30.10.08

Relecturas LXI: Operación: Tormenta Galáctica, varios, Panini 2008

De crossover a crossover y tiro por me que me toca ...
Esta saga no la tenía. Me la dejaron hace unos años y me gustó, me dejó un recuerdo muy vago pero grato. Así que he aprovechado su reedición para tenerla.
Me ha parecido una saga entretenida y que no ha envejecido demasiado literiariamente a pesar de lo mucho que han cambiado los tiempos. Esta saga es de principios de los 90 y sigue más la línea de lo que se hacía en la mitad de los 80, que anunciar el cómic que estaba al llegar. Así, resulta un poco ingenuo, superficial e inocente al ser una lectura sencilla y sin pretensiones donde prima la aventura y la acción, a veces es gracioso (e incluso tierno) leer como los guionistas se las han ingeniado para meter en su nº la pelea que exigían los cánones de entonces, sobre la exploración de conceptos complejos. Por eso, la serie que podía haber tratado más la ética, la guerra, las diferentes formas de gobierno, el choque cultural o una auténtica guerra entre civilizaciones, y así hacer algo más serio y sólido e incluso sonado, no lo hace. Pasa de puntillas por esos temas por su enfoque personalista y convencional y por poner el acento en la acción.
Aún así, como digo, no esta mal, se corresponde con mi idea de lo que un cómic, y una grapa, de superhéroes ha de ser, pero se echa de menos el que los guionistas no hubiesen aprovechado más la excepcionalidad del argumento de "Operación: Tormenta Galáctica" y de un crossover para hacer algo más serio y ambicioso, en suma para poner epicidad en la saga. Decepciona un poco porque, a pesar de que la historia resulta clara y apenas estirada, el crossover esta bien desmenuzado entre las grapas que lo componen, no deja de ser irregular y con números irrelevantes (sobre todo, lógicamente, en la parte central, el tomo 2), por lo que espacio había para hacer algo mejor. Paradigmático de estos últimos es el nº 400 del Capi, el 2º del tomo 3, que es un número absolutamente irrelevante que esta para rellenar y donde 14 de las 22 páginas son una pelea. Que sea irregular y con momentos irrelevantes o sin ningún interés es lógico teniendo en cuenta que el equipo creativo es grupal, por tanto, con diferente talento, y que, además, los protas en cada grapa son distintos y lo que hay contar en cada grapa no siempre es lo más emocionante o interesante. Por eso, aunque todo esta bien repartido y los guionistas defienden bien lo que les toca, hay colecciones que estan un poco para redondear, "Wonderman", "Quasar" y la que se llamó a aquí "Los Nuevos Vengadores" son más satélites que piezas imprescindibles de la historia. De este modo, lo mejor de la saga es como empieza y como termina, con un buen último número que merecía haber sido hecho por autores con más talento e imaginación que Harras y Epting.
Lo que más me ha llamado la atención de esta saga es su fuerte contraste con lo que se hace hoy, sobre todo a nivel gráfico, no sólo a nivel de color sino también, y sobre todo, a nivel dibujístico. Prácticamente todos los dibujantes son mediocres e incluso hay alguno malillo. Así se explica uno que los 90 barrieran con estas coles, pues su aspecto no era nada atractivo en comparación a lo que se hacía en los mutis o en Image. Se ve claramente los límites del axioma ese que dice que las coles de pjs icónicos no necesitan equipos creativos sobresalientes. El dibujo es totalmente el clásico del género, realista y convencional, pero aquí resulta rudo dado la poca imaginación, el desprecio por los fondos y la narrativa y una capacidad artística tan sólo correcta de la mayoría de los dibujantes. Sólo destacan Capullo, que sólo realiza un nº, con un estilo influido por Romita jr. elegante, sensual, sintético y femenino, J. Johnson. que practicaba un estilo J. Lee simplificado y redondeado bastante dinámico y expresivo que además, tiene el mejor coloreado, P. Ryan, con un dibujo sin atractivo pero sólido y completo y D. Ross, porque tiene a su favor un buen coloreado y entintado, otro jimliano que sobresale sobre todo en los rostros.
Otra cosa que destaca de este contraste entre los primeros 90 y los finales de la 1º década del siglo XXI, son los equipos creativos. Sólo DeFalco, Oliffe y Epting siguen activos. Que no continúen algunos tiene su explicación, Gruenwald esta muerto y los Thomas ya estan jubilados, pero el gran grueso ha desaparecido. Se ve que trabajar en el cómic mainstream no es una profesión para toda la vida hoy en día. He hecho una búsqueda rápida y me he encontrado con que Capullo ya no dibuja comics por motivos de salud mental (el estrés) y se dedica al marketing de Spawn, G. Jones ahora va por la vida como escritor de libros, Harras es un editor vinculado a DC-Wildstrom y el bueno de Ryan ahora dibuja "The Phantom", el tipo ese que va de morado y su símbolo es una calavera, que es un cómic que ya sólo se edita en Suecia. Los otros ni rastro, o al menos no son lo suficientemente importantes como para estar en los 20 primeros enlaces de Google que salen al poner su nombre.
Lo mismo ha pasado con los vengatas principales de aquella época. Visión, Ojo de Halcón, Capitán América, Thor (Masterson no Blake) y Quasar estan "muertos" y cuándo fue la última vez que se vio al Caballero Negro, Wonderman, Rayo Viviente o la Bruja Escarlata? Sersi había desaparecido hasta que se revitalizó a los eternos, Zorro Estelar apareció fugazmente en Hulka pero no se han acordado de él para Aniquilación, la Capitana Marvel ha tenido que renunciar a su nombre y esta en un grupo de chiste, lo que es un destino peor que la "muerte". Sólo se mantienen Iron Man y Hércules, y Cristal porque esta ligada a los inhumanos, no por ella misma. Se ve pues, que en este ámbito si ha cambiado mucho Marvel (y falta por venir la Invasión y el Reino Oscuro), aunque ha sido más a nivel de pjs que a nivel de universo. Y seguro que esto también explica porque muchos profesionales de hace 15 años se han quedado en la cuneta.
Una pequeña mención a la edición de Panini. Bien por publicar historias antiguas en formatos y precios populares, aunque haya sido a rebufo de Marvel (estos tpb los sacó Marvel hace 2 años). Pero la traducción tiene fallos, no en la traducción en sí, sino en la traslación del inglés al castellano, que se pudieron haber evitado si esta hubiese sido repasada, y le pasa lo mismo que a Planeta, hay bastante páginas con mala calidad (al menos en mis tomos) en los 2 primeros tomos. Se ve que ese es el precio que se ha cobrado el tiempo.
Releyendo estos comics comprendo que el género este en crisis desde la 2º mitad de los 90. El estilo de los 80, del que es heredero "Operación: Tormenta galáctica", estaba en un callejón sin salida por su abuso de estereotipos y convencionalismos, su ingenuidad y sus cortas miras. Cosas como que los vengatas vayan a pacificar el universo sin encomendarse ni a dios ni al diablo y procedentes de un planeta que en el cosmos marvelita es el equivalente terráqueo de Burkina Faso, que el gobierno de imperios planetarios sea extremadamente personalista (el coup d´etat de la Inteligencia Suprema es absurdamente fácil), que sea muy fácil acceder a altos representantes políticos de imperios planetarios, que no se note nada que estamos hablando de imperios planetarios al limitarlos a las capitales, que funcionen planes estúpidos, que los humanos hagan y deshagan a su antojo cuando no tienen teconología para ir más allá de su satélite y que la guerra intergaláctica se reduzca a un ir y venir de naves, erosionan bastante la calidad de la saga. Vale, que esto es un cómic popular donde prima la aventura y la sencillez y con un enfoque muy personalista, pero todo tiene un límite y por eso se acabó y tenemos el actual enfoque realista y desmitificador. Pero el tema es que tampoco funciona, porque lo que ha hecho es quitar heroicidad y epicidad al género y eso va contra su razón de ser, ya que se trata de superhéroes no de supers a secas.
En fin, una saga entretenida y entrañable. Un poco casposa, pero eso le da cierto encanto. Una buena forma de viajar al pasado y pasar el rato viendo como se hacían las cosas antes y comprobar todo lo que hemos cambiado para poder seguir igual, con los kree buscando evolucionar.

26.10.08

Critiquita 256: Aniquilación: Conquista, varios, Panini 2008

Regreso con la programación habitual que, entre lo mediocre que esta siendo este año y la implosión de PDA, esta siendo difícil mantener en la parrilla.
Este año me he comprado la saga cósmica marvelita de turno. La del año pasado no, porque no consiguió hacerse un hueco en mis compras y su calidad no me incitó a hacer un esfuerzo. Este año ha caído porque la oferta ha sido menos atractiva para mí y el hecho de tener un cómic del Mapache Cohete (ahora sólo me falta que Panini edite su miniserie, soñar es gratis!) y volver a leer a Bicho (mi pj favorito de esa gran serie, que nunca volveremos a ver por problemas de derechos, "Micronautas") me seducía bastante. Al final, he de decir que he tenido suerte, ya que me ha gustado más, y creo que es mejor, que la anterior. Una saga que revela la forma de pensar de la Marvel de hoy, ya que era inicialmente una saga para "Nova", pero el editor de turno lo cambió para poder repetir la jugada, y es que la Casa de las Ideas hace años que ha pasado a ser la Casa de la Reverberación.
En fin sin más preámbulos me meto en harina.
Aniquilación: Conquista nº 1: este nº no lo he comprado ya que, al leerlo, no me pareció gran cosa. Es demasiado genérico y tópico. Giffen lo escribió con el piloto automático y no es un portento de dibujo. El inicio de esta saga es muy flojo por aburrido, previsible y casi calcado al de la anterior miniserie.
Aniquilación: Conquista nº 2: incluye la miniserie de "Quasar" y la 1º mitad de la de "Starlord". La primera fue escrita por C. N. Gage y dibujada por M. Lilly. Es una miniserie mediocre y tópica, lo normal en el cómic de superhéroes actual. Aunque de esto tiene mucha culpa un dibujo de vocación realista torpe, burdo, poco imaginativo y nada atractivo y una narrativa anodina. Pero como contiene algunas sorpresas, al menos su 1º lectura es grata. La 2º miniserie fue realizada por K. Giffen y T. Green II.
Aniquilación: Conquista nº 3: incluye la 2º mitad de la miniserie de "Starlord" (la única partida mmm) y entera la de "Wraith" (innecesariamente traducida por Fantasma). La miniserie de "Starlord" es maja. Tenemos a un Giffen típico, cosa ya bastante cansina, es decir, un guión lleno de ironía y pjs parlanchines, que funciona no obstante bastante bien ya que, en esta ocasión, los protas son carismáticos y extravagantes, por lo que encajan en el enfoque del que esta abusando este escritor y brillante profesional del medio. Pero la parte importante de las bondades de esta miniserie reside en su dibujo. Un dibujo de estilo europeo, realista-sintético, preciso, atractivo, un poco estático y con espacio de mejora que compensa muy bien su escasa atención a los fondos, que por otra parte aporta fluidez y legibilidad a la narrativa, con una composición de viñetas clásica que resulta elegante y estética con lo que el resultado es muy agradable visualmente y convierte a este recién llegado, recordemos T. Green II, en un tipo a seguir. En suma es una miniserie tópica, aunque con sorpresas, divertida y muy bien dibujada. La siguiente miniserie para mi es un pegote. El prota es más propio de la Fantasía o del Terror que de la CF, por lo que no encaja en la parte cósmica del UM. Es un pj nuevo y por tanto totalmente innecesario (quién lo habrá propuesto y quién lo habrá aprobado?) ya que esta parte del UM tiene un montón de pjs, como prueban las 2 "Aniquilación". Es un pj creado, pongo la mano en el fuego, por un fan del buen jdr "Wraith", que aporta una vertiente gótica y sobrenatural al tema. Una miniserie resuelta con profesionalidad por J. Grillo Marxiach y K. Hotz, sobre todo por este último, pues su estilo caricaturesco y sombrío a lo K. Jones era uno de los mejores posibles para el tono de esta miniserie.
Aniquilación: Conquista nº 4: incluye la miniserie final a cargo de D. Abnett (un gran profesional británico) y A. Lanning y a los dibujos T. Raney. Esta miniserie es lo mejor de esta saga. Un buen colofón que hace subir enteros esta miniserie haciéndola, para mí naturalmente, mejor que la anterior. Los guionistas hacen un buen trabajo manejando con oficio el esquema de varias historias paralelas que confluyen, aunque el desarrollo es un poco confuso porque las movidas fantacientíficas no quedan nada claras, pero como son las consabidas deux ex machina del género, hay que asumirlas sin pensar. Por tanto, es un trabajo muy profesional, en el sentido de que es eficiente y competente pero poco imaginativo y novedoso, con un buen resultado gracias a las sorpresas y requiebros de la historia. La jugada de Ultrón me parece maestra y que ya tocaba, pues es un pj demasiado poderoso como para estar confinado en la Tierra. En fin, que guionísticamente cumple exitosamente con lo que este tipo de sagas han de dar. Los dibujos me han parecido flojos. El T. Raney de antaño lo hacía mejor, tal vez ha sido demasiado trabajo para él, muchas páginas y muchos pjs con muchos detalles. Su dibujo esta lleno de incorrecciones anatómicas y es incapaz de hacer 2 caras de un mismo pj no ya iguales, pues analógicamente es imposible, sino similares y su narrativa es excesivamente convencional y poco espectacular, lo mejor es que intenta hacer a sus pj expresivos. Le salva el culo el colorista D´Armata, como la cosa siga así las estrellas van a ser los coloristas, quien con un color muy trabajado, brillante, pulido y sencillo pero eficiente, da uniformidad, espectacularidad y maquilla las incorrecciones del dibujo.
Nova nº 1: parte de este tomo cae de lleno en esta saga. No lo tengo porque, como véis, no soy completista y no me atrae el pj, pero principalmente es porque me pareció muy aburrida. La historia esta alargada a base de requiebros por lo que acaba disgustando por el abuso de estos y su insustancialidad. Tampoco gráficamente es una cosa reseñable. Aunque es cierto que no es menos irrelevante argumentalmente para la saga que las otras miniseries. Y es que esta saga podía haberse contado tranquilamente en una miniserie de 8-10 números en vez de marear la perdiz. El nº 2 de "Nova" cae de lleno en esta saga pero aún no he podido leerlo. De todas formas doy fe de que no es necesario para entender el tema, aunque si explica algunos acontecimientos que se dan por hechos en la última miniserie. Aunque al ser presentados en esta como deus ex machina no da la sensación de que te has perdido algo. Además, si no te has leído el 1º tomo de "Nova" ni te vas dar cuenta.
El resultado pues es bueno. No es la leche, ni memorable su calidad, pero si tiene su ración de frescura y trascendentalidad, en el sentido de que cambia un poco las cosas. Lo mejor es que continua revitalizando la división cósmica marvelita que, de haber estado olvidada unos años ha pasado a tener ya 2 series regulares. No me ha gustado la ninguneación de algunos pjs como Blastaar, que se cargen a pjs con un futuro interesante por delante y la contumaz ausencia en estos eventos de los shiar y me cansa a estas alturas el tratamiento poco serio de estas historias. Me refiero a cosas como que los destinos de sociedades planetarias esten en manos de 4 personas o que nadie se entere de que debajo del trono de Kree-lar hay un ejército de centinelas (un recurso estimable si se hubiese justificado mejor y no residese todo su éxito en una confusa jerga fantacientífica), pero es una lectura grata. Me ha parecido, en su conjunto, mejor que la de los Siniestro Corps, si bien este es parte de un todo y seguro que influye el que me desenvuelva mejor en el UM. Pero a nivel gráfico la de DC, en los últimos números, se sale ganando, por tanto, por goleada a "Aniquilación Conquista".
Extra: Aniquilación: Drax: la miniserie que Panini-Viturtia pasó de publicar a pesar de que prologaba "Aniquilación". Ahora ha caído porque, se ve, que el tema ha sido un éxito (espero que esto signifique que veremos a los Guardianes de la Galaxia en grapa, soñar es gratis!). Después de leerla doy toda la razón a Panini-Viturtia. Es una miniserie bastante insustancial, pues utiliza 3 grapas de más para contar lo que tiene que contar, no sé si esta tan estirada por culpa de Giffen, por la lenta narrativa y las viñetas gigante que utiliza el torpe pero efectivo dibujante o por imposición editorial. Lo bueno es que los autores consiguieron hacer entretenido un suspiro y lo malo es que la explicación del cambio de Drax es tan simple y fácil que es insultante haberle dedicado una miniserie.

22.10.08

Relecturas LX: Gente en su sitio, Quino, Lumen 1978



Este chiste es decenios anterior a la acuñación del término tv basura.


Lo jodido es que hay algo de razón en esto.


Cuánta razón tiene!


Esto se lo dedico a UTCON, que no sé si me sigue leyendo.





Yo me imagino así a Ismael.

16.10.08

Balda Europea I

Hace mucho tiempo empecé una serie en la que os contaba el contenido de mis baldas. Un intento de que me conociéseis para que pudieséis calibrar mejor mis críticas. También era una salida para cuando no tuviese sobre que escribir. Al final entre la pereza, el olvido y la desidia la finalización de la serie se ha dilatado, pero ha llegado la hora de continuar ya que me aptc escribir algo ligero y hay que actualizar (esta tiranía del blog no te la explicaban cuando te lo daban).
Corto Maltés: no sé los títulos que tengo. Es la edición que hizo EL Mundo tiempo ha, ya que me dijé: es el momento de tener algo de este pj emblemático. Son de los pocos comics que tengo que aún no he leído, ya que me leí el 1º y me pareció un dolor. No por malos, sino por aburridos y pasados. Eso sí, el grafismo de Pratt sigue siendo algo excelente, sorprende que con tan poco, el resultado sea tan atractivo y atemporal.
Astronave Pirata: es de Guido Crepax. Fue mi primer contacto con este gran autor. Su grafismo me soprendió en la adolescencia porque era muy diferente a lo que yo había visto. Me impresionó mucho su línea finísima, su anatomía grequiana, en fin ese aspecto frágil, lánguido, sensual y elegante que tienen sus comics. También me subyugaron su creatividad, exhuberancia y singularidad en lo que es el equivalente al diseño de producción en Cine. Hace tiempo que no lo leo, pero su historia de piratas espaciales que evoca al siglo XVI siempre me ha parecido interantísima y me da pena no tener más de la misma.
Druuna nº1-4: lo compré porque este era el cómic que en su momento sintetizaba los mayores intereses de mi adolescencia: las mujeres desnudas y los comics. La historia no esta mal y el dibujo realista de Serpieri es magnífico, pero como tuvo éxito, Serpieri empezó a llevar la historia por derroteros que excedían su talento de guionista y fue convirtiendo su ligera pornogafía en sadomasoquismo, así que al final me acabé aburriendo y ahí esta la serie incompleta.
Sahrazad: impresionante obra de Toppi. No hay cómic igual porque es experimental. El autor fundió las viñetas de cada página en una sola ilustración que funciona de 2 maneras, como ilustración unitaria y como página de cómic. El resultado es impresionante y aún más dado el talento y la calidad del dibujo de Toppi. Son cuentos de las "Mil y una noches", material imperecedero por su fantasía, simplicidad y poesía.
Manara: tengo "El clic" y "El rey mono". El primero lo adquirí siguiendo el mismo principio que "Druuna", hoy es infumable salvo por los dibujos, aunque esa especie de sadomasoquismo me ha acabado repeliendo (estos italianos, porque Crepax también va por ahí). El segundo me gusta porque Manara no es Manara, ya que para versionar la historia del rey mono este dibujante desplegó una imaginación y unos recursos que no son habituales en él, de este modo queda un cómic surrealista bastante interesante a todos los niveles.
Ciudad sin retorno: cómic que tengo a base de descuartizar Zonas 84, ya que mi adolescencia coincidió con su saldo y se encontraban por doquier, qué tiempos! Es un cómic de CF muy interesante de aire retro, con un dibujo un poco torpe pero atractivo y competente y un guión que, a pesar de abusar de estereotipos, resulta muy entretenido.
Azpiri: tengo "Mot" nº 1 y 3 y "Lorna y su robot". A mi Azpiri me gustaba de adolescente, su estilo me parecía raro y bonito, al final me acabé aburriendo de él. Lo mismo con Mot, la premisa era interesante pero las historias un royo y con Lorna, cómic erótico-cómico que sólo se sostiene por la sensualidad caricaturesca de Azpiri, lo mismo. Quizás sea su mejor trabajo, lo cual no es decir mucho.

Basura: otra criatura frankenstiniana a costa de Zonas 84. Un cómic de CF sin mucha imaginación y originalidad, pero que es una lectura agradable y con desnudos femeninos gratuitos! Qué fácil es contentarnos a ciertas edades. Si la Tierra fuese un Mardi Grass perpetuo iría mucho mejor.
Time Out: otro Frankenstein. Un cómic de CF muy española, en cuanto que los pjs son unos matados y la historia esta plagada de humor y desmitificación. Una historia divertida de viajes temporales original, dinámica y con el supersensual dibujo de Altuna. Tiene su gracia.
El ciclo de Irati: recopilación saldada. Fantasía española a partir del folklore vasco. Una historia que empieza bien y con un grafismo europeo interesante pero que empeora a medida que avanza hasta caer en la mediocridad.
Atrapado por la flecha: del ínclito Durán (hace tiempo que no publica, por fin le han puesto en su sitio?). Lo compré por un impulso. No conocía a Durán, pero su grafismo infantilesco competente y el surrealismo de la historia me llevaron a comprarlo pensando que me iba a encantar. Qué ingenuo! Me aburrí del dibujo a la mitad y la historia me pareció no muy coherente incluso para ser surrealista. En fin, que no me meto en el mundo fantasioso-triste-onírico de Durán y lo he intentado más veces, esta vez sin comprar.
Sarvan: lo compré sólo por tener algo de Bernet, un dibujante que me encanta, ya que los minimalistas son los que más me gustan. En fin, qué voy a decir de él? Un maestro del dibujo y del b&n. El cómic de CF no me gustó nada, igual cuando lo vuelva a leer ...
H2Octopus: una sorpresa. Un cómic de Fantasía muy bien hecho. Imaginativo, intrigante, sorprendente, diferente y con mucho potencial. Por mi que siga por muchos años, aunque me temo que no, es español y de estilo europeo.
Jodorowsky: tengo "Aníbal 5" descacharrante, erótica y singular historia de CF muy bien dibujada por Bess. Luego todo el material de los Metabarones, incluyendo el tomo de Mondadori (ahora me arrepiento, porque este es el antecedente directo de los tochales). Una historia de CF teñida de feudalismo y filosofía oriental que siempre sigue el mismo esquema que a veces es interesante, otras, pocas, deslumbrante y normalmente un poco pesada. Pero bueno, es un gran cómic de CF.
Slaine: todo lo que se ha sacado en español. Me encanta, no es la leche pero me parece un cómic de Fantasía muy majo. Quizás superar la deslumbrante magna opus de Bisley es muy difícil, tanto para las entregas posteriores como las anteriores, y eso ha hecho que en España no hayamos visto ni la mitad del material del pj. Es una explicación como cualquier otra, ya que esta omisión editorial me parece incomprensible. Lo que se ha publicado aquí es original, violento, divertido y muy entretendio. En especial la trilogía de Bisley, en donde Mills, el guionista y creador del pj, hace una reinterpretación de los mitos irlandeses magnífica haciéndola diferente sin quitarle nada de imaginación, celtismo y epicidad. Esta historia es estupenda.
Para el próximo día los franceses.

9.10.08

CIO: Robin y Marian, R. Lester 1976

Gracias al blog me he dado cuenta de que (por el momento) la década que más pelis tiene que me gustan ha sido la de los 70. Aunque claro, por edad estas las he visto ya en los 80 y, desgraciadamente, la mayoría en la tv.
No es el caso de esta peli, ya que hace unos meses la repuso la Filmoteca de Madrid. Por lo que pude verla, al fin, en pantalla grande y v.o.s. Por cierto, esta peli me confirmó la sospecha de que las pelis dobladas hay que verlas también con subtítulos en castellano, porque cuando no la caga la versión doblada lo hacen los subtítulos. Así que si no sabes bien inglés no puedes tener la absoluta certeza de que te han contado bien la peli. Por qué será tan difícil traducir?
En fin, vamos al turrón. Esta peli se puede describir perfectamente como cine medieval crepuscular. "Robin y Marian" dio punto y final a esa Edad Media jolivudiense de décadas anteriores de cartón piedra y gente con buen aspecto disfrazada. La Edad Media en adelante iba a ser sucia, pobre, cutre y brutal. Pero esta peli no es crepuscular sólo porque despoja a la Edad Media de la fantasía visual y desenfado con que venía siendo rodada, sino también, como el western coetáneo, porque la abordó de forma desmitificadora y triste. No puede ser de otra forma cuando la peli esta protagonizada por unos Robin Hood y Marian en la cincuentena en una Inglaterra que no ha cambiado nada a pesar de los esfuerzos en pro de más justicia social del primero (sigue el feudalismo, sigue el sheriff y reina Juan). Este enfoque es uno de los aspectos más brillantes de la peli porque además, supo desarrollarlo, plasmarlo y transmitirlo.
"Robin y Marian" de forma precisa, breve y elocuente nos sumerge en una Edad Media bastante histórica porque esta ambientada en tiempos poslegendarios o posteriores al final del cuento, ya que la peli se puede tomar como el epílogo de un cuento. Qué pasó años después del final del cuento? Es verdad que fueron felices y comieron perdices? Eso es lo que se plantea la peli a cerca de la 2º leyenda más famosa de la Edad Media (la 1º es la de la Tabla Redonda). Cómo estarían Robin y Marian a los 50 años? Y la contesta basándose en la Historia (es decir, teniendo en cuenta el devenir histórico). Naturalmente la respuesta que da la peli no es la única, pero sí es de las posibles, una de las más brillantes y, quizás, la más cinematográfica.
Como suele pasar, en la base de toda gran peli hay un buen guión. Este es ingenioso ("Qué haces con ese hábito?" "Vivo en él"), irónico ("No he perdido ninguna batalla pero no sé lo que he ganado"), preciso, sucinto, sobrio y, sobre todo, emotivo y conmovedor ("No me escribiste", "No sé escribir"). Define y da profundidad a los pjs y desarrolla muy bien la historia de forma directa y ágil. Destaca sobre todo por haber sabido capturar y transmitir (quizás contagiar) el desencanto y por la construcción de unos pjs totalmente desmitificados, desde Ricardo Corazón de León (el peor tratado y el auténtico villano de la peli) hasta Pequeño Juan (como lo llaman en la genial versión de WD), pero no por ello menos carismáticos y, sobre todo, con los que se empatiza y de los que se apiada uno, no como sus otras versiones, ya legendarias, ya jolivudienses.
Con este guión los actores lo tuvieron fácil, también es cierto que el casting estuvo acertadísimo al encontrar entre los grandes actores del momento a los mejores para hacer esta peli (con un guión así no les costaría convencerles). Sobrasale A. Hepburn, Marian, el pj más complejo y profundo de la peli. Esta magnífica, tierna, precisa, sutil, sobria y conmovedora consiguiendo que, pesar de que su pj es una japuta, no la odies. N. Williamson (actor más de tv que fue el genalísimo Merlín de "Excalibur"), Pequeño Juan, esta también muy bien, sólido encarnando perfectamente al seguidor ideal, leal y fiel, aquel que ha entregado su vida a otra persona (genial su paralelismo con Marian) sin darse cuenta. Igual de solvente se muestra R. Shaw, sheriff de Nottingham, interpretando a un exvillano que ha de seguir siendo un villano (en una relación análoga a la de Joker y Batman de la "Broma asesina", es una lástima que el guión no explorase esta pareja de Robin*). S. Connery me parece el más flojo, aunque no las tengo todas conmigo. No es fácil destacar en esa peli y quizás el que parezca una mediocre interpretación es la prueba de que hizo un gran trabajo. A este actor le favoreció que no había (ni hay) nadie mejor que él para interpretar un pícaro, optimista e infantil héroe de acción ya que sus limitaciones actoriles encajan muy bien con el Robin de la peli, pues por el contraste de su actuación con las de sus partenaires, su Robin parece un tipo pasmado que no se entera muy bien de las cosas. Su Robin es un tipo infantil que vive en su mundo particular gracias a sus cualidades heroicas, pues a diferencia del resto de los pjs de la peli, estas le salvan de estrellarse con la realidad. De todas formas, esta perfecto en las escenas cómicas y de acción.
La dirección de Lester es muy sobria y funcional. Muy competente y sacando provecho de lo que tenía pero que resulta demasiado sosegada, dura y gris para el juego que dieron el guión y los actores. Una dirección que hubiese arropado más a los actores y que se hubiese implicado más, era lo que hubiese precisado "Robin y Marian" para estar entre las mejores. Una dirección que continuase la línea del primer tramo de la peli que, con el mismo estilo, supo componer planos hermosos y cautivadores, destacando el del cortejo funerario de Ricardo. Magnífico por su sobriedad que hace contrastar aún más el colorido y el movimiento del cortejo con el fondo gris y pétreo.
A pesar de todo esto, estoy seguro de que la peli no podría ser tan buena sino hubiese tenido un diseño de producción impresionante. Con poco dinero, o quizás tan sólo el suficiente, se encontraron localizaciones perfectas y se elaboró un vestuario perfecto y un decorado minimalista, tanto que la mayoría de la peli se rodó en bosques y campos, pero perfecto, lográndose con ello convertir a "Robin y Marian" en una auténtica máquina del tiempo. Tampoco hay que olvidarse de la b.s., perfecta para la peli al conjugar lo divertido con lo nostálgico, triste y decadente.
En fin, una peli maravillosa que evoca a las tragedias griegas, no sólo por su devastador final, sino porque al meterse en la cotidaneidad de las leyendas, las desmitifica al descubrir sus sombras y sus fallos, al hacerlos humanos. Ese es el tema de la peli, el de una leyenda en el mundo real. Robin esta cómodo con ser una leyenda ya que eso le hace feliz y por eso es lo único que quiere hacer y, a pesar de su vejez, no quiere dejarlo. Pero esta rodeado de gente a la cual su leyenda le ha perjudicado y no se ha dado cuenta, es odiado por Ricardo porque su leyenda esta por encima de la suya, ha hecho que el Pequeño Juan renuncie a su vida, al sheriff de Nottingham, un noble con honor, le ha condenado a ser un villano y a Marian, sobre todo a ella, la ha condenado a una vida de infelicidad. Es, por tanto, un pj trágico inconsciente de esa condición además de porque, el ser una leyenda, le convierte en ser marginal, pues su exitosa rebeldía le impide encajar en la sociedad. Marian es su antítesis ya que ella en ningún momento, a diferencia de Ricardo o Robin, ha querido ser y vivir como una leyenda. Esta terrenalidad irredecutible (muy femenina) de Marian es donde reside la tragedia, ya que ella quiere vivir como una persona y no como una leyenda y de ahí se deriva tanto, el choque irreconciliable entre estas 2 personas destinadas a amarse, como el terrible final. Marian quiere que Robin ponga los pies en la tierra y renuncie a ser quien es, tarea en la que esta sola porque a los demás les encanta participar de la leyenda, al Pequeño Juan porque así no tiene que pensar, los compañeros de Robin porque así no son unos marginados, el pueblo porque les hace creer que un mundo mejor es posible y a los antagonistas porque vencerle les haría legendarios. Pero ocurre que Robin no se entera bien de lo que ella le pide amén de que no quiere renunciar a la gloria, al combate y a ser una leyenda y un héroe. Por eso terminan las cosas como lo hacen, porque esa es la única solución posible.
En suma, "Robin y Marian" es una peli magnífica y la mejor interpretación fílmica del legendario Robin Hood. Podía estar mejor y hoy en día le perjudican el haber sido una producción con el dinero muy ajustado y las peleas, aunque son muy reales y emocionantes (el duelo final es excelente en cuanto verosimilitud). Pero eso no le impide ser maravillosa, diferente y conmovedora, porque brillan el acertadísimo guión, las excelentes interpretaciones y el impactante y agrio final que remata perfectamente la historia al conciliar poéticamente lo legendario con lo terrenal y, por ello, caduco.
_____________________________________________________
* es curioso que Robin sea un pj que se define por las parejas que forma. Además de estar emparejado con el sheriff lo esta con Marian, con Pequeño Juan y con el rey Ricardo. Quizás esto responde a que su condición legendaria le hace irreal y, por tanto, sean sus amigos y enemigos, más reales, los que le den corporeidad.

2.10.08

Critiquita 255: Agentes de Atlas y Solitarios, Panini 2008

Hace casi un mes y medio del último post dedicado a un cómic de superhéroes. El blog estará tomando una deriva parecida a la de Ternin? En fin, la verdad es que estamos hablando del verano, y si a eso le sumamos que he dejado de reseñar las grapas, es comprensible que no haya encontrado nada para criticar, pues este año esta siendo también malo en comics.
"Agentes de Atlas" de J. Paker y L. Kirk era un cómic que quería ver por aquí. Yo pensaba que esta delicatessen no iba a ser publicada por Panini. Pero es que esta editorial ha cambiado desde que Clemente se ha incorporado a las labores editoras y ahora abre un poco la mano, así que fue para mí una grata sorpresa ver que se iba a publicar. Pero como suele pasar, desear las cosas mucho acaba siendo contraproducente en cuanto experimentas la consecución del deseo. A estos pjs sólo los conozco de "Siempre Vengadores" pero fue suficiente para que me "enamorara" de ellos. El Hombre Gorila, el Robot Humano y Venus me parecieron pjs muy originales, carismáticos y con mucho potencial y los 50 me parecieron un buen lugar, fresco y novedoso, para albergar aventuras del género. Eso es lo que yo quería leer. No ha podido ser, ya que el cómic transcurre en el presente, por lo visto puede haber Marvel (Noir) en los 30, pero no un Marvel en los 50. En fin, no pasa nada, eso no convierte automáticamente "Agentes de Atlas" en un cómic malo. Pero lamentablemente esta cerca de serlo. Los autores hacen en este cómic un trabajo profesional, es decir eficiente y cumplidor, pero eso no ha bastado para hacer que supere la mediocridad. Parker se ha currado el guión, pues ha conseguido, a la par que los modernizaba, encajar bien y sin emplear asteriscos (en la Marvel de hoy (y en Panini) no hay referencias al pasado) a los pjs en el presente marvelita. En fin, que Parker se curró muy bien el trasfondo del guión y desarrolló bien la historia, pero el tema es que falló con el argumento, ya que no es una historia superheroica sino una historia de misterio sobre el legado de Jimmy Woo. Una historia curiosa e, incluso, sorprendente, pero contada sin gracia y chispa y abusando de los lugares comunes. Por su parte, Kirk (por cierto, en su biografía Panini se salta su participación en la JSA de Johns) es un dibujante tan competente como gris. Lo hace todo razonablemente bien e incluso su estilo clásico moderno tiene algo de gracia, pero es un dibujante que acaba aburriendo por culpa de la indefinición de su estilo, por lo que no es capaz de arreglar un guión mediocre. El resultado, por tanto, es decepcionante, ya que es un cómic aburrido que empieza mal, continua bien y termina mal porque lo que cuenta no es de gran interés por un argumento desafortunado al estar fuera de lugar y un dibujo sosote. Con el material que se tenía, se podía haber hecho algo novedoso, divertido e interesante, pero Parker no lo consiguió al querer hacer algo diferente y Kirk es un dibujante que no aporta nada a los guiones. Aún así picaré con su serie regular si la vemos por aquí. Quiero mencionar el episodio de los Vengadores de la Marvel Aventures. Esta cole me había picado la curiosidad por las características de la línea y la rara formación, pero si sus números son tan tontorrones y mediocres como el que incluye el tomo de Panini, paso del tema. Desde los "Vengadores de los Grandes Lagos" no leía algo tan malo.
"Solitarios" C. B. Cebulski y K. Moline. A este cómic le tenía ganas, ya que para mi Excelsior/Solitarios es la mejor idea de "Runaways". A diferencia del anterior cómic, no tenía mucha confianza en su resultado, así que me ha sorprendido gratamente. Cebulski, por lo que se lee un cinéfilo, se curra un buen guión, fresco, divertido, movido, sólido e interesante. En mi opinión trata muy bien el tema, pues captura perfectamente la inestabilidad y la hipersensibilidad de la gente con algún tipo de adicción a superar. Hubiera estado mejor, al menos para los que ya somos viejos, que hubiera incidido más en explorar la psique del superhéroe, pues nada mejor que hacerlo a través de los primerizos para descubrir las motivaciones y los cambios vitales que tiene iniciarse en esa vida. Además, el hecho de que muchos superhéroes no puedan abandonar el objeto de su adicción (puedes dejar la droga o el alcohol, pero cómo dejas de lado algo de tu cuerpo) hace todo aún más interesante, pero lo que cuenta Cebulski es bastante. En fin, este combina muy bien el drama psicológico con el cómic clásico de superhéroes (es decir, peleas, villanos ...) y se las ingenia bien para ahondar en los protas, de forma que se marca un buen guión que sólo tiene un pero, que es la excesiva ambición de Cebulski ya que esta miniserie no es como la anterior, una historia cerrada y autosuficiente, sino que es como los primeros números de una cole regular. Se nota que Cebulski ha ido a por todas y ha metido varias tramas que no cierra con la esperanza de que el asunto se extienda, lo cual perjudica al cómic, pues la historia no se cierra ni cuaja, lo que deja un sabor agridulce, y deja algo colgado que puede que no se resuelva nunca y creo que eso se le debe evitar a los lectores. K. Moline es un dibujante competente. Su fuerte es la narración, donde se muestra ágil, fluido y con recursos, y su rémora es su insuficiente dominio de la figura humana que hace que sus peleas a veces sean incomprensibles y sus figuras no sean muy expresivas. No obstante, su autoentintamiento vigoroso y su atención a los detalles maquillan estas limitaciones, lo malo es que el color de Strain no le va bien a su dibujo. En fin, que ambos autores han hecho una miniserie estimable, lo suficiente para que sea lo mejor del septiembre 2008 de Panini. Mención especial a las portadas de J. Pearson (las de "Agentes de Atlas" de T. Coker también son chulas, por desgracia lo mejor de la miniserie), un dibujante que sorprendió en los 90 con su estilo caricaturesco, sensual, elegante y talentoso que lamentablemente ahora apenas hace algo. Mención especial por su calidad y por homenajear a las pelis para los adolescentes de los 80, que por el tiempo Marvel son más un guiño a los lectores que a los pjs.

1.10.08

Videados 52: La noche de los muertos vivientes, G. A. Romero 1968

Vaya por delante que a mi ni me va el Terror ni los zombis. A pesar de eso no es la primera vez que veo esta peli. Lo hice hace muchos, muchos años. Recuerdo que me gustó. La he vuelto a ver porque al final me ha arrastrado el (inexplicable para mí) revival de los zombies y yo suelo empezar por el principio.
"La noche de los muertos vivientes" me ha parecido una buena peli. Un clásico menor. Evidentemente no es de gran calidad, es de bajo presupuesto, esta hecha por novatos, etc., pero aguanta el paso del tiempo y sigue consiguiendo inquietar. Una cosa que me ha hecho gracia es encontrar en ella una de las convenciones de las pelis de Terror actuales. Una rubia perseguida por un monstruo de movilidad limitada huye corriendo hacia su coche y, aunque se cae durante la carrera, con lo que su ventaja desaparece, consigue meterse en él para descubrir que no tiene la llave. Mi ignorancia me impide saber si este cliché lo inventó Romero. Por lo menos la escena de una joven huyendo por un cementerio y tropieza ya está en Plan 9 de E. Wood, aunque por sus imágenes no parece que fuese preparado.
En fin, me ha gustado la historia, creo que es mejor que cualquiera de las revisiones, ultimizaciones y modernizaciones que ha sufrido pues estas se han quedado en la anécdota, aunque asegurar esto es algo temerario por mi parte ya que he visto una ínfima parte de las pelis que han copiado u homenajeado el asunto. Me parece muy acertado el que haya pocos pjs. También me ha gustado que las víctimas sean un grupo informal, es decir, que con él los autores no han intentado reproducir la sociedad al completo. En suma me parece estupendo que el relato sea sencillo y directo, crudo podríamos decir, pues va al grano y nunca deja de contar cosas, aunque cae en la recreación rompiendo con ello el ritmo. Así, la peli tiene tensión, frescura y cierto fatalismo e inexorabilidad que añade tragedia a la historia. De este modo, a diferencia de la típica peli de Terror moderna (creo de nuevo) que sólo se centra en asustar, esta, salvando las distancias, es una tragedia clásica (un día, una sola localización...), lo cual la dota de cierto empaque. Donde mejor se ve el aire de tragedia griega que comento es en el hecho de que, por sus faltas, los pjs son castigados con la muerte. La madre por su mala maternidad (cómo se explica sino que su hija muerta haga algo tan impropio de un zombi como apuñalarla con saña?), el marido por su egoísmo, el joven por su amor, la joven por su inutilidad, el hermano por su burla y desprecio a los difuntos, Barbra por su huida física y mental (es revelador que quien selle su destino sea su hermano y justo cuando ella decide actuar, en lo que es otra de las excepcionales escenas, muy bien rodada con ese plano fijo en diagonal a la altura de las cabezas encima de la acción, con las que cuenta la peli) y el negro por matar al marido ya que con ello traiciona su condición de héroe. Esto le da una enorme fuerza a una historia sencilla por lo que le ayuda a superar sus limitaciones. Por otro lado, su tonillo serie B de CF le favorece, me refiero al rollo a cuenta de la radiación cósmica, ya que le da algo de singularidad. Por esto creo que la peli donde destaca es en el guión. No es muy original pero desarrolla con bastante acierto la historia, brillante la idea de los reportes para ensanchar la historia y añadirle tensión, y con sus diálogos refuerza el verismo de la peli.
La fotografía en b&n de La noche es cutre, la película esta desvaída, pero me parece que la favorece ya que potencia la cualidad fantasmagórica del Terror. Así, hay que reconocer que el operador de cámara y el director de fotografía hicieron un gran trabajo con el material y el tiempo del que disponían. En fin, que a pesar de todo, supieron crear atmósfera y dar un aspecto singular a la peli.
La dirección es bastante moderna. No era habitual en el cine de aquella época una dirección enfática y exhibicionista como esta. Por tanto, es la responsable de que hoy en día La noche siga resultando actual. Seguro que triunfó por contar una historia de Terror de forma nueva. Aumentando la corporeidad de los actores mediante planos llamativos, por los radicales ángulos de cámara, y cerrados, por estar la cámara muy encima de la acción (aquí tenemos el origen del estilo bruja de Blair), Romero potencia tanto las imágenes como la brutalidad del gore. Los comienzos son burdos porque los planos no se ensamblan bien pero luego la cosa va mejorando hasta ofrecer un acabado austero pero profesional cercano al docudrama en el que Romero manifiesta cinefilia. Es indudable el homenaje a "Psicosis" en el asesinato de la madre por su hija-zombie o (esto ya es bastante personal) a "Repulsión" (R. Polanski 1965) en la escena en la que la rubia explora la casa y ve la cabeza rota y descarnada de la dueña. Así pues, la dirección es estética y actual así que singulariza y mantiene lozana la peli, contribuyendo, por tanto, decisivamente a su condición de clásico. Sus grandes fallos son la falta de ritmo y sus raptos de ensimismamiento pero apenas se notan los efectos negativos de estos porque  Romero los compensó con un crescendo y un final trágico, brutal e inesperado. De todo, yo me quedo con el principio. Modélico, paradigmático y excepcional. Genial y hermosa esa escena con ese inquietante pj andando raro al fondo de un casual culto a los muertos en un cementerio desierto y gris.
Los zombis me han gustado mucho. La escena en que entran a recoger su puñado de carne de la furgoneta quemada me pareció muy macabra, más por su concepto y la crudeza con que esta filmada que por el impacto de sus imágenes. Ninguna escena con zombis posterior ha conseguido algo parecido en mí. Nunca me han parecido tan monstruos (en el sentido de ahumanos y amorales) y tan autómatas como en esa escena. Me ha gustado la sobriedad (obligada) con la que los zombis estan maquillados y también su torpeza porque, combinada con su determinación e indestructibilidad (son como las cabezas de la hidra), añade más tensión y terror  a la sensación claustrofóbica de que no hay escapatoria que cuando  son más ágiles.
Quiero resaltar el componente de culto a los muertos porque creo que esta ausente en todas las demás pelis de zombis ya que estas pasan muy por encima de la relación que hay entre estos y los humanos, los primeros son los muertos de los segundos. Signo de que en Occidente se esta perdiendo el culto a los muertos. Ya casi nadie va a los cementerios a visitar a sus muertos y pocos celebran ritos en su memoria. La escena en que un periodista se altera porque en la crisis a los muertos no se les puede hacer un funeral y toda la pesca, pues hay que quemarlos ipso facto, conecta a La noche con el ancestral miedo a los muertos revividos haciéndola más profunda. Este temor es uno de los motivos del culto a los muertos ya que este es una forma de aplacarlos, de mantenerlos a distancia y, sobre todo, de comprobar que siguen muertos. De esta forma creo que esta peli es una de las más clásicas que existen,  pues gentes de otras épocas verían en ella una de sus peores pesadillas, es decir, la podrían comprender. Esto creo que humaniza a los zombis, lo que añade locura al asunto. No como ahora, que son como palomitas, en el sentido de que son objetos vanales que se devoran mecánicamente por cantidades. Ahora, creo, los zombis no son monstruos sino patos de feria. Sólo por inercia aún siguen dando "miedo".
Los pjs estan demasiado estereotipados y desdibujados, pero tampoco se trataba de hacer retratos psicológicos, y estan defendidos por actores novatos. Estas circunstancias no menoscaban a la historia porque representan bien las diferentes posiciones humanas ante una crisis y estan interpretados con solvencia. Lo cual es otro punto a favor de Romero. Destacan el marido, el hermano y el negro. Lo malo de este último pj es que se come a los demás por su valentía y seguridad en sí mismo. Características que sumadas a su desarraigo (es el único que no esta relacionado con nadie) lo acercan a un héroe heleno. La peli sin duda hubiera estado mejor si hubiese insistido más en la dinámica de grupo y los pjs fuesen más sólidos, pero lo que da es más que suficiente.
Antes de terminar quiero destacar el antirracismo de la peli porque por las transformaciones sociales es una faceta de la misma que cada vez se hace menos evidente. Yo creo a los creadores cuando dicen que La noche no es ninguna parábola social consciente, pero es innegable que participa de la crítica de la época al racismo. Cualquiera que sepa algo de la historia de los movimientos por los derechos civiles o que haya visto el cine anterior y posterior a estos se da cuenta de eso. Sólo hay que comparar "Matar a un ruiseñor", que es de 1962 aunque se ambienta en los años 30, con esta para darse cuenta de que los hechos de que el prota sea negro en un plantel de blancos (hay que recordar que el baloncesto aún no estaba dominado por negros por ejemplo), este instruido (viste como un blanco!), de que abofetee y este a solas en una habitación con una blanca y apalice y dispare a un blanco son muy audaces y liberales para la época y, sobre todo, no escaparían de una lectura racial dado el clima de la misma (M. L. King murió poco antes del estreno). Además, el final hecho a bases de fotos, donde se saca el máximo partido a la granulosidad de la calidad de impresión de la época, recuerda inevitablemente a las fotografías de los linchamientos del KKK. Esos blancos acercándose estáticamente con ganchos cárnicos al cadáver de un negro o la pira en que se le quema creo que son lo suficientemente elocuentes como para que no me tilden de charlatán. Un final, por otro lado, muy inteligente pues el cambio radical de estilo añade mucha potencia al epílogo de forma que la peli no pierde intensidad a partir del momento en que al negro le vuelan la cabeza.
Una de cal y otra de arena ya que La noche para los estandares de hoy es  machista al ser negativos sus 3 pjs femeninos principales. Barbra es una damisela en peligro, la joven es una inútil y la madre es una nulidad. Sin esta última la peli transcurriría igual.
En fin, que viéndola me he llevado una grata sorpresa. No me esperaba que fuese una peli tan buena e interesante. La verdad es que comprendo que haya sido una de las pelis más influyentes del Cine porque, más allá de terminar de definir al zombi y de convertirlo en un producto popularísimo y rentabilísimo, es una  buena peli gracias a una dirección audaz y realista, rompedora para la época, y a que logró que sus limitaciones la favoreciesen, estas son las que más contribuyen a que sea cruda, sólida y áspera.  Ambas cosas son lo que han librado  de los estragos del tiempo y convertido en un clásico a "La noche de los muertos vivientes".
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog