28.8.08

Critiquita 252: Elric la forja de un hechicero y Siegfried



Elric (yo lo leo como Élric, no sé si será correcto), la forja de un hechicero, M. Moorcock y W. Simonson, Planeta DeAgostini 2008. 
Este cómic lo he comprado como fan del Multiverso/Elric que soy y, una vez leído, sólo encuentro esa justificación para leerlo (y tenerlo). No es un cómic que esté mal, pero es que tampoco es lo suficientemente extraordinario como para que compense los 18€ que le ha puesto PDA. Es un cómic profesional, con esto quiero decir que es mediocre pero competente y entretenido y, el tema es que a mi eso se me antoja escaso por ese dinero. En fin, con este cómic Moorcock recupera en forma de precuela a su pj más exitoso años después de que se acordase de él por última vez en forma de novelas, hace un buen puñado de años. Moorcock escribe igual que siempre, con sencillez y amenidad, y te cuenta una historia inspirada en la mitología que trata de superar los manidos y pueriles esquemas maniqueos de la Fantasía traduciendo el Bien y el Mal en Orden y Caos, los cuales no son en sí mismos totalmente buenos o malos, otra vez. Esta nos sitúa poco antes de la 1º novela y nos cuenta un poco más de Elric, los melniboneses y el mundo de los Reinos Jóvenes a través de una historia en 4 partes sencilla, entretenida y, lamentablemente, de cortas miras ya que se limita a añadir pocos y pobres detalles a lo ya escrito (me parece que no encaja a la perfección con lo escrito hace 30 años, pero no voy a reprochárselo ya que él es el creador así que se folla a su criatura cuando quiere). La, por tanto, anodina historia es dibujada por Simonson, quien hace un trabajo competente con un dibujo suelto e informal de trazo fino un poco pobre y una narración dinámica y moderna. Lo de siempre (aunque muy lejos de su magna opus), pero que no me termina de convencer. El problema creo que más que en Simonson está en que es la 4º adaptación que veo de Elric al cómic (1 historia corta en el Conan de Thomas y BWS, otra historia en Marvel, esta vez en su sello epic, por Thomas y (el sobrevalorado) P. C. Russell, que no recuerdo si era una adaptación de una novela o no, otra en First Comics, por los autores anteriores más Gilbert, que adaptaba sus novelas y que la edición en España llegó tan solo hasta la 2º, y la última, la más reciente quitando esta, de Dark Horse hecha por PCR que adapta la última novela, queda una 5º que publicará próximamente PDA) y todas son muy diferentes. Así que esta 5º versión, por ser radicalmente distinta a las anteriores y tener unos diseños de ecos étnicos, muy singulares y originales, poco apropiados para un tema de Fantasía de aire medieval y muy alejados de como imagino yo ese mundo, hace difícil que me tome esta historia en serio por más que se ambiente en un tiempo remoto y nada hollado hasta ahora. Así pues, es un cómic sólo para fans, que ha tenido la mala suerte de caer en PDA, que parece una hidra en el sentido de que tiene decenas de formatos y cada vez que uno desaparece, es sustituido por otro nuevo. Este, por sus características (Fantasía), ha de colarse en el mercado del libro, así que tiene unas absurdas tapas duras y se ha reducido su tamaño (haciéndole un flaco favor a Simonson) para tener un precio escasamente competitivo y un aspecto poco seductor (da pena ver el dibujo de Simonson pequeñito, como en "Orion").

Siegfried (parece que hoy ya no se retitula nada en castellano), A. Alice, Norma 2008.
Alertado por una momia de reseña de ZN que decía que era un cómic espectacular, me lo leí en la FNAC (bendita tú eres) y he de decir que es cierto, es espectacular. Hace tiempo que no veía un cómic (europeo) tan espectacular visualmente. La historia es la ya mítica y archiconocida de los nibelungos en su versión wagneriana. Esta a mi no me gusta demasiado y Alice no consigue que cambie de opinión pero sí, gracias a su prodigioso trabajo dibujístico, ha hecho que la haya leído con sumo gusto, pues se marca un trabajo estupendo e impactante, muy superior al de su anterior incursión en el cómic tiempo a. Aquí ya domina el dibujo y practica un estilo sencillo e idealista muy elegante, expresivo y bonito el cual, junto con una composición de viñetas minimalista y plástica, una clásica narración europea magnífica, bastante cinematográfica, espectacular y dinámica, un diseño de pjs excelente (el de los nibelungos recuerda a las entrañables y geniales creaciones de Henson y el de las valquirias, aunque poco nórdico, es bello) y unos colores que todo lo unifican maravillosos, predominantemente fríos, dados con sencillez y suma sabiduría, consigue un cómic sólido, coherente, hermoso, plástico y cautivador de modo que Alice, con sus dibujos, hace poesía en "Siegfried". Aquí podéis ver las 18 primeras excelentes y emocionantes páginas. El problema esta en que son 17€ lo que vale, y ese, creo, es un precio altísimo por 70 páginas, aunque reconozco que no es caro para este formato, a pesar del excelente y espectacular trabajo de Alice (si no fuesen los nibelungos ...) no (me) compensa el pagar ese precio. Con cosas así me deprimo un poco, porque indica que se ha puesto muy cuesta arriba el comprar comics (el anterior a 18, este a 17, el otro a 25 ...). En fin, sean afrancesados o no, sean ricos o no, echen un vistazo con detenimiento a esta cómic porque es una preciosidad.

22.8.08

EXTRA, EXTRA: España sigue siendo más de Mortadelo que de Batman

Gracias a un polémico post mío sobre la última peli de Batman, me he enterado de que esta ha sido un bluff en España. Lo que viene a confirmar que, a pesar de 30 años de democracia y de habernos integrado en Europa, este país sigue siendo different.
"El Caballero Oscuro" ha sido la séptima peli que más ha recaudado en su fin de semana de estreno en nuestro país en lo que va de año. Lo cual no es lo que ha pasado en EE.UU. La peli triunfante aquí, es la MIERDA de Indiana Jones, lejos de las demás, luego Hancock. Lo cual es bastante sangrante para Batman y demás superhéroes afines (y sus editoriales españolas), ya que los españoles han preferido ver un superhéroe no mainstream antes que uno genuino. Supongo que en algo se debía notar las continuas reposiciones de "El príncipe de Bel Air" de A3. Luego vienen otras tantas pelis malas remalas (presupongo, ya que no las he visto, pero atufan) que no menciono por no hacerles propaganda gratis y llegamos a la 6º que es ... la 2º de Mortadelo! Lo cual es mucho más sangrante aún, ya que muestra que los españoles, de ver una peli basada en un cómic prefieren otros títulos que no los de Marvel o DC. Un "éxito" que me imagino expone, a las claras, como la situación del cómic en España sigue como siempre. El cómic que es más conocido por aquí (y que a muchos les sirve para definir que es un cómic) y que triunfa, a pesar de la todopoderosa maquinaria estadounidense, es un producto patrio que, con todo respeto a sus millones de lectores y fans, me parece una absoluta mierda. Pero ese es otro tema, no se distraigan con eso.
En fin, que la peli de Batman patatín y patatán, que Panini y Planeta patatín y patatán, pero aquí no se ha movido nadie por mucha muerte del Capi, CW, IC, Crisis infinita, etc. que han hecho que este sea el mejor momento para leer superhéroes desde hace 20 años (para algunos).

20.8.08

Critiquita 251: Justicia nº 1-12, Krueger, Braithwaite y Ross, Planeta DeAgostini 2007-8


Pues aprovechando que ya la maxiserie se ha publicado entera en nuestro país, me he puesto a releerla seguida, como hago siempre que una etapa o serie limitada termina, así que, como siempre, paso a comentaros mi impresión.


Lo primero decir que leída así, la serie no parece tan lenta y anodina. Se aprecia que hay ritmo y agilidad y que hay detalles pequeños que enriquecen la historia, pero que se pierden cuando la lectura es mensual. Entonces, qué ha pasado? Pues lo que suele pasar en los tiempos que corren, que el guión no se ha planificado para editarse en grapa mensualmente, por lo que se resiente la historia. Los finales de cada grapa son un tanto arbitrarios en el sentido de que no cierran un asunto. La historia suele quedar en el aire con lo que la lectura de la grapa resulta un tanto vacía e insatisfactoria. Al margen de esto, la historia de "Justicia" está bien.

El argumento es interesante e incluso novedoso, varios supervillanos tienen repetidamente el mismo sueño: la Tierra se destruye sin que los superhéroes puedan impedirlo, así que se unen y planifican como evitar este sueño, pues se lo toman como una predicción de un futuro muy cercano. Así, la serie intenta convertirse en un pequeño estudio sobre la supervillanía (como confirma Krueger en los extras del último nº), pero sin éxito porque este es inexistente. A pesar de partir de una buena idea, la maxiserie, como digo, sólo está bien al ser una historia demasiado tópica y poco compleja para durar 12 episodios. Además, como esta de moda, convierte a los superhéroes en quejicas, nos los muestra siempre quejándose del esfuerzo que hacen, de los peligros que corren, y a mí eso ya me resulta cansino y creo que es contraprudecente. A los superhéroes los "admiramos" porque hacen lo que hacen sin quejarse, con orgullo y alegría, si acaso son un poco neuróticos o psicóticos, pero no lloricas que se autocompadecen. Esta manera de intentar aumentar el mérito de estos creo que consigue lo contrario, pues logra que nos caigan gordos. Otro punto que hace de esta maxiserie algo del montón (que me podría haber ahorrado) es que el desarrollo sigue La Fórmula: los supervillanos se unen, los supervillanos atacan por sorpresa a los superhéroes, el ataque por sorpresa, a pesar de ser con nocturnidad, alevosía y superioridad numérica, falla, los superhéroes se unen y contraatacan, los superhéroes vencen. Como veis, lo de siempre. Pero ya que este esquema es inevitable lo que se exige a los autores es que la historia que están condenados a contar una y otra vez nos la presenten de forma lo suficientemente diferente o emocionante como para que nos guste, que vayan más allá de La Fórmula, y aquí Krueger y Ross fallan. En mi opinión consiguen un gran crescendo en la historia haciendo que lleguemos al clímax con cierta tensión, pero el último número lo estropea todo al resultar demasiado anodino por su ritmo tranquilo y largo epílogo.

A los lápices y a la narrativa está Braithwaite y al color, Ross, que aplasta el trabajo de su compa, por lo que sólo podemos juzgar su narrativa. A mi entender el trabajo de ambos es el más flojo de "Justicia" porque la fina separación interviñeta perjudica a la lectura al fundirse unas con otras, perdiendo, así, contundencia la narrativa, y el color realista y virtuoso pero frío de Ross congela los dibujos haciéndolos fríos y rígidos. Así que el resultado es un apartado gráfico tan virtuoso como inútil, pues sólo añade pesadez y frialdad a unos guiones demasiado tópicos. Así pues, aunque no se puede decir que ninguno de los autores hace un mal trabajo, sí que se puede decir que esta maxiserie esta por debajo de las capacidades de los mismos y que se podría haber hecho mejor, dado no sólo el talento de los autores, sino también el conocimiento del género y del UDC que estos tienen y demuestran aquí.

Por tanto, la crítica de los autores al UDC actual (en especial a "Crisis de Identidad") ensalzando la Edad de Plata (algo curioso, porque sus superhéroes no son esos ingenuos alegres del ayer sino la gente torturada de hoy) resulta en una historia más de la JLA, que se diferencia tan poco de sus antecesoras, que no engrosará la lista de las mejores aventuras de este supergrupo (que me parece el más interesante de todos). Es una maxiserie que tiene sus cosas interesantes y sus momentos y que explica muy bien el UDC, pero en ningún momento llega a crear tensión e intriga. Entretiene lo cual no esta nada mal y quizás, por eso, no merezca crítica, pero con estos pjs y estos autores se podía haber obtenido algo bastante mejor.

Por último dejar constancia de mi protesta ante la edición del último nº que es un 1 € más caro por ofrecernos unos extras muy poco interesantes que, además, se podían haber repartido entre todos los números que casi siempre les ha sobrado una página. Supongo que habrá gente que sin extras piensen que la edición de una obra es un sinsentido, pero unos artículos firmados por los autores explicando sus intenciones y una sucesión de lápices de algunas de las páginas me parecen irrelevantes y sobre todo, que no valen 1 €. Algún día las editoriales podían recompensar la fidelidad de sus clientes teniendo gestos como no cobrarte la paja o su publicidad (estoy pensando en el último nº de "Ultimate Power" de Panini).

13.8.08

Relecturas LVI: La espada del inmortal nº 8-10, H. Samura, Glénat 2004

Me estoy comprando este manga muy espaciadamente porque no hay dinero pa to. Así que me lo estoy leyendo de Pascuas a Ramos. Por eso ando con la mosca tras la oreja. No sé si tiene un discurso subyacente o simplemente hay lo que se ve. Es decir, no estoy muy seguro de que el autor sólo nos quiera contar la enésima historia de venganza, eso sí bastante original. Me parece una historia demasiado complicada y reflexiva para ser simplemente una crónica.
Sea como sea en estos nº la serie remonta. Los 2 primeros tomos son espectaculares, bueno en su momento (finales de los 90) lo eran. Hoy ya estamos un poco saturados y habituados a las barrabasadas ultraviolentas de los japos, por lo que ya no impresionan tanto. Recuerdo cuando la leí por primera vez (en la buena edición de Norma, ya que era de mayor tamaño, algo que le sienta mejor a un dibujo tan estudiado y elegante como el de Samura) que me impresionó mucho, tanto por su ultraviolencia como su originalidad y excelente dibujo (que ya no me parece tan bueno). Pero cuando Glénat decidió reeditarla descubrimos que el gran comienzo no tiene continuidad y el manga rápidamente se desinfla, volviéndose la serie un poco anodina con un esquema repetitivo y gastado a estas alturas de la Historia. Pero el manga vuelve a remontar, superando así la mediocridad, en este tramo. Los nuevos pjs y la genial (y sorprendente) idea de separar a los protas hace ganar en interés, profundidad, intensidad y emoción a "La espada del inmortal".
El trabajo de Samura me parece notable. La serie no es tan buena como parecía, pero hay que reconocer que su autor es bastante competente. Su secreto es el utilizar pjs bastante bordelinos, es decir, radicales, exaltados. Son pjs con una gran determinación y creencia en lo que estan haciendo con lo que llenan con intensidad las páginas de este manga. En estos nº se aprecia perfectamente viendo como llega Rin hasta el extremo para pasar el control, la ultraviolencia de las luchas, la resistencia de Hyakurin a la tortura, etc. Me parece curioso, y un punto a favor de Samura, lo desagradable que puede llegar a ser. Me lo parece así porque, con lo embotados que tenemos a estas alturas la empatía y los sentimientos, que Samura consiga que te sientas incómodo (que conste que me considero una persona fría) creo que es una hazaña. La psicopatía y chaladura de Shira, la ultraviolencia o la inhumanidad de muchos de sus protas (por otro lado, impresión típica occidental, pues, por ignorancia, nos parecen las peculiaridades de la cultura japonesa como algo deshumanizante) realmente impresiona e inquieta.
En los dibujos me parece que esta más flojo que en los guiones, aunque ha mejorado mucho, sobre todo narrando. Es un estilo elegante y estético, un estilo manga singular y diferente por no ser tan caricaturesco como el usual, y tanto la composición de página como de las viñetas esta muy pensada, resultando siempre estas equilibradas y atractivas. El tema es que no domina muy bien la anatomía, las proporciones que ha elegido y la narración, sobre todo en las luchas. Narrando se hace la picha un lío, así que es fácil perderse en las luchas o no estar seguro de a quien le corresponde tal bocadillo. De este modo, la intensidad que consigue con sus escenas y sus diálogos se diluye un poco al no poder vehiculizarlas visualmente de forma eficaz.
Así pues, en estos números la cole remonta al ganar en intensidad gracias a la ultraviolencia y comportamientos bordelinos tan típicos de los japos. Más aquí, en un manga para adultos, donde como siempre se puede ser hiperdetallista con la ultraviolencia pero no me saques un pubis, no vaya a ser que ...

9.8.08

El Conan de Barry Windsor Smith (relecturas LV)

Con tanto calor, la piscina y el desencanto blogueril que me asola este año, no he podido escribir, si quiera, un post la semana pasada. Aunque seguro que no se ha notao.
Le acaba de llegar la hora de la relectura (una década más o menos después de la última) a la edición de forum de "Conan el bárbaro". La cole a color de Conan de Marvel, una cole tan buena, que los de Dark Horse la estan recuperando, y PDA la esta editando en formato libro, con un color por ordenador que no le favorece, aunque seguro que mucha gente lo disfruta igual.
Esta cole es la que más me ha marcado en la vida. Fue la primera que empezé hacer, 8 años tenía yo, y debido a su longevidad (llegó al nº 216, ninguna cole española lo ha conseguido y, visto lo visto, conseguirá) estuvo conmigo hasta mis 18 años o así. Además, durante mucho tiempo fue la columna central de mi coleccionismo comiqueril. A partir de ella, por sus anuncios o su proximidad en el kiosko con otros comics, fui ampliando los títulos que he ido coleccionando.
En este post voy a hablar de los nº 67 al 81, que son los 24 primeros números estadounidenses, 24 episodios estadounidenses en 15 comics españoles porque, por aquel entonces, estos tenían 36 páginas (contando el pliego que hacía de portada y contraportada, esta última parte era muy susceptible de llevar páginas de la historia). Fueron publicados entre 1985 y 1986 con una periodicidad quincenal y con un tamaño ligeramente superior al comicbook como muchos sabéis.
Hoy en día su lectura resulta rara, ya que un mismo número puede llegar a tener 3 episodios distintos, el final de uno, uno entero, y el principio de otro. Un auténtico caos que a mi de pequeño no me impedía disfrutar del cómic, pero que ahora me lo hace lioso. Y además, no contienen todas las portadas!! Y estas estan desordenadas!!
En fin, estos comics son de 1970-3 y son un hito del cómic estadounidense. Porque fue esta cole, y principalmente estos episodios, los que elevaron a Conan al sitio que ocupa hoy, un pj pop conocido por todos aunque muchos no hayan leído cómic o novela o visto peli o serie de tv alguna de Conan. Leídos hoy no resultan viejunos, aunque claro, yo me críe con estos, habría que ver que piensa un chaval que sólo conoce a Bendis y el descompresive storytelling. Como iba diciendo, no me resultan viejos y tampoco pesados como temía, aunque se nota que es el estilo de otra época y que estan destinados a un tipo de lector que ya no existe. Siguen resultando entretenidos e incluso interesantes y con fuerza en algunos momentos. Se nota que es la magna opus de Thomas, que era la temática que más se ajustaba a la concepción que tenía sobre el guión de un cómic. Un estilo heredero de las novelas pulp, una prosa muy visual y adornada que intenta parecer más de lo que es por medio de la ampulosidad. Es un estilo un poco paradójico para el cómic, pues muchas veces describe la viñeta y siempre relantiza el ritmo creado por el dibujante, un estilo que aún no ha caído en que en el cómic, el texto y el dibujo han de ir en armonía. Un estilo que recuerda al de Oesterheld pero más artificioso y retórico.
En fin, a pesar de esto, se le lee bien y pone de relieve que los cartuchos son útiles y que no merecen el desprecio del que son objeto hoy, por culpa de su abuso por Thomas y sus compañeros y la cada vez mayor preeminencia del dibujo sobre la letra. Los guiones de Thomas son adultos, pues las historias son más violentas, complejas, oscuras y sexuales que las de superhéroes de la época, sin duda, por eso han sobrevivido mejor que las historias coetáneas sobre estos. Por eso y porque manejó admirablemente los arquetipos de la Fantasía.
En estos números podemos encontrar notables historias como la del "Cubil de los hombres-bestia" (nº 2) una historia muy tópica y sencilla que de pequeño me fascinaba. Unos gorilas bastante humanos, no sólo por su inteligencia, viven a base de sus esclavos humanos quienes, gracias a que Conan les insufla cierto orgullo racial, se rebelan. Una historia que me fascinaba por su trágica épica y el extraño mundo que dibujó BWS. "El crepúsculo del dios gris" (nº 3, adaptación de un relato de Howard) me pareció la mejor cuando la releí de joven. Una historia compleja y épica contada con sencillez y muy bien sintetizada, que consigue emocionar por su elemento trágico y crepuscular y la nobleza de algunos de sus pjs. "La torre del elefante" (nº 4, adaptación de un relato de Howard y vuelta a ser adaptada por Busiek para "Conan la leyenda"). De pequeño me impresionó muchísimo Yag-Kosha, el elefante verde con cuerpo humano y alas de águila, también la magia lisérgica que resuelve la historia. "Villanos en la casa" (nº 11) es otra que de pequeño me subyugó y aunque hoy la veo mediocre, el hecho de que un gorila intente ser humano lo veo muy poético y conmovedor y un argumento brillante. Y finalmente la saga del asedio de Makkalet (nº 19-26) una historia muy buena donde Thomas se inspira en bastantes episodios históricos para contar una historia sobre lo destructivo que es la comunión entre la religión y la política. Una historia realista en la que Thomas tiene suficiente espacio para superar los arquetipos y los tópicos que venía utilizando para crear pjs realistas y carismáticos y escribir una historia larga y compleja con un espectacular y ácido final, ya a manos de un J. Buscema mediocre. También es importante esta historia porque aparece por primera vez Red Sonja.
Pero lo verdaderamente importante de esta etapa son los dibujos de BWS, quien sufre una evolución espectacular que le lleva de ser un tosco clon de Kirby a ser un dibujante preciosista, fino y muy atractivo. La primera historia es muy floja, muy alejada de lo que podía hacer BWS, seguramente porque tuvo que hacerla muy rápidamente. Es un dibujo muy tosco y simple (y el guión es muy mediocre) que ya para el nº 3 ha mutado para bien. En este número vemos a un BWS que se ha pasado al trazo fino, sus figuras ya no son burdas y sus páginas estan más trabajadas. Sus "valquirias" ya anticipan lo que esta por venir. El salto de calidad continua y en el nº 8 el detallismo que caracteriza el estilo de BWS en esta época ya ha cuajado. La ciudad en ruinas, su templo y los guardianes de la cripta son espléndidos y, sobre todo, sobresalientes. En el mainstream de esa época las cosas no se acostumbraban a hacerse así. Una historia que me encanta visualmente es la saga de Terhali, el crossover entre Elric y Conan (nº 14-5). La imagenería que crea BWS me parece original y fantástica, lástima que no haya sentado escuela para los comics de Elric. Un hito de BWS en esta etapa es el nº 16, "La hija del gigante de hielo" (basada en una historia de Howard también recreada por Busiek). Creo que primero se editó en tamaño magazine y en b&n. Una historia que me parece muy tópica pero que por tener uno de los mejores comienzos, visualmente hablando, que yo he visto y al dotarle BWS de poesía, espectacularidad, dinamismo y tensión, es una historia especial y un trabajo mucho mejor que los anteriores. BWS tardará en volver a alcanzar tanta calidad. Luego llegamos a la mencionada saga de Makkalet, donde BWS muestra lo que es capaz de hacer con su notable dominio anatómico, su preocupación por los fondos, su detallismo, su imaginación y su gran narrativa de donde sobresale su capacidad para cambiar el ritmo. Un trabajo espléndido que alcanza su techo en el último nº que hizo, "La canción de Red Sonja" que es espectacular, a pesar de que BWS todavía tenía que mejorar mucho sus caras y la anatomía femenina, y aún más, porque el hizo todo (dibujar, entintar y colorear) y sorprendente porque a pesar de ser un trabajo notable, esta verde si lo comparamos con su obra posterior.
No olvido la magna opus de este tándem, "Clavos rojos", el mejor cómic de Conan, pero como hablé de ella ya aquí y aquí no digo más.
Para mi BWS sigue siendo el mejor dibujante que ha tenido Conan, a pesar de que su dibujo es tosco y sus figuras tienen rostros raros (labio inferior muy carnoso, narices finas y pequeñas y ojos grandes e irreales) y que tardó en caer en la cuenta que hacía demasiadas viñetas para el tamaño comicbook y que era demasiado detallista para la calidad de impresión del momento. Es el único, junto con Nord, que ha dotado a la Era Hibórea de un aspecto verosímil a la par que detallado, original y fantasioso. Además, aunque empezó dibujando un Conan esbelto, en los últimos números comenzó a aumentar su volumen, evolución gráfica que culminará J. Buscema, que es la que se ha convertido en canónica. También, su dibujo tosco, pero elegante, rico, fascinante y muy singular hizo mucho por Conan, pues consiguió dar a los guiones de Thomas ese aspecto fantástico, espectacular, ideosincrático y potente que precisaban. Sus monstruos y criaturas son impactantes por su fuerza e irrealidad real y los escenarios urbanos son evocadores, espléndidos y verosímiles. Nadie se ha currado tanto como él los comics de Conan y por eso digo que es el mejor dibujante que ha tenido el pj. A pesar de que su estilo es notable y especial, resulta demasiado calificarlo de prerrafaelista o de modernista, pero si que aspira a ser realista y detallado, su principal fuente de inspiración es el Oriente fantástico y sus cabezas tienen un cierto aire prerrafaelista. El gran problema de BWS en esta cole es que su dibujo es adelantado a su época. Me explico. Su trazo fino y su dibujo detallado no era apto para la limitada capacidad de impresión y el color de la época. Hay viñetas (también en la actual edición de PDA) donde la línea de BWS es invisible y el color (de los 70), a pesar de los esfuerzos, muchas veces oculta y deprecia los dibujos de BWS. Por eso, J. Buscema, aún abusando de los clichés y de los estereotipos y con un arte más sencillo y menos ambicioso cuajó más, él si sabía lo que se podía hacer.
En fin, que estos comics de Conan son clásicos con todo lo que eso conlleva, buena factura, aire viejo, singularidad y cierta atemporalidad. Estoy seguro de que gustará a todo aquel que le guste la Fantasía clásica, sencilla, directa, arquetípica, sin pretensiones pero emocionante y atractiva.
La edición de Dark Horse no me parece la mejor posible, prefiero mis grapas viejunas (en bastante buen estado de conservación) porque tienen un color que encaja mucho mejor con el dibujo (y realizado por BWS), a pesar de que no le hace un favor, porque su tamaño es más grande y porque no me voy a gastar dinero en cosas que ya tengo. Si la edición fuese menos ampulosa y optase más por respetar el original que por intentar acomodarse a como se hacen las cosas hoy (un poco como el fracasado cine coloreado), sería la edición perfecta y más si los materiales de reproducción fuesen mejores. Por eso, la mejor edición es la 2º edición en grapa que hizo PDA hace una década, a pesar de que esta inconclusa. Pero bueno, estos son pijerías de perro viejo, la edición que esta disponible es digna, demasiado lujosa para el material que contienen, pero es que por lo visto hay mucho presumido en el mercado del libro y el cómic.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog