha retrotraído a los 80. Cuando la intriga y la ansiedad por lo que iba a pasar era algo que te dejaba cada grapa. Naturalmente tampoco hay que exagerar. Esto ha hecho que el UM por fin tenga interés para mi pero ya soy perro viejo y, además, tengo la certeza de que lo que esta por venir no estará a la altura de mis expectativas. Así que mi entusiasmo es moderado, pero es algo que no sentía desde los 1º tiempos de Busiek.
"Los Poderosos Vengadores", aunque malillos, sobre todo porque los mediocres guiones de Slott son enfagados por unos dibujantes malos (exceptuando un Sandoval muy deudor de Pacheco), se salvan porque vienen en grapa (esto en tomo no me lo pillaba ni aunque fuese el único cómic Marvel que se publicase), porque estan manipulados por Loki y por ser grupo con potencial. Lástima que Slott, el guionista más hype y bluf de los últimos años, no profundice en los pjs ni les cree una dinámica de grupo (es la gran carencia actual del género, todos los grupos no son grupos, son suma de individuales). Pero bueno, ya he dicho que es un guionista mediocre, sería pedir peras al olmo. Aún así no entiendo porque Yocasta, un pj con muchas posibilidades (y más con la Avispa muerta y en el mismo grupo que Pym), siempre se queda con Jarvis como si esta fuese otro humano maduro sin poderes y habilidades de combate. Por esto me jode el estar haciendo una serie regular con caducidad por culpa de un evento editorial. Si lo llego a saber paso de ella. Aunque claro, Slott&Pham no es una pareja de mucho recorrido. La serie se caería por su propio peso más o menos a los 2 años.
Por otro lado "Vengadores Oscuros" esta resultando entretenida. No son un grupo, ni siquiera disfuncional, como es norma hora y, además, Bendis no es un guionista que sepa hacer una serie coral. Pasa poco y todo muy convencional y muy yanqui, pero se deja leer y viene en grapa. Yo en tomo pasaba. Y además, el último nº, el 5, esta bastante bien. Si a Bendis&Deodato les ponía a parir, ahora he de reconocer que han corregido todo lo que les criticaba. La entrevista a Osborn esta narrada como diso manda y Deodato (que sería una mierda si no le cubriese R. Baredo, la auténtica estrella y el artista hot de la serie) se sale con la gestualidad. Es la mejor grapa de la cole, en cuanto a calidad autoral al menos, de las que llevamos y seguramente la mejor que han hecho nunca Bendis y Deodato juntos y por separado.
En fin, que a mi esto del Reinado Oscuro esta haciendo que el UM vuelva a interesarme. Gracias en parte que ahora Marvel esta haciendo las grapas más entrenidas de lo que llevamos de siglo. A ver en que queda todo, porque Bendis y Quesada a los mandos siempre nos han programado viajes absolutamente estereotipados, vanos y mediocres. Por lo menos ahora tengo esperanza.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog