29.6.07

En el futuro Jotace se reirá de nuestros héroes?

Primero, pedir perdón a todos aquellos que hayan acudido para ver un hito de la descontextualización comiquera, porque este post no va mostrar ninguno, ni tampoco se va a reír de la ingenuidad y surrealismo de la Edad de Oro de los superhéroes. Segundo, también pedir perdón, esta vez a Jotace por prostituir su nombre con fines publicitarios, gratis, con alevosía y sin avisar.
Este post no es del tipo "quiero ser Jotace en lugar de Jotace" o "emulando a Jotace en la intimidad de mi blog". No, este post es una reflexión (o parida mental) que me ha suscitado la serie "Héroes", sobre el posible futuro que esta anuncia para el género. En ella, revelaré porque he metido a Jotace, nuestro venerado santo patrón de la Descontextualización, en esto.
Todo esto viene al ver como la gente que no lee superhéroes, se ha enganchado a la serie "Heroes" e incluso habla bien de ella. Personalmente me he encontrado con gente que le ha gustado bastante, pero que en el pasado me decía que no le gustaban los superhéroes (sin haberlos leído) porque lo veía muy irreal eso de los poderes y encontraba estúpidos las mallas y los calzoncillos por fuera (como los pjs de la serie!). Ahora resulta que debe de ser que todo era culpa de los calzoncillos, por que si no, no me lo explico. Por qué cuando van vestidos de calle todo parece más realista y los pjs más cuerdos? Por que los superhéroes ya no resultan, entonces, tan idiotas e infantiles?
Parece que lo que hecha para atrás son los uniformes coloridos (casi disfraces para celebrar el día del Orgullo Gay) y ridículos (de ahí la sobriedad con la que se hicieron los uniformes de los mutis en las pelis), distintivos de una idea concreta de héroe. Una visión un tanto ingenua y bondadosa, que concibe al héroe como un tipo entregado, altruista, filantrópico, generoso, defensor del débil, protector de la justicia y que, aunque utiliza la violencia para ello, esta esta sometida a unas reglas y no es letal. El problema es que este ideal es increíble para esta cínica, individualista y suspicaz sociedad posmoderna de hoy. Si a eso le juntamos que el realismo cada vez se ha ido imponiendo en toda la ficción desde el siglo XIX, tenemos el cuadro completo. Los superhéroes tal y como los conocemos hoy, puede que esten a punto de la extinción.
Ojo! Que es un dibujo de Pelletier.
Igual que esos oscuros y aterradores años 50 (la Guerra Fría, donde cualquiera podía ser un traidor comunista y hoy el último día) pasaron de unos superhéroes ingenuos y fantasiosos, hoy, que parece que vivimos unos tiempos igual de oscuros y aterradores (la Era de las Armas de Destruccion Masiva, donde cualquiera puede ser un terrorista musulmán y hoy el último día), parece que se pasa también, de unos héroes ingenuos y fantasiosos que nunca resuelven ningún problema y son una especie de Tom y Jerry, siempre persiguiendo al villano y este siempre escapando para volver en el episodio siguiente. El realismo que Lee y Kirby pusieron en el género para modernizarlo y reverdecerlo, ha quedado obsoleto?
La gente parece que hoy en día necesita algo más que el que los superhéroes tengan los mismos problemas que cualquier humano. Puede que se deba a dos motivos. El primero sería la crisis de valores que esta viviendo EE.UU. causada por la administración Bush, al haber dado la puntilla a la escasa credibilidad de los políticos como gente desinteresada (ya no se cree en la bondad del ser humano y menos en la de los poderosos) y porque ha visto los limites de su poder y que tiene que tener en cuenta a los demás países (como esa trama de 52, donde a los héroes de EE.UU. no se les deja campar a sus anchas por el planeta). El segundo son las características de la sociedad posmoderna. La globalización, que ha hecho ver que la vida cotidiana no termina en las fronteras (un héroe con vocacion universal no se puede circunscribir a una ciudad o a un país y ser creéble), el egoismo, que no concibe como posible el altruismo, la suspicacia, que niega la posibilidad de pensar que los poderosos (políticos, ricos, etc.) no utilicen el poder en su beneficio (de ahí los Ultimates o los Authority u otros superhéroes posmodernos), el cinismo, que no cree en el heroísmo (idem), el imperio de lo pop al cual solo le interesa su realidad inmediata y huye de la fantasía, el sentimiento de vivir en un mundo ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ ¡¡¡¡ !!!! ????????????? despiadado (habéis leído "Supreme power"?) y por eso, unos héroes conservadores, que no lo cambian, no pueden ser tenidos como tales, y la ausencia de sentido del humor, que exige a la ficción que sea hosca y torturada (vuelven los dientes apretados y los héroes traumatizados). Así que me parece que estamos a un tris de que los tipos con capa, colores chillones y calzoncillos por fuera que viven aventuras en un mundo alejado de la realidad, desaparezcan.
Tampoco tenemos que olvidar que parte de esta crisis multicausal del superhéroe de la Edad de Plata (Hala! Esto es como el mito griego de las razas (oro, plata, bronce y hierro), donde se paso de la Era de los Héroes a la de los simples humanos), es debida a la diferente idea que tienen de su trabajo y de los superhéroes los guionistas de hoy en día (Bendis, Ellis, Millar ...), respecto a sus antecesores (Thomas, Lee, Byrne ...). Esto hace que los cazoncillos por fuera esten en peligro de convertirse en objeto de burla para generaciones venideras.
Por eso digo eso de que igual Jotace se reirá en un futuro de nuestros superhéroes de la Edad de Plata. Igual que ahora en su blog nos hace reír con la ingenuidad, ridiculez, ideología y surrealismo de la Edad de Oro y todos pensamos como la gente podía tragarse semejante despliegue de fantasía tontorrona, en un futuro hará lo mismo con los comics de la Edad de Plata y la gente se reirá? La gente encontrara difícil de entender por qué disfrutábamos con gente con uniformes de chillones colores que ingenuamente arriesgaba su vida por los demás? Y si ahora nos reímos con villanos como el huevo gigante con bigotes, se reirán de Galactus (un tipo con ese casco que come planetas, amos anda ya! Qué tonto!)?
Aquí tenéis un arrojado villano de la Edad de Oro diseñado por el mismísimo Kirby!
En los comics hubiera sido inconcebible que Sylar no se hubiera hecho un disfraz en la intimidad de su casa y no se hubiera autobautizado con un nombre, como por ejemplo de The Mimicator!, antes de abrir cráneos por ahí. Hubiera sido inconcebible que todos los que desarrollaron poderes, no se hubieran lanzado a las calles a mejorar el mundo, que Peter Petrelli no se hubiera diseñado un traje o Parkman, etc. Parece entonces, que la gente (así en abstracto) es receptiva a los superpoderes, pero no a los superhéroes. A sus expensas, entonces, estamos nosotros, los fans de toda la vida que hemos crecido con ellos y por eso no nos resultan raras las fantásticas premisas del género. Sólo hay que ver como cada producción audiovisual (que cada vez tienen más importancia) versionan los originales sin preocuparse por la fidelidad (lo que las diferencia de las japonesas, que suelen ser adaptaciones fieles a los manga), transformando así a los mismos comics, hoy poco, pero es de suponer que mañana más. En medio veo a los editores, que estan obligados tanto a abrir el mercado, como a buscar el relevo generacional. Todo esto pues, puede llevar a otra transformación evolutiva de los superhéroes, que deje obsoleto al superhéroe de la segunda mitad del siglo XX y lo convierta en material de chanzas para blogs.
Pues que sepáis que en la 2º edición se han superado.
Como estamos en crisis no hay nada decidido. Los diferentes intereses estan en lucha aunque, como siempre, la mayoría tiene las de ganar, pero no todo esta perdido. Por ejemplo, Sylar no va con uniforme, pero siempre que sale a hacer algo relevante lleva el mismo atuendo negro, la historia de "Héroes" es la más típica del género, la de salvar el mundo y los niños-adolescentes, siguen siendo capaces de tragarse los uniformes (como demuestra "Los Increíbles"). Si los que triunfan por contar historias de superhéroes al público que tiene una idea distorsoniada de estos comics, no fuese tan cocooner para llevarse todo el mérito y reconociesen su deuda con ellos de una forma que vaya más allá de incluir guiños solo detectables para los fans de toda la vida o, incluir a un pj fan de los superhéroes, quizás el peligro se conjuraría.
En fin, pues eso, Jotace se reirá de los comics de superhéroes que nos gustan en el futuro? Qué opináis (no me dejéis solo después de esta frikada).

Videados 31: Héroes, temporada 1, Tim Kring, 2006-7

Bueno, ya he visto la primera temporada de "Héroes" (mentira, no la he visto entera, algún episodio no he podido verlo y me faltan trozos de otros). Así que post al canto, puesto que para eso tengo un blog, para decir lo que opino que no he leído ni escuchado por ahí.
Como creo que todo hijo de vecino ha visto la serie, no me voy a extender en critiquitarla. Todos hemos visto que es una serie de impecable factura. En cada capítulo hemos podido ver el estupendo trabajo que han hecho todos los que han intervenido en ella, empezando por los que han hecho el magnífico casting, pasando por unos actores correctos y muy en el papel y llegando a una buena dirección televisiva y a un buen montaje.
Pero como siempre discrepo! A mi la serie me ha parecido una serie del montón, no le veo nada extraordinario, y más ahora, cuando la gran mayoría de las series de televisión estadounidenses estan igual de bien hechas y pensadas. A mi la serie no me ha terminado de gustar. Yo, lo que valoro más o más bien lo que pido a un producto audiovisual es, que sea original y tenga coherencia y de eso, esta serie no tiene mucho, y creo que sólo los más descerebrados de sus fans no estarán de acuerdo conmigo.
La serie no es original porque no es que versione u homenajee a los comics de superhéroes, es que los plagia en su totalidad, principalmente el subuniverso muti (X-Men) y la magna opus del cómic, "Watchmen". Por tanto yo, que pasé de la teta a los superhéroes sin solución de continuidad, no he visto nada que me sorprenda o que no me sonase haberlo leído en algún sitio. Por tanto, la serie no me ha podido enganchar, porque he podido ir un paso por delante de ella, no por mi inteligencia, sino porque me estaba contando una historia que conozco bastante bien. Si este factor ya me aleja de la serie, el otro, la coherencia, hace que me deje frío. Con coherencia (quizás no sea la mejor palabra para denominar esto que voy a explicar) me refiero a que lo que ocurra en ella sea inteligente. Cualquiera que tenga 2 dedos de frente y haya visto la serie, se habrá dado cuenta de que la mayoría de los pjs brillan por su falta de inteligencia (la madre del perrito y Parkman por ejemplo) y que muchas de las cosas que pasan no tienen mucho sentido. Esto es así porque el golpe de efecto y la espectacularidad es en lo que más se ha invertido para enganchar a la gente, en vez de confiar en la historia o trabajar más en ella. Me refiero a cosas como que el padre de Hiro vaya a buscar a su hijo por medio de matones. Una maniobra preparada para engañar al televidente haciéndole pensar que es Lindermann el que esta detrás de esto y para que sorprenda más que Hiro, al final de ese capítulo, diga: "padre". Pero vamos, si el hombre este quiere echarle una charla a su hijo, por qué le envía unos matones? Y es que soy muy mío, y si descubró que me engañan, me pongo muy suspicaz. O lo de Hiro (que para los que no sepan mucho inglés, es como se pronuncia héroe (hero) en ese idioma) que por cierto, debo de ser el único mortal en pensar que ese tipo es simpático pero gilipollas. O sea, resulta que el más marvelita de la Tierra es un japonés? Un miembro de una de las culturas más etnocentristas del planeta? Un país que para publicar un cómic extranjero, tiene que redibujarlo al estilo manga? Venga ya! Qué pasa con Kevin Smith o sus alter egos? Pero claro, había que meter el rollo samurai, que le pone a mucha gente (yo, es que a estas alturas y tras (vale, me habéis pillado, es por esto por lo que odio a "Hiro") un empacho de Kurosawa en mi adolescencia, ya estoy bastante cansado de ese rollo).
En fin que, aunque el guión esta muy bien pensando y construido, su ritmo lento, la excesiva subdivisión de la historia, su poca originalidad y su rendición ante lo espectacular, aunque no venga a cuento o tenga sentido, y unos pjs bastante sosos han hecho que esta serie haya pasado sin pena ni gloria (a pesar de sus hallazgos) por mis ojos.
Y es que, como digo, la historia no me ha enganchado, pero es que los pjs no me han atraído, sólo casi al final algunos han conseguido que me interesase saber que les iba a pasar. Todos los pjs son de libro, esto de cómic. No hay ninguno original, todos son estereotipos (la madre manipuladora y rica, el político con un asunto familiar que esconder al electorado, la adolescente que quiere encajar, el poli bonachón, el taimado agente de una organización secreta no gubernamental, la esposa y madre ideal de los 50, el prota santurrón debido a su hipersensibilidad, el artista torturado y drogadicto, el malvado misterioso, ricachón e intelectual, que piensa que el fin justifica los medios, etc.) y no se ha profundizado en ellos. Al final, llevado por mi heterosexualidad (poco ejercitada desde hace un tiempo) es lógico que me hayan caído bien la animadora (yo he visto la serie en Telemadrid), por su hermosura adolescente de princesita (casi el único personaje que se rebela contra su manipulación e intenta ser libre), Nicki, por su gélida belleza de diosa sueca (uno de los pocos pjs con cojones y una de los mejores actores de la serie, aunque cabe la posibilidad de que las hormonas hayan nublado mi juicio) y la secuaz de poderes mentales ilusionistas, que parece simpática.
Los demás por mi que se mueran, no tienen alma, no parecen personas (si me esfuerzo un poco el padre-agente secreto si), son conceptos bastamente perfilados. Como bien ha analizado Iru, Peter es bueno porque es tan simple que genéticamente no podía ser otra cosa y Sylar esta poco trabajado. Cuál es su motivación? Por qué al final decide que va petar NY? A mi me ha parecido que es como un agujero negro. Es el centro de gravedad de la serie, todo gira a su alrededor, pero no sabemos nada de él. Parece un villano de cuento, hace lo que hace porque sí porque si no, no habría cuento. Al principio me excite un poco con ellos, ya que Peter y Sylar parecen las caras de la misma moneda, son dos pjs iguales (tienen el mismo poder/es). Parecía que los guionistas iban a utilizar el típico maniqueismo de raíces protestantes estadounidense y que nos iban a contar una historia del Bien y del Mal, una de tipos iguales y que por ello, si se juntaban, estallarían (como nos han contado los teóricos de los viajes en el tiempo) o una historia en la que cada uno era la media naranja del otro. Pero al final no, ha sido lo típico, lo de siempre, nada que no hayamos visto antes (y que no esperásemos).
En fin, pues eso, una temporada bien hecha, con los pecados y virtudes de nuestro tiempo, entretenida y pensada para ese gran público que nunca ha leído un cómic (de superhéroes). A la que creo que, o empiezan a darla un poco más de profundidad y originalidad o el viaje de esta serie no será muy largo. El público "normal" no es an fiel como el fan de los superhéroes.

28.6.07

Relecturas XLII: Predicador nº 1, G. Ennis y S. Dillon, Zinco 1996

Joder, menudo lío con el título. Con tanta edición que ha tenido esta cole, es imposible hacer uno en que quede claro a que me refiero. Así que aclaro por si acaso que, este post va de las primeras 4 grapas de esta cole, aunque también incluye una valoración final de la misma.
En este tomo se presenta todo el meollo de la cole (huida de Génesis y decisión de buscar al Creador) y todos los pjs principales (Custer, Tulip, Cassidy, el Santo de los Asesinos, seraphis y adephis) y algunos secundarios. Un tomo que en su momento me pareció una genialidad (con unos años más y 3 o 4 lecturas ya no me parece tanto), que tuvo una continuidad larga (62 números más) que jamás estuvo a la altura de este principio.
Este tomo lo leí por primera vez de prestado. Como me pareció una historia vandálica, imaginativa, original y muy bien hecha, pasé a coleccionarla. Algo de lo que de vez en cuando me arrepiento, por todo el dinero que tiré en ella. Pues Ennis se montó una historia con una premisa provocadora, original y muy interesante, que supo presentar muy bien en estos primeros 4 números, pero luego no consiguió mantener el nivel.
Creó unos pjs interesantes y los hizo carismáticos gracias a unos diálogos ágiles, ingeniosos, irónicos y con tacos luego, se puso a desarrollar la historia. Pero enseguida Ennis descubrió que no estaba a la altura que su idea genial requería, así que la dejó de McGuffin para dedicarse a meterse con la sociedad estadounidense, exagerando sus tópicos hasta lo grotesco y riéndose de todo lo que el EE.UU. conservador y creyente cree decente y bueno (cosa que estaba de moda al final del siglo pasado). De este modo, le resultó un cómic muy adecuado para un adolescente-joven (yo tenía 20 años cuando comenzé a leerlo), pues se burla ácidamente de lo políticamente correcto, del Cristianismo y de la forma oficial de ver el mundo y además, es hiperviolento y malhablado. Es decir, todo lo que un jovenzuelo necesita para sentirse un rebelde que no le hace el juego a los adultos (sólo le faltaba un poco más de sexo y un dibujante que se le diese mejor el cuerpo femenino), de ahí su éxito. A esto hay que añadir el Western más clásico, las road movies y el cine de Tarantino ("Reservoir Dogs", "Pulp fiction" y "Amor a quemarropa") como referencia e inspiración y así, consiguió hacer unos primeros números muy, muy prometedores y mantener el tipo casi hasta el final.
Por su parte Dillon hizo un buen trabajo. No es un gran dibujante y no tiene un estilo atractivo, pero es muy eficaz a pesar de su registro limitado. Practica un realismo sencillo de figuras espigadas con un registro poco variado de rostros, pero muy expresivo. En lo que más destaca es en la narración, ya que es su mejor faceta. En estos comics lo demuestra, con un estilo de narración posmoderno, muy dinámico y espectacular. De esta forma, Dillon dio vida a los guiones de Ennis de forma notable, potenciándolos y dándoles expresividad de tal modo, que se hicieron una pareja inseparable y crearon una marca. En estos primeros números el dibujo esta más trabajado, quizás por estar hechos por un Dillon inseguro, que los siguientes, pues a medida que avanza la cole, este se irá depurando hasta quedarse en los contornos, con lo que perdió gran parte de su fuerza y atractivo.
Así pues, estos números aún siguen siendo un perfecto ejemplo de como empezar una serie, como enganchar al personal y que te sigan como perros hambrientos a ver si les vuelve a caer un jugoso bistec. No fue el caso, como digo.
A mi me gustó muchísimo este tomo aparte de por su gamberrismo, chulería y rebeldía, porque Ennis creó una historia muy imaginativa y original de la que no se sabía que iba a pasar (quedé alucinando con la mezcla de J. Wayne con un vampiro y la mitología cristiana y por ese pj tremendo que es el Santo de los Asesinos después de esto, uno podía esperar cualquier cosa). El problema de "Predicador" es que toda la obra y todo lo bueno esta contenido en este gran inicio. El resto no es más que una maniobra para vivir de las rentas.
Toda la obra, pjs y argumento, estan en estos números, después de estos Ennis no creó nada más, así que el resto es el alargamiento de un chiste que antes del final, deja ya de interesar por repetitivo y porque la gracia se perdió hace ya tiempo. La serie es legible hasta lo del Grial, después decae en interés en barrena sólo salvándose un poco la historia esa del charcutero bajito y calvo, a partir de ahí, lo que queda es una mierda con un final bobalicón, por otra parte previsible. Pues desde este primer tomo, todo el mundo nos preguntábamos si Ennis sería capaz de salir airoso de semejante enredo y nos temíamos que no, pero nos creímos que el viaje merecería la pena. En fin, no es en mi opinión una cole mala, pero si floja que tiene una sola lectura, pues Ennis se perdió por el camino intentando escandalizar y creyendo que todo lo que hacía estaba de puta madre. Destaco 2 grandes errores, la ridiculización y destrucción paulatina del antagonista, pues, despojada la historia de un villano al que temer, esta perdió interés y la profundización en algunos pjs (como los detectives chaperos o la estúpida infancia de Tulip), que estuvo de más, pues algunas cosas no merecían ni necesitaban más páginas y otras cosas fueron una morralla desesperante porque la sangría no terminaba.
Así pues, el resultado final es una obra tan bien engarzada en su tiempo, que pasado este, queda como algo hortera que sólo merece leerse por puro interés arqueológico o por un arrebato nostálgico.

27.6.07

Critiquita 186: JLA*JLE nº 16, varios, Planeta DeAgostini 2007

Como no se me ocurre nada para introducir el post, vamos al grano directamente.
Este tomo tiene menos páginas de lo habitual, pero eso no le impide tener un contenido muy variado. Tenemos el final de la saga "Rupturas", un laaargo epílogo de la misma, un número de presentación de la JLA postJLI, que no entiendo porque lo han incluido, las historias escamoteadas en el tomo 2 de esta cole y una historia corta que revisita años después, uno de los momentos más memorables de la cole, cuando Guy Gardner se da un golpe en la cabeza por culpa de un ratón, que creo que ocurre en el número 1 de este volumen de la JLA. En todo caso, se incluyó en el tomo 1.
En este tomo hay una ensalada de guionistas, de los que por volumen no destaca ninguno. Giffen y DeMatteis dan carpetazo a su magna opus haciendo un buen trabajo clásico y renunciando a lo que les había hecho grandes, el humor. A mi esta "traición" no me ha parecido bien, pero no desmerece el conjunto, supone un buen colofón a lo anterior y pone las cosas fáciles a sus sucesores. Otra muestra más de la excelente profesionalidad de estos dos autorazos. En el último número de la saga "Rupturas" (donde comienza el epílogo a esta más bien), vuelven a recuperar el humor y me regalan el momento con el que quizás me he reído más de toda la serie, las conversaciones de Blue Beettle con los hijos de Rocket Red. La historia corta escrita años después, es una mera anécdota que muestra que, la habilidad humorística de estos autores ha mejorado con el tiempo (como se puede ver en Héroe al cuadrado). Jones y Jurgens por su parte, hacen un trabajo modesto, siguiendo la estela de sus antecesores, con un par de historias sencillas y poco originales. De este modo, en conjunto, quizás sea el tomo mas flojo de toda la serie, lo cual es lógico, porque en general todas las cosas flojean siempre al final.
En los dibujos la ensalada habitual. Un número a cargo de Sears (a quien siempre se le silencia el dato curricular de que es el dibujante más importante por número de páginas de la JLI), que se lleva yendo 3 tomos, pero hasta aquí ha llegado (supongo). No sé si es por el entintador o por qué, pero con un dibujo menos trabajado y más tosco de lo habitual. Un Robertson que sigue mejorando número a número (le debió de joder que cerrasen la cole) su verde realismo sencillo. También tenemos a un Wozniak más patata de lo habitual. A Jurgens y Randall en un mismo número, donde es difícil dilucidar la paternidad de cada página. Un Maguire que regresa para culminar la JLI con mayor dominio de la anatomía y demostrando que, con un dibujante de sus características (excelente en expresiones faciales y en la gestualidad y notable narrador conversacional) esta serie hubiera sido mucho más grande. Aún esta mejor 6 años después, con un estilo más depurado y equilibrado, donde brilla, en todo su esplendor, su dominio de las expresiones faciales, donde debe ser el más grande. Por último, tenemos al peculiar Giffen, con un estilo, sencillo, espigado y anguloso, atractivo y muy bien comprendido por el entintador Gordon y con una peculiar y cuasidelirante narrativa, donde solo hay planos generales, primeros planos y primerísimos planos (también conocidos como viñetas-ojo).
Inciso: en qué estaría pensando el dibujante? Y el entintador? Con el dr. Wertham leíamos mejores comics.
La edición creo que ha mejorado. Desde hace algunos tomos estamos sin errores (o al menos evidentes) de traducción y rotulación, sin bacadillos cambiados y con las portadas en su sitio. El tamaño no creo que sea un error. Aunque lo deseable (por correcto) es fidelidad con el original cuando no se mejora. Aquí creo que esta libertad editorial no ha sido mala, puesto que la cole esta plagada de dibujos malos de artistas malos o muy novatos que hubieran resultado más grotescos (a los ojos de hoy) en tamaño comic book. Mejor así, más pequeños (luego menos daño a la vista) y más baratos los tomos. La única pega (que no pudo arreglar DH) es el no haber incluido algunos materiales cuando correspondían (el anual 1 en el tomo nosécuantos en vez de en el 1 y las historias cortas de Giffen antes mencionadas) e incluso colar alguno de más, como el JLS que es más un prólogo de la JLA que vino tras esta, que algo relacionado con aquella. Pero bueno, esto ya es ponerse frikamente picajoso.
Pues llegamos al final de la JLI (desdoblada en JLA y en JLE, por si alguno a estas alturas no se ha enterado). Leídos con la perspectiva del tiempo (20 años después de que se empezase a publicar) y por primera vez, se puede concluir varias cosas, yo destaco entre ellas, 2. La primera, que no es tan graciosa como se decía y la segunda, que el que haya perdido la gracia con el tiempo le ha venido bien, pues deja ver mejor el estupendo trabajo que hicieron Giffen y DeMatteis (sobre todo el primero). Un trabajo fiel a los presupuestos clásicos del género a la vez que los enriquecía por medio del humor. Un trabajo que tuvo como resultado una de las mejores etapas de todos los tiempos de una cole de grupo de superhéroes. Una etapa variada, original, interesante, con sorpresas, siempre entretenida y con muchos momentos para el recuerdo (el tratamiento de los villanos de tercera, el tratamiento de Batman, los Extremistas en fin, cada uno tenemos los nuestros). Una etapa, entonces, de la que nadie puede dudar su condición de clásico y que por tanto, merece estar en cualquier comiteca, aunque quizás no con esta edición.

26.6.07

"Corta bien" (critiquita 185)

Regresamos con el manga, que lo tengo un poco olvidado. Lo hago con "Asa, el ejecutor" nº 3 y 4, K. Koike y G. Kojima, Planeta de Agostini 2006. Los últimos números de esta cole que he leído (y comprado). No he hecho un post por número, ya que me di cuenta leyendo el tercero, que ya había escrito todo lo que me inspiraba esta serie en los post dedicados a los 2 primeros tomos. Lo que ha pasado es que el cuarto tomo me ha impresionado. Me ha parecido tan estupendo, que me ha entusiasmado lo suficiente como para dedicar otro post a esta serie.
En el tercer tomo hay 3 historias cortas/golpes de catana. Una sobre los extremos delirantes (y patéticos) a los que se puede llegar por culpa de los privilegios y el orden estamental de la sociedad del período Edo, otra sobre los efectos perniciosos que tuvo en la sociedad la política de estancamiento impuesta por los Tokugawa y una última protagonizada por un Asa convertido en un sensei al más puro estilo sr. Miyagui. El cuarto contiene una historia/golpe de catana donde se critica el estancamiento impuesto desde arriba a la sociedad japonesa del período Edo (cuya penúltima frase da título al post) debido a las penalidades que infligió a muchos japoneses, otra protagonizada por una mujer adicta a la sangre y a la muerte, otra, breve y cuasipoética, que relata la ejecución de una geisha y otra sobre un motín carcelario debido a la masificación de las cárceles provocada por una política de ahorro estatal, que es la última.
Los guiones de Koike son siempre (hasta ahora) humanistas y críticos, no estan pensados para entretener, sino para conmover y hacer pensar al lector, pero participan de ese melodrama exacerbado y demás constantes propias de la ficción nipona. También estan muy bien documentados. Al ser historias cortas, no es una obra preocupada por crear y desarrollar pjs, sino por presentar el fresco más completo posible de las injusticias del período Edo (un período representado casi siempre románticamente, al menos en el manga y el anime que aquí nos llega) y sus aspectos más truculentos. Así pues, sólo hay un pj (Asaemon) en la obra, pero que tampoco evoluciona (o tan lento, que es imperceptible). Un tipo muy japonés en el sentido de que se esfuerza continuamente y hace cualquier sacrificio para ser el mejor en lo suyo. Un tipo que se esfuerza en permanecer impávido en todas las situaciones en las que se mete, pues por dentro es un tipo compasivo, presto a ayudar (sin ir en contra de las costumbres sociales, porque, como japonés, es un tipo muy decoroso) y buscar la Justicia (la Natural, no la de los hombres). Así pues, es un pj que realmente se preocupa de lo que hace. No es un verdugo al que no le importan las víctimas, perdonen mi europeísmo políticamente correcto quise decir, los condenados o un tipo al que le guste matar. No. Es un pj trágico, pues el desearía no ser verdugo. Pero su resignación nipona le hace asumir el destino que le ha tocado (su profesión es hereditaria). Su único acto de rebeldía es el no tener hijos, para que estos no tengan que heredar la profesión y el sufrimiento de su padre. Un pj pues, aparentemente unidimensional y perfecto, pero que en verdad esta sometido a una continua tormenta interior, un poco incomprensible para el occidental, ya que su concepción del héroe es un poco distinta.
Kojima, el dibujante, para mi es la verdadera estrella de esta serie de 10. Un mangaka que bebe de la pintura tradicional japonesa y no de Tezuka. Su dibujo es tosco y hosco y su entintamiento es agresivo y expresionista, lo que dota a este manga de un aspecto duro y potente que encaja muy bien con los guiones. Pero donde más destaca es en la narración, donde es un auténtico genio. Es una narración muy cinematográfica, que aprovecha al máximo las facilidades que da el manga al autor (no hay un número limitado de páginas para contar una historia), para que utilice todas las viñetas que le vengan en gana para narrar un suceso. Así, Kojime, nos ofrece (ayudado por un guión ágil, que muchas veces enmudece para dejar que el lector experimente la magia de Kojime sin distracciones) un manga de lectura fluida, rápida y variada. La verdad es que, es sorprendente la fuerza y el movimiento que sabe imprimir a sus dibujos, conseguida con la sabia utilización de los encuadres y la cantidad de recursos cinematográficos de todo tipo que emplea para narrar. No extraña que en esta faceta sea absolutamente genial hasta el extremo de que, muchas veces, parece que los dibujos se mueven. Impresionante, sobre todo en el tomo 4, el mejor de los que llevo leídos.
La edición austera, correcta y barata. Con un CIPOTE de 0.7 (320 páginas por 9.95, 1 euro cada 32 páginas) y como suele ser habitual en las ediciones de este estilo, con un problema, sus portadas son blancas. Así que se ensucian enseguida y con cualquier cosa (principalmente con el color de las cubiertas del cómic que le precede y/o antecede en la estantería). Para mi tiene otro problema, pero este es más personal, no hay información sobre la obra. Prácticamente todo manga (y más si es histórico) debería contar con una introducción que explique un poco la civilización nipona, porque así, a palo seco, hay muchos detalles que nos perdemos y que no son prescindibles. Es como las onomatopeyas, que no se traducen. Vale que es muy difícil traducirlas sin alterar el original y que la escritura japonesa es muy estética, pero también dan información. Muchas veces narra lo que esta pasando y que el dibujante no nos esta mostrando (por ejemplo, alguien llora dentro de una habitación de la que el dibujante solo nos muestra su puerta cerrada) o que dan ambiente (el susurro de las hojas mecidas por el viento o el trinar de los pájaros). Las onomatopeyas deberían traducirse (cuando yo era joven se hacía, vale que las editoriales españolas no, que era cosa de las estadounidenses, francesas o italianas de quienes se tomaba (la censura y) los materiales). Deberían tener el famoso asterisco, siempre y cuando la composición de la página (haya márgenes) lo permita.
En fin, una obra muy interesante y enriquecedora, en la que destacan la crudeza y el melodrama de las historias y, sobre todo, el arte narrativo excepcional y conmovedor de Kojime. Las dos primeras historias del tomo 4 son tremendamente impactantes. En especial el final de la primera ("Cortando Mochi"), cuyas 3 últimas páginas, 17 viñetas, 3 bocadillos y 6 palabras, son una culminación brillantísima e inmejorable, producto de una maestría absoluta y una compenetración entre los autores, perfecta. Es imposible para el lector no ovacionarles (yo lo hice, pero estaba solo).

21.6.07

Copito-Pengallan llorica



Pues nada, vuelvo con esto más tarde de lo que deseaba y había planeado. Sigo experimentando, y esta vez creo que me ha salido bien. Por lo menos no me ha llevado tanto tiempo como los anteriores, le voy pillando el truco a dibujar gorilas albinos. Espero que os guste y sugeridme frases, que se me estan acabando.

20.6.07

Cine INjustamente olvidado. Hoooy: Faraón

A la hora de ver Cine me he convertido en un rebelde, en un asqueroso intelectualoide, en alguien que se siente oprimido por la dictadura del cine comercial e industrial que impide, con su cine (totalitariamente) light, impersonal, conservador, falsario, oficialista, acomodaticio, nada filantrópico, nulamente artístico y que toma por idiotas a los espectadores, que el Cine sea accesible con comodidad y facilidad.
A resultas de esto cada vez voy menos al cine porque cada vez veo menos cine estadounidense. Creo que en lo que va de año aún no he ido a ver una peli doblada. No porque odie esa forma de ver Cine, sino porque las pelis que me interesa ir a ver, solo se estrenan dentro del circuito de la v.o.s. De este modo, la cantidad de pelis que me han encantado anualmente ha aumentado a la vez que un pesar me ha invadido por la marginalidad injusta a la que se ha condenado los peliculones que he tenido la suerte de ver (también, es que uno se cansa de que todo lo que le gusta sea marginal e incluso, frecuentemente, despreciado por la ignorancia complacida de ser tal).
En fin, inmerso en este submundo he encontrado bastantes POMs, la última ha sido "Faraón". Una peli polaca de los años 60 (cuando ese país era comunista), que tenía ganas de ver porque, lo poco que sabía de ella, me había picado la curiosidad. Esta peli me ha encantado tanto (tanto como me he lamentado por no haberla podido ver en pantalla gigante, porque es una peli para ver en pantallón), que he decidido iniciar esa temática en el blog. Ya me había rondado por la cabeza, pero la había rechazado porque no le iba a interesar a nadie y no quería practicar este tipo de onanismo. Pero al final, he decidido alzar mi voz y manifestarme para intentar dejar constancia de que disiento de esta cultura bobalicona con la que me ha tocado convivir, y tratar de denunciar el bulo de que el buen Cine es el que podemos ver en esos templos a los falsos dioses en que se han convertido los megamulticines. Y ya sí, sin mas rollos e idas de olla, paso a comentaros un poco "Faraón" (J. Kawalerowicz, 1966) una película genial y la que mejor ha recreado el Egipto de los faraones.
Para juzgar a la peli tenemos que conocer dos cosas antes. La primera que esta basada en una novela histórica polaca (de Boleslav Prus, incontrable en nuestro país a estas alturas del Tiempo) del siglo XIX, por lo que su historicidad, en cuanto acontecimientos y pjs, actualmente esta disminuida y que es una película comunista, es decir, hecha bajo esa forma de entender el Arte. Por tanto, es una película sobria y naturalista, por eso apenas hay música, y conceptual y trágica, pues busca el aprendizaje y la catarsis de su público.
La peli nos remite al siglo XI a.C., cuando el Egipto faraónico estaba en decadencia (que nosotros sabemos que fue irreversible) y una Asiria pujante buscaba sustituirlo como poder rector del levante Mediterráneo (cosa que nosotros sabemos que acabó por conseguir). Esta situación  es la que tiene que lidiar el inventado Ramsés, el prota de la peli, primero como príncipe heredero y después, como el faraón decimotercero de su nombre para cumplir su objetivo de devolver a Egipto sus glorias pasadas y así lograr tanto su personal engrandecimiento como mejorar la vida de sus súbditos. El conflicto surge porque su aspiración choca con la de los sacerdotes (que eran una especie de funcionarios del estado). En aquel momento más poderosos que los faraones por ser herederos y portavoces de una tradición milenaria, poseedores de una sabiduría hermética y mistérica y representantes de la única institución del Egipto faraonico que ha funcionado siempre. Así, el choque de ambiciones desata una descarnada lucha por el poder, que como mejor se puede describir es acudiendo a esa famosa frase utilizada por F. Herbert en "Dune", "fintas dentro de fintas dentro de fintas".
Esta intriga política la cuenta un guión magnífico, por inteligente, sorprendente y emocionante, que va in crescendo hasta un estupendo final que deja poso al espectador. Un gran guión que deja adivinar que la novela debe estar de puta madre también. Su estructura es similar a la de "El Padrino". Es decir, va desarrollando las complicadas conspiraciones hasta llegar al clímax de la peli, el final, donde todo se resuelve en varias historias paralelas. La resolución de "Faraón" es más catártica pero menos dramática que la de las pelis de Coppola.
Además del guión, otro puntazo de "Faraón" es su brillante recreación,  a pesar de sus inexactitudes, del sistema del Egipto faraónico y su genial caracterización de los pjs. Sobre todo la del prota. Retratado sin maniqueísmos y convencionalismos, siguiendo la línea realista del film, como un ambicioso príncipe, al que, como el mismo dice, "ningún hombre puede prohibirme nada" (no olvidemos que era considerado como hijo de un dios), que desea el poder, al que sólo concibe como autocrático, para su propio engrandecimiento, pero también como un joven audaz, valiente y revolucionario que quiere cambiar las cosas que han llevado a  Egipto a la decadencia. Así pues, no es un pj bueno pero se empatiza con él porque se enfrenta contra un situación que sólo favorece a unos pocos, aunque su rebeldía no es desinteresada y pretenda solucionar los problemas propios arruinando a otros. Esta mentalidad del poder esta tan conseguida que hace a esta peli aún más original, pues casi nunca ha sido dibujada con tanta verosimilitud. Lo mismo cabe decir del retarato de los antagonistas de la peli, los sacerdotes, que son maquiavélicos y reaccionarios pero más realistas y no buscan la guerra por lo que el espectador no puede posicionarse tranquilamente en un bando (con lo que nos quitamos el tontorrón y pretenciosamente aleccionador maniqueísmo estadounidense). Otro puntazo es su magnífico desarrollo, pues es sencillo y claro a pesar de la complejidad de las acciones de los pjs, que va de maniobra política en maniobra política, porque convierte a "Faraón" en un serio, realista y crudo retrato de lo que es la alta política. También destacan, por logrado, el retrato de una corte real con su erótica del poder y sus luchas familiares y, por genial, la idea del dopplegänger.
Así pues, a partir de un guión magnífico, sólido y verosímil se construye una gran película. Difícil no hacerlo. Ya que a partir de él el director hace un maravilloso trabajo de ritmo pausado, que se acelera al final, cuando el conflicto estalla, donde la combinación de planos secuencia y cámara estática, serenos y clásicos, con planos encima de la acción y planos subjetivos, modernos e intensos,  esta perfectamente unida por la sobriedad formal. El resultado es una peli atemporal llena de planos bellos y/o nunca vistos frontales, centrados y simétricos como forma de emular los principios artísticos egipcios. Así, tenemos cantidad de escenas inolvidables por hermosas como las que transcurren en el desierto y en las ruinas egipcias, la que nos enseña una momificación o la de la noche alucinógena en un templo fenicio, etc.
El guión también ayuda a los actores a hacer un gran trabajo. Son actuaciones sobrias y un poco teatrales pero interpretan muy bien la psicología de los pjs. No destaca ninguno, pero seguramente por el guión o por el interés de los pjs, a mi me han impresionado el actor que hace de prota, el padre de este, con un actuación breve, muy solemne y faraónica (el tipo no pestañea nunca) y los sacerdotes principales, que saben capturar muy bien la humildad arrogante y la ambición disfrazada de altruismo. Señalar también el trabajo especial que hacen todos, intentando emular lo que se puede deducir de como debía ser el lenguaje gestual de la corte del faraón.
Alrededor de todo esto, aupándolo y dándole verdad, esta una magnífica producción al mismo nivel que las del Hollywood de aquella época pero muy superior en cuanto a historicismo. Pues rodando en las ruinas faraónicas (lo que acrecienta la sensación de un Egipto decadente y el realismo) y en los desiertos egipcio y uzbeko con miles de extras perfectamente caracterizados logró que Egipto cobrase vida, se moviese y respirase. Destaca la utilización de tantos extras (cosa nada fácil) en magníficas escenas, muy potentes visualmente porque el director sabe sacar mucho partido del desolador aspecto de un desierto al contrastarlo con el hormiguero humano que se mueve por él. En fin, que es una producción espectacular y encima muy verosímil y bastante real. Pocas películas tienen una así (y os lo dice un fan de la Historia y del Cine Histórico).
"Faraón" es cine comunista que tuvo una distribución internacional. Lo cual quiere decir que pasó una doble censura. Así, es difícil saber si la peli contiene ideas políticas o simplemente es un acercamiento adulto y crudo al poder. Desde luego la peli no es amable con el poder político, religioso y el económico. Pero  no veo que pueda hacerse una lectura más allá de que todos somos víctimas del poder y el pueblo más, pues siempre es una marioneta y una excusa. Los fenicios podrían ser el capitalismo pero parece más que encarnan el lado negativo del oro. Que los religiosos no salgan bien parados, pues son intrigantes, ambiciosos y conservadores, sorprende en un país tan católico como Polonia, pero la crítica es más a los sacerdotes que a la religión. Tampoco salen favorecidos los políticos, faltaba más, pues sólo piensan en ellos mismos y no les tiembla la mano a la hora de acudir al poder militar. En resumen, "Faraón" no es maniquea, por tanto es verosímil y neutral. Lo cual sorprende pues esta hecha en plena Guerra Fría (si bien en plena distensión). Por tanto, parece hoy, ignoro si esto encaja con las intenciones del director, que el pueblo egipcio es la humanidad de la Guerra Fría indefensa ante poderes con mismos objetivos pero planes diferentes que chocan entre sí hasta el punto de hacer su enfrentamiento personal, de modo que, a pesar de que en origen buscaban favorecer al pueblo, al final le acaban perjudicando al emplearlo como una fuerza en la lucha por el poder.
En definitiva, una película que me ha entusiasmado e impresionado mucho, puesto que no me esperaba nada así. Es una gran peli, original (porque lo que nos enseña no se puede ver en ningún otro sitio), preciosa y no exenta de poesía, a pesar de su sobriedad y búsqueda de realismo, e intensa, a pesar de su larga duración (y eso que sólo he conseguido la versión corta) y su parsimonia. Una película inteligente y compleja que, convierte en pelis ingenuas y pueriles a la gran mayoría de pelis que tocan los mismos temas.
Por tanto gustará a cualquiera que no ve Cine para adormecer el cerebro o meter mano y a todo interesado en el Egipto de los faraones, pues seguramente se morirán sin ver una recreación de aquella civilización mejor lograda y veraz que esta. Así, os recomiendo que salgáis un poco de lo habitual, que os saqueis las anteojeras que nos coloca la cultura oficial, y veais esta peli. Hay un edición en dvd, aunque no sé si es fácil de encontrar.

19.6.07

Spoiler is in the air ... nanino nanino naaaa (tranquilos, que no espoileo)

De nuevo, recurrente como los tifones y tornados veraniegos atlánticos o las lluvias invernales mediterráneas, los spoiler azotan Tebelogs, arrollando todo a su paso y mojando a todos, incluso a aquellos que han preparado algún dispositivo de defensa o han corrido para ponerse a cubierto.
Yo soy uno de los damnificados. Yo, de pequeñito, como si fuese una Escarlata O'hara con bigote, puse a diso por testigo que jamás! pondría mis ojos en el mercado estadounidense (claro que, en ese momento, no preveí que la globalización se nos echaba encima). Mi filosofía era "ojos que no ven, corazón que no siente". Gracias a las noticias de forum y Zinco del mercado de EE.UU., comprendí que no todo lo que iba a salir allí, iba a salir aquí por mucho que me interesase (y lo reclamase). En ese momento de lucidez, decidí que pasaba de cualquier mercado que no fuese el nuestro, ya que como coleccionista que soy, si no me impongo límites, al final estaría siguiendo mil y una cosas (con la merma de espacio y dinero que eso supone y la cantidad de PENEs y CIPOTEs que tendría que tragar). Por eso, no sigo la actualidad en EE.UU. y, de rebote, no me entero de lo que allí se cuece, que si saldrá aquí. Pero claro, llegó internet y con él, la legión de ansiosos que seguían la actualidad de EE.UU., no sólo por internet, si no comprando comics allí también.
Estos, lógicamente, quieren comentar lo que saben y aunque amablemente, incluso generosamente, la mayoría tratan de proteger a los "nacionalistas" no lo consiguen, pues las maniobras esquizofrénicas a las que acuden no son efectivas por su ambiguedad. Me explico, el tratamiento que se da a un spoiler es el de una tarjeta del "1, 2, 3". Para que la gente sepa si quiere continuar o no, ya se da pistas en la supuesta introducción no comprometida de lo que esta por venir, por lo que los "nacionalistas" a pesar del aviso, no nos da tiempo de apartarnos y nos tragamos la jaculatoria (del latín iacolatorius).
Esta situación se ha vuelto a repetir con no se que cosa de Bendis y los skrulls. Asunto que ha colmado mi paciencia pues es imposible sustraerse de los spoilers, da igual lo que se haga, y, en mi opinión, eso es una puta mierda. No pasa nada, no es culpa de nadie, en todo caso mía, que soy un jodido "nacionalista" además de "tradicionalista" (grapa o muerte), que se empeña en vivir en una época hace tiempo periclitada. Es una mierda porque no hay solución posible. Lo único que funcionaría es que hubiese anuncios de este estilo en blogs, webs y "periódicos": "La próxima semana se hablará de spoilers en este medio así que, si quiere evitarlos, se le recomienda que no lea este medio durante toda esa semana". Pero claro, un spoiler anunciado es imposible por definición, ya que es la zanahoria con la que las editoriales intentan atraer a los compradores y para que sea efectiva, es necesario que se ofrezca por sorpresa.
En fin, como digo, una situación, a mi modo de ver, triste y espantosa, que tendremos que soportar (como el actual grapismo, doctrina editorial basada en un sentimiento que considera como inferior el formato grapa, que en ocasiones ha motivado su persecución), hasta que la globalización nos alcance. Mientras la edición simultánea mundial (o al menos occidental) no sea posible, los que seguimos apegados a nuestra tierra, tendremos que sufrir los embates de los ansiosos y los abiertos de mente que buscan, allende de nuestras fonteras, lo que no encuentran dentro.
Nada puedo decir a estos pobrecitos, pues considero que estan en su derecho para obrar de ese modo y es más, creo que hacen bien, por lo que sólo puedo llorar, como una mujer, por el mercado esquizofrénico español, que tiene un ojo en EE.UU. y otro aquí. Me gustaría que hubiese una solución ya, pero no la hay y como no llegue pronto (mode apocalíptico on), la profecía de Viturtia de "los mercados estadounidense y español son clónicos" se acabará cumpliendo, pero no como él quiere. Al final, el personal, harto de los spoilers, harto de las decisiones editoriales idiotas (48 páginas por mis huevos, por ejemplo), harto de vivir como champiñones, es decir a oscuras (esto va por las cifras de ventas), harto de comprar errores, harto de demagogias y cambios constantes, harto de criterios conservadores de selección editorial y harto de que los editoriales pasen de nosotros (eso va por las webs editoriales), dejaremos de comprar comics traducidos (iba a poner españoles, pero se presta a confusión y alguno que otro se podría reír o sentirse ofendido), porque habremos pasado a un sitio donde todos esos incovenientes no existen de modo que, el mercado español y estadounidense serán tan clónicos que sólo habrá uno. El segundo. He dicho. (mode apocalíptico off después, me sumergo en la profundidad oscura que conduce hasta mi ataúd, me tumbo bocarriba, pongo la tapa, cruzo los brazos sobre mi pecho, cierro los ojos y duermo con la vana esperanza de que mañana esté todo arreglado).

12.6.07

Runaways nº 3 y Eternos nº 3 (critiquita 184)

Vamos con la escasa, para mi desgracia, "grapa" que colecciono. Entre comillas, porque cuando digo grapa lo que me viene a la mente no se parece al formato de estas coles. Una es una bigrapa y la otra es una grapa, no de lujo, sino un timo impresionante, que supone un hito más de la política de Panini para este año 2007 cuya premisa es, vamos a joder al aficionado de toda la vida. Bueno, corramos un tupido velo y vamos al turrón.
Runaways nº 3, B. K. Vaughan y A. Alphona, Panini 2007. Curiosamente la tenemos en "grapa", a pesar de Viturtia y no gracias a él, es lo único que queda de aquella política inicial de Panini que tan buenas sensaciones dio y nos hizo creer que nuestras fantasías se harían realidad ... Eeepa! Perdón, vuelvo a intentar escribir la critiquita (es que como a Banner, se me hace muy difícil contener la mala leche). Pues ya lo he dicho varias veces, pero los Runa, han mejorado mucho en cuanto el asunto de El Orgullo ha quedado zanjado (todo lo zanjado que en este género puede quedar un tema). Cada número es mejor que el anterior y por ello, cada vez me quedo más satisfecho con la lectura de mi dosis mensual. Todo por el estupendo trabajo de sus autores, que ha ido mejorando número a número.
Vaughan sigue haciendo un trabajo estupendo conseguido gracias a unos guiones muy frescos, divertidos e interesantes. Hay un montón de momentos destacables y graciosos en este número (el primer enfrentamiento entre la Princesa Poder y los vengatas, el primer enfrentamiento entre Spiderman y parte de los Runa ...) logrados por el excelente humor y la sabia combinación del UM con las tradiciones del género y la posmodernidad de Vaughan. Las únicas pegas que le pongo son: que su ritmo es lento, por lo que las historias tardan demasiado en terminar y que, divide al grupo en exceso, privándonos de lo que diferencia una cole de grupo de las demás, privándonos de la interacción grupal. Pero bueno, sus ideas frescas, sus diálogos ágiles y divertidos y su respeto por la continuidad hacen olvidar lo malo y albergar el deseo de que la serie siga mucho tiempo así. Por su parte, Alphona sigue mejorando en el dibujo a base de ir solucionando sus carencias, de modo que hace un atractivo dibujo, sencillo, limpio y elegante que encaja y representa muy bien el guión. El único pero es el de siempre, su narratividad no ha mejorado. Le cuesta hacer más de 4 viñetas por página y no sabe dar dinamismo a la acción, lo cual influye en el ritmo lento de la cole (o no, porque con el sistema Marvel uno nunca sabe quien tiene mas peso en el storytelling, si el guionista o el dibujante). En fin, que ahora sí la cole esta a la altura de su reputacion, ahora sí la cole merece la pena y se puede calificar de imprescindible, no porque el UM gire a su alrededor, sino por la calidad y la frescura que tiene y por el buen rato que hace pasar.
Eternos nº 3, N. Gaiman y J. Romita jr., Panini 2007. Este número sigue avanzando lentamente por el misterio-motor de la serie, mientras se nos sigue empapando de la CW con la aparición de Iron Man, más como un villano (mira, como la brillante idea de la "Encrucijada") o quizás más como un cobrador del frac del gobierno, que en un superhéroe que piensa sólo en "desfacer entuertos" y en proteger al débil. Gaiman no se ha quedado calvo (por lo que parece) ideando esta miniserie, pero eso no debe minusvalorar lo buen narrador y escritor que es. Su prosa es elegante, rítmica y narrativa además, sabe contar historias muy bien, no dejando nunca de cautivar al lector. Por su parte, Romita jr. hace un buen trabajo. A mi gusto bastante alejado de sus mejores obras, pero aún atractivo gracias a la majestuosidad, la armonía y la simplicidad ("menos es más") de su estilo y lo buen narrador que es. De modo que, a estos dos autores les sale un cómic muy fluido y entretenido, aunque esta lejos de ser una obra maestra (que por otra parte, creo que nadie lo esperaba) y no parece que vaya a provocar en los eternos, ese salto a la fama que se busca.
Pues ale, la moraleja de este post es que compres los Runa (no necesariamente a Panini) y que te pienses bien el comprar los Eternos a Panini si no has caído en el timo ya, porque la historia no vale el absurdo y sacacuartos precio con el que ha aparecido aquí. Con ese sobreprecio tienes para 3 grapas o para un tomo de los baratos, así que piénsatelo bien. He dicho.

8.6.07

Critiquita 183: JLA*JLE nº 15, varios, Planeta DeAgostini 2007

En este tomo, la cole comienza a dar sus últimos estertores. Termina en el siguiente pero, por obra y gracia del "bendito" completismo, PDA la alarga 2 tomos más, que esperamos que no desmerezcan el conjunto, para que así tengamos todos, todo el material relacionado con la parodia de la JLA (y del género en general) de Giffen y DeMatteis.
En este tomo continua la saga "Rupturas", que se hace pesada en la parte central del tomo para luego remontar el vuelo (no hay nada como las hostias como panes para eso).
Giffen y DeMatteis siguen, como conejitos de Duracell, ofreciendo comics entretenidos e interesantes, aunque en esta saga han dejado el humor y la parodia en casa. Saga que, cual fin de serie televisiva, hace desfilar a todos los pjs que han hecho grande a la cole. Esta bien planteada y estructurada, aunque la transición (31-2 JLE y 56-7 JLA) entre la primera parte (la de Byalia) y la segunda (los extremistas), es aburrida por estirar una situación sin añadirle interés. Todo esto hace que (a la espera de su conclusión) esta saga me parezca que no esta a la altura de lo anterior, pues la serie ha perdido su principal seña de identidad por mucho Beefeater que saque, aunque el hecho de ser bastante imprevisible y que sucedan muchas cosas, es un gran punto a su favor y contrasta mucho con el estilo de hoy en día de tratar con exhaustividad, una única idea.
Como siempre, una ensalada de dibujantes, el aspecto más flojo de la serie por dos motivos: la cantidad de dibujantes que ha tenido y la mediocridad de la mayoría de estos. El primer asunto ha hecho que muchos pjs no tengan una misma imagen y por tanto, se hace difícil reconocerlos cuando cambia el dibujante. Ejemplo paradigmático de lo que digo es la Reina Abeja. Empezó vistiendo como una viuda negra y ha acabado, en manos de Wozniak, como un pj femenino de Image (comparad página 10 de este tomo con la primera aparición de este pj). El segundo tema produce que la lectura de esta cole a veces sea árida, dada la torpeza con que esta dibujada.
En este tomo tenemos a Wozniak, a cuyo dibujo le he cogido cariño, pues me retroae a mi adolescencia, que es cuando le vi por primera vez. Es un dibujo estilo Image bastante cercano al de Liefeld, por lo malo que es, aunque Woz dibuja mas suave y caricaturesco, de modo que resulta un estilo simpático que podría dar mejor impresión, si mostrase algún esfuerzo en ocultar sus graves limitaciones (anatomía y perspectivas). Ejemplo de su arte es la splash page del 55 JLA (página 18 del tomo). Una buena idea, que queda un poco ridícula debido a la torpeza de su ejecución. Le acompaña Robertson, quien creo que ha mejorado respecto al anterior tomo. Gasta un estilo realista, sencillo, un tanto torpe, inexpresivo y rígido, aunque tiene una buena narrativa clásica, a pesar de pecar de exceso de frontalismo. Por último, tenemos a Sears (me llevan diciendo desde hace 3 meses que se iba de la cole) que hace una sola grapa. No hace su dibujo de siempre, esta vez sus pjs son mas robustos y chatos y por lo tanto, no es de sus mejores trabajos, pero le llega para demostrar, que Bisley y él son los únicos que deben dibujar a Lobo.
En definitiva, otro tomo de esta estupenda cole que, aunque a ser un "cásico" no llega, si es un gran representante de su época y un ejemplo perfecto de que es a lo que debe aspirar un cole regular del género (si el realismo de hoy en día no lo cambia todo).

7.6.07

Critiquita 182: JSA nº 12, varios, Planeta DeAgostini 2007

No tengo muchas ganas de hacer este post, pero me mueve el completismo, ya que así tendría un post dedicado a cada número de esta colección de PDA. Creo que quedaría bonito, así de tonto soy.
Bueno, este número es el penúltimo y corona una extraña edición que es ejemplo de la PDA postforum. Empezó siendo bimestral, pasó a ser mensual (con sus retrasillos) y ahora hay que esperar 4 meses para leer la conclusión de este volumen. En fin, un sin sentido que ha perjudicado al disfrute de esta colección, pues creo que una lectura más seguida y constante favorecería al trabajo de precisión que ha hecho Johns.
En este número tenemos 3 historias de la que sólo una es de Johns. La primera es una saga en 3 partes que sirve para resolver la desaparición de Jakeem, luego viene una historia autoconclusiva centrada en Splanger Kid (hecha por Johns) y la última, que es el inicio de una saga, que esta muy relacionada con la Crisis Infinita por lo que, como no la estoy siguiendo, no la he pillado bien.
Champagne, el habitual entintador, se encarga de hacer los guiones de la primera historia. No lo hace mal, demuestra conocer a los pjs, preocupación por los mismos y saber contar una historia. Aunque también es cierto que utiliza el típico esquema del género de historias-enemigos paralelos, así que no es que se complique mucho la vida. Su historia pues, es típica, pero esta bien contada (aunque yo no la pillo de todo por desconocimiento del UDC). Johns hace una historia de las suyas, de las que se le dan muy bien (tal vez sea el mejor de la historia en ese tipo de historias) y han hecho que este donde esta ahora, a pesar de ser un guionista bastante regulero. Es un número centrado en los problemas familiares de Splanger Kid, que emociona debido al realismo que sabe conseguir Johns cuando trata la faceta no superheroica de los pjs (y es que Johns en verdad es un gafapasta invertido, hace historias costumbristas pero de superhéroes). En fin, un bonito número. Por último, tenemos a Levitz (un tipo mítico por lo visto), que al hacer una historia aún por concluir dificulta su valoración. De momento diría que hace un trabajo correcto siguiendo las reglas clásicas, que siempre funcionan.
A los dibujos tenemos de nuevo a Kramer, que es un dibujante que me gusta por su realismo, pero que tiene puntos flojos importantes. El principal son los rostros, siempre los hace muy rígidos, inexpresivos y muy parecidos. Por lo demás, es un tipo bastante eficaz, aunque su tendencia al hieratismo le quita fuerza a su trabajo. Le sigue Eaglesham, un tipo con el que flipaba cuando dibujaba Conan hace más de 15 años. Tenía por entonces un dibujo muy personal, lleno de fuerza y dinamismo, sólo le pesaba que no dominaba bien la anatomía (pero eran sus inicios), pero vamos, sus trabajos en la "Espada Salvaje de Conan" me parecen brillantes (aunque también contaba con buenos guiones en general). Ahora su estilo ha cambiado mucho, se ha hecho más convencional (no sé si por convencimiento o para poder comer), es una lástima. Ahora practica un estilo sencillo, claro, realista y muy completo, que se combina con una notable narración para conseguir un buen trabajo (de los mejores de la serie), lo que pasa es que es bastante impersonal y eso le quita fuerza. Por último tenemos al Perez mas famoso del género, hace un notable trabajo, a pesar de demostrar en él, que los años no pasan en balde.
Pues eso, un tomo regulero como la gran mayoría de los de la serie, que tiene un par de detallitos que no me han gustado. El primero es que vuelve a salir Mordru, lo cual me parece excesivo ya que este tipo se repite más que el ajo, consiguiendo con eso minar la credibilidad de la JSA, pues se ha enfrentado a él mil y una veces y nunca ha sido capaz de infligirle una derrota que dure más de 5 números. Tanto abusar del archienemigo de la JSA, lo que ha producido es que esta parezca a mis ojos un grupo de patanes. El otro fallo es la forma de derrotar a Mordru, otra vez, pero es que no lo ve venir? No me lo creo ni poniendo todo mi interés. Habría que cuidar ese tipo de finales, porque a estas alturas sólo parecen fantasmadas.
Ya queda menos para el "cierre" de esta cole, que seguiré comprando porque me gustan los pjs, pero como Johns siga haciendo de las suyas, creo que pasaré de ella porque a estas alturas me aburro.

6.6.07

Erraticoblog

Bueno, de nuevo toca un post reflexivo sobre este blog. Un tipo de post que se acaba imponiendo, como todo bloguero sabe, por lo que no se puede escapar de él.
Este mes, como habéis podido observar, no he actualizado como solía. El motivo ha sido que he tenido exámenes. Hoy por fin los he acabado, pero me parece que la periodicidad del blog seguirá siendo errática. La razón es cierto cansancio general, no del blog. El estudio me ha dejado pocas ganas de escribir, ya que como se me da mal, tengo que esforzarme para hacer algo medianamente legible y ahora no me apetece hacer esfuerzos intelectuales. Además, el modelo de mi blog se esta agotando porque era un modelo de novato. No había previsto el cansancio y el aburrimiento que supone criticar una colección regular y más si esta es monocorde, donde apenas haya algo que diferencie un número de otro. Como pudistéis comprobar, eso se intentó solucionar agrupando comics en post para hacer las critiquitas más cortas, pero no es suficiente, pues colecciones como JSA (que ahí esta el último tomo pendiente por falta de ganas) o Y no me invitan a escribir y siempre tengo la sensación de que pongo lo mismo post tras post (a parte de que veo que el interés disminuye en los post de las series regulares, pues cada vez reciben menos comentarios). Eso lo intenté solucionar abriendo la temática para subir mis dibujetes, pero no es una solución óptima porque no siempre tengo tiempo de hacerlos, ya que puedo postear en casa y en el trabajo, pero preparar un dibujo para subir al blog sólo lo puedo hacer en casa. En fin, como siempre me enrollo para decir una simplicidad, que por cansancio (llevo 18 meses seguidos sólo con descansos puntuales y muchos por fuerza mayor), por el aroma vacacional que se respira en el aire y por el agotamiento del modelo original y la inesistencia de uno salvador que proporcione 4 post semanales, el blog seguirá, no sé por cuanto tiempo, una periodicidad errática como estos últimos días. Postearé cada semana, lo que no aseguro es que sean varias veces. Así que en fin, que no pasa nada, es todo un cansancio lógico y normal que hay que pasar.
Por otro lado gracias a todos. Mi blog (vayaasaberustéporqué) cada vez es más visitado. El mes de mayo (recordemos que no posteé como antes) he tenido más visitas que nunca, rozando las 7000 que son más de 2000 que las del mes anterior. Además, he pasado en pocos meses de una media diaria de 40 visitas, a una de 220. Esto me alegra mucho, a pesar de que el porcentaje de visitas fugaces como un copo de nieve en una ciudad posmoderna, sea aplastante. Lo cual en cierta forma me hace sentir superfluo, pues que yo postee tiene muy poca influencia en las visitas, pero también me da seguridad, ya que me da lo impresión de que lo puedo dejar y no disminuirán las visitas.
En fin, que eso, que nos seguiremos leyendo puesto que necesito seguir mandando mensajes dentro de una botella, pero ya no será como antes.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog