Ir al contenido principal

CIO: El coleccionista, W. Wyler 1965

"El coleccionista" y "Psicosis" son las pelis fundacionales del subgénero psycho, aunque no son las 1º pelis que giran alrededor de un psicópata, ahora se me ocurren "M, el vampiro de Dusseldorf" y "El cebo", notables pelis, y seguramente habrá otras y psicópatas en algunas otras pelis anteriores de otros géneros. Estas pelis, bastante parecidas, lo son por estar muy bien hechas, dar el protagonismo al psicópata e inaugurar el subgénero de forma que, si antes había una peli muy de vez en cuando, desde los años 60 no hay década que no haya contado con un puñado de pelis de este subgénero. Tampoco hay que olvidar que parte de su mérito es estar hechas en el momento adecuado, entre los años que van desde Ed Gein (1957) hasta Charles Manson (1969), de forma que contribuyeron a convertir a los psicópatas en un fenómeno de masas más, así como de terminar la sustitución de los monstruos tradicionales folklóricos (Drácula, licántropos, etc.) por unos más más modernos como protas del género de Terror, al ser más creíbles y reales y por ello más aterradores que los que surgieron de las mentes calenturientas de los campesinos europeos del pasado. La 2º Guerra Mundial con sus nazis y la alienación de la vida moderna pusieron de relieve que el hombre es un ser lo suficientemente terrorífico como para bastarse por sí solo para acojonar al personal.
"El coleccionista" es, quizás, la peli más elegante del subgénero ya que fue dirigida por Wyler (el de "Ben hur" y "Vacaciones en Roma"). Es una peli nada truculenta, tranquila, en fin, hecha con buen gusto, lo que lejos de perjudicarla la hace lo suficientemente singular como para destacar, ya que nos relata un secuestro por amor que acaba mal y pone el peso de la peli en la relación entre el psicópata y su víctima y no en la violencia, la captura o en el morbo de una personalidad desquiciada y pasada de rosca.
La dirección de Wyler es clásica, sin aspavientos o enfatizaciones (la mayoría de los planos son amplios), y con un ritmo tranquilo. Una dirección que carga sobre los hombros de los actores la misión de conmover al público. Una dirección que, como digo, no juega en contra de la peli como puede parecer a priori, porque es lo que le da fuerza al sorprendente, jocoso, tremendo y genial final que es lo mejor de la misma. De todas formas Wyler tuvo suerte, pues los actores hicieron un trabajo brillante. T. Stamp, Freddie, esta impresionante, impecable, apoteósico, interpretando a un N. Bates mejorado y la actriz sin estar a esa altura a mi parecer (ella fue nominada al Oscar y él no, pero ambos fueron premiados en Cannes), resiste la confrontación y esta muy valiente haciendo un papel complicado y, en cierta forma, duro para la época. Lo más flojo es el guión (basado en una novela) porque es él el que ha pagado la factura del tiempo. Aunque la peli esta muy bien desarrollada y el que el hobbie de Freddie sea coleccionar mariposas es algo brillante para caracterizarle (sí, "El silencio de los corderos" debe bastante a esta peli), su retrato es demasiado deudor del de Bates y además bastante básico e ingenuo, de forma que si Stamp no lo hubiera bordado, la peli hubiera fallado, ya que hoy en día el pj es poco serio.
Lo importante de la peli es, como dije, la relación depredador-víctima. Lo cual la da un aire teatral, ya que esta transcurre casi en un mismo decorado (el sótano de la casa de Freddie) y prácticamente solo cuenta con los 2 protagonistas. Es una relación de confrontación y tensión, pues ambos intentan seducir al contrario por propósitos egoístas. Es una relación que destaca la diferencia social y personal de los contendientes, más que la torcida psique de Freddie. De esta forma la peli muestra el enfrentamiento entre una persona humilde, apocada, infantil y fantasiosa con una niña bien y popular. Entre una persona marginada y que no entiende el mundo moderno y otra integrada y gustosa de lo moderno (como se ve en la discusión sobre Arte Moderno/Contemporáneo). De esta forma, la historia es casi más una representación de la dialéctica de clases que otra cosa. Pero también este enfrentamiento contiene la confrontación del feminismo con el machismo, de la fantasía con la realidad y de la libertad con las exigencias de los demás, de donde emana la tragedia de que no siempre los sentimientos de afecto son correspondidos por mucho que uno se esfuerce y quiera y de un desarrollo incorrecto y por tanto insano que convierte a uno en marginal y, sobre todo, en un marciano. Por eso el valor de "El coleccionista" es que asistimos a la génesis de un psicópata. Freddie, al principio no es un psicópata, es un tipo raro enloquecido por el amor, hoy en día parece más un maltratador en potencia que un psicópata. Es su derrota ante su víctima lo que le hace dar el último paso, un paso que pasa desapercibido a los ojos del espectador que se encuentra con los hechos consumados de forma sorprendente, que es lo que a uno le deja boquiabierto, y acongojado porque el final es abierto, y lo que hace subir enteros a la peli.
En fin, "El coleccionista" es una peli original que ha aguantado bastante bien el paso del tiempo. Una peli que merece verse porque su buena factura, originalidad y su condición de clásico resulta bastante satisfactoria, por lo que no merece el olvido del que es objeto por mucho que no vaya en la actual línea gore y fantasmona del subgénero ("Seven" hizo mucho mal).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …