27.7.07

Critiquita 191: JLA*JLE 17, Giffen, DeMatteis y Maguire, Planeta DeAgostini 2007

Bueno, pues aquí vengo con este tomo que podemos calificar de sobremesa. Terminada ya la comida, ahora queda prolongar el disfrute y comenzar la digestión con un par de tomos antes de levantarse de la mesa.
El número 17 nos cuenta otro brillante plan de Max para sacar pasta con los superhéroes. Se inventa el concepto de superhéroe de barrio, más bien de calle (concepto interesante para una serie regular de perfil bajo). Es decir, unos superhéroes a los que cualquier hijo de vecino puede llamar para pedirles ayuda. Para ello, reúne a unos cuantos "amiguetes", momento en el cual empiezan todas las dificultades.
Puff, menudo rollo de cómic. Me ha costado terminarlo y lo he hecho, sobre todo, gracias a Maguire, que esta tan bien que hace tragable el tostón que se marcaron Giffen y DeMatteis. Es una pena, pero aquí tenemos la peor cara de estos autores. Estoy seguro de que no les ha salido así por desidia, simplemente no estaban inspirados, por lo que nos brindan comicidad nula a base de forzar las cosas y meter las gracias con calzador. Un auténtico peñazo. Es como cuando te cuenta un tipo sin gracia un chiste con menos gracia aún y encima, sobreactuando. Vamos, peor que un puto mimo. Argumentos estirados, ideas gastadas, chistes manidos, sobreexplotación de conceptos y ocurrencias estúpidas, es lo que mas abunda en sus páginas. Una pena, creo que se exigieron demasiado y forzaron la cosa.
Maguire esta excelente en su estilo, mucho más correcto anatómicamente y más estilizado, pulcro y elegante que antaño. Un auténtico primor, una delicia visual bien apoyada por un color sencillo, pero con un paleta agradable y dado con mucho tino. Como siempre, Maguire se sale en la expresividad de sus pjs. Es mejor el dibujante que yo he visto captando las expresiones humanas sin caricaturizar y es así, porque dibuja todos los músculos de la cara yendo así más allá de los convencionalismos de cejas y dientes para expresar emociones. Es algo increíble y que revela unas dotes de observador notables. Así pues, demuestra que es el mejor para un cómic comico y conversacional (aunque se defiende bien en los demás aspectos que conforman el mínimo exigible para dibujar un cómic de superhéroes) ya que, a todo lo anterior hay que añadir, una buena narración que sabe sacar el mejor partido a las viñetas repetidas. Por qué? Pues porque cada una de ellas la diferencia sutilmente de las demás, quedando todo mas dinámico, más agradable a la vista y más cinematográfico que es el objetivo que se busca. Parece mentira que la gran cantidad de dibujantes que lo utilizan hoy, aún no se hayan dado cuenta de la clave de este recurso narrativo. En fin, Maguire, un monstruo.
Pues nada, me alegro de no haber pillado el tomo de Norma, porque aunque el aspecto gráfico merece la pena y hay destellos de calidad (cada vez me mola más Fuego y no sólo porque es brasileña y por tanto siempre, en cada viñeta, menos cuando esta desnuda, lleva tanga, sino porque me parece un pj atractivo al no ser uno de los típicos modelos femeninos. Casi me pillo "Jaque Mate" por ella, pero tras leerlo en la FNAC va a ser que no con la que esta cayendo mes tras mes), pero en su conjunto es un insulso cómic, porque sus creadores no supieron asentarlo y no se puede pedir complicidad al público sin ofrecer nada a cambio. Espero que el tomo que queda sea mejor y si no, calláoslo, me gustan las sorpresas. :)

25.7.07

Critiquita 190: De capa y colmillos nº 1 y 2, Ayroles y Masbou, Norma 2006-7

Gracias a la biblioteca de mi barrio he podido leerme estos comics. En un principio me interasaban, pero su aspecto poco grato hicieron que los dejase en la tienda. Así que, gracias a que los comics esten de moda, he podido ver que he descartado.
"De capa y colmillos" es un cómic francobelga de aventuras en el Mediterráneo (del que me atrevería a decir que ha inspirado algunas cosas de "Piratas del Caribe") en el siglo XVI, quizás XVII. La historia que cuenta es la del seguimiento de un mapa para encontrar un tesoro tan mítico, como fabuloso. Pero, esta línea argumental es enriquecida con un montón de historias secundarias de venganza y de amoríos.
Lo mejor del cómic es el guión. Su historia es de género, es decir, ha sido contada decenas de veces, pero Ayroles sabe dotarla de frescura, comicidad, originalidad e incluso de rigor histórico. Una historia que mezcla la fantasía, los piratas y las fábulas morales de animales en un guión divertido, ágil, que imita el hablar rimbombante, florido y poético de la época (lo cual es resuelto brillantemente por el traductor) y muy dinámico, donde siempre pasan cosas y muy rápido (como debe ser en una comedia). Para mi hace un gran trabajo, pues sabe mantener el interés y hacer que la historia no decaiga, cosa admirable con tanto cambio de escenario, tanto personaje y tantos lugares comunes. Así pues, Ayroles ha construido un divertido guión que recoge a los clásicos de estos temas, así como a la literatura de la época y la documentación historica, para componer estupendamente pjs, escenarios y el argumento. Aunque en el segundo número la calidad decae un poco, esta sigue siendo alta, por lo que el cómic no deja de provocar sonrisas y sorpresas en el lector.
Masbou hace un dibujo eficaz, a pesar de su tosquedaz y sencillez. El acabado final de este autor es ingrato a mis ojos, pero hay que reconocer que representa muy bien la época, con sencillez pero con rigor y detallismo, que consigue dotar a sus pjs de mucha expresividad, que procura que los pjs en segundo plano también hagan algo y que narra bien en el estilo clásico francobelga. Curiosamente, se le dan mejor los animales que los humanos, lo cual en este caso es oportuno, pues los primeros son los protagonistas. Así, es como el conejo Eusebio me ha llegado, pues la fuerza de este pj reside sobre todo en como es dibujado. De modo que, Masbou con todas estas cosas vehiculiza muy bien el guión, aunque eso no impide que se eche de menos a un dibujante cuyo trabajo recuerde menos al de un adolescente. Es obligado hablar del color también, ya que esta muy bien. Es sencillo pero variado, brillante, apuntala muy bien el dibujo y recrea bellamente el mar y sus profundidades.
La edición de Norma es en su formato europeo barato. Lo cual esta bien, pero no deja de ser un formato un poco dinosaurio, pues es rígido para responder a las demandas de un mercado con tanta oferta y tan poca tradición europea como el nuestro. En este caso, la calidad y la estilización del dibujo no hacen necesario un tamaño tan grande. Por tanto, se podría haber editado en un formato más modesto en tamaño y precio. Lo cual le habría venido bien a este cómic pues a su carácter popular, le viene mejor el ser más asequible. Cosa que vendría bien, pues es un cómic excelente para mostrar a la gente las virtudes del cómic francobelga, cada vez más ausente en los catálogos de las editoriales españolas (ejemplo de lo cual es que esta serie se publicó en Francia el siglo pasado!!). Ale, ya ha hablado el editor que llevo dentro, perdón por el exabrupto.
"De capa y colmillos", aunque no me llena lo suficiente como para comprarlo (de momento), pienso que es un buen cómic. Pocos hay cada mes tan divertidos, frescos, entretenidos y bien hechos. Desde luego merecen ser leídos a poco que tengáis la oportunidad. Yo espero que la biblioteca no me deje colgado, y traiga pronto la tercera entrega que publicó Norma en junio.

Videados 33: Kagemusha, la sombra del guerrero, A. Kurosawa, 1980

Esta es la película que más me gusta de Kurosawa, de entre todas las que he visto. Me parece una película notable, quizás no es la más bella, pero creo que es su obra más redonda.
La peli es una tragedia histórica, aunque la verdad es que, Kurosawa nunca intenta hacer una peli divulgativa por lo que, cualquiera que no sepa historia de Japón le parecerá que es una obra de ficción (así que es bastante útil ver los comentarios a la película de un experto en el director, que son un extra del dvd). El momento histórico elegido por Kurosawa es el fin de la era de los samurais, por ello nos desplaza hasta finales de nuestro siglo XVI. Cuando se ha llegado al momento culminante de las luchas intestinas endémicas que se venían dando en el país por cerca de un siglo, provocadas por la inexistencia de un poder político central fuerte. Así, se llegó a uno de los momentos más trascendentales de la historia de aquel país, cuando se produjo la guerra que acabaría con el triunfo absoluto de Tokugawa Ieyasu y el comienzo del período Edo. Con ello vino la paz y el aislamiento del país, por lo que los samurais, aunque no desaparecieron, si perdieron su razón de ser por la ausencia de la guerra durante siglos. Es el inicio del fin lo que nos cuenta Kurosawa, a través de un complot tramado por un señor de la guerra (legendario en Japón), Takeda Shingen, por el cual, su muerte se debía ocultar, mediante la utilización de un doble, durante 3 años.
El guión de la peli (en el que intervino Kurosawa y que parece que es un poco autobiográfico) sigue al hombre que hace de doble. Un pobre ladrón que se mete de lleno en el mundo de la élite de Japón. Un mundo complicado, estirado y violento, dominado por jefes guerreros. Poco a poco va entrando en él, comprendiendo su funcionamiento y aceptándolo y así guía al espectador. Es un guión clásico, bien escrito y desarrollado, pues uno no se pierde en sus complejidades ni se le hacen pesados los 152 minutos que dura la peli, con unos pjs bien escritos, que acaban ganándose la simpatía del espectador, y una lograda recreación del mundo del poder y de una guerra interminable en donde nadie es lo suficientemente fuerte como para imponerse, por lo que el politiqueo cobra más importancia que lo militar. Así, se nos presenta el fin de un mundo guerrero y honorable y el nacimiento de otro artero y moderno (aquí representado por el arcabuz y las nuevas tácticas bélicas que trae) y se reflexiona un poco sobre la identidad a través del reflejo que es el doble y la sombra, sobre la individualidad frente a la sociedad, sobre la igualdad (hay que recordar que la sociedad japonesa sigue siendo bastante jerárquica y en los tiempos del director más) y, sobre todo, los límites del poder, puede este franquear la muerte?
Los actores estan bien en esa manera de actuar peculiar que es la japonesa, donde se pasa repentinamente y continuamente de la sobriedad y la quietud a la teatralidad e histrionismo. Principalmente destacan el prota, que consigue que sus 2 pjs nos emocionen y el que hace del hermano del difunto, que consigue transmitir el sufrimiento de su pj por tener toda la responsabilidad por la situación, pero ninguna posibilidad de dominarla.
La dirección de Kurosawa es perfecta. Oriental en su lentitud, atención a los detalles, planos largos y mantenidos, frontalismo, puesta en escena centrada y simétrica y magistral, en la composición del plano (por ejemplo las escenas en el castillo de Suwa), en la planificación de los movimientos de los pjs en la escena (impresionante en las escenas de batalla, por lo complejo que es planificarlas y mover a los extras), en la elección del punto de vista y el tipo de plano, en la utilización de la naturaleza como un actor más (viento, lluvia, mar, cielos crepusculares), en sacar partido a los decorados (naturales o no) y en la utilización del color como símbolo, cosa que ayuda a Kurosawa a lograr el aspecto teatral que busca (el director busca evocar al No, sobre todo evidente en la escena de la batalla de Nagashima, para reforzar la sensación de tragedia). Con todo ello, consigue cautivar y emocionar al espectador y regalarle una serie de imágenes memorables, poéticas y sobre todo hermosísimas. Magnífico sobre todo es el principio y el final, donde se suceden una serie de escenas bellísimas e impresionantes que valen para definir el Arte. Brillante es la primera escena con un plano fijo que dura 6 minutos en el que los actores apenas se mueven, insuperable en composición y desarrollo, también la siguiente, donde Kurosawa convierte una vez más una peli suya en un cuadro impresionista, la batalla final, increíblemente dirigida en off (como muchas de las escenas clave de la peli), y el plano final, con el estandarte sumergido en el agua ("Rápido como el viento, silencioso como el bosque, fiero como el fuego, inmóvil como la montaña"), donde el color y la corriente son la clave de un plano lleno de sentimiento y belleza.
También la b.s. esta muy bien. Parte música (cacofónica) japonesa y parte música clásica compuesta para la ocasión, enfatiza y envuelve magistralmente los acontecimientos de la peli, haciéndolos más sentidos.
La producción es soberbia, con decenas de extras y animales bien caracterizados y complejas escenas en exteriores, por lo que colabora en darle grandeza a la historia que se esta contando. Igual de excelente es la fotografía, pues el director de fotografía sale airoso de una prueba muy difícil, pues la concepción de la película y el uso del color por parte del director, era un reto que había que superar si o si, para que esta funcionase.
Así pues, queda una peli excepcional (resulta difícil creer que no querían producir esta peli), bella, espectacular (no en el sentido posmoderno) y emocionante, a pesar de su parsimonia y quietud, que es una elegía al honor, al espíritu de sacrifico (brillantemente ilustrado en la batalla de Takatenjin, una de las mejores escenas de la peli) y de servicio (samurái significa sirviente), a la valentía y a la lealtad de la casta guerrera japonesa.

24.7.07

Relecturas XLVI: Arma X, B. W. Smith, forum 1992

Por fin he podido releerme este cómic, y es que la pila esta famosa, la de lectura, que es como un virus que se ha expandido hasta llegar a ser como diso, pues esta en todas las casas (cada uno en su casa, y diso en la de todos), también me ha afectado. Por lo que he visto como, una y otra vez, mis relecturas se veían postergadas por las novedades.
Nunca he sido un fan de los mutis, pero eso no impidió que durante un tiempo también yo fuese seducido por el canto de sirena de Lobezno. Por eso y porque esta obra esta dibujada por B. W. Smith, la pillé sin dudarlo, naturalmente en grapa (y a mucha honra). Con todo lo inmediatamente anterior quiero decir, que no sé en que ha quedado toda la luz que, tan brillantemente, arrojó este autor a los misterios que rodeaban al muti canijo y peludo por excelencia. En su momento, esta notable obra, respondía admirablemente bien a la gigantesca bola de nieve en que se había convertido el pasado de Lobezno. Así pues, BWS conseguía, como autor completo (también del color y de la rotulación) de esta miniserie, relatar el inicio de la conversión de Logan en Lobezno en este particular año uno.
Como guionista se muestra aquí, brillante, ágil, fluido, brioso, preciso y muy narrativo. Además, creó unos pjs muy sólidos y una compleja historia jugando con el tiempo y creando la sensación de un sueño mediante el uso profuso y magnífico de voces en off (oímos cosas que no vemos y vemos cosas que no oímos) de modo que, sorprende y juega con el lector de la misma forma que juega con los pjs, lo que tiene como resultado final el que, ni Logan ni nosotros sabemos exactamente que ha pasado y quién esta detrás de todo. Así pues, esta obra es una admirable pirueta, ya que responde tajantemente a todos los misterios sin desvelarlos del todo. De este modo, nos presenta una historia portentosa y emocionante, sobre un proceso frankenstiniano, donde nunca se aclara quien es el monstruo, ya que se apunta que, si se crean monstruos, es porque los creadores son ya monstruos y donde se contrapone salvajismo con racionalidad y bestialismo/animalidad con humanidad, que es el tema del pj. Así que, con mucha habilidad, inteligencia y ambición, BWS hizo un gran cómic, donde la realidad se confunde con la ficción tanto para el lector como para Logan, lo cual resulta en una lectura inquietante y deja una sensación turbadora cuando esta se termina, pues no sabemos con certeza que ha pasado. El único pero al guión es que muchas veces, los diálogos no siguen el sentido de lectura occidental, por lo que es inevitable perderse en algunas páginas, lo que rompe el clímax y el ritmo que hábilmente ha sabido crear BWS, perdiendo fuerza la obra al no poderse leer de seguido. El asunto es tan raro, que yo aún me pregunto si los diálogos mal distribuidos es culpa de forum y no un fallo del original (también cabe la posibilidad de que yo no sepa leer).
BWS desencadena aquí su talento de dibujante, quizás como nunca. Lo cual ha tenido como resultado un dibujo magnífico, sabiamente potenciado por un entintado bastante europeo que le da solidez y plasticidad, y un primoroso color (que demuestra que no necesitábamos el color digital para nada), que da mucha verosimilitud a los escenarios, que construyen juntos hermosas viñetas donde el guión ha sido convertido, muy acertadamente, en imágenes de extraordinaria potencia visual, de suerte que han quedado como canónicas. El dominio anatómico (del cuerpo masculino) y de la perspectiva de BWS es apabullante, lo que le permite recrearse en el cuerpo humano (y con él, los lectores), a través de un Logan siempre desnudo, que pasa de la calma a la rabiosa actividad continuamente, de un descendimiento a un Laocoonte (toooooooooma transversalidad, esto lo tenéis que leer imaginándome realizando el movimiento pélvico del cuervo Rockefeller). Lo que convierte este cómic en una auténtica lección de anatomía y en una obra miguelangeliesca (toooooooma transversalidad) con ecos visuales (y también conceptuales) del universo de Conan el Bárbaro, como se puede ver, por ejemplo, en el homenaje que hace BWS (imagen de la izquierda) a una de las ilustraciones más famosas, homenajeadas y copiadas de Frazetta. Gracias a este dominio, puede permitirse adoptar cualquier punto de vista y enfoque que su talento de narrador haya escogido como el mejor de modo que, nos da un espectáculo que la gran mayoría no puede ofrecernos. De este modo, la narración es dinámica y vibrante y de ritmo ágil, lo que magnifica la tensión y la capacidad comunicativa del guión. Así, como os digo, el cómic esta admirablemente dibujado (entintado y coloreado) y esta narrado bastante cinematográficamente, de tal forma que me es difícil describir en palabras la fuerza, la potencia, el primor, la exquisita representación de los detalles, la maravillosa recreación de los líquidos y muchas otras cosas más del arte de BWS en esta obra. Pues el resultado final supera en mucho mi capacidad literaria, por lo que el aspecto visual de este cómic es indescreptible para mi. Su momento culmen llega justo en las excepcionales viñetas y páginas finales, donde nos acongojamos con una carrera mental (y por tanto metafórica) hacia la cordura de un deformado Logan, que tiene su correspondiencia con la huida posterior hacia la nada, en medio de un paisaje ártico azul y rosa, de un, también, deformado Logan.
Qué pasa, que a estas alturas no hay una reedición de una obra tan buena y con un gran potencial de venta dado su autor y su protagonista? Pues Viturtia dice que es porque no hay materiales y además, indica que las ediciones de forum tampoco se hicieron con buenos materiales (de esto última ni idea, yo no veo nada raro salvo nimios errores de rotulación, pero bueno, comparado con Viturtia soy un ignorante). Todo esto la verdad, es que extraña mucho, y mira que cada vez lo oímos más (que si el DD de Nocenti, que si la Legión de Levitz, que si los Titanes de Wolfman y Perez, etc.), pues no me puedo creer que Marvel y DC no conserven bien los materiales y más, cuando por ejemplo el Thor de Simonson, que es anterior a las obras que acabo de citar, no tiene problemas de materiales y se edita una y otra vez (la edición BoME de esta estapa cuál es, la 4º o la 5º?). Quizás lo que haya sea problemas de derechos (por lo visto a BWS no le gustó lo que hicieron en Marvel con su obra y, como Moore y Miller, se marchó para siempre jamás). En fin, ponerse enfermizamente capcioso y suspicaz nunca favorece nada, pero es una pena que materiales tan recientes (mucho más que los 4 Fantásticos de Lee y Kirby o los archivos del UDC) y excepcionales, se hayan perdido y con ello se menoscabe nuestro proselitismo (si, anoche aburrido y con una larga jornada laboral por delante, me dedique a leer la, ya famosísima, 4º hipótesis de Ballerá).
En fin, a mi en su momento la obra me encantó y me pareció una auténtica obra maestra. Tras esta nueva lectura me la parece aún más (aunque fue originalmente serializada, es una obra que hay que leer del tirón), es una obra que parece sencilla, pero no lo es. Es una obra muy, muy notable (seguramente la magna opus de BWS) y compleja que juega muy bien con el tiempo y con la mente de forma que no se puede distinguir que es ficción y que es realidad, siendo aquí donde reside la magia de esta obra. Que también se disfruta enormente, mirando solamente los increíbles dibujos de BWS y es que esta obra, sí que haría honor al rimbombante título de Best of Marvel Essentials, no como la gran mayoría de las que ya han sido calificadas así.

23.7.07

Panini escamotea páginas en el último tomo de los Thunderbolts

Igual que en el tomo anterior de los Nuevos Thunderbolts en este, Panini ha decidido privarnos de las primeras páginas de cada grapa incluida en él. Vale que son resúmenes (en el anterior tomo una de las damnificadas no lo era) y por tanto un poco superfluos en un tomo que, en teoría, se lee seguido, pero son parte del cómic y no sólo pagamos por él, sino que esperamos un año (más o menos) para hacerlo. Así que creo que Panini, ya que actua con la premeditación y la parsimonia propias de alguien que tiene un año para realizar su labor, no debe seleccionar lo que podemos leer de cada cómic, porque ya puestos, por qué no lo edita en una grapa que resuma, en un bonito montaje de viñetas, todo lo que ha pasado en estos 5 números?
En fin, aquí tenéis la imagen y la traducción de la primera página del 101 de los Thunderbolts, elegida por ser la mas relevante de las censuradas, traducida por Felipe, que además es el que nos ha advertido de lo que ha hecho Panini/Viturtia en este tomo:
"POR QUÉ PREGUNTAR POR QUÉ?
Esto no ha ido siempre por el camino que habíamos planeado. Por donde queríamos. Estamos llegando a un punto donde, casi no quiero molestar más preguntando por qué. Para salvar el Universo tuvimos que matar a uno de nuestros miembros. Ridículo. Genis-Vell, anteriormente conocido como Legado, hasta que aceptó el manto de su padre, pasando entonces a llamarse Capitán Marvel hasta que, al sentir que había fallado al no estar a la altura de este, cambió su nombre por Fotón.
Pienso que lo hizo porque parte de él sabía que iba a morir y, no quería volver a fallar otra vez como Capitán Marvel. Yo era líder del equipo, y estuve de acuerdo con la decisión de matarlo, ya que él había comenzado a ser un agujero viviente en el tiempo y en el espacio y esos agujeros estaban separándose, con lo que pudieron haber absorbido toda la existencia.
Con Genis enterrado, hicimos lo que siempre hacemos: seguir adelante (en realidad, debido a que su cuerpo fue biseccionado y esparcido a lo largo del tiempo y el espacio, no quedaba mucho por enterrar).
Zemo había formado un grupo de antiguos T-Bolts para matar a Fotón. Era responsable de los problemas que Genis había tenido y buscaba solucionar el problema y quitarnos la responsabilidad de hacerlo.
Después de la lucha, hubo algunas bajas. Nuestra antigua miembro, Piedra Lunar, que nos había atacado, volvía a estar en estado vegetativo (una marioneta cortesía del control de Zemo sobre las dos piedras lunares alienígenas gemelas).
Y Apagón, que sabíamos que había muerto durante una batalla contra los Vengadores hace años, volvió de la muerte después de mucho tiempo. Su cuerpo había sido absorbido por la dimensión de la Fuerza de la Oscuridad, que pareció que lo reclamaba para sí, que resultó ser la zona donde estaba oculto el hermano de Atlas, el Contrabandista, que había desaparecido en combate hacía un año.
Oh, sí, Asesina de hombres despareció como siempre que llega el momento de tomar decisiones difíciles.
Esto nos deja con diez Thunderbolts, todos, asustados de cuestionarse lo más difícil: después de todo lo que ha pasado, por qué estamos haciendo esto?"
Ale, ahora ya sabéis porque os sonaba raro el comienzo de la lectura de ese número. La razón es que la primera palabra de aquel, no es la que nos da Panini. Ante lo cual yo preguntó, por qué?
Por qué? Por qué? Por ... qué Panini/Viturtia? Cuál es la razón de tu absurda y surrealista censura? Qué os han hecho los resúmenes? Por qué tenéis un sistema donde pagan justos por pecadores? No es esto ya, motivo suficiente para replantearse ese sistema? Quizás lo hagan los norteamericanos (ya se ha demostrado que para resolver problemas de paginación algunos tpb se comen páginas), pero es motivo suficiente para hacerlo? Déjame que te conteste a esta última pregunta, nosotros nos retiramos de Irak. Así que por favor Panini/Viturtia, replantéatelo, por favor danos los comics Marvel íntegros. Nosotros no sólo no te hacemos nada, sino que te damos dinero, así que podrías ser un poco más agradecido, no?

18.7.07

Panini de julio: Runaways, Eternos y Hulka (critiquita 189)

Runaways nº 3, B. K. Vaughan, A. Alphona y S. Young, Panini 2007. Para mi esta es la mejor cole de Marvel/Panini que hay, lo mejor que compro. Es el típico cómic que para leerlo, esperas el momento propicio. Ese momento en el que conjugas tranquilidad, tiempo y comodidad para lograr una lectura de él, como dirían los romanos, óptima y máxima. Un cómic estupendo, porque Vaughan hace un trabajo notable en cada número. Un trabajo fresco, divertido e interesante gracias a una perfecta combinación de clasicismo y posmodernismo, un sólido trabajo con los pjs, unos argumentos sencillos muy bien desarrollados y rematados y lo mejor, sorprendentes (o no lo ha sido el hijo de Ultrón? O el descubrimiento de quienes son el nuevo Orgullo revelado en este número?), un brillante dominio de la grapa y la voluntad por salirse del scope superheroico para ofrecer algo diferente. Así, número tras número, nos regala, bueno no, nos vende maravillosas historias. En este hay 3, la primera es una historia protagonizada por Princesa Poderosa (pj que me tiene traumatizado, porque es mi favorita y es sólo una niña, lo que me hace sentirme un poco pederasta), que es una divertida y superheroica versión de "Oliver Twist", una historia corta, con mucho humor, donde se encuentran con la Patrulla X (que fue el cómic gratis regalado por Marvel y ya podía Panini habérnoslo regalado) y una última historia que termina con un continuará muy intrigante, que demuestra que hay otras formas de hacer realistas los comics de superhéroes. Alphona sigue mejorando número a número y soltándose el pelo, de modo que nos ofrece un trabajo muy atractivo y desenfadado, más creativo que la media y con el que defiende bien los guiones. La lástima es que apenas presta atención a los fondos. Young, se encarga del número de la patrulla. Tiene un estilo absolutamente cartoon que encaja también muy bien con la cole. Hace un trabajo muy profesional y dinámico, aunque a mi no me han gustado algunas de sus versiones de los pjs, ni tampoco que utilice el desenfoque para indicar movimiento o en los segundos planos para dar sensación televisiva. Cojones, qué es un cómic. Aquí no hay problemas de foco y el Cómic tiene otras formas mejores de representar el movimiento, que haciendo borrones donde no se ve nada. Pero bueno, otro número donde no baja su altísima calidad.
Eternos nº 4, N. Gaiman y J. Romita jr., Panini 2007. Seguimos con esta historia de misterio que Gaiman hace con mucho oficio y poca alma. Es una historia bastante convencional, que tiene interés porque Gaiman es un buen escritor y sabe dárselo. El único gran problema que tiene esta miniserie, es que de Gaiman esperabamos no algo mejor escrito, pero si algo más original y rompedor. Así que decepciona un poco, porque las ideas de momento presentadas en estos comics las podrían firmar muchos autores. Con Romita pasa lo mismo, hace un buen trabajo porque es un tipo con mucho talento y mucho oficio, pero decepciona porque, su dibujo es más desangelado y frío que de costumbre. Aunque, seguramente, parte de la culpa la tienen los entintadores (por qué son necesarios 3 entintadores?), que no saben hacer su trabajo (realzar los lápices), y el color, que es apagado y sencillo, lo cual resta fuerza al estilo pulcro y minimalista de Romita jr. Así pues, un cómic interesante, pero caro (aunque en este número en vez de las habituales 8 páginas de paja, tiene 3) cuyo mayor problema es que, ni esta a la altura de las expectativas, ni de lo que sus autores pueden ofrecernos. De momento no llega a ser decepcionante, pero si un poco frustrante.
Hulka nº 4, varios, Panini 2007. Con esta cole empiezo a tener dudas, porque no me esta compensando. No me motiva lo suficiente como para seguir comprándola, todo va a depender a partir de ahora de como de cargado este el mes en el que salga. Como en el tomo anterior (de momento me parece superior el primer volumen de Slott a este), hay unos números buenos y otros que decepcionan mucho por el contraste desfavorable con los anteriores. Seguro que leerlos en grapa no hace tanto daño, pues cuando pasas de un número divertido directamente a otro mediocre, la impresión es peor. En este tomo tenemos 3 historias. La primera se desarrolla en 2 grapas y es el ejemplo de lo bueno y destacable del trabajo de Slott en esta cole. Un número que refleja perfectamente como es el género hoy, más adulto (el argumento toca temas sexuales) y más realista (la inclusión del mundo judicial en el UM, que es uno de lo aciertos de Slott) y lo bueno que aporta Slott a esta cole, humor, atención y cariño a la continuidad y un buen trabajo con los secundarios. Así pues tenemos una historia fresca, divertida (genial lo del terrorista de Hydra o la patada), que revisiona con ojos actuales y adultos el pasado del UM, que sirve también para seguir tejiendo esa subtrama cósmica misteriosa que se esta montando Slott y para retratar a Starfox (un titán) como debe de ser, un tipo poco humano por lo que no sabe como comportarse con ellos. El siguiente es el que se cruza con SW, es un número tontorrón y soso (será causalidad o tendrá que ver que es un crossover?), que no aporta nada, ni a la cole, ni a CW. El siguiente número me parece lo mismo, aunque parte de la culpa la tiene que yo no soy fan de Spidey y me la pela cualquier cosa suya o de J. J. Jameson. Hulka se ha visto afectada de lleno por el síndrome Popurrí de dibujantes. En este número tenemos a W. Conrad con el estilo realista de moda, que recuerda un poco a uno de los estilos de Deodato, lo malo es que es un dibujo un poco verde aún y el resultado entonces no es muy sólido. Tenemos también a P. Smith con un estilo simple, pulcro y eficiente y luego a R. Frenz y S. Buscema a la limón, que hacen un trabajo correcto y con sabor viejuno y con un problemilla habitual en el storytelling actual, que es el de repetir una misma viñeta varias veces. En general nada que objetar, pero es que aquí es de una comida y en todo el tiempo en que se desarrolla esta, ningún pj se mueve. Coño, hay que saber cuando se puede repetir una viñeta sin variarla y cuando no. Ron, Sal que ya lleváis mucho en esto. Bueno, pues eso, un tomo insatisfactorio ( el 4º en 9 meses, quién nos lo iba a decir) por el baile de dibujantes y la diferente calidad de las grapas que contiene.
Ay! Dr. Wertham, no te echamos nada de menos.

17.7.07

Critiquita 188: Los Thunderbolts nº 4, F. Nicieza y T, Grummett, Panini 2007

Actualización: Panini siguiendo a Marvel ha quitado la primera página de cada grapa contenida en el tomo, simplemente porque son resúmenes. Lo malo es que ese criterio se ha cargado la del nº 101 que no era un resumen.
Aquí vengo, con este tomo que, paradójicamente, huele a grapa. No me puedo creer (y sólo lo haré cuando lo vea), que volveré a ver a los Thunderbolts (aunque la madre que los parió ni yo, les reconozcamos) en grapa. Que cosas, al final si va ser verdad que esto de los comics es cíclico, aunque primero hay que ver en que queda ese back to the grapa que perpetra Panini/Viturtia.
En este tomo continuan las retorcidas maquinaciones del barón Zemo para salvar el mundo. Retorcidas porque Nicieza se ha montado una historia difícil de seguir (y más leyéndola a espasmos separados por muchos meses) en la que el barón Zemo planea convertirse en Mesías (con traición a lo Judas y crucifixión incluidas) no por altruismo filantrópico, sino por la gloria, como petinencia por los desmanes cometidos por él y sus antepasados y sobre todo, por revanchismo. Para demostrar su superioridad sobre los superhéroes que le han vapuleado toda la vida y se creen mejores. Una saga (y tomo), donde se mete de lleno la CW (3 números de los 5 incluidos y relevantes argumentalmente) con lo que la historia montada por Nicieza, sale magnificada al implicar al UM en ella y se demuestra lo raro que resulta el nuevo UM para un fan de toda la vida. En el UM en el que crecí, en el momento en que Iron Man, Chaqueta Amarilla y el sr. Richards hubieran descubierto que uno de sus aliados (y empleado del gobierno) era un villano (barón Zemo) habrían dejado el proyecto y capturado al villano. Pero en la de hoy, más artificial y contra natura que nunca (superhéroes perseguidos como delincuentes por hacer lo que llevan haciendo más de medio siglo?!), estas cosas tienen cabida, lo cual le da pie a Nicieza para ponerlo de relieve, que es lo más interesante del tomo.
Nicieza, en este nuevo volumen de los Thunderbolts, viene haciendo un trabajado cumplidor. Esto es, da el mínimo necesario y ya esta. Estamos muy lejos de su magnífica etapa en la segunda mitad del anterior volumen. El problema es que se ha metido en una especie de bucle del que no es capaz de salir y, a pesar de que alguna buena idea se le ha ocurrido (la refundación de Zemo me parece una de ellas), ni puede salir de allí, ni esta ofreciendo algo tan interesante como la propia magnitud (cósmica) de la historia hace creer. Tendría que releer todo para asegurarlo (porque como no he podido leerla mensualmente ...), pero creo que es porque la historia se esta prolongando demasiado, esta repetiendo excesivamente algunos temas (redención, pajas mentales, etc.) de modo que la historia parece ir hacia atrás, en vez de hacia delante y las grapas quedan insulsas. De todas formas, su oficio y su clasicismo bastan para entretener, aunque no para enamorar a los viejos aficionados, ni a los nuevos, que les van otras cosas.
Grummett es un profesional. No me gusta mucho, pero reconozco que es un dibujante eficaz. Tiene un estilo sencillo y realista y un modesto dominio del dibujo, pero es capaz de representar cualquier cosa razonablemente bien y narrar aceptablemente. Así que, con su estilo mediocre representa muy bien, en todos los sentidos, los guiones de Nicieza.
La edición correcta, sobria, barata y con el insufrible R. Fonseca (que le jubilen ya, que en la Marvel de Quesada un tipo tan idiota sobra) como siempre. Con un problema de paginación. Hay 3 páginas que se dedican a repetir portadas pero en b&n, que con algo más de imaginación, ambición, ganas y buen hacer, se podrían haber utilizado para hablar al personal sobre CW e informarle con aviesas intencionas comerciales y panfletarias (que se yo, podrían haber incluido el checklist de la CW, algun articulillo robado de la edición para ricos de CW, un resumen de lo previo en CW ...).
Así pues, tenemos un tomo a duras penas satisfactorio en cuanto a calidad y poco competitivo en el mercado actual por su enfoque clásico (aunque, el hecho de que se tengan que ocupar de un villano de los vengatas, es paradigma del UM de hoy que, al haber sido destrozado por Bendis, no cuenta con ese grupo). Así que es comprensible que desde la editorial, hayan querido dar un revulsivo a una de las mejores ideas del UM. Lo discutible es si era necesario que fuese tan radical (aunque eso quedará justificado según la calidad de lo que viene), aunque para mi no lo es el poner al frente a Ellis. No porque me parezca un guionista malo, sino porque, un tipo que ha hecho público su odio a los superhéroes y que los ridiculiza cuando puede ("Nextwave"), jamás le pondría haciendo algo que odia. En esas condiciones no puede ser un buen profesional y menos, siendo el bocazas que es. Pero bueno, aquí espero con la mano abierta, ya sea para cruzarle la cara o para estrecharle la mano, depende de lo que haga con "mis" Thunderbolts.

12.7.07

Semana del Escuadrón Supremo: Relecturas XLV: Escuadrón Supremo de Gruenwald. Epílogo y final.

Este post continua el anterior, que a su vez continua el anterior. En ellos podéis econtrar un análisis extenso y profundo (aunque no completo) de la obra. Si seguís leyendo, os encontraréis con spolier.
EPÍLOGO: años y comics después vino "ES: Nuevo Orden Mundial" (creo que con ideas de Gruenwald) de L. Kamisnki y A. Williams (publicada por forum en 1999). En este especial, el ES volvía a su Tierra, pues la había abandonado obligatoriamente, por una movida cósmica, casi inmediatamente después de los hechos narrados en la maxiserie. Volvían y se encontraban con que el programa Utopía seguía, pero en manos de unos pjs misteriosos que le habían dado un toque facistoide al asunto, aprovechándose de nuevo del caos para asumir el poder y recortar libertades (curiosamente tienen un registro gubernamental de humanos con poderes, por lo visto el ES siempre por delante). Ante esta situación, el ES vuelve de nuevo a las dudas y dilemas ("Nos odian por qué intentamos hacer del mundo un sitio mejor tomando un poder que no era nuestro o por qué no fuimos lo bastante perfectos para tener éxito?" "Confundimos poder con sabiduría"). Tienen derecho a combatir a la Junta Global ("Detrás de cada orden hay una buena razón para darla. No malgastes el tiempo preguntando"), ya que han sido libremente elegidos? Por qué cometen los mismos pecados que ellos? Ya interfirieron a gran escala en los asuntos planetarios, hacerlo de nuevo traería otra vez nefastas consecuencias para todos? Al final toman una decisión ("Nunca he pensado que mis poderes me hicieran mejor que nadie. Me criaron en la creencia de que tenía la obligación de usarlo en beneficio de otros").
Es un cómic entretenido y bien hecho. Kamisnki escribe bien, ágil y dinámico y Williamson hace un dibujo y una narrativa muy noventera, esta en la estela de Bagley. Tiene interesantes ideas, pero la pena es que el desarrollo es muy precipitado, había que resolver bastantes cosas y Kamisnki no consigue ordenarlo bien teniendo que acelerar al final. No obstante, es un cómic que cumple bien con el cometido de hacer pasar un buen rato y que además, demuestra que el ES es lo suficientemente interesante como para no haber necesitado una revisión posmoderna como la que ha sufrido. El punto en que termina el especial, con una "JLA" al margen de la ley y odiada por EE.UU. es una idea buena y fresca que tiene potencial para que salgan cosas atractivas. Espero que alguna vez en Marvel se vuelvan a acordar del ES de toda la vida, que tiene muchas cosas interesantes, pues no hay un grupo tan poderoso en el género que haya sido tan vapuleado y sus miembros esten tan traumatizados como este (como muy bien reflejó Busiek cuando los trató en sus Vengadores, actualmente reeditados en BoMEs).
CONCLUSIÓN: El "Escuadrón Supremo" es una gran obra de autor, que demuestra que el género de superhéroes puede albergar complejas y profundas historias. Naturalmente no es la única obra que lo ha demostrado (la he comparado todo el rato con "Watchmen" y B:DK). Pero de entre todas ellas es la más clásica y modesta, de ahí su importancia. Gruenwald demostró que, para llevar un paso adelante al género (realismo, madurez, etc.), no hace falta deconstruirlo, mestizarlo (el género en si es un popurri de muchos géneros) o buscarle nuevas bases, simplemente basta con aprovecharse de un esquema de eficacia provada y construido por mucha gente durante décadas. Es lo bueno que tienen los esquemas, si no eres un genio (como Moore o Miller) seguir un esquema ayuda mucho, pues lima carencias y perfila virtudes. Así pues en cierto modo, logró lo mismo que las otras grandes obras coetáneas suyas, sin necesidad de retocar el género. Incluso homenajea el delirio y el surrealismo, la locura de la Edad de Oro superheroica, en el amor platónico de Simio X, algo que poco a poco va despareciendo para tristeza de algunos. Así que es en una obra que reivindica el género y a los guionistas modestos que lo aman.
También es una obra que preludió el futuro, es decir, el hoy. Sus superhéroes se desenmascaran para transmitir confianza (no es eso lo que esta detrás del plan de Iron Man?), son más intervencionistas (no son así Authority o los Ultimates?), son más comprometidos (no es ese uno de los temas de Supreme Power/Squadron?) y tuvieron una auténtica guerra civil (no hay ahora una CW en Marvel?). No pretendo decir que todos los guionistas copian a Gruenwald (es más, si me dices que alguno no ha leído el ES me lo creo), sino que todas estas grandes ideas de hoy que parece que estan inventando la rueda, en verdad ya estaban contenidas en el género, sólo había que buscarlas, por lo que es lógico que las encontrase un gran aficionado al género. Así pues, ES es una obra que habría sido clave de haber tenido más repercusión. Si la hubiese tenido quizás nos habríamos ahorrado lo peor de los 90, incluso el fallido back to the basis. Pues esta obra combina en sus páginas, el clasicismo del back to the basis y los argumentos y pjs posmodernos. Gruenwald escribió una obra que contenía el futuro, por lo que los años la y le han revalorizado.
También es una obra importante porque reflexiona sobre el género. Se pregunta el por qué de algunos mandamientos de los superhérores para comprobar su validez y su conclusión podemos decir que es conservadora, lo cuál me lleva a la siguiente pregunta: CW tendrá el mismo final? Serán castigados los superhéroes por romper las reglas "cósmicas"?
Así pues, para mi esta muy claro que es una obra que merece la reedición con creces. Si Panini tuviese una política más cultural y de cariño al género, más a largo plazo y menos rentabilista y corta de miras, esta obra estaría ya reeditada. Un país que se dice Marvel no es tal si ha publicado esta obra una sola vez, pero bueno como suele pasar últimamente, las editoriales no estan a la altura de los aficionados. Con lo bonito que sería ver reeditado en 2 o 3 BM todo el material del ES, o en otro formato económico y más fiel al original.

11.7.07

Semana del Escuadrón Supremo: Relecturas XLV: Escuadrón Supremo de Gruenwald. Parte II, tragedia griega

Este post continua el anterior, donde podéis encontrar una anécdota autobiográfica a modo de introducción, una contextualización temporal de "Escuadrón Supremo", una explicación de su importancia y un análisis de su calidad formal. Si seguis leyendo, encontraréis un (delirante) análisis profundo sobre la obra y su temática.
Gruenwald pudo hacer de ES una obra revolucionaria, gracias a la gran libertad creativa (circunstancia que comparte con las otras 2 obras) que daba el ES. Este, es la versión marvelita de los más populares héroes de DC. Como tales, tenían poco pasado (continuidad) en el UM y además, no compartían planeta con los superhéroes de la casa. Ellos vivían en una Tierra paralela que además, tenía muy pocas personas con poderes. De este modo, Gruenwald no tenía ninguna cortapisa editorial o comercial para contar su historia, una gran historia.
Esta, comienza con la Tierra del ES víctima de una crisis mundial, profunda y absoluta, que la ha dejado sin liderazgo político alguno. Aprovechando la falta de autoridad de los gobiernos y la crisis humanitaria que ello ha provocado, el ES toma el poder en EE.UU. con un auténtico golpe de estado, no cruento y consentido eso sí, derrocando a un gobierno pésimo pero elegido democráticamente (una situación parecida a la que vivió Alemania con el Partido Nazi). El asunto era tomarlo sólo por un año, plazo que el ES se autodaba para reconstruir el país, con prerrogativas absolutas, pues no hay ninguna medida democrática para aceptar o limitar sus decisiones políticas (una situación parecida a algunas que vivieron Atenas y Roma en la Edad Clásica), al término del cual dejarían el poder.
Esta decisión ya desata las primeras dudas morales y la primera ruptura del ES, pues alguno de sus miembros no la ve éticamente bien y se marcha. Con ello, se planta la semilla de la tragedia pues, lo que escribió Gruenwald fue una auténtica tragedia clásica (salvando las distancias por supuesto). En ES, como en estas tragedias, los personajes protagonistas se enfrentan a un grave conflicto provocado por la alteración del orden (EE.UU. sumido en el caos), se mueven inevitablemente hacia un desenlace fatal (muerte o locura) por su orgullo (tienen la arrogancia de creer que sólo ellos tienen la solución), son excepcionales (recordad que hablamos de superhéroes), poseen un profundo sentido ético (estan concebidos como referentes morales y el meollo de la serie es una cuestión moral) y les caracteriza una gran pasión (Gruenwald retrató a sus pjs en esta obra como superhéroes inusualmente, para entonces, pasionales y carnales). También, como la mayoría de los personajes de la tragedia griega, son reyes o tiranos (son miembros de un gobierno no democrático que, muchas veces a lo largo de la maxiserie, ejecutan sus decisiones utilizando la fuerza) cuyos defectos y soberbia les llevan irremisiblemente hacia la fatalidad (pues los griegos creían en la predestinación, y esta inevitabilidad del destino convertía en infructosos los intentos de los personajes por evitarlo, lo cual, refuerza más lo trágico del asunto). Aquí encarnada en las inviolables, para Gruenwald, leyes del género. Esencialmente la de que su deber es ayudar a la humanidad a mejorar, no dirigirla o tutelarla. Es decir, lo que en términos políticos podríamos denominar no intervencionismo (lo cual es parte fundamental de la ideología política de EE.UU.).

La GRAN aportación de J. Buscema al "Escuadrón Supremo"
Así pues, con el esquema propio de una tragedia griega, Gruenwald teje una historia admirable y muy interesante, con muchos más elementos de Ciencia Ficción (plantea, como "Watchmen", una ucronía) y de Filosofía (el cómic, en cierto modo, pertenece al género de las utopías y por eso, el programa político del ES se llama Utopía) de lo habitual en el género, cuya tensión va subiendo de episodio en episodio, conforme el lector va sospechando que va a terminar muy mal la cosa. Esto es lo que engancha, el ver como los protagonistas tropiezan consigo mismos, con sus decisiones moralmente dudosas cuando no reprobables (en este caso la principal es la modificación conductual al más puro estilo "La Naranja Mecánica", cuyo ejemplo paradigmático es el "cortocircuito" que le provoca a Simio X), que lejos de solucionar el conflicto (para eso se tomaron), lo avivan. También estan presentes las mentiras y las traiciones. No podían faltar en una tragedia. El ES manipula, de forma científica, pues son pjs de una tragedia de CF. Esta manipulación no es un lavado de cerebro, sino un cambio conductual. Los pjs que lo sufren son conscientes de su cambio impuesto y pueden pensar en acciones que vayan en su contra, pero no puede llevarlas a cabo, ni tampoco sentirse mal por la manipulación. Por otro lado, sus enemigos engañan para derribarles, incluso cuando no lo pretenden, pues la incapacidad para eludir la "programación" (paradójicamente efectuada para poder confiar en ellos) a veces toma la forma de una mentira. Siendo esto, la prueba de lo reprobable de la modificación de conducta, aunque sea para crear buenas personas, puesto que las hace menos personas al robarles su libre albedrío y, por tanto, su capacidad para elegir entre el Bien y el Mal. De este modo, el exceso de confianza y la utilización de métodos reprobables ayudan a catalizar la tragedia. Que hay que tomársela como un castigo "divino" ineludible pues, en un enfrentamiento entre traidores y manipuladores, nadie ha sido bueno para escapar de ella.
Otro punto fuerte de la obra es la caracterización de los personajes. Aunque Gruenwald no hace retratos a nivel shakespiriano, si que hizo a los pjs un poco más profundos de lo que eran y de lo habitual para entonces (siendo este otro punto común con las otras 2 obras de 1986), llevando un poco más allá los elementos clásicos del género para ello. De este modo los humanizó dotándolos de talones de Aquiles para que, la tragedia que les tenía preparada, encontrase acomodo y fuese más sentida. En este retrato hay 2 elementos que homogenizan a casi todos los personajes principales. El primero es el Amor. Gruenwald, retrata a sus personajes principales como seres amorosamente pasionales. Algunos de ellos tienen familias (cónyuge e hijos), que a diferencia de lo habitual, son más importantes que su faceta superheroica, lo que determina su papel en la obra. Otros, desarrollan una relación que es utilizada por el autor para magnificar y precipitar la tragedia. Los que no se incluyen en los grupos anteriores, desarrollan un amor trágico que les lleva, como a los otros, a su fatal fin (el amor paternal de Nuke o el amor imposible de Simio X por Thumb por ejemplo). El otro factor son las dudas. Los personajes principales durante toda la obra tienen dudas, siendo esta incapacidad para resolverlas, uno de los precipitantes de la tragedia. Así, gracias a la profundidad que les es dotada por el autor, (casi) todos evolucionan, de tal forma que antes del final, son diferentes a como eran al principio. Siendo el último acto, el que consagra y saca a la luz el cambio (metáfora de esto, es el desenmascaramiento de los infiltrados al principio de ese "acto"). Así pues, las pasiones y los dilemas éticos son los que hacen germinar la tragedia.
La historia parte de una situación considerada como trágica por los personajes, pero que realmenente no es tal, pues es su descandenante. Parte de la convicción de que han fallado como superhéroes. El mundo se ha venido abajo a pesar de sus poderes y de haber dedicado su vida a hacer el bien (en este punto resulta relevante el caso de Zarda (WW), que siente que no ha hecho nada por extender un mensaje de paz universal). Así pues, al ver su fracaso, hacen un análisis del por qué de este, lo que les lleva a la conclusión de que ha sido por su falta de compromiso. Es decir, porque sólo actuaban superficialmente, nunca en las causas que generaban y perpetuaban injusticias. Así que, como suele pasar, deciden compensar carencias con sobredosis, por lo que pasan de perpetuar el sistema, a subvertirlo (aunque con un fin altruista que justifique los medios: "abolir la guerra y el crimen, eliminar la pobreza y el hambre, establecer la igualdad entre todos, curar la enfermedad y curar hasta la misma muerte"), con lo que se rompe una de las reglas del género (he aquí la revolución precursora de esta obra), que es lo que desata la tragedia (y asemeja a ES a un relato mitólogico o tradicional, cuyo leitmotiv siempre es la justificación del orden social). Así por ejemplo, Hiperión (Superman) va contra su naturaleza (mis padres "me enseñaron que no debía abusar de mis poderes para cambiar el rumbo de la humanidad") y por eso se queda ciego (la ceguera es un típico castigo divino) o la muerte del bien intencionado Halcón Nocturno, pues al utilizar los mismos métodos que sus enemigos (por una carambola del destino imposible de evitar pues estamos en una tragedia), no puede evitar el "castigo". El problema ocurre por el dilema del superhéroe pues, concebido (no todos) como un héroe total o universal (no como los mitológicos y legendarios, por eso no son super), si puede "salvar las vidas que se perderían con las guerras, el crimen, el hambre o la enfermedad" y no lo intenta, no es tal. Un dilema que apareció en los 80, por evolución del género, todavía sin solución (por eso tenemos la crisis actual del superhéroe), puesto que la idea que concibió a los superhéroes surgió antes de la globalización, cuando el mundo empezaba y terminaba en EE.UU. Por tanto, obligados por su ética "profesional", deciden tomar el poder, lo que contraria el orden cósmico provocando la tragedia. Pues aunque superhéroes, no dejan de ser mortales sometidos a poderes superiores. Es aquí donde está la enseñanza moral y la reflexión sobre el poder y el gobierno de la obra, ya que esta concluye que el poder siempre tiene que ser atemperado. Pues aunque logre el Bien y aunque sus detentadores no se corrompan (este aspecto pasa desapercibido en la obra, pues Gruenwald, al tener una concepción clásica del superhéroe, no concibe que pueda ser corrupto o tentado), siempre tiene consecuencias nefastas. Ya que los gobernados, al no haberlo conseguido por si mismos, son incapaces tanto, de apreciarlo, pues nunca dejaran de considerarlo como algo impuesto, como de interiorizarlo, por lo tanto no pueden perpetuarlo, de ahí la obligatoriedad del no intervencionismo para los superhéroes.

FIGHT!
Así, la utilización magistral por Gruenwald de todos estos elementos y su ambición fue lo que hizo potencialmente grande este cómic. Faltaba la apoteósica coronación que precisa toda gran obra para poder serlo. El autor dio con ella en uno los finales más tensos y emocionantes que se pueden leer en el género. Donde ocurre una de las mejores peleas de superhéroes de todos los tiempos, rebosante de épica y tragedia. Es (desgraciadamente) poco espectacular dibujísticamente, pero Gruenwald la pensó, la preparó y la contó brillantemente. Así, consiguió el final catárquico que toda tragedia clásica precisa y con ello logró el Olimpo para su obra, pues resuelve muy bien todos los caminos que hizo tomar a sus pjs, dando a cada uno el final que merecen, como debe ser, y una experiencia catárquica, como debe ser, que les devolviese la humildad, y con ello, conjura las fuerzas que alteraron el orden cósmico.
Así queda una obra interesantísima, precursora del hoy, ambiciosa, compleja, entretenídisima, bien desarrollada, ágil, dinámica (constantemente ocurren cosas y cambios, por ejemplo, la formación del ES cambia varias veces a lo largo de la maxiserie), emocionantísima y armónica. De tal modo que consigue superar su modesta calidad artística para convertirse en una obra maestra imprescindible para todos los aficionados a los superhéroes. Una obra que se sale de lo habitual y ofrece unos paisajes que, como "Watchmen", B:DK y otras POM, sólo se pueden admirar en sus páginas.

10.7.07

Semana del Escuadrón Supremo: Relecturas XLV: Escuadrón Supremo, varios, forum 1990. Parte I

Hace unos días encontré un tesoro por sorpresa. Encontré la edición de forum del "Escuadrón Supremo" de Gruenwald en perfecto estado! y por 16 euros!! 10 grapas de 34 páginas! Una de las mejores obras de Marvel! Una maxiserie incontrable desde hace más de una década! En perfecto estado! Por 16 euros (prácticamente el mismo precio que tenía hace 17 años)!! Como decía la canción: "moooola ... maaaazo". A veces, ser coleccionista, no significa que todo te cueste una pasta.
En fin, que naturalmente lo pillé sin dudarlo y lo he vuelto a leer (me la dejaron hace pocos años), y me ha gustado más que la primera vez. No me di cuenta de lo estupenda que es en la primera lectura. Esta muy bien hecha y es, con justicia, un hito del género superheroico. No sé si la conocéis u os suena, pero los viejos del lugar, cuando hablamos de ella, lo hacemos siempre con reverencia y si Panini no fuese una editorial que buscase la rentabilidad a corto plazo, hace tiempo que la podrías encontrar reeditada, incluso a lo mejor en BoME, pues es una de las mejores obras del amplísimo fondo editorial de Marvel. Es una obra de esas que deberían estar siempre en las tiendas.
La maxiserie es de 1985 (mismo año que "Crisis en Tierras Infinitas") y terminó en 1986 (aquí se publicó en 1990, os imagináis ahora un desfase de 4 años?), lo cual quiere decir que es, unos meses, anterior a 2 de las obras más grandes del género: B:DK y "Watchmen" (y poquito más de un año que la JLI de Giffen y DeMatteis, que es una obra que va a contracorriente de estas y si no llega a ser por eso, igual hubiera tenido más eco en el género). Curiosamente las 3 obras tienen similitudes temáticas, pero dada su casi simultaneidad, es obvio que fueron fortuitas. Esto hay que explicárselo como que en aquel momento (más o menos un cuarto de siglo tras la refundación de los superhéroes por Lee y Kirby), debía haber algo especial que Moore, Miller y Gruenwald supieron ver y dar forma. Yo creo que eso especial era que el género estaba llegando a su madurez, sus fans ya no eran tan críos (sólo hay que ver la edad que tiene hoy Rick Jones) y ya el pasado empezaba a pesar a la hora de hacer historias originales. Había que dar un paso adelante continuando con la innovación de los 70, la de tratar la realidad social (por eso aparecieron en aquella decada héroes negros y femeninos, las drogas, etc.), haciéndose así los superhéroes más reales (la búsqueda del realismo no tiene 2 días), maduros y comprometidos. Estos 3 autores en ese momento, decidieron (cada uno por sus motivos) aprovechar los superhéroes y su ideología (altruismo, valentía, honor, etc.), para tocar, los hasta ese momento casi vírgenes, temas políticos (el poder, el gobierno, etc.).
Cualquiera que haya tenido el privilegio de leer las 3, ya se habrá dado cuenta de que cada uno lo toca de forma diferente. Si bien Miller y Moore se centraron más en los pjs y tuvieron influencia inmediata en el género (la mayoría de los guionistas copiaron la siniestralidad de sus historias y sus pjs traumatizados), Gruenwald se centró en las ideas y no tuvo tanta repercusión (la obra tiene ya 22 años y aquí sólo se ha publicado 1 vez), aunque quien la leyó, ya se dio cuenta de que estaba ante algo diferente y grande (sólo hay que leer el correo forum de esa maxiserie para darse cuenta).
Por qué no tuvo la repercusión que se merecía? Por 2 razones. La primera es que la obra, aunque esta a la altura, digamos, intelectual de las otras, está peor hecha. Ni Gruenwald era un gran guionista, ni los que la dibujaron estaban capacitados para hacer un trabajo gráfico tan excelente y rompedor como los de las otras obras. Gruenwald hizo un trabajo gris bastante clásico (diálogos y pensamientos redundantes y que muchas veces narran lo que estamos viendo, pero que sirven para que el cómic no se lea en un suspiro y para que el lector nunca pierda el hilo). Por su parte B. Hall como dibujante, hizo también un trabajo clásico, pero simple y flojo en los 5 números que le tocaron. Su sustituto, P. Ryan, tambien dibujante clásico y simple, consiguió mejorar su área gracias a una mejor narración y unas páginas más trabajadas. También hizo un número J. Buscema (el original es una maxiserie de 12 números), pero con pocas ganas, por lo que tampoco mejoró mucho la situación, aunque las suficientes para ver lo que ganaba la obra con alguien por encima de la media. Así pues, ES no destacó en aquel momento (también ni los pjs ni los autores eran mediáticos) por su aspecto modesto (algunos diseños de personajes, como el de Amenaza Suprema o Lamprea son ridículos y feos, peor que muchos de la Edad de Oro) y hoy en día, debido a los cambios del progreso, hasta puede resultar pobre e incluso malo. Así pues, el envoltorio no dejó ver que se estaba ante una POM. La otra razón fue su forma de mezclar la política con los superhéroes, pues es muy difícil de adaptar en los 2 grandes universos superheroicos. Gruenwald, a diferencia de lo que hicieron los otros, situó a los superhéroes al mando, gobernando de forma absolutista. Esa es la gran diferencia con las otras obras mencionadas y lo que convierte a esta obra en la directamente precursora (aunque la idea ya es inherente en el género, pues es la que esta detrás de la mayoría de los supervillanos) de lo que esta pasando hoy en día en los comics de superhéroes de cualquier universo. Gruenwald se adelantó a su tiempo más de una década, preconizando "The Authority" y profetizando los tiempos de Crisis y CW que vivimos hoy. Lo cual es una razón poderosa más para justificar la reedición del ES, pues es una obra, aunque formalmente clásica y poco fresca, temáticamente absolutamente actual.

9.7.07

Semana del Escuadrón Supremo: Critiquita 187: Escuadrón Supremo nº 1, J. M. Straczynski, G. Frank y J. Barranco, Panini 2007

Como no se me ocurre introducción, vamos directamente al meollo del asunto.
Este tomo recoge un nuevo comienzo para los pjs de "Supreme Power", esta vez con menor libertad creativa, de modo que se ha convencionalizado al convertirse en una cole de grupo de superhéores. En este tomo vemos como forman una rama más del ejército de EE.UU. y como siguen, con lealtad propia de militares, los dictámenes de la política para asegurar la continuidad de una situación mundial favorable a aquel país y las reacciones internacionales que provoca, a la vez que profundiza en el pj de Inercia y se continuan con las múltiples subtramas de la serie.
Stra sigue demostrándonos que ha hecho un buen trabajo planificando la larga historia que quiere contarnos. Esta es buena (y de eficacia provada), por lo que su mayor responsabilidad estriba en contarla bien, cosa que hace. Le salen números más entretenidos que la media, gracias a una acertada combinación de realismo, aire siniestro, buena caracterización de pjs y dinámica de grupo y espectacularidad, con interesantes conflictos de todo tipo (personales, morales, etc.). A mi gusto esta todo de puta madre, aunque se pasa un poco con el aire siniestro, porque nos cuela todo tipo de pasados traumáticos y desquiciantes y tipos fríos y crueles que hacen que el cómic sea demasiado ácido y con el ritmo lento pues, aunque la historia avanza a paso firme, los sucesos se dilatan demasiado. Por ello, la edición en tomo le hace un favor.
G. Frank se encarga de 5 números del tomo. A mi no me gusta mucho su estilo hosco actual plagado de mujeres anoréxicas (aunque de pechos grandes y redondos), pero hace un trabajo notable. Narra bien, sabe ser espectacular, hace rostros expresivos (la cara de Zarda cuando ataca en la doble página de "Sangre y Arena" parte 2 se sale), dibuja cualquier cosa razonablemente bien y domina todos los preceptos del dibujo. De este modo, traduce muy bien las palabras del guión a imágenes, logrando que no se pierda nada en la traslación y haciendo un cómic potente y de calidad. El último número lo hace J. Barranco con un estilo de la misma escuela que Frank (realista), aunque no esta a su nivel. Barranco no domina bien la anatomía, su principal fallo es que no se ha dado cuenta de que la columna vertebral puede doblarse, tampoco la perspectiva, aunque también es cierto que el color resta solidez y pulcritud a su dibujo (sólo hayq ue ver las imágenes de los originales de Barranco). Así que, aunque defiende el guión razonablemente bien, el bajón grafico se nota a pesar de que Barranco se esforzó en hacerlo lo mejor posible, lo cual le honra y hay que destacarlo.
La edición es el tomo 100% Marvel que esta levantando una psicosis en Tebelogs, digna de los mejores tiempos de la Guerra Fría, con esos mensajes apocalípticos de que en unos pocos años todos calvos, quiero decir, todos con tomos otoñales. Yo de momento no he tenido problema alguno, es decir, no se me ha deshojado ninguno, pero es cierto que se nota fragilidad, lo cual conlleva a que no se abra el tomo, lo cual provoca una lectura disminuida, pues al no poder abrir el tomo 180º como esta mandado, no podemos disfrutar completamente del trabajo de los dibujantes del cómic. De todas formas, de momento, lo que más me molesta es que en Panini aún no sean capaces de intercalar las portadas entre episodios. Joder, las portadas, en general, son relevantes argumentalmente y además, facilitan la lectura y apreciar el original, pues señalan sin dar lugar a dudas, donde comienza y termina una grapa. Basta ya de galerías de portadas, eso no tiene sentido en un tomo recopilatorio.
El sentir general es que esta cole de Stra va a peor, yo discrepo. A mi la serie me sigue gustando mucho y no creo que haya descendido en calidad, aunque es evidente que ha cambiado haciéndose más convencional. Pero lo interesante y original del cómic sigue estando, la crítica social (cada vez más patente), el realismo negativo, la tensión contenida por los conflictos latentes entre los diferentes intereses que hace pensar que todo puede estallar en cualquier momento, el mal rollo, la violencia cruel, etc. Así pues, el cómic en mi opinión sigue estando a buen nivel, lo que pasa es que cada vez es más evidente que Stra lo que esta haciendo es versionar el brillante trabajo que hizo Gruenwald y eso le quita chispa y frescura, pero sigue siendo de lo mejor de la Marvel actual. Lástima que sea un proyecto cada vez más abandonado y arrinconado por Stra y la editorial, porque la serie tiene mucho potencial para llegar a ser algo memorable.

5.7.07

"Un hombre no puede hacer el bien sin que se mezcle a dios en ello?" (relecturas XLIV)

Esta frase pertenece a "El Santo de los asesinos" (G. Ennis, S. Pugh y C. Ezquerra, Norma 1997). Es una frase que me parece excepcional (y que me plantea la duda de, si Ennis es capaz de parir una reflexión así, por qué luego sus comics no son geniales?), que resume muy bien este cómic, especial de "Predicador", que es para mi lo mejor de todo ese subuniverso hasta el punto de que, creo que su existencia casi se ve justificada por esta obra.
"El Santo de los asesinos" cuenta la génesis de este pj en una historia que se puede considerar como una versión libre de "Sin perdón".
Este cómic es lo mejor que he leído de Ennis (tampoco es que haya leído mucho de él y apenas recuerdo "Hábitos peligrosos"), pues aquí hace un cómic redondo con una típica historia del Oeste muy bien contada, desarrollada y estructurada a lo largo de sus 4 grapas, bien dialogada y con los pjs muy bien caracterizados a través de lo que dicen y hacen. Una historia que tiene su punto fantástico, pero que eso no altera su carácter de cómic del Oeste, pues tiene sus indios, sus forajidos, sus tiroteos, su saloon, su recuerdo de la Guerra de Secesión, etc. De este modo, Ennis escribio una notable historia, emocionante, cruel, dura y muy violenta.
A los dibujos esta S. Pugh, un dibujante especializado en rostros, con un estilo limpio y levemente caricaturesco bastante expresivo. Su problema es que, como a la mayoría de los dibujantes que se le dan muy bien los rostros, flojea a la hora de dibujar los cuerpos, así que las figuras de Pugh son desproporcionadas y rígidas. Como Pugh es consciente de sus limitaciones, su forma de narrar esta concebida para sacar partido a sus virtudes y maquillar sus limitaciones. De modo que este cómic esta narrado prácticamente por medio de primeros planos frontales, lo cual no esta mal y no impide a Pugh hacernos volar al Oeste, pero es un cómic con mucha acción y justo, narrar esta por medio de primeros planos, no es la mejor manera de hacerlo porque no queda espectacular. De todas formas, recrea muy bien a un pj difícil como el Santo de los asesinos, ya que dibujar un rostro y que este parezca intimidante no es fácil, y tiene sus momentazos como por ejemplo, el tiro final. C. Ezquerra ayuda en un número con su típico estilo hosco, modesto y sumamente eficaz, así que defiende muy bien el guión y también hace a un Santo de los asesinos impresionante.
Así pues, este es un buen cómic, el mejor especial de "Predicador" (se puede leer independiente) y lo mejor de esa obra. Esta magistralmente guionizado por Ennis que, nos lega una historia emotiva y frases y momentos memorables, que merecía un dibujante mejor que los que tuvo porque, aunque ya he dicho que sus dibujantes hacen un trabajo eficaz, el guión tiene mucho más jugo que el estos fueron capaces de exprimir.

2.7.07

Videados 32: Los violentos de Kelly, B. G. Hutton 1970

Esta peli es una mi favoritas. La vi por primera vez de pequeño y, desde entonces, siempre que la veo, termino encantado. Es una peli modesta formalmente (exceptuando el genial guión), pero su acabado final es muy bueno.
La peli ("Héroes de Kelly" en el original, "Kelly´s heroes") esta protagonizada por Clint Eastwood, que encarna a un teniente degradado a soldado que piensa sólo en salir de la 2º GM lo mejor parado posible, que tiene un golpe de suerte y descubre donde esta guardado el oro alemán (un moderno tesoro del Rin, si me permitís la pedantería), así que embarca a su unidad para cogerlo y largarse con él en una suerte de crimen perfecto, pues ni el alto mando de los aliados sabe de ese oro, ni los nazis van a denunciar el robo a la policía. Así empieza esta peli bélica, cínica e irónica, estupendísima.
El guión de T. Kennedy-Martin esta muy bien y por eso sale una peli tan redonda. Es una historia sencilla que mezcla el Western con el subgénero de las pelis bélicas de la 2º GM panfletarias (todavía no había llegado el realismo y la crepuscularidad a estas últimas). Utiliza los esquemas de estos géneros para desmitificar, mediante la ridiculización y la risa, las pelis bélicas de oficiales competentes y soldados abnegados que superan todas las dificultades gracias a sus cualidades heroicas y la justicia de su causa (curiosamente algo parecido es lo que ha hecho Clint Eastwood en sus 2 últimas (y prescindibles) pelis; diríase que Clint, a pesar de haberse hecho un nombre interpretando a héroes, no cree en ellos). De modo que resulta una historia sencilla, muy bien desarrollada y contada, con todas las situaciones tópicas del género (el bombardeo amigo, el campo de minas, el combate épico final, etc.), aunque con sus buenas originalidades (su comicidad), muy bien dialogada y con unos pjs carismáticos bien caracterizados a pesar de su estereotipiedad (el paleto, el tonto, el sargento padre de todos, el listo, el capitán pánfilo y enchufado, el general excéntrico, el loco, etc.).
Un gran guión eficazmente encarnado por los actores. Ninguno hace un trabajo excepcional, pero las líneas de diálogo de algunos hacen inolvidables sus interpretaciones. Para mi los mejores son Oddball (en la v.d., que es bicho raro como bien se dice en la v.o.s.) encarnado por D. Sutherland que se ve que se lo pasa bien en la peli y le gusta su pj, mi favorito, un tipo que trata de que la guerra no le estropee la fiesta, Buscavidas (en la v.d. y v.o.s, en el original es Crapgame que no sé como se podría traducir, literalmente quiere decir juego de mierda, supongo que en el sentido de mala mano) interpretado muy bien por el cómico D. Rickles y el general Scott, intepretado por C. O´Connor (muy bien doblado como todos los demás) de forma muy acertada, dándole el punto justo de grandilocuencia e histrionismo propios de un idiota que se cree un héroe.
La dirección es muy profesional. Invisible, con muchas panorámicas y todo bien centrado, se limita a enseñar lo mejor posible lo que esta ocurriendo sin enfatizar nada, dejando el peso de la peli a los actores. Es pues, una dirección muy correcta, funcional y eficaz, sin alardes de ningún tipo, que no estropea, ni mejora la peli, pero la hace muy fluida y dinámica.
Hay que destacar la música (Lalo Schiffrin), que hace un homenaje a la de Morricone en los Spaguetti Western y la cancioncilla (no he podido averiguar cual es, creo que es "Burning bridges", quemando puentes) de rigor de aquella época, que esta muy bien. También destacar la superproducción.
La peli fue rodada en Yugoslavia (en aquellos años en España se rodaba las históricas y las de la 2º GM en ese desaparecido país) con gran despliegue de medios. Unos cuantos aviones, vehículos y tanques (no sé cuan fieles), con muchos extras bien caracterizados, explosiones y un par de localizaciones que demoler a gusto. De este modo, se consiguió una peli muy verosímil, de esas que ya no se ven hoy en día, ya que todas estas cosas ahora se hacen digitalmente dando a todo un aspecto frío, chungo y falso desgraciadamente.
Así que, "Los violentos de Kelly" es una de las mejores pelis que se pueden ver. Es entretenidísima y muy divertida, no es una comedia como se dice (por cierto, del mismo año es "M.A.S.H."), aunque si hace burla del ejército y de las pelis de guerra con mucho acierto y gracia. Para mi, las mejores escenas en ese apecto son las de Mulligan (el artillero). También es una peli que ha dejado huella, supuso el comienzo de una visión diferente y más sucia y prosaica de la 2º GM y es el claro antecedente de "Pulp fiction" (el maletín misterioso es análogo al oro), de la (mala) "Salvar el soldado Ryan" (el enfrentamiento final en un pueblo) y de otras muchas pelis bélicas. Así pues, una peli imprescindible.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog