31.1.08

Nick Furia agente de SHIELD de Steranko, obra cumbre Pop

Uno se va convirtiendo poco a poco en coleccionista. Empieza de niño comprando comics sueltos porque compra según la portada y aún no concibe la continuidad. Luego, empieza a seguir colecciones y pjs, lo que le sirve para empezar a fijarse en autores y seguirlos y finalmente, tras años de coleccionar, se empieza a plantear comprar cosas que no le interesan a priori, pero que tienen especial fama y son consideradas piedras angulares de esta cosa. Es en ese momento, cuando pasa de ser un aficionado al cómic (de superhéroes) a un coleccionista de comics. Así llegué a Kirby y así he llegado a Steranko.
Leer blogs desde hace casi 3 años me ha llevado a descubrir la importancia de Steranko, autor que nunca me había interesado porque trabajó con pjs que no me molan. Así que una vez convencido, me puse a buscar alguna obra EN COLOR de este autor. En realidad buscaba el 113 del Capitán América, ya que por lo poco que he entrevisto, creo que es la obra cumbre de este autor. Pero como no sé que edición ha tenido (ayudadme en los comentarios) y como a estas alturas buscar un cómic de superhéroes, es como buscar una aguja en un pajar y más, si ha tenido varios tipos de ediciones, no lo he encontrado. Pero me encontré con un ejemplar de "Nick Furia agente de SHIELD" de Steranko et al., forum 2000. Obra que ha tenido una nueva edición en 2006 a cargo de Panini dentro de su infame colección BoME, que, a mi juicio, es inferior (y más cara) a la de Planeta porque el color digital esta impreso de una forma que resalta demasiado y oscurece el dibujo de Steranko, que es el gran valor del cómic.
Me ha sorprendido que este tomo sea el antepasado evolutivo de los BoME. Tapa dura y papel muy bueno pero con sentido, porque ni la tapa dura imita la tela para joder la impresión de la portada, ni el papel es exageradamente e INNECESARIAMENTE bueno. Además, tiene extras, claro, que no es Viturtia la mano que ideó su simetría.
Bueno, tras este interludio, recupero el hilo. Es un libro magnífico, porque en él tenemos a J. Buscema, a S. Lee, a Kirby, a R. Thomas y a Steranko, como se suele decir, casi ná. Gracias a esta selección podemos ver, con perspectiva, como la cole de NF va cambiando de aspecto, pasando del clasicismo de Buscema al Pop Art de Steranko (Zap Art lo llamó su autor), que se va desarrollando, poco a poco, hasta estar totalmente formado en la última historia. Esto para mi es lo mejor del tomo, puesto que las historias han envejecido mal, ya que se puede entender mejor el arte de Steranko a estas alturas de la Historia.
Hoy en día es muy difícil aprehender las virtudes de Kirby o de Steranko, por ejemplo. Hoy en día tenemos nuestros ojos saturados del arte de sus continuadores y, en nuestra memoria, estos ocupan el pasado y no los iniciadores. Así que es difícil ver donde esta la revolución que supusieron estos 2 autores. Por eso, la panóramica que supone el no incluir sólo la obra 100 por 100 Steranko, permite entrever porque la gente habla así de él.
Comienza el tomo con una historia de Lee y J. Buscema. Este último, a estas alturas ya tenía su estilo muy definido, el cual lo podemos llamar, sin miedo, Clásico. Naturalismo ideal en cuanto a la anatomía y serenidad, sobriedad, simetría, armonía, etc. en narrativa y en composición de página y de viñeta. Le sigue unas historias de Lee y Thomas con bocetos de Kirby y acabado de Steranko. No sé cual es el grado de fidelidad para con los bocetos, pero se aprecia un estilo muy kirbyano, esto es, un dibujo tosco y rudo, de figuras poderosas, dinámicas e histriónicas, una imaginería fantacientífica abracadabrante y dinamismo más que por la narrativa, que sigue siendo bastante clásica aunque más ágil de lo habitual en su época, por la composición de viñeta, utilizando la profundidad para conseguir esa sensación de que "los pjs se salen" de ella y con un repertorio de recursos un poco más amplío (primerísimos planos, planos cortados ...). De modo que gracias al contraste con J. Buscema, podemos entrever la novedad que supuso Kirby. Así transcurre el primer tercio del tomo.
A partir de ese momento llega Steranko como guionista y dibujante y empieza lo mejor del cómic, no sólo por el arte de este autor, sino porque son comics mucho más modernos que los anteriores, esto es, más legibles.
De Steranko podríamos decir que pertenece a la escuela de Kirby. Su dibujo tosco, rudo dinámico y expresivo es kirbyano, pero Steranko dibuja con un canon alargado y un trazo fino, lo que hace que no sea un clon de Kirby, sino un Kirby manierista. Es pues, un dibujo más elegante y grato, más clásico. Pero no esta en su estilo de dibujo la importancia de este autor. Su importancia esta en la parte secuencial de su trabajo. Su narrativa va más allá de la de su maestro, de forma que consigue mejores y más modernos resultados los cuales, aún hoy, siguen siendo vanguardistas. Todo esto se va fraguando poco a poco hasta llegar muy lejos. De hecho, hoy en día me atrevo a decir que no se le ha superado (en superhéroes al menos), es más, estamos involucionando ya que hoy en día, los dibujantes estan más interesados en dibujar bien e hiperrealisticamente, que en jugar con el lenguaje específico del cómic (la secuencialidad y la composición de página).
En su primer trabajo en solitario ya vemos una narrativa más cinematográfica (viñetas iguales donde cambia un pequeño elemento, algo muy de moda hoy, o viñetas cinemascope), psicodelia (son los 60!) y ruptura de la habitual dirección izda.-dcha. de lectura. De hecho, en estas páginas preludia a Miller (quizás el mejor narrador de todos los tiempos). También vemos como manieriza el estilo Kirby, al dibujar las figuras más dinámicas y retorcidas, al exagerar aún más la profundidad y las diagonales y al someter los decorados fantacientíficos con propósitos puramente estéticos, de tal forma que, si con Kirby estos parecían máquinas de verdad, con Steranko parecen un decorado, un elemento puramente ornamental. Además, vemos otros aspectos de su modernización del Cómic en que jugó más con el tamaño de las viñetas y con el ritmo y el color (el mejor ejemplo de esto es el número 113 del Capi) y en que utilizó más puntos de vista y los efectos especiales de la época (fotos más dibujos, efectos de impresión etc.). Sin duda, porque Steranko era más joven que Kirby y Buscema, por lo que no sólo piensa en b&n como los que empezaron décadas antes, y porque sólo se encargaba de una cole (quien sabe lo que habría hecho Kirby de ocuparse de una o dos series sólo).
Así, el cómic gana en interés y en belleza gracias al arte espléndido, genial y personal de Steranko y con estas llegamos al último sexto del tomo. Donde el estilo de este autor ya esta formado, lo que le permitió realizar unas páginas increíbles aún hoy en día. Páginas llenas de experimentos, de recursos, de juegos ópticos no vistos hasta entonces, de una modernidad tremenda (lo que quiere decir que hemos avanzado poco, no que Steranko fuese ultramoderno en su época) y además, hermosas. Prácticamente cada página es excepcional, de entre ellas destaco la espiral del penúltimo número, las páginas con figura y viñetas y la de la subida a la nave del extraterrestre. Unas páginas donde entran en el cómic la imageniería propia de los 60, psicodelia, lenguaje cinematográfico (aparece el zoom), importancia del color, el collage, etc. Haciendo de esta forma, sobre todo la última historia, una obra cumbre y genial de lo pop. No es Pop Art exactamente, ya que lo que hacía este corriente artística era convertir la cotidianidad y la mediocridad en Arte al hacer de estas su tema (recuerden las sopas Campbell), y Steranko, lo que hace es convertir algo "cotidiano y mediocre" en Arte, al convertir su lenguaje en algo artístico. Por tanto, se puede considerar un exponente (aún por reconocer) heterodoxo del Pop Art, es decir, un artista Pop como Warhol o Lichenstein.
Pero la modernidad y el buen hacer de Steranko también se observa en los guiones. Con Lee NFAS es un cómic gay. Lee, un guionista con muy pocos recursos pero con la capacidad alquímica de convertir lo que sea en oro, no sabía que hacer con NFAS, se limitaba a copiar a Bond y a meter un triángulo amoroso en sus guiones (como siempre), sin darse cuenta de que su serie sólo la protagonizaban hombres. Con Thomas pasa de ser un cómic donde los 3 secundarios se disputan el afecto del prota (NF), a un cómic no más moderno (hay algo más moderno ahora, qué un cómic sobre gays?), pero si donde se introduce un pj femenino y las relaciones afectuosas se hacen más comedidas, más heterosexuales y pasan a un segundo plano. Esta estela la sigue Steranko, aunque desechando al pj femenino por otro de su creación, derivando la temática de espionaje a lo Bond, hacía la CF en la línea de "Twiligt Zone" (o es que la última historia no parece un episodio de esa serie?). Por tanto, en el guión también esta la labor, modernizadora e introductora de los 60, de Steranko. Villanos pop de lo más extravagantes, que parece que lo que quieren es ser capturados más que triunfar (como los psicópatas, que por lo que dicen asesinan para ser detenidos), en la mejor tradición folletinesca (nazis y un chino que son trasuntos de los prusianos y fu manchúes decimonónicos), psicodelia (alucinaciones, flashbacks, sueños, etc.), feminismo, extraterrestres, tecnología como nueva magia (o no eran así los gadgets bondianos?), CF ("2001", peli coetánea, eleva este género por encima de su carácter pulp), etc. Gracias a esto, sus historias se leen más gratamente, siguen siendo demasiado pesadas por su profusión de bocadillos y textos, pero sus argumentos, su resolución, sus pjs son más actuales, bueno, preludian, o son el antecedente, de lo que se hace hoy. De esta manera, "Nick Furia agente de SHIELD" es el "Ultimates" de los 60 (otra opción de título que tenía). En ambos, los pjs son unos chulos, en ambos, el estilo es más de espionaje o de fuerzas especiales que superheroico, en ambos, los temas son internacionales (no se combate el crimen de la Cocina del Infierno, sino el internacional), en ambos, el dibujo prima sobre el guión y la prueba definitiva, en ambos se incluyó una página especial (cuádruple en NFAS, óctuple en "Ultimates", porque los tiempos han adelantado una barbaridad). Así que esta obra, aunque viejuna, es una obra maestra del cómic en general y de Marvel en particular, que entierra aún más en la mierda a los "Ultimates", pues ahora se rebela como un pálido reflejo de una historia que tiene 40 años. De modo que no hay otra conclusión posible, "Nick Furia agente de SHIELD" es una obra cumbre Pop.

30.1.08

POST 400: Critiquita 226: Runaways nº 10, J. Whedon y M. Ryan, Panini 2007

Pues única compra del mes a Panini (otra vez). Aunque me alegro, porque hace tiempo no habría apostado por una edición de los Runa en grapa single. Esta serie que Viturtia jamás habría publicado en grapa, esta serie que sólo podía venir en grapa doble, esta serie que fue congelada porque no vendía bien, verla así, tan lozana me extraña mucho. Aquí hay algo que no encaja. En fin, esperemos que dure en grapa single mucho, mucho tiempo.
La marcha de Vaughan la cogí con miedo. Esta serie, aunque no es de autor, si tiene mucho de su creador. Así que es difícil encontrar un sustituto que estuviese en la línea de este. La venida de Whedon no esta nada mal. No soy un fan suyo, pero es un tipo que comparte con Vaughan frescura, diversión y acertado manejo de pj jóvenes. Así que da la confianza de que la serie no se va desvirtuar o perder calidad. Pero, qué tal lo ha hecho?
Pues bastante bien. Este número es continuista en cuanto a los pjs, es divertido y Molly sigue destacando sobre los demás. Es pues, un número entretenido que me recuerda más a un episodio de "Angel", que a un cómic de superhéroes. Por lo que parece que mientras este Whedon (5 números más), el nivel de la serie no va a bajar. Lo único que me molesta es que en vez de adaptarse a la serie, haya decidido que ha de ser al revés. Porque le ha salido del nabo ha hecho que los Runa vayan a NY y lleguen a un quid pro quo con un villano. No pasa nada por eso, pero si porque no ha explicado ni por qué se van a NY, ni cómo llegan, ni cómo contactan con el villano y lo remata con: "soy DELIBERADAMENTE vago al respecto". Claro, como no tienes ni puta idea de como enlazar tu historia con lo anterior, pues elipsis para camuflar mi falta de ideas y mi capricho. En fin, yo es que no soy de esos que lo justifican todo con un: "si es una buena historia ...".
Ryan hace un trabajo más convencional que Alphona, aunque se esfuerza en seguir su línea. Practica un dibujo basado en la silueta, un poco torpe y rígido pero interesado en dotar de expresividad a sus pjs y de verosimilitud y cotidianidad sus poses. Un dibujo un poco verde, como su narrativa, pero que se compenetra bastante con el guión y es agradable. Por su parte, la colorista Strain cambia de registro un poco. Da a sus colores más fuerza (o es la impresión de Panini?) y nitidez y sigue siendo muy responsable del buen acabado final, pues ella se encarga de dar volumen e iluminar el dibujo.
Pues nada, aunque es un número-prólogo, se puede decir que ya empiezan a pasar cosas y Whedon se lo esta tomando en serio. Además, la rebaja de páginas le ha sentado mejor a la grapa que presenta un aspecto más sólido y menos cutre. En fin, de momento la serie sigue a buen nivel.

29.1.08

Dónde estan los comics de superhéroes?

Este es un post de reflexiones. Es que la lectura del número 24 de LNV (en la tienda) y del 5 de la JLA de Meltzer, me han hecho pensar. Para que luego la gente diga de los superhéroes.
Leídos ambos 2 (como si otra cosa fuese posible) me he dicho, pero dónde estan el género aquí? Dónde esta la acción? Dónde esta la aventura? Dónde esta el heroísmo? Dónde la épica? La emoción? El suspense?
En el 24 de LNV de Bendis (que por cierto ya va a por el 5º año, donde estan las brujaslolas que predijeron que no iba a ser duradero?) se marca una historia típica y convencional, la usual de este guionista, que sigue sorprendiendo por su terror a quedarse calvo. Estoy seguro que Bendis no sabe lo que ve Ojo de Halcón, pero como queda bien ... En fin, es una historia intimista, casi individual, lo que es un delito en una serie coral (para esto son necesarios Spidey y Lobezno?). La típica historia de Fantasía que se lleva contando desde el XIX, prácticamente sin palabras (y ninguna original, se limita a copiar las versiones anteriores de esta historia), lo cual queda muy bien y es muy posmoderno, pero no es lo adecuado para una grapa (pero mientras la gente trage ...). Además, obvia los detalles con unas elipsis bastante indignantes (justo OH esta en el momento espaciotemporal adecuado, qué casualidad!), porque muestran el poco curro e interés del autor. Una historia psicológica y ombliguista por partida doble. Primero porque sus pjs ya no se dedican a su "profesión", sino a resolver sus movidas personales. El foco de atención ha pasado de sus aventuras, a su vida, en una deriva amarillista y melodramática que siempre los guionistas, hasta ahora, han sabido disimular. Además, es una historia que podía haber protagonizado con leves cambios cualquiera! Y segundo, porque se dedica a explorar una idea vieja del guionista en plan, paso de inventarme algo nuevo, me regodeo una y otra vez en mi única idea porque afortunadamente el fandom superheroico esta lleno de pringaos. Por muy bueno que sea el trabajo de Maalev citando a Klimt, por muy posmoderno, culto y bonito que sea, no salva el ramplón guión de Bendis y evidencia con un estilo muy gafapasta, que no es un cómic de superhéroes.
Dónde, en este cómic, esta la aventura, el villano, la hazaña, la acción, etc. Dónde estan todas esos elementos que han hecho el género superheroico el gran dinosaurio que es hoy?
Más o menos lo mismo pasa con la JLA de Meltzer donde el misterio y el melodrama priman por encima de todo. También es una historia intimista y ombliguista, además de ser una saga indignante por lo que se esta prolongando. Es una historia donde los superhéroes ya se han desgajado del mundo que les rodea, son una comunidad cerrada, un compartimento estanco, el motor de las historias son ellos, no el desfacer entuertos. Es algo lógico, suele pasar en muchas series, los pjs acaban devorando la serie que los creó en una especie de momento nitzchiano, pero lógico no es sinónimo de bien. Es una historia que gira en torno a la fragilidad y debilidad descubierta por un otrora superhéroe, justo lo contrario que debería ser. El heroísmo siempre tiene una parte de superación, el sujeto transciende su humanidad y por eso es capaz de realizar hazañas (el que mejor cuenta eso es Miller), por eso a los héroes les machaca siempre el villano la primera vez, por eso tienen traumas (Batman, DD, Spidey, etc. Por cierto, por qué pide a Mefisto que disuelva su matrimonio y no resucite a su tío?). Los superhéroes no son un estudio de fragilidad y debilidad humana, pero eso a Meltzer le da igual, pues esta en la línea de los guionistas actuales (moderna por otra parte), por la cual estos estan por encima de los pjs, el género, la continuidad y de los lectores.
Aunque la historia de Meltzer no se desmarca tanto del género, hecho de menos los componentes típicos del mismo. Aunque aquí hay villanos, ninguno planea ninguna maldad, luego no puede haber heroísmo. El melodrama ñoño se impone a todo. La historia fragmentada resulta contraproducente en grapa. De nuevo es el dibujante el que hace tragable una historia tontorrona y poco superherorica.
En fin, en estas 2 grapas no encuentro superhéroes, no encuentro las cosas que han hecho que sea el género que más leo. Cada lector es especial, quiero decir con esto, que cada uno buscamos una cosa distinta en los comics, aunque imagino que en las líneas maestras coincidiremos. Yo no leo comics de superhéroes buscando melodrama, misterio y gafapastismo (intimismo, psicología, etc.). A mi siempre me han gustado por su acción, su aventura, su epicidad, su desenfado, por el choque dialéctico que presentan, por su desproporción ... Y entonces me preguntó, todos aquellos que defienden CW porque lo que querían eran hostias y no profundas historias, son los mismos que estan detrás del éxito de Meltzer y Bendis? Todos aquellos que decían que los vengatas de Busiek eran soporíferos, que piensan de los de Bendis? Lo que querían leer no eran peleas con Ultrón, sino a pjs traumados toqueteándose la costra de su herida? La gente que ha encumbrado "Ultimates", buscan lo que Bendis y Meltzer dan? No sé a mi me parece que no, y eso que yo no defiendo CW, me aburrió Busiek y no encumbro "Ultimates", entonces por qué coño Bendis ha aguantado 4 años? Realmente se estan haciendo los comics de superhéroes que queremos leer?

24.1.08

Los votos que se convirtieron en abstención

Intentaré ser breve.
Me ha sentado mal el fracaso de Los 10 de Tebelogs. De todas las votaciones que hay en Tebelogs, esta es la que me parece más interesante e importante. La encuentro mejor porque se votan varios comics y además no vota cualquiera, sino los blogueros. Que no es que sepan más, sino que no son sujetos pasivos que se limitan a leer y ya esta, no es gente que se calla sus opiniones. En fin, es gente que se esfuerza y que es más que evidente que le entusiasma estas cosas, sino no tendrían blog. Por ello, me ha dado pena que esta vez de todos los que somos, sólo votaran 24 insignes miembros de la Academia. Cuál es mi escusa? Pues ninguna, simplemente que me pasé las navidades enfrascado en esto y cuando quise darme cuenta, el plazo se había pasado por un par de días. Oooooh!
Aunque al final no voté voy a revelaros mi lista. Pero antes decir que, a diferencia de la opinión de muchos, este ha sido para mi, el mejor año de comics de los últimos 3. Este año he leído más comics buenos que los anteriores, lo cual no quiere decir que todos fueron editados este año. A diferencia del año pasado (y seguro que es porque no ha votado casi nadie) ninguno de los 10 primeros lo tengo y sólo he leído 1, aunque conozco 2 más. El que he leído me sorprende que este ahí, es un cómic entretenido y ya esta. Es bastante plano y sólo se salva el dibujo, que es espectacular (afeado por la edición cutre de Panini), estoy hablando de "Nextwave" que se me había olvidado mencionarlo. Así, poco puedo añadir así que mis 3 comic votados son estos (ninguno fue votado):
6 Secretos de Simone. Son 2, "Villanos Unidos" y "6 grados de separación". Los 2 me han parecido estupendos, muy bien hechos, sólidos, entretenidos, sorprendentes e incluso espectaculares a su modo. Mejor quizás es el 2º, ya que es más original y audaz, sin duda porque no esta mediatizado por un megacrossover como el 1º. En fin 2 agradables lecturas sobre un grupo de villanos freelance disfuncionales con mucho potencial aunque van directos al olvido.
"Runaways". Me sorprende que esta fresca y entretenida serie no la haya votado nadie. Es de lo mejor en superhéroes que hay ahora, aunque no sea un buen representante de este género, pues no es una serie al uso. Vaughan hace un trabajo entretenido, divertido, desenfadado y nada acomodaticio, con cambios constantes y gran manejo de la narración episódica. Sólo se le puede echar en cara su habitual blandura, superficialidad y ritmo lento. Por su parte, Alphona ha crecido en esta serie hasta ser un dibujante muy interesante personal, elegante y estético que aún tiene que mejorar la narrativa, por lo que es uno de los puntos atractivos de los Runa. Por tanto es un cómic que merece la pena leer, porque aunque no es una obra maestra, si es especial.
"La Legión de Superhéroes" (y Supergirl). Aunque seguro que os resulta extraño que quisiese votar a una serie que va a ser cancelada (prueba de lo poco interesante que resulta al aficionado), a mi este cómic me ha encantado. Waid hace un trabajo muy profesional, es decir, frío e impersonal pero que cumple con creces con los requisitos que se exigen a una cole regular superheroica. Me ha parecido una serie muy entretenida, siempre a un buen mismo nivel, y bien presentada por un limitado pero cumplidor Kitson. Si la anterior serie para mi fue la del 2006 esta ha sido la de este año. A quien le guste la CF y las coles corales tiene en esta entretenimiento asegurado.

17.1.08

Critiquita 225: JSA: La edad de oro, J. Robinson y P. Smith, Planeta DeAgostini 2006

Este cómic no lo había leído nunca (de hecho, ignoraba su existencia). Cuando lo sacó de nuevo PDA vi que la gente hablaba bien de él, pero en ese momento no pude comprarlo porque tengo un límite presupuestario (ni me sobra dinero, ni espacio). Así que, cuando fue víctima de un descuento estas Navidades, me hice con él, por aquello de que es el eslabón entre el UDC de la Edad de Oro y el UDC postCrisis (las primeras) y que estaba bien.
Robinson (que tiene en su haber uno de los mejores comics que he leído en mi vida, "4 demonios y un infierno", que desgraciadamente no tengo y dudo que lo vea en español, pues pertenece al universo Grendel) hace un modesto pero buen trabajo. Escribe bien, con ritmo y fluidez, profundiza en los pjs y desarrolla muy bien la historia, sin inventar nada nuevo, manteniendo el misterio y aumentando la tensión. Es el típico argumento (desenmascaramiento del villano y frustración de su plan de dominación mundial), pero gracias a que pone el peso en la psicología de los pjs, expone ideas interesantes y utiliza un par de buenos golpes de efecto, evita que la historia sencilla y típica sea anodina.
A lo largo de los 4 comics que componen el tomo, Robinson se esfuerza en recrear el EE.UU. de la posguerra de la 2ºGM, explicar porque los superhéroes no intervinieron en esa guerra, explicar porque la gran mayoría abandonó esa actividad en los 40 (eufemismo para explicar el que los superhéroes dejaron de vender al perder el fervor del público) y contar lo que les pasó en esa época oscura, para poder enlazarlo con el renacimiento de los superhéroes (que, curiosamente, mientras Planeta editaba Marvel este había comenzado en 1961 con Lee y Kirby, pero ahora que edita DC, este empezó en 1956 con el lanzamiento de un nuevo Flash, cuál es la verdad verdadera?). Por el camino hay cosas muy interesantes que merecían más desarrollo. Supongo que Robinson renunció a ello por no hacer un cómic interminable y desvirtuarlo, pues el objetivo de este cómic es arrojar luz a los años oscuros del género (¿1945-1955?), no a reflexionar sobre él. Entre estas buenas ideas con mucho potencial destacan las reflexiones del 1º LV, que se sabe más poderoso que la bomba atómica (recuerden que estamos en los 40) y por eso mismo renuncia a su poder (ser superhéroe) porque, al ver los efectos de esta y la inmoralidad de su uso, llega a la conclusión de que un hombre no puede manejar ese poder sólo siguiendo su propio criterio. Un dilema poco explorado en el género en su faceta intimista. Eso es en cierta forma, lo que hace abandonar a casi todos los supers en "La edad de oro" de Robinson. Estos se ven abrumados por una sociedad que no les necesita, pues tiene la bomba atómica y ha ganado ella sola al Mal. Sólo las personalidades inadaptadas son las que siguen con su actividad. La cosa más curiosa de este cómic es que hay una de ley del gobierno que busca que todos los supers se registren y sirvan al gobierno (hostias! Cómo la CW! Incluso el super proregistro tiene bigote y aspecto de Casanova!), que termina en una lucha apoteósica entre el bando pro y el anti. En fin, el guión de Robinson es sólido y entretenido pero que, por desgracia, renuncia a hacer metagénero.
Smith hace un dibujo sencillo y tosco que remite un poco al estilo de la época, que resulta feo al no poder conseguir el realismo ideal que pretende. Pero el estilo rudo y limitado de Smith tiene un enorme dinamismo y una buena expresividad lo cual, sumado a una efectiva narrativa clásica, el dibujo consigue vehiculizar eficazmente el guión sin mejorarlo, aunque uno no deja de pensar que pudo hacerse más bonito. Hay que reconocer que parte de la culpa de la rudeza y aridez del dibujo lo tiene el color de Ory. Este, opta también por emular la época y maneja pocos colores, con predominio de los ocres, y los aplica planamente y sin renunciar a un acabado granulado por lo que la rudeza del dibujo es potenciada. Resultando un aspecto gráfico tosco y lacónico pero elocuente.
Así pues, es un cómic con cierta gracia, pero que no destaca sobre los demás. Aunque reconozco que no sé lo suficiente del UDC, por lo que me pierdo leyéndolo pues, o no conozco a los pjs o mi conocimiento sobre estos es insuficiente, aunque el dibujo no ayuda, pues hay pjs muy similares o irreconocibles de paisano o con otro peinado. Lo que si prueba "La edad de oro" es que recrear aquella época puede resultar muy interesante. Por ejemplo, el hecho de que los supers tengan que sacar las castañas del fuego sin Superman me ha gustado, o superhéroes tan surrealistas como el Capitán Triunfo (que es producto de la unión de una persona con el fantasma de su hermano cuando toca su marca de nacimiento) o el Espectro (la ira de diso) y tan atípicos como Robotman (ojalá se le hubiese dado más papel!) o el Átomo (teniendo en cuenta que los supehéroes son humanos idealizados, por qué se diseño a este pj como un tipo muy bajito?), creo que merecen más atención (igual que los de Marvel) y además, la vida y la sociedad en aquella época fue tan diferente a la de ahora, que un cómic ambientado en aquella época tiene otro sabor. Lo cual no es despreciable pues, a la insípida sopa que es hoy en día el género no le vendría mal más especias.

16.1.08

Norma cómo te pasas! (critiquita 224)

Pues va de unos comics atípicos de superhéroes, algo frescos e interesantes, pero que Norma te vende al "mejor precio" al utilizar el reverso tenebroso de la oferta. Si lo normal es un 3x2 o algo así, para Norma es un 3x4 o incluso un 3x5. En fin, no voy a repetir las reflexiones de siempre, pero esto es la pescadilla que se muerde la cola. Casi es mejor que publiquen sólo sus tochos porque así ...
Qué comics son? Pues:
Héroe al cuadrado nº 3, K. Giffen, J. M. DeMatteis y J. Abraham, Norma 2008. Con este tomo (4x3 en términos grapiles) se termina este microverso de superhéroes que en su momento tuvo bastante éxito (2 spin off!). Ignoro cual es la causa de su fin, tampoco es que sea un final incontinuable, pero tenía potencial para durar más. De todas formas, en este último número se aprecia el agotamiento de los guionistas, así que el final es bienvenido. Este es el tomo más regular, cosa conseguida a costa del humor y de los momentos brillantes. Es, pues, un aterrizaje suave y muy profesional para finalizar esta entretenida, por momentos divertídisima y por momentos pesada, comedia romántica, que tiene como secundario al género de superhéroes. Es un cómic que plantea de otra forma, fresca y original, el análisis introspectivo que se esta haciendo actualmente el género de superhéroes por el que se plantea la viabilidad de unos superhéroes que no marcan diferencias y unas peleas superheroicas destructivas que no tienen consecuencias. De forma hábil, Giffen y DeMatteis, se traen un superhéroe y su némesis a un universo paralelo como el nuestro, donde los superhéroes sólo existen en la industria de ficción. La gracia esta en que vienen a este universo porque han destruido el suyo con sus movidas superheroicas. A partir de aquí, el argumento se convierte en una comedia romántica y enredo, pues los supers acaban entrometiéndose y liando la vida de sus contrapartidas en el universo al que han llegado. De este modo, Giffen y DeMatteis construyen una miniserie (9 números) modesta pero sólida, cuyo punto fuerte son lo bien que estan creados todos los pjs, la descontextualización de las convenciones del género y un maravilloso dibujo de Abraham. Un dibujo levemente caricaturesco, sencillo y claro, modesto pero molón, muy completo, aunque de fondos muy poco trabajados, que consigue sacar partido al guión gracias a su expresividad, por el notable dominio de la gestualidad, y una narrativa dinámica y fluida que adapta al cómic muy bien el ritmo de la comedia fílmica, frenando o acelerando para que los gags funcionen. Es por tanto, una lástima que esta serie termine, sobre todo de forma tan relajada y previsible y dejándolo todo en el punto donde debería empezar. En fin, es el típico cómic de grata lectura, pero que deja la sensación de que podía haber sido mejor y llegado más lejos.
Bienvenidos a Tranquility nº 1, G. Simone y N. Googe, Norma 2007. Aquí Norma me ha cobrado lo que me regaló con 49ers. 10 euros por 80 páginas y portadas!! La culpa es mía por supuesto, nadie me obligó a comprarlo sin contar antes el número de páginas (ay! Que taimados son los de Norma que no las numeran). De haber sido así, se habría quedado en la tienda. Pero me despistó que anunciasen que su interior tenía 4 grapas (o eso entendí). En fin, no vuelvo a comprar nada de Norma a ciegas. Vamos al cómic. Este es el "Twin Peaks" del género. Simone junta la premisa de "Top 10" (todos los habitantes de un lugar son superhéroes) con la de la series centradas en pueblecitos estadounidenses donde el microcosmos se corresponde con el macrocosmos de forma alegórica. Pero en vez de reproducir el esquema superheroico, lo altera al hacer que el pueblo este habitado por superhéroes y villanos retirados que viven en armonía. Un pueblo de viejas glorias idílico, que demuestra no serlo cuando alguien muere asesinado. Así pues, Simone sin inventar nada y siguiendo esquemas ya muy trillados (empezamos a conocer el pueblo siguiendo la investigación y nos damos cuenta que también tiene sus miserias), hace un cómic fresco e interesante sin salirse, gracias a un poco de comedia, a la novedad de que casi todo el plantel son viejos, a una mirada irónica pero tierna al pasado de los comics de superhéroes y con pjs lejanamente basados en los más conocidos del género, sin pelos en la lengua (sexo adolescente por ejemplo) y una buena capacidad literaria. De forma que, "Bienvenidos a Tranquility" es una propuesta sólida, entretenida y con algo de frescura, a pesar de partir de unos presupuestos muy manidos. Pero del mérito de que otra serie más de asesinatos en un pueblecito apacible y bienavenido funcione, lo tiene Googe. Pues con su dibujo muy moderno, entre la caricatura y el cartoon, de figuras espigadas, elegante, con muchos registros, con voluntad estética. y una narrativa funcional y nada llamativa, salvo por sus afición por los planos raros, consigue dar un extra a los guiones de Simone, al dotarlos de un aspecto visual con cierta distinción, sofisticación y atractivo que aumenta el agrado que produce el correcto y entrenido guión de Simone.
En fin, 2 comics que no estan mal, pero casi que por la edición de Norma más me habría valido invertir en "Invencible".

15.1.08

Critiquita 223: Y: el último hombre nº 1-15, V. K. Vaughan y P. Guerra, Planeta DeAgostini 2006-7

Llevo arrastrando esta colección casi desde el principio. Empezé con ella gracias a que PDA la sacó desde el principio y barata, motivado por lo bien que se hablaba de ella por los mentideros interneteros y por esa portada del mono vestido de Hamlet recitando a Shakespeare. Me dije: "esto tiene que estar de puta de madre", si hay algo mejor que los monos alados, son los monos shakespirianos. Así que creyendo que me iba a encontrar al Vaughan de "Runaways", es decir, fresco, cómico e intrascendente, empezé con la susodicha cole.
Al principio no estaba mal, no es lo que me esperaba (no hay No crean a este tipo por su bien! comedia, no hay humor absurdo, el mono no es shakespiriano) pero estaba interesante, pero a partir del momento en que se convierte en una road movie en la mejor tradición (e intransferible) estadounidense, la serie perdió muchos alicientes para mi, que no estoy interesado en leer un guión escrito para exorcizar la mala conciencia que tiene Vaughan por el machismo secular. Pero aún así, no pude librarme de ella dada su (relativa) baratura y su regularidad mensual. La grapa o sucedáneos es lo que tiene. Así que cariacontecido y costernado por la extinción, digna de los dinosaurios, del formato de bigrapa con lomo (según otra teoría es un genocidio premeditado digno de un nazi), pero más porque no saldrán nuevas series en ese formato que porque se "cancelase" esta cole, me puse a releer los 15 números que he acumulado, tontamente como esos bichos de Momo de los que no recuerdo su nombre (yo sólo vi la peli, y una vez, porque no me gustó nada), para decidir de una vez si dejaba la serie o no. Cuál será el veredicto final? Pues tendrás que leer el post entero para saberlo querido lector (o ir directamente al último párrafo, si eres de los tramposos).
Vaughan me parece un buen guionista. Es un buen dialogista, hace buen humor, estructura muy bien las historias, se maneja bien en grapa y tiene la loable intención de hacer cosas diferentes, por lo que resulta fresco y original. Todo esto esta en Y, por lo que es un producto bien escrito e incluso interesante, el problema es la actitud humilde y quejica de Vaughan (puede que sea cosa mía). No sé si seré capaz de explicarme, pero como siempre lo voy a intentar.
A mi me parece que Vaughan ha concebido este cómic como un obra reivindicativa de las mujeres y de denuncia del machismo aún (desgraciadamente) imperante en el mundo entero (y en particular en la "moderna" sociedad occidental, que es la que le interesa a Vaughan, porque del destino del 3º Mundo sin hombres apenas se dice algo en el cómic). Es decir, Y es una obra con conciencia social, justo el tipo de obras (pelis, libros, canciones, etc.) que más detesto. Además, el guión tiene el tufo de que Vaughan esta vertiendo todo lo que aprendió en una asignatura, de esas tan concienzadas que hacen aún más especial el sistema universitario estadounidense, que debía (o debe) titularse "La historia de la mujer estadounidense, situación actual y perspectivas de futuro" o algo así. Lo que hace que a veces, los diálogos pierdan coloquialidad y verosimilitud, para convertirse en extractos de un documental o en una suerte de discurso político que busca el chantaje emocional (apenas hay pilotos femeninas, etc.). Si no fuera poco todo esto, hay que añadir que es una obra donde Vaughan toquetea (a saber si conscientemente o no) sus traumas, pues Vaughan es el típico chico heterosexual sensible, aquel que es despreciado por sus iguales masculinos por blando y por los femeninos porque no tiene la virilidad necesaria para resultarles atractivo, en fin, que Vaughan es un blando y un llorica, justo el tipo de persona que menos me interesa (ahora empezáis a entender porque no soy un gafapasta) y menos, cuando tiene algún tipo de trauma con el catolicismo provocado porque, el ambiente en que creció hizo que se lo tomase en serio. En fin, estas últimas afirmaciones son absolutamente temerarias (pero, hey! Yo soy asín), es lo que he deducido leyendo Y, no he bicheado por internet buscando información sobre este autor. Así pues, el único punto de interés de la serie para mí, ha sido el misterio de lo ocurrido y el análisis sociológico ímplicito en el argumento. En ese sentido, la lectura seguida (en varios días, nada de panzadas) me ha hecho ver que el cómic es más sólido y redondo de lo que creía, aunque sigue siendo demasiado políticamente correcto y estadounidense (lo de las milicias estatales sigue pareciéndome inaudito). Pero esto también es un handicap para la serie. El tema esta en que el guión tiene muchos misterios (el Culper Ring, el amuleto, el destino de la novia de Yorick, la enfermedad, etc.) todos bastante intrigantes gracias al buen hacer de Vaughan, pero estan muy dosificados y distribuidos, por lo que una lectura mensual hace que muchos detalles se olviden haciendo que la serie pierda interés. Por ejemplo, el famoso amuleto aparece en el 1º número y no se vuelve a mencionar hasta el número veintitantos americano, así que yo ya lo había olvidado. Así pues, en conclusión, Vaughan escribe y desarrolla bien una historia interesante e intrigante de CF (aunque ya sea más un pasado posible a un presente o futuro posible o alternativo) que no alcanza todo su potencial por incidir demasiado en temas y modos gafapastas.
Encima hay que añadir que la dibujante Guerra es un soberano coñazo (nunca mejor dicho:). Su dibujo es correcto, bastante icónico o de diseño, es decir sencillo, armonioso y, sobre todo, claro para la vista, lo que se traduce en pjs reducidos a siluetas y fondos muy simples compuestos por grandes formas geométricas. Así pues, es un dibujo un tanto tosco y limitado, frío, soso, exento de la suavidad y delicadeza típicas de las dibujantes y, aunque estético, no es atractivo por lo que acaba aburriendo. Pero tiene algo bueno, es buena narradora, aprovechando que tiene un dibujo de análisis rápido (es decir, el ojo del lector no necesita mucho tiempo para procesar la información contenida en una de sus viñetas) hace siempre un cómic dinámico y fluido. Lo cual viene bien a los, en general, sosos guiones de Vaughan. Sólo hay que comparar su trabajo con el de uno de los dibujantes que la ha asistado, G. Parlov, que es del mismo palo, para ver lo que digo. Parlov es más dinámico, expresivo y sensual de modo que el cómic mejora. Hey! No te pareces en nada a tus dibujos! En definitiva, Guerra no mejora los guiones de Vaughan por lo que este cómic es una historia con una premisa brillante resuelta (de momento) mediocremente.
Aún así, voy a seguir haciéndola. Bueno, la verdad es que es una intención, porque he comprobado como el tomo que la continua ha desaparecido de las tiendas. Así que, dado que la tirada que tuvo el susodicho no preveía que los compradores de la bigrapa con lomo se iban a lanzar por él, me imagino que me será difícil encontrarlo a estas alturas. Voy a seguirla porque, hojeando el futuro (ay! Si eso se pudiera hacer ...), me ha parecido que el tema gana en interés al cambiar de escenario. De todas formas, estáis a tiempo, queridos lectores, de evitar que cometa un error.

14.1.08

EXTRA, EXTRA: sobre el funcionamiento editorial español

Seguro que a estas alturas ya muchos habéis leído este magnífico post titulado: "El Increíble Hombre Filtro". Un maravilloso post, laaargo pero que de lectura fácil en pantalla por lo bien que esta escrito y por la entreñable historia, tragicómica en la mejor tradición hispánica, que relata. Que, aunque se centra en la edición de comics autóctonos, es una alegoría, triste pero tierna, del mundo que nos ha tocado vivir y un análisis sobre el poder de la esperanza y la ilusión. Así escrito suena frío y aburrido, pero no es así, vayan y leánlo. Reirán y llorarán, pero sobre todo pensarán, "esto lo he vivido yo también".

8.1.08

Recordando diciembre (critiquita 222)

Puff lo que cuesta retomar la rutina ...
JSA nº 1, G. Johns y D. Eaglesham, Planeta DeAgostini 2007. He quedado totalmente saturado de la JSA de Johns con el anterior volumen, pero que se publique en grapa y que por fin haya un dibujante que me guste, me ha hecho seguir con la cole. De momento bien. El nuevo número 1 ha hecho que Johns se replantee la cosas y no apostase por el continuismo. Se ve claramente en la formación, no es la misma que la última del anterior volumen, pero no sólo se queda ahí, porque mete en sus guiones más humor, más energía y más dinamismo que antaño e incluso ha cambiado un poco la personalidad de los pjs, ahora vemos un Hourman desinhibido y risueño y un Wildcat sombrío y arisco. En fin, que Johns parece que se ha tomado el nº 1 como un nuevo comienzo y ha decidido no seguir ofreciendo lo mismo. Menos mal, porque su JSA se había convertido en un cómic tan bien hecho como aburrido. Eaglesham aquí ha bajado un poco el nivel respecto al que demostró en "Villanos Unidos". En la JSA hace un dibujo más suelto, menos preocupado por la corrección anatómica y menos currado, sobre todo los detalles, también demuestra que le cuesta más la figura femenina que la masculina y que su fuerte son los bustos y los cuerpos hercúleos masculinos. Narrando esta bien, es fluido, noventero y tiene bastantes recursos. Así que, no es descartable que el cambio de Johns se deba en parte a su parteneire, un dibujante más atractivo y menos realista que cualquiera de los que trabajó con él en el anterior volumen. En resumen, un buen número 1. Se cuentan cosas y se deja entrever un buen futuro, aunque no deja de ser una mera presentación o prólogo. Una pregunta, el Mr. América que sale tiene algo que ver con el de la "Edad de Oro"?
JLA nº 4, B. Meltzer y E. Benes, Planeta DeAgostini 2007. Pues seguimos con esta cole que esta bien, entretenida y con su punto de interés, aunque, como de costumbre con este guionista, se apuesta más por el melodrama ñoño y el misterio que por la acción y el dinamismo. Así tenemos unos guiones muy bien escritos, que evidencian que Meltzer es uno de los guionistas actuales que mejor conocen y manejan pjs con mucha continuidad a sus espaldas, pero una historia que avanza lenta y esta demasiado ensimismada. Parte de la responsabilidad de que esto funcione, lo tiene el dibujante que, aunque tiene un estilo hortera, es un buen dibujante y un buen narrador. Así que defiende bien el guión haciéndolo tragable. Por tanto, una grapa normalita, más apto para fans de JLA que para cualquier otro público.
Justicia nº 4, J. Krueger y A. Ross, Planeta DeAgostini 2007. Pues seguimos con esta historia hecha para decir a los 4 vientos que, sus artífices son los mejores guionistas que hay hoy en día. Una historia de misterio, de progresión lenta, coral y clásica es lo que nos ofrecen Krueger y Ross. Un sólido producto, pero que no destaca por nada y donde Ross sobra más que falta. No duele comprarla o seguirla, pero en mi opinión no llena con suficiencia el formato inflado en que se publica y por tanto su precio. Cuánto tenemos que sufrir los de siempre por culpa de los patéticos intentos de las editoriales para atraer a incautos!
Supergirl y la Legión de Superhéroes nº 8, varios, Planeta DeAgostini 2007. Primera grapa de DC-PDA en caer, lástima. Porque de las que llevamos es la que más me gusta. Como las demás, no es gran cosa, pero es mucho más entretenida y sólida que las anteriores. No se limita a estirar un misterio, siempre pasan cosas nuevas y su ambientación futurista le da un aire fresco y original que hoy en día es una cualidad muy apreciable. El dibujo tampoco es muy diferente en calidad. Gráficamente es más impersonal y clásico, pero interpreta muy bien el guión y le da vida. No es tan estético como el de Eaglesham, ni tan sensual como el de Benes, ni tan virtuoso como el de Ross, pero tiene todo lo que tiene que tener el dibujo y la narrativa de un cómic de superhéroes. Así que no entiendo porque esta grapa cae y las otras no. Hombre, esta claro que los pjs de las J mueven más que los de esta cole, pero en cuanto a calidad, creo que esta destaca en los guiones y es competitiva en los dibujos. En fin, que es una cole muy entretenida, lo mejor de lo que leo de DC.

3.1.08

HE VUELTO!!

Hacedme el favor de suponer que todos estabáis profundamente preocupados por mi ausencia. Que estabáis atribulados pensando que el virus que se extiende por internet matando a todo aquel que hable de comics, me había alcanzado también a mí. Una larga ausencia sin avisar ... Jessica Flecher, nuestra querida y admirada Jessica Flecher, ya estaría sospechando que detrás de esto habría un asesinato. Pero no, lectores, no ha sido así. Mi ausencia por 2 semanas se ha debido a que durante ese periodo, me he entregado en cuerpo y alma y con una devoción monacal a terminar un cómic que hemos hecho Ismael (Espermatozón Rodríguez) y yo, el lord que toda madre desea para sus hijas.
Espera un momento! Un cómic! Me parece estar leyendo en vuestras mentes ahora mismo. Es cierto, como dicen en las pelis, que tantas voces en la cabeza es molesto. Pues sí, antes de que Ismael se retirase del mundanal ruido para darse su habitual baño anual en la laguna Estigia para renovarse y recuperar su virginidad, le convencí para que me escribiese un guión para un cómic corto y en eso he pasado estos últimos días en dibujar, entintar y, sobre todo, tratar con Photoshop el susodicho cómic.
Un cómic! Dónde? Leo en vuestras mentes. Pues para "publicarlo" Ismael ha construido un majestuoso e impactante blog. Así que esta allí, en ÚLTIMA COLMENA, que curiosamente es como se titula la historia corta de 3 páginas en b&n que nos hemos currado.
La historia esta pensada para que se pueda leer en pantalla completa. En un programa para ver imágenes, con que le déis la opción de que reduzca su tamaño para verlo en vuestro monitor en pantalla completa vale. Bueno, eso me creo yo, al menos en mi ordenador funciona. Pero todo depende del monitor y la resolución que tengáis. En fin, no os entretengo más, hacednos el favor de leerlo. Gracias.
Así que por fin, todos aquellos damnificados por la, supuesta, dureza de mis críticas ya tienen carnaza. Para los molestos con mi exigencia, para los desesperados por mi habilidad para poner pegas, para los que no les guste que airee mi insatisfacción y para los que piensen que critico sin tener ni pu** idea, ahí esta ese cómic para que, si quieren, hagan correr la sangre a costa de mi incorrección anatómica, mi narratividad o lo que se les ocurra. El tiempo de la venganza ha llegado para ellos. DisfrutADLO!
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog