28.2.06

Relecturas IX: El Vigía nº1, P. Jenkins y J. Lee, Planeta DeAgostini 2001

Quién me iba a decir que este cómic se iba a revalorizar con los años? Supongo que lo mismo pensará Jenkins, que 5 años después su pj empieza a despertar interés y hay otros guionistas que contínuan su creación.
"El Vigía" es la presentación de un superhéroe que ha estado en Marvel desde el principio. Por eso, para explicar porqué un tipo tan superpoderoso nunca ha salido en los más de 40 años de existencia el universo, está esta maniserie de 6 números y 4 especiales publicada aquí en 2 tomos.
Jenkins cuenta una historia de supers de autor. Es decir, que cuenta una historia de género pero personal, sin estar sometida a las obligaciones del mercado y editoriales que tienen la mayoría de los cómics de este género hoy en día, que estan hechos exclusivamente para alimentar la máquina. Era una idea que llevaba metida dentro desde hacía años y por fin podía contarla. Este primer tomo esta muy bien, mejor que el segundo (que no he releeído aún) según recuerdo, pero no es una gran historia, por eso ha permanecido olvidada tanto tiempo y a mi no me ha dejado ninguna huella, no recuerdo como termina. Pero bueno, aunque no estamos delante de una obra maestra, que tampoco tiene la obligación de serlo cada cosa que se publica (cosa que muchas veces los que criticamos parece que se nos olvida). Bueno, vamos a lo que vamos, no os hago perder más el tiempo.
La historia de Jenkins esta muy bien construida y engarzada dentro del universo Marvel, eso es lo más sobresaliente, lo bien que Jenkins la integra. Su creación, ni chirría, ni es un pegote como muchas historias de retrocontinuidad. Jenkins plantea la desvelación del secreto que explica porque nadie sabe nada de Vigía de forma magistral. Con un toque a lo "Memento", Jenkins va desvelándonos el misterio a nosotros y a los iconos Marvel (Hulk, los 4 F, Iron Man, Spiderman, etc.) a la vez, de una forma tan interesante que se agradece el poder leerla en un tomo de seguido, porque la espera mensual hubiera sido muy dura. En fin, que Jenkins hace un gran trabajo logrando emocionar al lector con el misterio, la ominosidad y la épica que consigue plasmar en sus guiones, a la vez que se reflexiona sobre la condición de superhéroe y como esta evolucionado con los años. Muy bien.
Lee, dibujante que me gusta bastante, aquí no hace uno de sus mejores trabajos pero sigue haciéndolo muy bien. Un estilo personal que engancha bien con la personal historia de Jenkins. Tenemos de nuevo su precioso estilo desgarrado, compuesto por figuras silueteadas, líneas quebradas, ángulos rectos y manchas de negro que dan volumen, agresividad y personalidad a las figuras sobre una base realista. Con esta personal visión intenta dotar de onirismo a la historia (no se como explicaroslo, pero vamos, creo que si habéis visto antes el dibujo de Lee me comprendéis), cosa que va bien con la historia pero tal vez hubiese sido mejor otra solución. El hecho de que la gran mayoría de las viñetas tengan por fondo un degradado tratado con Photoshop generalmente oscuro, hace que el ojo no se dentenga mucho en cada viñeta de modo que este, no sólo no entorpece o enlentece la lectura, sino que la favorece. Al no tener nada en que fijarse la mirada del lector recorre rápidamente las viñetas quedándose con una sensación onírica, con esto quiero decir, que es como el recuerdo de un sueño, ese vago y vaporoso recuerdo de lo que has soñado que dificulta comprender esa sensación que nos ha dejado. El lector pasa página tras página espoleado por el sabio suspense que ha preparado Jenkins, sin recordar ninguna viñeta pero si que el dibujo es desgarrado y patético (en el sentido de triste, no de malo). En fin, un dibujo que no pretende impactar pero plagado de grandes detalles (la evolución de Vigía, Cloc) e impactante cuando es necesario (como el sidekick ya mayor o la atalaya). También demuestra su gran polivalencia, pues tiene viñetas que captan muy bien el estilo de Marvel de los 60, 70 y 90, que nadie imaginaba viendo ese estilo tan personal suyo. El coloreado acompaña muy bien, es sencillo, plano y a base de grandes manchas, de modo que no atrae la atención, pero contribuye a crear atmósfera.
La edición de Planeta es bonita, sencilla y práctica. Barata para los estándares de hoy en día. Una prueba de que antes no hacían las cosas tan mal.
En fin, todo esto, como espero que haya logrado que os imaginéis, convierte a este tomo en una buena obra, muy recomendable para cualquier aficionado a los cómics. Por lo que no dudo, si a eso le sumamos la vigencia del pj ahora mismo, que Panini debería reeditarlo ya mismo. No sé si será fácilmente encontrable o no, pero yo os incito a intentarlo, porque creo que el esfuerzo os será recompensado.

27.2.06

Critiquitas 27: LA YA NO TAN GRACIOSA JLA/JLE nº2, K. Giffen, J.M. DeMatteis y varios, Planeta DeAgostini 2006

Pues ya esta, a finales de febrero Planeta consigue sacar el número de esta colección correspondiente a enero. Un detalle más, que pone en evidencia que Planeta aún no ha sido capaz de acompasar DC con todos los planes que habían hecho por si no conseguían licencias de supers.
Una vez leído ya 15 números y un anual creo que podemos concluir que el tiempo no ha sentado bien a la JLA/JLE. El tiempo ha lavado, corroído o descolorido el humor de la JLA/JLE, aunque yo creo que lo que ha pasado es que nunca fueron graciosos visto lo visto. La "gracia" de la JLA/JLE es hacer mil comentarios "chistosos" vengan a cuento o no y claro, entre tanta cantidad siempre hay algo que resulte risible. No dudo que en su momento la cosa pareciese divertida o incluso muy divertida para aquellos que llevaban tiempo siguiendo a DC y nunca habían visto a los pjs de ese modo, pero hoy en día ha quedado patente el pastel, ni Giffen ni DeMatteis son graciosos, por ejemplo a mi me parece muco más gracioso P. David y otro más, para mi es más divertido el número de El Escuadrón Suicida (Clásicos DC ya!) de Ostrander que cualquiera de los que llevamos de la JLI.
De todas formas eso no convierte a la JLI en un cómic malo, ni mucho menos, es muy entretenido. Las tramas estan bien montadas, son interesantes y estan bien resueltas lo que produce un cómic entretenido y agradable. Para mi, es lo mejor que ha publicado de DC Planeta hasta ahora, aunque seguramente esa opinión sólo la compartan aquellos que se iniciaron en esto en los ochenta. En fin, son unos buenos cómics, que tienen saborcillo a época pasada (la URSS es omnipresente hasta el momento) pero no resultan antiguallas como la gran mayoría de las BM.
El guión construido entre Giffen y DeMatteis resulta en buenas historias de supers, aunque a mi a veces ya me molesta esos comentarios "chistosos" que ni vienen a cuento, ni son graciosos. Ese "mítico" número de la mudanza ha resultado un bluff, no le veo muy gracioso, son solo unas pocas situaciones inconexas ligeramente graciosas, nada que se parezca a un sitcom, y Gnort y Manga Khan y toda su movida me parecen recursos muy facilones con una vis cómica malamente explotada. De todas formas tiene sus momentos (siempre con Batman) y los números de Millenium y con el Escuadrón Suicida (Clásicos DC ya!) a mi me han gustado mucho, pero el tomo es más flojito que el anterior, lo cual ni es malo, ni un fallo. Pero vamos, que tengáis claro que "ni lágrimas de risa", ni "rostros desencajados" hay y que desde luego, no podemos esperar un "festival del humor", pero una vez quitado la etiqueta de gracioso (se ha despegado con el tiempo) sigue quedando un buen cómic de superhéroes que nos lleva a una época con menos pretensiones y más desenfadada.
En el apartado gráfico comienza el tomo Maguire con su estilo realista y limpio que sabe plasmar muy bien la gestualidad, lo cual es un gran mérito en este mercado de dibujantes de rostros pétreos y sosos. Lo malo es que abusa de los planos medios y frontales, que tienen como resultado viñetas tan congeladas como una fotografía y un cómic monótono. También a veces mete demasiadas viñetas, pero en parte se ve obligado a eso por la tremenda abundancia de viñetas con diálogos. Le sigue Giffen con un estilo tosco y simple y una narrativa tan sospechosamente parecida a la de Maguire que me hace concluir, que este dibuja según el story que le da Giffen. Terminan Leialoha con un estilo parecido al de Giffen pero más rudimentario y amateur y Willingham, que se ocupa del anual, con un estilo convencional, tosco y rudimentario pero mejor que el de su predecesor. Una vez leído el tomo sorprende que DC encargarse su JLA a dibujantes malos siendo una cole estrella o con intentos de serla, como si el Madrid fichase jugadores de 2º división.
La edición de Planeta polémica como últimamente, sin duda por las prisas de sacar tajada de la inversión en DC cuanto antes. Así que tenemos que sufrir errores de traducción y redacción, erratas y lo que es más grave, detalles de poca profesionalidad. Por ejemplo, en el índice tienen el recochineo de poner que el anual es el 1, la desfachatez de decir que publicarán Millenium por una traducción literal sin supervisión y lo peor de todo, los detalles de las letras en el cristal, estas cosas yo no las veía desde los primeros tiempos de forum. Aparte de estos temas, a mi me sobra ese artículo friki de introducción al anual 2 y hecho en falta una explicación de que cojones era eso de Millenium. El tomo entra de lleno en un crossover del que no sabemos nada, hay referencias a pj y a acontecimientos que no conocemos y no vemos cuando Red Rocket se une a la JLI, en fin, para mi era muy necesario un artículo aclaratorio de toda esa movida. Y las portadas para cuándo??
Pues eso, un cómic de supers muy entretenido y ochentero, que aunque no ha estado a la altura de su fama, sigue siendo algo muy recomendable. Aunque eso seguro que le viene bien, pues una vez despejado de esa aureola de "Cómic Más Cachondo De Todos Los Tiempos" (ahora que caigo, yo me reí muchísimo más con Top Ten) quedan más evidentes otras virtudes que ya tenía en su momento pero que estaban en segundo plano como la originlaidad, la diversión (no entendida como gracia) y la capacidad de escribir muchos diálogos que cuenten cosas y no resulten estúpidos (si, eso va por ti Bendis).

24.2.06

Relecturas VIII: Camelot 3000, M.W.Barr y B. Bolland, Zinco 1984

Este es uno de los cómics que más me gustaron y alucinaron de pequeño, pero que hasta mucho tiempo después no lo pude tener entero y disfrutarlo. Durante años me estuve preguntando que pasaría al final, ah! Qué tiempos!..

Lo he vuelto a releer después de unos años y ahora me parece un cómic entretenido, que podía haber estado mucho mejor si Barr se lo hubiese propuesto (o si le hubieran dejado, estas cosas nunca se sabe). También le encuentro un poco envejecido.


"Camelot 3000" trata de una invasión de extraterrestres a una Tierra futura, que provoca que Arturo y algunos de sus caballeros incluyendo Ginebra, se reencarnen en personas de ese futuro para derrotar a los agresores.

Barr demuestra un conocimiento suficiente, pero no exhaustivo, de la materia de Bretaña y con ello construye una historia de Ci-Fi llena de buenas ideas y de cagadas a partes iguales, lo que desluce el conjunto. El futuro aparece muy desdibujado, por lo demás es muy ochentero (todavía hay soviéticos por ejemplo), es decir, tal y como se concebía el futuro en aquella época, un futuro donde los coches son voladores pero donde no existen los móviles. La elección de los pjs recuperados por Barr es muy corta, coge a los imprescindibles: Arturo, Ginebra, Lanzarote, Merlín, Morgana y Mordred y añade pocos más, Kay, Iseo, Viviana, Galván, Perceval, Tristán y Galahad. La elección de estos dos últimos es un poco absurda a mi juicio, ya que son dos pj que no pintan mucho porque son pegotes al ciclo artúrico. Galahad (que se reencarna en un samurai, estos japos ni en 3000 años evolucionan) podría haber sido cualquier otro, pero con Tristán, Barr tiene una de las mejores ideas del cómic. Mantiene la historia de amor con Iseo, pero con el problema de que Tristán se ha reencarnado en una mujer, lo cual le convierte en un transexual sin operar, vamos que se siente un caballero artúrico encerrado en el debilucho y sensual cuerpo de una mujer. Esta es una de las cosas que más me alucinó a mis 8 añitos. Los líos mentales (por no decir pajas) que se traía el pobre Tristán sobre que era débil y que no podía satisfacer a Iseo, me parecen unas movida muy interesante, aunque Barr tampoco se entretiene mucho en ello. También esta bien llevado (pero de nuevo resuelto con prisa) el romance de Ginebra con Lanzarote, que los pj quieran evitar "relacionarse" porque saben las consecuencias que tuvo pero que aún así se vean impelidos a repetirse como una animación de Flash es emotivo para un fanático de lo artúrico como yo, por no mencionar, que todo el mundo esta pendiente de ver si caen de nuevo. También esta bien llevado, pero de nuevo resuelto rápidamente (ah! si se hubiera encargado Bendis ...), el pj de Perceval y la búsqueda del Grial. Pero junto a estas cosas sobresalientes, hay una historia sencilla, sin ambiciones, con ideas y soluciones tontas, resuelta con prisa y que sigue el esquema de Malory a la hora de contar la historia salvo en el final. Así que "Camelot 300" hoy en día da la sensación de que podía haber dado para más números (es una maxiserie de 12 números, editada en España como una de 9 números de 36 páginas con complemento). Podía haber sido el típico producto Vertigo de serie larga pero finita una vez se hubiera contado lo que se pretendía. Una pena porque tiene muchas posibilidades.

En cuanto a Bolland, dibuja los guiones con competencia. Demostrando su soberbio dominio de la figura humana (sobre todo femenina) y la búsqueda del hiperrealismo que siempre le ha caracterizado. No sólo buscando un dibujo preciso y fotográfico, sino también la expresividad del cuerpo humano. Porque Bolland, que aquí todavía no ha llegado a su techo, no sólo se preocupa de dibujar bien y bonito como es habitual, si no que busca dotar de una expresividad a sus pj que les haga vivos y reales. Lo consigue a costa de unas figuras rígidas y congeladas que convierten sus viñetas en fotografías. Si Bolland destaca por su virtuosismo con la figura humana, es igual de evidente su escasa capacidad para crear algo que no existe. Aún teniendo en cuenta que estamos en plenos 80, sus diseños para representar el futuro (moda, arquitectura, tecnología, etc.) son muy simplotes, feos y toscos (la moda es horrible, qué peinados! Qué trajes más ridículos!). Lo mismo pasa con los diseños de sus pj, algunos son muy absurdos. Que unos caballeros vayan vestidos con sus armaduras y otros con ropa del siglo XXXI es incoherente y ver, como luchan algunos con esas pesadas armaduras como si llevasen trajes de moléculas inestables me resulta demasiado intragable. En fin, el trabajo de Bolland es como el de Barr, tiene cosas muy buenas y cosas muy malas, por lo que se anulan mutuamente rebajando la calidad de la obra.

Todo esto resulta en una historia simpática y entretenida, de ritmo rápido (como en los viejos tiempos, los buenos tiempos), muy ochentera, con cosas muy buenas y muy malas que la hacen sólo imprescindible para los fanáticos de Arturo o de Bolland. Quizás, Planeta debería recuperarla copiando ese tomo que se hizo en EE.UU. hace unos años, pero no sé, ni es una obra que haya hecho historia, ni un diamente aún por descubrir, ni hoy en día su aspecto gráfico invita mucho a la compra (aunque no es amanerado). De todas formas, estoy muy contento de tenerlo y le tengo en alta estima. Lo de Tristán, GENIAL!

23.2.06

DEBATE: LA CONTINUIDAD ES NECESARIA?

Esto pretende ser un debate sobre la continuidad, así que deja tu opinión seas capaz de leerte el post o no, por favor, gracias.
La forma de hacer las cosas de Marvel desde que llegó Quesada ha puesto en cuestión cosas que hasta ahora creíamos sacrosantas para los que crecimos con ellas. La continuidad y la coherencia eran reglas que debían cumplir todo cómic de supers de Marvel pero ahora parece que no, pero es una cagada saltárselas o no?
Primero habría que definir que es continuidad y coherencia. Continuidad entiendo que es que el pasado de los pjs nunca sea contrariado u olvidado y la coherencia es que entre las series nunca pasen cosas que contradigan u olviden lo que pasa en otras series, especialmente si van paralelas en el tiempo. Una vez aclarados estos conceptos esta claro que hoy eso no existe, aunque menos que ayer. Pero para plantearnos si la continuidad debe respetarse o no debemos reflexionar sobre ella, cual es su origen e importancia.
Esta claro que al principio Dios no creo la continuidad, es algo que surgió por si sola con el tiempo. Porque el tiempo es la madre de la continuidad. Una vez que las series empezaron a acumular números la continuidad apareció como una elección que tomó Lee. En vez de optar por el estilo de los cómics de los 40 y 50, optó por hacer algo nuevo, por conservar la continuidad creada. Y esta decisión fue bendecida porque guionizaban gente como Thomas, que tenía enorme respeto por esas cosas. Pero el asunto se torció, precisamente con el tiempo. Se llegó a los números 500, el mercado creció y en los cómics cobraba cada vez más importancia su aspecto de negocio. La continuidad se había convertido en un monstruo, nadie estaba dispuesto a empezar una serie por el número 536 y cada vez que alguien se saltaba el pasado había mucha gente que protestaba. En Marvel estaban atrapados (y en DC), no se sabía que hacer, así que se optó por acabar con eso (Heroes Reborn, línea Ultimate, Marvelution, Back to the basis, etc.) para llegar a un punto en que la continuidad depende de los autores, es decir, que nadie de arriba se preocupa si la hay o no, sólo si venden o lo que es lo mismo, la decisión se ha pospuesto a ver si aparece ella sola.
De todo esto podemos extraer varias conclusiones. Que la continuidad esta asociada con el tiempo, por lo que para apreciarla y conocerla hay que ser un seguidor, es decir, alguien que lleva algunos años comprando una serie. La continuidad no es algo evidente como podíamos pensar, no, es algo sólo visible para iniciados y he aquí uno de los problemas que crea la continuidad. Otra conclusión es que la continuidad es respeto al pasado. Con esto llegamos a otros efectos muy importantes de la continuidad, a saber que la continuidad es el pj y que la continuidad es pasado.
La continuidad es el pj porque es el pasado lo que nos define, nuestras vivencias y experencias son los que moldean nuestra personalidad, lo mismo pasa con los pj de ficción. Batman es el que es por el asesinato de sus padres, igual que Spiderman por el de su tío, y en este pj también es importante la muerte de Gwen Stacy, con DD lo mismo, con el Barón Zemo no es sólo la muerte de su padre, sino el legado de su familia, el Dr. Muerte es inexplicable sin ese accidente y otras cosas de su pasado, Superman es el que es porque fue criado por unos granjeros, el Capi no sería respetado por todo el mundo si no fuese un héroe de guerra o siguiese en la brecha después de 60 años, etc. Por tanto, si decidimos que algo de la continuidad no pasó estamos negando o cambiando al pj y eso es lo que crea problemas. Aunque claro esta, que hay unos sucesos que marcan mucho más que otros.
Lo que quiero decir al escribir que la continuidad es pasado es que, la continuidad sólo se nota cuando se hace referencia al pasado (otro atributo especial y problemático de la continuidad, no siempre esta presente, ni es evidente). Por tanto, se puede contar lo que sea de algún pj siempre que no se altere su pasado (lo cual creo que da bastante manga ancha a los autores).
Teniendo en cuenta todo esto, ahora podemos empezar a darnos cuenta de que la continuidad es algo problemático. Primero porque sólo es evidente y sólo importa a un sector del público, los seguidores y segundo, que es dificílismo respetarla cuando tiene ya más de 40 años en muchos casos. Es complicado porque 40 años son 480 cómics, imposible conocérselos todos, porque en 40 años el mundo y la juventud han cambiado muchísimo (en el siglo XVII por ejemplo 40 años no suponían la diferencia tecnológica y social que suponen hoy) y porque en 40 años da tiempo a que haya cosas muy malas o que con el tiempo resulten absurdas o un obstáculo y por tanto, conviertan la continuidad en un lastre.
Con todo esto debemos preguntarnos entonces, la continuidad es necesaria? Es posible? Ambas? Naturalmente no hay respuesta clara si no, no podría proponeros este debate. En mi opinión la continuidad es algo necesario, aunque sólo sea porque la continuidad es la única manera de que una serie dure, es decir venda mes tras mes. La continuidad, aparte de definir o ir definiendo un pj, permite que este establecezca un lazo con el lector (una de las razones de porque a los seguidores les jode que les toquen la continuidad), pues le hace cómplice, lo cual es muy importante, porque cuando un lector lee una referencia al pasado se alegra y se siente importante, porque él estuvo allí, él sabe de que estan hablando, el comprar ese cómic mereció la pena, lo cual afianza la venta al recompensar emocionalmente al lector y hacerle patente la importancia de comprar la serie regularmente. Otro efecto de la continuidad sobre las ventas y la calidad, es que la continuidad suponen unas reglas, leyes y constantes que proporcionan seguridad al lector, pues sabe a que atenerse mes tras mes, que esperar, sabe que ese cómic le gustará siempre porque sigue conteniendo lo que el quiere (con matices claro). Por tanto, tenemos que la continuidad es un efecto de que una serie llegue al número 500, pero también no se habría llegado al número 500 sin continuidad. Otro efecto es que un seguidor la defienda, pues ha crecido con ella, la interiorizado, es su marco de referencia. Es evidente y las tendencias del mercado actual lo confirman, que sin continuidad las ventas de una serie estan a expensas de los autores que se encarguen de ella, ya no es el pj el que vende. La continuidad hace magia, sino ved los 10 años de David en Hulk o la Spidergirl de Frenz, son momentos que sólo pueden explicarse con la continuidad (aunque es más fácil respetarse a uno mismo). Este hecho es lo que explica hoy el baile de autores de las colecciones, los contratos en exclusiva, etc., porque hoy en día se ha llegado al punto de que los cómics venden más por quien los hace, que por quien los protagoniza.
Por tanto tenemos, que la continuidad no es una tontería si se quiere estar en el negocio otros 40 años (hay esta que la Ultimate ha generado su propia continuidad) y porque un pj no puede ser el que es sin ella. Así que es necesaria, pero se pueden resolver los problemas que acarrea? Es posible? Yo creo que es imposible acabar con los problemas, porque es imposible decidir que debe ser y que no debe ser continuidad. Si una historia es mala o lastra mucho creo que entonces nadie debería respetarla, pero decidir cuando un guión es malo o es una hipoteca sin equivocarse es difícil porque es subjetivo. Lo mismo pasa con los otros problemas mencionados, los 40 años de pasado y la evolución de la sociedad, nadie los puede resolver. Por tanto, la continuidad es algo necesario y para que no diese problemas bastaría decidir que cosas forman parte de ella y que no, pero eso es algo imposible como hemos visto.
Qué solución le veo yo?, espero que os estéis preguntando. Pues que debería haber cosas sacrosantas, las que definen a los pj e impiden resurrecciones (pero claro, eso exige que el autor sepa sobre el pj que esta escribiendo), y que hoy en día la continuidad debería infravalorarse, pues 40 años son demasiados y cualquier cosa que la cambie PARA BIEN debería ser bienvenida porque es la única manera de aligerar lastre y seguir otros 40 años. Aunque tal vez, otra solución sería, que los 40 años de un pj esten siempre disponibles en las tiendas. La utopía es celebrar un congreso de lectores, autores, editores, etc. y decidir que hacer.
En fin, soy consciente de que hay muchos aspectos que no he tocado, porque desgracidamente el estado no me da una beca de investigación para este tema, así que os ruego que lo recordéis a la hora de comentar mi post. Si tiene éxito el próximo día debatimos la coherencia. Bueno, pues eso, mojáos por favor, porque he hecho esto con la esperanza de tener muchos comentarios, de conocer muchas opiniones.

22.2.06

Critiquita 26: Thanos nº2, K. Giffen y R. Lim, Panini 2006

Un año después Panini se digna a terminar de publicar Thanos, es comprensible, primero había que publicar "Brujas" y demás cosas Marvel de gran calidad. Aquí tenemos el fin de esa idea tan rara de dar a Thanos una serie abierta. Digo rara, porque me parece dificilísimo hacer una serie mensual con este pj sin traicionarlo como prueba Lobo. No obstante, la serie ni era mala, ni traicionaba al pj, pero no tenía nada con lo que competir en el mercado de hoy en día.
Por motivos misteriosos Starlin dejó la serie (que Marvel dijese que era porque no se entendía con el nuevo dibujante, Lim, tipo con el Starlin colaboró mucho en la pasada década, me parece que revela que a Marvel no le gustó nada la decisión de Starlin). Asi que, en este tomo se encarga Giffen de guionizar. Un tipo con un estilo bastante opuesto al de Starlin (un mensaje de Marvel, de mira que hacemos con tu pj que es nuestro, Starlin?) pero con igual fama. El resultado son unos cómics de Thanos atípicos, que no estan mal, son del montón (del centro del montón), no serán recordados nunca e incluso diría que son prescindibles, pero como Marvel quiere ahora relanzar su "liga" cósmica con Giffen, no lo afirmo, porque seguro que se revalorizan.
En fin, Giffen escribe unas entretenidas y atípicas historias de Thanos. Atípicas porque Thanos no es el de siempre, no es un tipo malvado, dado a las parrafadas metafísicas y al secretismo, sino un tipo duro y lacónico, recuerda al Clint Eastwood de Leone. Atípico también, porque Thanos no es el protagonista absoluto, este es un tomo coral, hay muchos protagonistas aunque no forman grupo, cada uno con su historia, la cual orbita alrededor de la principal. Y por último, es atípica porque tiene bastante humor, en general los chistes se acaban en cuanto Thanos se asoma, pero aquí la gente hace chistes, incluso Thanos, el típico pj que no sabe reír. Si amigos, este tomo tiene humor Giffen (los que hayan leído su JLA o su JLE sabrán lo que digo) a base de ironía, situaciones graciosas y el enfrentamiento de personalidades opuestas.
El resultado es como decía entretenido, porque la historia tampoco da para mucho, pero Giffen si la cuenta muy bien, porque a pesar de presentar de forma atípica al prota no le traiciona y esta muy detallada. El universo Marvel suele ser siempre un decorado y ya esta, pero con Giffen esta muy presente (salen los shiar, los badoon, Starlord ...) y la Ci-Fi tiene mucha presencia de tal modo, que podríamos decir que este es un cómic de Ci-Fi. Como guinda a su trabajo, Giffen se atreve a dejar un "legado" poniéndole una pareja a Thanos. Una "campanilla" superpoderosa algo primitiva y de habla rara (a lo Yoda) que a mi no me gusta nada.
Lim es un viejo conocido, era un tipo que no me gustaba (como dibujante ... ni como persona eh, uh, vosotros ya me entendéis) pero que a pesar de eso, en algunos años de los 90 era omnipresente. Ahora le vuelvo a ver y esta mejor, aunque sigue sin gustarme su trabajo. Actualmente tiene un trazo más desenfadado, sencillo y expresivo y menos rígido que antaño. Aunque su dibujo es limitado, sabe muy bien plasmar lo que quiere Giffen. Representa bien el entorno Ci-Fi (con mucha influencia de la BD Estela) a lo Stars Wars (nunca dos ejemplares de la misma especie) y dota de expresividad a sus figuras, con gestos y expresiones que apoyan muy bien los "chispeantes" diálogos y las situaciones cómicas de Giffen. Un trabajo profesional que me ha parecido mejor que el del guionista.
La edición de Panini es su típico tomo barato. En esta ocasión creo que no esta bien redactado (con la traducción no me meto), en muchas ocasiones los diálogos son ininteligibles y los he tenido que leer al menos otra vez. Creo que la redacción es confusa gramaticalmente porque el traductor no ha españolizado las frases, limitándose a una traducción literal que olvida que el castellano tiene conjunciones, personas verbales, etc. que el inglés no tiene, pero bueno, tampoco descartemos que yo sea tonto. Si alguien también le ha parecido confusos los diálogos que me lo diga por favor.
En fin, tenemos un tomo sólo apto para los fans de Thanos (como yo), de Giffen y para aquellos que les sobrá dinero y se lo quieren gastar en cómics. Es una historia sencilla (Thanos va a una prisión-templo ecuménico para hablar con la Muerte y allí se ve envuelto en un motín), sin ninguna referencia al pasado del pj o a otras historias, por lo que puede ser leído por cualquiera que no conozca al pj y disfrutarla, pero que deja unos misterios y un continuará que no sabemos si se quedarán allí o no. De todas formas, espero que a la "campanilla" esa se la carguen.

20.2.06

Critiquita 25: Ese tebeo friki o Runaways nº10, B. K. Vaughan y A. Alphona, Panini 2006

En cuanto me enteré de la existencia del superequipo Excelsior me hice con este cómic. Es el primero que leo de Runaways y la verdad es que esta bien, no es una obra maestra, pero es muy entretenido.
Runaways es una especie de mezcla entre un tebeo friki y un tebeo para adolescentes. Es para adolescentes porque sus protagonistas son adolescentes, el tono es para el adolescente de hoy y es un cómic para iniciarse en esto, no hace falta saber nada para seguirlo. En fin, que tiene todos los elementos que tienen esos productos. Pero sobre esta base, hay un tebeo friki gracias al guión de Vaughan, que lo llena de referencias al universo Marvel e incluso a lo que pasa en otras coles, pero eso sólo no le convierte en friki, también lo hace detalles como Excelsior, una magnífica idea que sólo se le podía ocurrir a un friki.
Excelsior lo forman superhéroes adolescentes de Marvel que no cuajaron. Por eso es un grupo de autoayuda que busca superar el ser unos superhéroes fracasados. Pero no sólo quieren purgar su fracaso, sino también el hecho de haber perdido su infancia o adolescencia al vivir como superhéroes. Esto, es aprovechado por Vaughan para hacer metacómic convirtiendo así a Excelsior en una gran idea. A través de Excelsior el autor habla del mercado (cuando explican porque fracasaron entre líneas se lee una opinión sobre el mercado de los cómics) y del género, lo que nos permite descubrir el frikismo de Vaughan. Pues no sólo conoce a unos pjs que, ni en su momento, fueron populares, sino que la idea de la autoayuda esta en la línea de esas cosas que sólo se plantean los frikis como la continuidad, lo de las moléculas inestables, quién es más fuerte, cómo sería ser superhéroe, qué pasaría si los supers fuesen reales, etc.
El trabajo de Vaughan no es una gran obra, pero sí es tremendamente entretenido, desenfadado y divertido, además de respetuoso con el género y con el pasado Marvel, ya que se sirve de él sin traicionarlo o defomarlo. Ha intentado combinar un guión para adolescentes con una historia que disfrutarán, sobre todo, los que llevan años en esto para contentar a todos, a los adolescentes que se suponen que son la gran mayoría compradora y no les importa los detalles y los que llevan aquí ya mucho tiempo que viven para los detalles. Creo que esto explica el relativo fracaso de esta serie. La serie en sí misma no destaca por nada a 1º vista, no tiene ni un dibujo molón, ni pj conocidos, por lo que ha pasado despercibida para su público objetivo, eso fue su fracaso. Pero fue relativo porque a los aficionados sí les llegó el mensaje y, llevados por esa pasión que todo friki tiene, gracias al ruido y el boca boca que hicieron lograron una segunda oportunidad para Runaways (esto es una deducción mía). Ha sido a estos los que les ha encantado el cómic, porque es un buen cómic de género que, al no estar viciado por el éxito, en él puedes encontrar la frescura y la sensación de que puede pasar cualquier cosa que tenía uno cuando no sabía de que iba esto. El no tener en esta cole a nadie superventas, ni hiperfamoso, ni que salga en tropecientos comics a la vez, deja mucha más libertad al guionista, al no tener a un editor diciendo a este no le mates, a este no le cambies el no sé que, etc.
Si tiene algo Runaways, es ese tono que tienen los cómics cuando dejan al autor a su aire, como Miller en DD o Starlin con el Capitán Marvel por decir ejemplos. En fin, que no tiene ese aspecto de rigidez y previsibilidad que tiene muchos cómics de ahora y encima tiene ideas que sólo el friki puede captar, comprender y disfrutar en toda su dimensión. Por ejemplo, otra idea cachonda muy bien llevada, le saca un hijo al Martinete de los Destructores. Y otro detalle más para al aficionado de toda la vida, la mayor de Power Pack crecidita ya, muy, muy guapetona y que quiere ser actriz (como muchas chicas de hoy en día!). Vamos, un guiño que sólo aquellos que hemos leído alguna de sus aventuras podemos disfrutar, porque la hemos visto como niña.
Alphonsa hace un buen trabajo. Tiene un estilo preciso, limpio, que recuerda al de los dibujos animados porque sólo dibuja los contornos (el entintador sólo se dedica a calcar me parece) y los fondos son sencillos y despejados. Es un estilo sencillo pero complicado de hacer, un estilo realista pero también caricaturesco e influenciado por el manga, no sé si por gusto personal o por imposición editorial para atraer a los otakus, porque la verdad es que 3 de los protagonistas parecen salidos de un manga. En la narración es bueno pero monótono (casi siempre hace 5 viñetas por página y las reparte igual) y estático. En las peleas los pj dan la sensación de que no se mueven salvo cuando les toca salir en la viñeta, lo que no es muy dinámico la verdad, pero a cambio sabe captar muy bien la moda de hoy en día, no es el típico dibujante que o viste siempre a la gente convencionalmente o les viste de forma hortera. Cuando la moda cambie, por como visten los personajes se podrá saber de que época es este cómic.
En fin, la verdad es que es un cómic muy recomendable para los que aficionados del género. Esta muy bien, es imaginativo, fresco y desenfadado. Parece que no será un Watchmen o algo así, pero desde luego es una lección de como se debe hacer un cómic de superhéroes. Bueno, pero que tiene un estilo actual, eh? A ver si alguno va apensar que esto es como una BM pero en color, nada de eso, es un cómic del siglo XXI, pero que no ha renunciado a aquello que ha hecho al género llegar hasta este siglo.
Lo que no sé es que va a hacer Panini ahora, porque sólo hay 12 meses de espacio con USA y claro, al ritmo de 2 por mes enseguida nos comeríamos a los americanos.
En fin, un cómic con el que se pasa un buen rato (y largo, que Vaughan escribe mucho y son 2 números) que dará mucho que hablar con los amiguetes frikis. Y es que ver a los de Excelsior, tras haber desaparecido, deprimidos, traumatizados, contando porque fracasaron y ver a Julie Power así de atractiva y sensual, cuando la última vez que la viste no tenía más de 10 años, es algo que sólo puede emocionar a un friki.

18.2.06

Critiquita 24: Los Nuevos Vengadores nº 2, B.M. Bendis y D. Finch, Panini 2006

Nuevo número de esta colección polémica. Seguimos dentro de la prisión en la que unos supervillanos (los inteligentes) se fugan y otros se quedan para pegarse con los supers que han acudido para evitar la fuga.
Este es el mejor número que ha escrito Bendis hasta el momento sobre los Vengadores. Supongo que porque por fin, ya esta en el punto que buscaba desde hace meses. En este número Bendis esta más locuaz, aunque no cuenta nada de nada, tampoco pasa nada, pero todos los números no pueden ser así. En fin, poco hay que decir porque no hay donde sacar, eso si, de momento los diálogos marca de la casa aún no han salido. Pero Bendis tiene un detalle delirante, el incluir entre los peligrosos y poderosos villanos al Cruzado. Este fue un pj que salió en el Thor vol. I forum, números 17-18 (o 20-21, voy de memoria, pero por esos números) y nunca más se supo de él. Es un pj, que no se le podría llamar villano, a parte de que pertenece a una de las etapas más flojas de Thor. En fin, algo ridículo, la verdad es que pienso que sólo esta metido en este cómic para acallar aquellos que dicen que no se ha leído cómics de pasado, etc. Desde luego con chorradas así no demuestra ni respeto a la continuidad, ni que sabe beber de la fuente de Marvel.
Finch sigue haciendo, a mi parecer (soy el único?) un trabajo horrible, pero porque es malo. Es un tipo con una habilidad rudimentaria para el dibujo y eso resta espectacularidad y expresividad a la historia que nos estan contando. La paliza a Spiderman provoca más tensión porque el lector se imagina la situación que porque Bendis o Finch sean capaces de transmitirnos dramatismo. Utiliza menos onomatopeyas de lo necesario, lo cual es un error muy grave porque resta expresividad al cómic, y regalándonos páginas completas que un tipo con su calidad debería ahorrarse. En cuanto a la narrativa es menos Bendis, pero no suele acertar con el tamaño de la viñeta o con el punto de vista adecuado. Quisiera resaltar lo absurdo que es el "zoom" de la página 12, la mierda que es la página 15 por ininteligible y la tontería que es la página 16, porque el Vigía se aleja tanto para acabar con Matanza (por cierto, es que del universo arácnido apenas sé ná, es suficiente para "matarlo"?), para no estorbar la paliza que estan recibiendo los supers? Aunque me ha gustado como presentan a los villanos, me ha parecido un efecto muy acertado y televisivo. Por cierto, porqué Murdock se parece a ROB!?
En suma, este número es más convencional que el anterior, con lo que quiero decir que es un cómic más normal. No avanzamos en la historia, pero un número así le viene bien. Una fuga de supervillanos lo merece, pero de todas formas se podría haber aprovechado mejor. Lo mejor es el final, Bendis sabe terminar con un final como los de antes, de los que te deja intranquilos hasta el número siguiente, aunque tampoco es que vaya a ser muy sorprendente lo que pasará. Por cierto, el tomo de los Thunderbolts al menos es posterior a este número.
En cuanto a Panini, le informo que el dr. Calvin Zarbo es Mr. Hyde y que resulta ridículo lo de la edición especial. En esta ocasión, la diferencia entre las 2 portadas es que en una a las figuras les han hecho un zoom, vamos que es la misma, pero a distinto tamaño de reproducción. Qué tontería! Realmente esto no nos afecta a los compradores y no sé si habrá afectado a los libreros como se decía, pero lo que si demuestra es que es una medida tonta destinada a cumplir un mal contrato. Vamos, que vale lo de la edición especial (a ver si podemos referirnos a ella sin reírnos), pero entonces que se curren más lo de las portadas, porque dentro de unos años cogeremos el número y nos preguntaremos, porqué este es un número especial? Tampoco estaría mal que Panini incluyese un número doble en el plan editorial de este año para los LNV para acortar distancias con EE.UU.

17.2.06

Addenda a la critiquita 22 sobre los Invisibles nº2

He encontrado 2 buenas reseñas sobre los 2 primeros tomos de los Invisibles publicados por Planeta. Es una lástima que sean breves, pues estan muy bien, comprenden perfectamente la obra y destacan aspectos de la misma que yo no he tratado, que me han pasado desapercibidos o que ignoraba. Vamos, que son un buen complemento a mi critiquita. Desde aquí, felicito a su autora Adela Salguero y os las recomiendo. A ver si aprendo un poco de ella.

16.2.06

Critiquita 23: El Cid, la espada de la reconquista, J.M. Lago, M.G. Pérez y A. G. Pinto, Almena 2004

Este es un librito de historia militar, a la que soy aficionado. Si, ya sé que esta afición no es nada popular, que debería callármela porque no me hace ningún favor y menos después del post anterior. Pero qué coño! Soy lector de cómics de supers y esto es internet, no sabéis quién soy!
En fin, a mi la historia militar me gusta porque me interesa la Historia y dentro de las múltiples facetas en que se ha dividido esta ciencia en el siglo XX, esta es la que más me interesa. Porque me parece una de las más humanas (guerrerar, mientras no se demuestre lo contrario, es algo tan humano como el Arte, por ejemplo) y lo suficientemente global como para englobar todas las categorías de la Historia. Como combate un ejército nos dice mucho de la cultura a la que pertenece el ejército, de sus ideas, de su religión, su economía, su sistema político, su sociedad, su tecnología, etc. Además, considero que la Guerra es el punto de encuentro entre la influencia de la humanidad sobre su propio destino y la influencia de las estructuras sobre el destino del Hombre. Se debate desde hace tiempo, si la Historia puede hacerla avanzar la acción humana o no. En este último caso lo haría por medio de fuerzas como la Economía, demasiado amplia y enorme como para que una persona puede determinarla.
Las batallas muchas veces han cambiado el curso de la Historia, bueno eso es un poco exagerado, bastantes batallas han determinado la dirección que debía la tomar nuestro futuro. Varias veces una batalla ha sido una encrucijada a donde ha llegado la humanidad y allí ha tenido que elegir una dirección. Pero las batallas, cosa que se suele olvidar, no las gana una sola persona, no las gana el jefe de un bando con su plan. Las gana él junto con sus subordinados. Es el ejército al completo por medio de la suma de sus acciones los que dan la victoria. Es en esta verdad, donde a mi juicio, se encuentran los agentes humanos con los agentes "suprahumanos", la Historia avanza por la interacción entre humanos y sus creaciones. Por tanto, las guerras son para mi una de las facetas más humanas de la Historia y donde mejor se ve esa interacción.
Este librito (lo digo por su corta extensión) es parte de una serie española que intenta hablarnos de la historia militar española tratando temas que la historia militar anglosajona suele obviar por serles ajenos. En mi opinión, esta serie tiene más de historia que de militar, pero bueno es difícil llegar a un equilibrio en temas donde apenas hay fuentes. A pesar de eso, estan bien, pues es difícil encontrar en una sola obra estos temas tratados con extensión.
El libro del Cid esta bien. Destacaría que es un libro fresco y original. Esta bien leer obras que no estan sometidas a la visión oficial o dominante de las cosas (este es inlcuso rebelde), los autores del texto interpretan algunos detalles de forma diferente dando un punto de vista nuevo que, ni es más cierto ni más falso que los tradicionales y por tanto, dignos de ser considerados verosímiles. También es loable esta visión o el intento de refutación, pues siempre viene bien al hacer reflexionar sobre las verdades asumidas muchas veces sin haberlas considerado, aunque en algunos puntos no estaría de más que argumentasen sus conclusiones además, de informanos sobre ellas.
El tratamiento de los hechos históricos que aquí se narran esta muy cercano a lo que se denomina la Historia Narrativa (que trata de hablar de Historia de forma amena, es decir, sin renunciar a la calidad de literaria y dándole un punto de relato o narración) y esto le pierde de vez en cuando, llegando a veces al campo de la subjetividad e incluso del delirio. A veces la relación de hechos históricos acaba en una historia de malos remalos taimados contra buenos buenísimos y nobles, algo muy poco científico. También suele pecar de dotar de visión histórica a los protagonistas de la historia , algo que nunca se debe hacer, porque es indemostrable que la tuvieran.
En suma, los autores conocen muy bien la historia del período tratado, demostrando además una maestría en la síntesis y la exposición de las características y los acontecimientos de ese período. De esta forma, el lector puede captar cuales eran las líneas maestras por las que discurría la vida en época del Cid sin tener que leerse páginas y páginas. Creo que esto es su mayor virtud. En contra esta que hay muy poco tratamiento de lo militar, vale que no conservamos ningún relato sobre las batallas del Cid con una profundidad parangonable a la de los historiadores clásicos, pero podían haber contado más sobre las armas y como se utilizaban, la logística y otros aspectos militares. También, en contra, esta el que veces se toca la subjetividad hasta extremos de sesgamiento.
Esta publicación siempre viene acompañada por unas láminas que representan a los guerreros del período tratado en el libro. En este caso, el ilustrador aún esta bastante verde en anatomía, movimiento y proporciones pero al que hay que felicitar por su interés en la fisonomía de sus figuras y por intentar individualizarlas, así como el que intente superar sus limitaciones. Por contra a la hora del color muestra ser un maestro. El resultado son unas láminas toscamente dibujadas, pero que cumplen bien su función de mostrarnos con veracidad el equipamento y el aspecto de los combatientes de la época del Cid.
En cuanto a la edición es un poco cara, pero como es una publicación para un público pequeño no hay otro modo, con todo, su precio es asequible. De todas formas, esta serie de libros no ha dejado aún su aspecto de principiante, editorialmente hablando. Aunque ha mejorado mucho en estos años, las abundantes erratas, faltas de ortografía y errores sintácticos son cosa del pasado, en el campo de la maquetación aún queda un trecho. Estan intentado mejorar, pero aún la maquetación es demasiado simple y sencilla (personalmente creo que deberían reducir los espacios vacíos). Pero lo peor de esta serie es el tema de las fotos que acompañan al texto. Estas no se suelen adaptar a la maquetación, provocando que su inclusión en el texto deje mucho espacio en blanco, lo cual se evitaría si se pensase más en donde y que ilustraciones se van a introducir. Es una pena, que en este número muchas ilustraciones sean grabados o cuadros antiguos que, a parte de no son muy veraces, se reproducen demasiado oscuras y a veces a un tamaño mayor del adecuado que provoca la pixelización de las fotos y que encima, no suelen coincidir con la maquetación, rompiéndola. Todo esto no le da aspecto de ser una publicación seria y profesional, lo cual les perjudica. Yo pido a los responsables o que trabajen seriamente este tema o que eliminen muchas de estas ilustraciones que estan fatalmente reproducidas y maquetadas y que no aportan nada, lo cual seguro que reduce páginas y a lo mejor abarataría el libro sensiblemente.
En fin, este librito de la serie me parece uno de lo más flojos, si bien es bastante serio, profesional y científico la verdad, es que lo que cuenta se puede encontrar en otros libros sobre el tema que se les supone menos interesados en lo militar. Aunque también cabe que esté equivocado, y que estos libros sean de Historia y ya esta. Pero bueno al que este interesado en este período o sea un fan del Cid, esta es un una obra sencilla que permite la comodidad de tener una obra que trate sólo este tema.

Critiquita 22: Invisibles nº2, G. Morrison y varios dibujantes, Planeta DeAgostini 2005

Yo no soy un fan de Morrison, así sólo soy consciente de haber leído su JLA, que recomiendo vivamente. De lo mejor que se ha escrito de supers siguiendo las reglas del género. Es triste (quizás la palabra adecuada sea lamentable) que en nuestro país todavía no sólo, no se haya editado entera, sino que encima mal, aunque debo ser el único lector español contento con los tomos de VID.
En fin, con esto de que DC se hace más asequible a mi economía y que cada vez me es más difícil encontrar algún cómic que me guste (no soy "gafapasta", pero llevo leyendo supers más de 15 años) decidí probar con este, porque en su momento pretérito quise pillarlo pero era demasiado dinero. Siempre me picó la curiosidad, así que como el dinero iba ir en cómics de todos modos, me lo pillé para probar.
El primer tomo me gustó más, este no esta mal pero es confuso, aunque tal vez sea porque esta sea una de esas historias, que solo toman sentido al llegar al final y porque en vez de presentar un único arco argumental aquí se presentan 2. Qué cojones, este es más esotérico y fantacinetífico que el anterior.
El primer arco argumental va de que han de conseguir la Mano de la Gloria y el otro va de que uno de los invisibles ha sido "programado" con varias personalidades y hay que "desprogamarlo" (no me he enterado muy bien de este procero porque me lío con todas esas personalidades, "el método de desprogramación" y lo poco claro que es Morrison en esta historia).
El trabajo de Morrison me parece profesional, ni bueno, ni malo, cumple. Sospecho que su trabajo en parte es autobiográfico y que el calvo es su alter ego, lo cual da cierta verosimilitud a la hisotria, cosa que le viene bien al ser extravagante. En este cómic, creo, Morrison crea un mundo personal a base de juntar todas aquellas cosas que le gustan, que en esto caso son multitud de temas esotéricos y alternativos. Hay ecos de Lovecraft, de la literatura de Ciencia Ficción, del hinduismo, de P. K. Dick, del punk inglés y otros movimientos contraculturales ochenteros que se dieron en el mundo anglosajón como reacción al período conservador dominante en esas sociedades en aquella década (Reagan y Thatcher) e incluso anteriores, como el de la generación beat o el hippismo y más cosas que no he descubierto por ignorancia. Es decir, el mismo caldo de cultivo que "V de Vendetta" (Moore sólo es 7 años más viejo que Morrison) y que acaba llegando a Matrix (que es de 5 años después, resulta casi imposible no pensar en que los Wachoski han copiado). En fin, os podéis imaginar la importancia de las drogas y las ideas que se dan sobre ellas. Para mi, esto se parece a Los Invisibles. Quiero decir, igual que algunas drogas alteran el estado de la conciencia y así podemos ver otras cosas o llegar a nuevos niveles de compresión, este cómic hace lo mismo y por eso me parece interesante (que en mi escala de valores es menos que gustar). Quiero decir que la extraña convinación de elementos que Morrison hace en los Invisibles me parece fresca, imaginativa y original, de tal forma que te expande la mente. En fin, a ver si puedo explicarme sin parecer un raro chungólogo.
Quiero decir que te expande la mente porque te presenta temas que nunca habrías pensado. La rara y particular convinación de las teorías de la conspiración del mundo anglosajón con elementos alternativos, esotéricos y antisistema te permite llegar más lejos con tu imaginación. Leyendo este cómic, tu imaginación es capaz de hacer cosas nuevas, de combinar nuevos elementos o los antiguos de forma distinta aportándote así nuevas ideas y pensamientos. En fin, lo dejo ya antes de que sea demasiado tarde y os forméis un concepto sobre mi.
Sobre los dibujantes no puedo profundizar, porque los de Planeta no se han dignado en informarnos cual de los 8 números y la historia corta corresponden a los 4 dibujantes del tomo. El principal es P. Jiménez (la tilde la ha opuesto algún corrector de Planeta o es original?). Aquí es un Jiménez más joven que el que conocemos ahora gracias a WW o su título de Vertigo (estos cómics se publicaron hace casi una década en EE.UU.), pero con el estilo ya definido. Un estilo de dibujo realista pero estilizado, con una seria voluntad de ser un buen fisonomista (se curra las caras para que parezcan diferentes entre si (no es de la escuela de Manara o A. Davis) y de una etnia concreta, sin confiar en que el color sea quien dé esa información como suele ser habitual en el mainstream). También se esmera en los fondos más de lo habitual (lo cual, al ser un cómic mensual, provoca que por el tiempo que dedica al de una viñeta, deba sacrificar el fondo de al menos otra 2 viñetas). Pero por lo que destaca es por tener una teoría sobre el entintamiento igual a la de G. Pérez, es decir muchas líneas finas para dar volumen y nunca mancha negra. Todos estos elementos resultan en un dibujado un tanto rígido, estático y geométrico, que no me llama la atención, además de que todavía comete errores anatómicos (que resaltan más si alguien persigue un dibujo realista). El mayor fallo es la poca expresividad facial que es capaz de dar a los pj. Pero con todo, hace un trabajo muy competente, teniendo en cuenta lo difícil que son los guiones de Morrison, que obligan a dibujar cosas que no existen, pero que han de quedar bien y ser creíbles.
Debo mencionar que el cómic es bastante sangriento y gore, creo yo que por influencia de Predicador, que por aquel entonces era lo que más pegaba de Vertigo (por cierto, que ha sido de Ennis, es un one hit wonder?).
La edición de Planeta es justa de precio, aunque para ello se ha creado un tomo frágil. La portada es demasiado fina, hay que tener cuidado porque las esquinas se doblan en seguida, y tiene demasiadas páginas, lo que encima le hace ser un poco pesado y aparatoso para ser leído cómodamente. En cuanto a la rotulación sigue fallando, hay erratas y errores sintácticos, menos que el número anterior, pero todavía excesivos para la profesionalidad que se le supone a la editorial Planeta.
Con todo, yo os lo recomiendo leer, pero comprar ... ahí ya no sé. Es una obra bastante personal, por lo tanto es complicado que le guste a todo el mundo. Supongo que a los fans de Matrix o los que consideran que fue un intento fallido les gustará.

14.2.06

Critiquita 21: La espada del destino, A. Sapkowski, Bibliópolis 2002

Este es el segundo libro de la saga de Geralt de Rivia. Es el primero que leo, porque en la biblioteca de mi barrio no tienen el primero, pero si los siguientes (las bibliotecas tienen un criterio muy caótico de selección de libros).
Este libro, y el anterior, es una colección de relatos cortos pero con alguna conexión más aparte del protagonista, pero a partir del 3º empieza una saga, que curiosamente, por lo que he leído por ahí, el protagonista ya no es tan protagonista. En fin, escogí este libro porque me encontraba que en todos los sitios lo ponían bien y el caso de que fuese un éxito en Polonia me ánimo, pues pensaba que un libro eslavo tendría un toque diferente a la Fantasía que estamos ya hartos de leer y además, se vendía como que había mucho trasfondo eslavo.
Una vez leída a mi me ha gustado, no es un novelón pero esta bastante bien. Va de menos a más y hay relatos de todo tipo, es decir, no todos los relatos son el típico de Fantasía, porque Sapowski no escribe relatos de evasión y aventuras pura y dura (por ejemplo hay un relato que es una comedia y otro que es como esas pelis que le molan a las chicas, romanticón), ya que Sapkowski escribe desde el anacronismo. Es decir, no plantea un mundo con ideales medievales y lleno de situaciones y dilemas que hace siglos que nadie tiene. Sapkowski, sin vergüenza, disfraza el mundo de hoy en día con un manto de mundo fantástico, y así nos puede hablar de Ecología o de Génética sin problemas, o meter situaciones y dilemas que cualquiera de nosotros vivimos hoy en día, pero a la vez presenta un mundo medieval real, alejado de la idealización típica de este género. Aquí el mundo medieval es sucio, analfabeto, rural y pobre y la gente aunque lo asume como ley de vida, no esta contenta con la monarquía y la nobleza. Por tanto, tenemos que es un mundo medieval real "físicamente" (tecnología, costumbres, moda, etc.) pero anácronico mentalmente (ideales, valores, conocimientos, etc.). Eso es lo mejor de los relatos para mi, porque todo es bastante cercano al lector, desengaños amorosos, un mundo hostil, etc., vamos que reflexiona sobre la humanidad a la vez que te entretiene. Esta conjunción hace que los relatos tengan una pátina de realidad y verosímilitud.
Pero lo mejor de todo es como escribe Sapkowski. Escribe muy bien, pero no en el sentido de alta literatura, sino que es muy hábil, sabe lo que hace y conoce muy bien las reglas. Tiene un estilo sencillo y rápido, lo cual produce una lectura ligera, por lo que no nos cansamos de leer rápidamente, pero con un lenguaje adulto, en el sentido de que utiliza una riqueza de vocabulario pasmosa (pobre traductor, lo debe haber tenido muy difícil, pero supongo, después de haberlo leído, que debe haber hecho un sobresaliente trabajo), vamos que es una lectura difícil para infantes y adolescentes. También el tono es adulto, se habla de sexo sin rubor y los problemas son los problemas que tenemos un adulto hoy en día, aquí la gente caga y mea por decirlo de algún modo, no es un mundo ideal en el que los protagonistas se mueven por grandes ideales y donde aunque sangran y sudan, nunca cagan o mean, no sé si se me entiende. En fin, que lo más deslumbrante es lo gran escritor que es el autor, y eso que estaba empezando.
El mundo del libro esta muy desdibujado es un boceto de la Europa del Noreste de los siglos VIII-X, los nombres de algunas ciudades y naciones y la geografía recuerdan a esa región. Pero en general, el mundo es poco importante, hay que tener en cuenta que son relatos, por lo que no se puede hacer algo a lo Vance y tampoco, debido al deliberado anacronismo de los relatos, era intención de crear un mundo a lo Tierra Media. A pesar de que se dice que la influencia más fuerte en él es la cultura eslava yo no opino así, creo que la influencia más fuerte es la Fantasía anglosajona y lo Celta. Es cierto que en algunos relatos se ven ecos de los cuentos de Andersen y Grimm que proceden del folklore centroeuropeo, pero la mayoría de los nombres y las criaturas fantásticas, en donde destacan los elfos tal y como los concebimos en la era posttolkiniana (que hablan en gaélico), vienen del Oeste. En fin, este mundo difuminado, que hace más de decorado de teatro que de cine, es así porque lo que le interesa al autor son los personajes y los problemas que tienen, ya que es un libro de Fantasía no heróico, es decir, que sus protagonistas son personas reales, no gente que ha sido profetizada o que debe salvar el mundo. Sus problemas son cotidianos. De hecho en las novelas no hay invocaciones al Bien y el Mal, cada uno con su panteón y razas asociado tan típico y ya machacado de este género, sino que se dice que si hay dioses, estos no intervienen, pero hay una fuerza que si existe y es el Destino, tal vez no haya dioses, pero el Destino es el Destino y siempre se cumple.
Geralt es un pj que recuerda mucho al Elric de Moorcrock, es un brujo, que en el mundo de Sapkowski es aquel que combate a los monstruos, es decir, hace magia pero poca y poco potente yéndole más las pócimas y pociones, así que destaca más por su destreza por las armas. En este mundo, los brujos son entrenados desde pequeños (tradición europea) y tienen como misión defender a la humanidad de los monstruos, pero no en plan altruista, cobran por ello, son como los médicos, tienen un código deontológico y ayudan a la humanidad, pero hay que pagarles. Podemos decir, que cada relato es un "caso" de Geralt, aunque tampoco tiene que investigar mucho.
La edición de Biblióplis es un poco cara, si miramos el número de páginas o la calidad de la edición, pero teniendo en cuenta que no es una editorial potente, el libro es del género Fantástico y de un autor no sólo desconocido aquí, sino polaco, es comprensible. Por otra parte esta bien editado, se lee bien y cómodamente y no hay errores a lo Planeta y eso que son libros, no cómics de 22 páginas!!
Yo ya me he empezado a leer el siguiente, bueno voy por la mitad, porque la verdad es que como "entra" tan bien y Sapkowski es tan hábil que no puedes dejarlo, máxime cuando es una novela tan original (y gratis, que me las saco de la biblioteca). Yo os recomiendo darle una oportunidad, estoy seguro que le gustará a cualquiera que le vayan estos temas o le guste leer. Eso sí, aunque no es imprescindible, si es recomendable empezar por el principio, porque aunque la mayoría de los relatos no tienen que ver con la saga que ocupa los 5 restantes, en estos se presentan todos los personajes y sus relaciones, así que cualquiera que vaya a por la saga directamente no podrá evitar la sensación de que la película esta ya empezada.
Pues eso, que le echéis un vistazo.

13.2.06

Sobre la SGAE

No quiero comentar nada, sólo leedlo por favor: http://www.comicvia.net/asp/news/entero.asp?entero=2816

Relecturas VII: Asterix el galo, Goscinny y Uderzo, Grijalbo-Dargaud 1980

Me he vuelto a releer por enésima vez este cómic. Hace muchísimos años que no leía Asterix, pero es que leí cada número varias veces durante mi infancia y adolescencia. El otro día tenía un rato libre y como no sabía cual escoger, pillé el primero de la cole, que no sé si fue el primero en publicarse. Desde luego, a juzgar por el guión y el dibujo, de los primeros si es.
En esta historia los romanos de uno de los campamentos raptan a Panoramix para torturarlo y así conseguir la receta de la poción mágica, naturalmente no lo consiguen.
En este número Goscinny esta definiendo el universo de la obra, por ejemplo aún no sale ninguno de los pjs femeninos, ni esta definido el herrero, ni su némesis el pescadero, en cambio si sale César. Es una historia muy sencilla y simple, casi un chiste de 48 páginas, lo cual tiene muchísimo mérito. Aunque el número esta a un nivel muy alejado de las posteriores, el típico humor de este cómic (juegos de palabras, gags, humor absurdo, anacronismos, etc.) si lo esta. Ya demuestra Goscinny que es un maestro del humor. Los giros que va tomando la historia a base de los engaños que Panoramix y Asterix tienden al "centurión" romano son graciosos (y eso que han pasado más de 40 años), inteligentes e imaginativos.
El trabajo de Uderzo esta bastante alejado de lo que será, aunque ya se puede adivinar su genial virtuosismo en el dibujo (de los mejores haciendo manos, una de las partes más complicadas de dibujar) en las caras y en las manos. En este cómic su dibujo es sencillo y simple, incluso tosco, plagado de convencionalismos, pero que domina perfectamente la gesticulación, lo cual ayuda enormemente al guión de comedia de Goscinny.
En fin, un trabajo flojo si lo comparamos con sus obras posteriores, pero es que todavía no estaba definido del todo el cómic. Por ejemplo aunque salen el bardo, el jefe, Asterix, Panoramix y Obelix, sólo Asterix y Panoramix ya tienen el aspecto que tendrán en toda la serie. El bardo es prácticamente irreconocible y va con gaita y el jefe pesa la mitad, al igual que Obelix. Por otra parte, los decorados y el vestuarios son muy sencillos y convencionales. Es un trabajo que no presagiaba el arte que alcanzó Uderzo en posteriores números.
Con todo esto, este cómic hoy en día resulta entretenido y poco más. Desde luego no se imagina uno al tenor de este título, lo genial que llegará a ser la colección, ni que Axterix y Obelix se convertirá en uno de los mejores títulos de todos los tiempos.

11.2.06

ME CAGÜEN PLANETA!!!

Pues, eso que me CAGO en Planeta. Desde hace unos años Planeta viene fallando en su checklist y lo digo desde el centro de Madrid que conste. Creo que a estas alturas eso no tiene nombre, aunque supongo que habría que repartir culpas (u hostias) con la distribuidora. Vale un descontrol inicial cuando se hizo con DC, pero ahora, qué pasa? Pues que ha vuelto a las andadas.
El Conan de diciembre no salió hasta la 2º semana de enero y ahora el JLA/JLE de enero aún no ha salido y estamos terminando la segunda semana de febrero (bueno llevamos 11 días) y la de cosas que no sabré, porque obviamente no me compro todo lo de Planeta.
A mi lo que me molesta no es el retraso, sino la falta de responsabilidad reitierativa. Coño, si sabes que no llegas nunca a publicarlo (y distribuirlo) todo dentro del mes pues no te tires el rollo en los checklist. No hay obligación de hacer un checklist mensual, haz uno de 2 semanas, 3 semanas de mes y medio y todos tan contentos, o advierte que habrá cosas de checklist que en verdad son para el 2007.
Vamos, que no se autoengañen, ni nos engañen (aunque ya debería estar escaldado y escarmentado). Creo que no se dan cuenta que estan tratando con adictos. Sino recibimos la dosis que encesitamos cuando la necesitamos nos entra el síndrome de abstinencia (el mío consiste en un día de cabreo y seguido de varios de apatía). Así que Planeta, que ya debería saber que no trata con lectores, aficionados o fanáticos sino con enfermos, debería intentar ser más responsable, es decir, más profesional, porque sino a ver si alguno va irrumpir en algún burger y cargarse a toda la clientela.
En fin, me jode y cabrea mucho estar esperando aún el JLA/JLE (o lo que fuese) del mes pasado. Perdonad que os haya incluído en el grupo de enfermos, pero hoy empiezo con el síndorme de abstinencia.

9.2.06

Videados 4: NO VAYAIS A VERLA o Munich, S. Spielberg, 2005

No me considero una persona idónea para dar consejos. Soy un fracaso vital, sería soberbia si diese algún consejo. Pero en este caso si considero que puedo darlo, en este caso si puedo orientaros en la vida. No vayáis a verla y no lo digo por el análisis que hace la película sobre el conflicto de Palestina, sino porque es MALA, MALA, REMALA.
Mirad, yo me considero cinéfilo, con esto no quiero decir que soy un experto, sino que me gusta mucho el cine. Yo me he visto "El desierto de los tártaros" de Zurlini, "Los 7 samurais" de Kurosawa, "Noveccento" y "El último enperador" de Bertolucci, "El holandés errante", "Intolerancia" de Griffith, "El oficio de las armas" de Olmi, "Casanova" y "Dolce Vita" de Fellini, "Cuentos de Tokio" de Ozu, "Titanic" de Cameron (Marina te quiero, nunca te olvidaré!) u otras más, leeeeentas, laaargas y aburriiiiidas, pero nunca me había ocurrido lo que con esta: quererme ir del cine, escaparme, correr como el viento. No lo hice porque estaba con unos amigos y en medio de la fila, no quise molestar.
Y es que amigos, es una peli leeeeeeeeeeeeeeenta y aburriiiiiiiiiiiida. La peli muestra que ni Spielberg, ni el guionista y ni el productor tienen capacidad de síntesis. Se nota que quieren explicar bien el asunto, pero como muchas veces pasa cuando alguien lleva esa intención, no sabe distinguir lo que es importante de lo que no, y así salen los rollazos o bodrios. Porque aquí se quiere expresar una opinión sobre un tema a partir de una anécdota (se reduce el conflicto palestinoisraelí a los atentados de Munich, que ocurrieron hace más de 30 años) pero explicándola minuciosamente, lo que resulta en la peli más aburrida de todos los tiempos. A base de contarlo todo, lo que hace Spielberg es diluir el asunto, apoderándose así el aburrimiento del espectador, para acto seguido divorciarse de la peli (a mi me entraron ganas de meterme en la peli y matar a todos para poder irme a casa).
Y es que lo que le pasa a Spielberg es que al estar tan interesado en la historia, se vuelve incapaz de distinguir lo que es importante de lo que no lo es. De este modo, dedica el mismo tiempo y tratamiento a todo los actos de este drama, logrando así que todo lo importante se diluya, se pierda en la vorágine del tostón porque los espectadores nos vemos incapaces de distinguirlo. Lo que consigue Spielberg con el detalle es que al final no haya nada a lo que agarrarse, que el espectador empieze a perder interés y atención a medida que no sucede nada y va intuyendo lo que va a pasar. Lo peor que le puede pasar a una peli es que sepas como termina y este final esperado no llegue nunca (cuando sale en el cine pregunté que fecha era porque pensaba que ya estaría en el 2007), como le ocurre a esta.
El tema es que tanto detalle tratado de la misma manera acaba con el ritmo de la peli, que a medida que avanza se vuelve caótica, arrítmica y pesada. No hay un tratamiento diferente para cada tema, por lo que todo se mezcla, nada sobresale, se vuelve todo un ladrillo indigerible. Se tarda un montón en arrancar, no era necesario, se puede contar lo mismo sin la necesidad de robarme minutos de mi vida, la parte central esta bien, pero dura tanto que se vuelve anodina y finalmente al igual que la mierda de "El Señor de los Anillos" hay veinte finales que no sirven para nada y lo único que hace es despistar y desesperar al espectador porque cree que el horror ha terminado y no, no lo ha hecho aún. El final se alarga en una serie de tontos episodios inconexos que sirven de epílogo, que hubiera sido mejor quitar. Este problema de la minuciosidad se extiende a los pj, hay muchos que se podían haber quitado y la historia sería igual, lo mismo pasa con algunas escenas. En fin, a la peli le sobra por lo menos, un tercio de metraje y le falta mucho brío. También he de reconocer que parte de la culpa es mía, después de "AI" (NI SE OS OCURRA VERLA) no debí volver a ver una peli de este director que ha olvidado 2 de las pocas verdades que hay que saber para hacer cine, que ya fueron descubiertas y reveladas por el gran Hitchcock: que cuando un espectador se remueve en el asiento es que no le gusta una peli (y en más de 2 horas, claro que uno se remueve) y que hay que respetar la vejiga del espectador para que no se tenga que ir a mear en medio de la peli (difícil en una peli que dura más de 2 horas).
Y la verdad es que es una pena, porque hay cosas interesantes y buenas que bien utilizadas habrían hecho de esta peli algo estimable. A mi me gustó ese submundo que la peli imagina que son los servicios secretos, con la regla de hoy eres mi amigo pero mañana mi enemigo (ay! si lo hubiera sabido, mis partidas de Mutantes en la Sombra hubieran sido distintas y mejores!). Esa familia mafiosa anarquista y encima francesa, delirante, que sólo podía tener al frente a un villano de James Bond, que tiene la mejor frase de la peli (no es textual): "es mi tragedia. Manos de carnicero, corazón de cocinero", que aún no sé si iba con segundas. En fin, pj y situaciones interesantes pero que acaban difuminadas ante la largíiiiiisima duración de la peli.
En cuanto a lo demás esta bastante bien, una pena que la peli se torpedee a sí misma. Un buen guión, pero largo y sin capacidad de síntesis, unas buenas actuaciones que son como lágrimas en la lluvia debido al faraónico metraje y una producción magistral que reproduce (no es muy difícil, pero si muy caro) magníficamente los años 70 en todos sus detalles y una sobresaliente labor de casting. En fin, buenos mimbres tirados a la basura porque Spielberg esta demasiado implicado en la historia y eso siempre desvirtúa. En esta peli se quiere contar todo, sin darse cuenta que esto es una peli, es decir, no es el vehículo apropiado para eso. Al olvidarse Spielberg de eso llevado por una especie de impulso mesiánico, la peli no puede resultar más que un truño leeeeeeeeento, porque se busca un análisis profundo haciendo espectáculo, así se nos cuelan tonterías y superficialidades.
Por otro lado, Spielberg muestra la violencia en toda su crudeza, en la línea de "Salvar al soldado Ryan" (joder, ahora que lo pienso, después de semejante mierda porque fuí a ver "AI" y "Munich"?) pero menos espectacular y más comedido, supongo que para no herir las sensibilidades de los familiares de los pj de la peli. De todas formas, parece que eso es la evolución del cine actual, vamos hacía ritmos más lentos, hacía la minuciosidad y la igualdad de todas las secuencias y hacía metrajes excesivos. Vamos que no es un fallo de Spielberg, sino una forma de contar nueva con la que no estoy nada de acuerdo y no le auguro mucha duración, como Dogma vamos.
No voy a entrar en el contenido de la película, porque este crítiquita se quiere ajustar exclusivamente a lo cinematográfico, pero ya digo que quien sea fanáticamente proisraelí que no la vaya a ver. De todas formas, quisiera destacar unos pocos detalles que me parecieron novedosos. Primero que los terroristas palestinos no son fanáticos musulmanes, uno es un traductor de árabe al italiano, un tipo culto, educado y fino y otro es un hombre de negocios cuya mujer viste con faldas cortas, va con los brazos al aire y que le interrumpe constántemente mientras habla sin que este le de 2 guantazos como supuestamente manda el Corán y, como habréis adivinado, van vestidos a lo occidental. Esto me parece un gran detalle para con los palestinos, pues les lava un poco la imagen de talibanes que tienen hoy en día. Esta conversión que vemos actualmente es explicada por la película como la consecuencia de combatir la violencia con violencia (hombre, es que son judíos, la ley del talión es una de las leyes más importantes del Nuevo Testamento, el libro sagrado del judaísmo), lo cual ha echado a perder la oportunidad de llegar a un acuerdo con gente moderada, racional y más afín a los israelíes, conclusión con la que estoy de acuerdo. Segundo revela semejanzas entre israelíes y palestinos, ambos quieres tener un país propio y ambos utilizan el terrorismo para ello (los israelíes disimulan su historia y los medios de comunicación ignoran la historia, los israelíes recurrieron al terrorismo y mataron a civiles para conseguir su estado). Tercero denuncia la incongruencia israelí, no contempla la pena de muerte, pero mata a los palestinos. Si fue capaz de juzgar a los nazis, pero parece que los palestinos no se lo merecen (asunto que merece un análisis serio, tal vez sea porque no les consideran personas o porque en el fondo saben que los nazis no tenían disculpa, pero los palestinos si) y cuarto, denuncia el que Israel dice que los que mata son culpables, pero nunca muestra las pruebas una vez ejecutada la "sentencia". Y ya para terminar, y creo que es lo más polémico y doloroso para los implicados en este conflicto, dice que ese comportamiento no es judío, (y entonces que pasa con la ley del talión, me pregunto).
En fin, no vayáis a verla, ya he sufrido por todos vosotros, con mi sufrimiento os absuelvo. Pero si no hacéis caso, vedla como si fuese una peli porno, con el mando en una mano para pasar la paja.

6.2.06

Critiquita 20: Conan la leyenda nº8, K. Buisek y G. Ruth, Planeta 2006

Un nuevo cómic de Conan con ciertas diferencias con respecto a los anteriores, el dibujante habitual es sustituido por Ruth y los de Planeta se han cargado el correo sin avisar y lo han sustituido por autopublicidad.
Este número nos relata una parte de la biografía de Conan que ha pasado desapercibida por todos los autores que se han ocupado del bárbaro, su infancia. Yo no recuerdo ningún cómic que cuente como protagonista a un Conan de 6 años, como mucho con 15 años y eso, porque Howard nos dijo que a esa edad participó en su primera batalla. Así que tenemos una historia novedosa, que confirma el tratamiento diferente, no centrado tanto en la aventura y en la acción, que esta siguiendo Busiek.
Pero a pesar de esta originalidad, que alabo, el resultado de este número es pobre. Esta muy bien que se nos hable de la infancia de Conan, que veamos las razones por las que Conan es quien es, que aprendamos un poco más de los misteriosos cimmerios, que conozcamos a sus padres, etc. pero esto no llega. Pues Busiek nos hace una historia facilona, pobre y convencional de infancia. Una pena, porque podría haber sido una gran historia principalmente por su singularidad. El asunto del número es que Conan es un niño prodigio, tanto físicamente como mentalmente, por lo que despierta las iras del niño, que de ser Conan un niño normal, hubiera sido el jefe natural de la chiquillería de la aldea. Como podéis suponer semejante problema sólo se puede resolver a hostias.
Como vemos la típica historia sobre la infancia de niños listos contra matones. Una pena, porque no se profundiza nada. Los padres de tan singular héroe apenas salen, no se profundiza en ellos salen lo justo para mostrarnos que son cariñosos y punto. En cuanto a la vida diaria cimmeria Busiek nos muestra que la violencia siempre esta presente, Conan y los demás niños sólo y siempre juegan a la guerra y Conan, en parte porque su padre es el herrero, siempre esta oyendo relatos de peleas y escaramuzas, pero ya esta. En cuanto a como vive todo eso Conan tampoco esta muy dibujado, nos enteramos de que ya con 6 años trabajaba en la forja de su padre (menuda bestia debía de ser para soportar trabajo tan duro con tan pocos años), que era hijo único y que era una persona famosa en la aldea, no sólo entre los niños. Como Conan nació en medio de una escaramuza entre cimmerios y vanires, se consideró que este hecho profetizaba que Conan sería un grandísimo guerrero, y esta certeza que tienen los demás, es una suerte de prejuicio que aparece en sus relaciones con él. En fin, una colección de buenísimas ideas pero que son solamente expuestas. A mi me da la impresión de que Busiek no fue capaz, aunque lo intentó, de ponerse en una aldea cimmeria. Puede retratar magníficamente la psique de un super, pero de un bárbaro aún no puede. Una pena, pero por lo menos hay que agradecer el esfuerzo de contar historias diferentes y novedosas de Conan.
En el apartado gráfico esta un tal Ruth, del que no conozco nada, pero del que sospecho que casi todo su trabajo lo ha hecho por ordenador. Aunque consigue o tiene un estilo que encaja a la perfección con la historia, no deja de ser un un trabajo flojo. Es capaz de mostrarnos un mundo duro, frío, pobre y sucio gracias a los colores elegidos, a la truculencia y a la suciedad del trazo, pero el dibujo es un boceto muy sencillo que se limita a siluetear y aplica los colores de forma basta mediante una forma que recuerda a la acuarela. De nuevo buenas ideas pero con una ejecución pobre.
En resumen, a mi este número me parece flojo y que junto con el anterior forman un bachecito de calidad, algo normal en una colección abierta mensual. De todas formas, admito que mi opinión viene principalmente por la consideración de que este es un número único, un fill in con mimbres para superar la calidad que este tipo de números tiene, pero que al final por falta de ambición o capacidad no se ha conseguido, pero se ha intentado. Vamos, que si es el inicio de una saga sobre la infancia de Conan puede que me tenga que tragar mis palabras. Así que, con la información de la que dispongo, para mi es un número destinado sólo para aquellos que les molesta tener el número 9 después del 7. Si es que es flojo (en comparación con los anteriores), hasta el artículo final.

4.2.06

Relecturas VI: Starstruck, E. Lee y M.W. Kaluta, Planeta DeAgostini 1991

Como sé que lo habitual en este blog es que la gente no le preste ni un segundo (según las estadísticas de Sitemeter), no quiero que os vayáis sin leer una de las mejores frases que he conocido en mi vida, que esta contenida en este cómic: "en cualquier enfrentamiento, la peor parte es para aquellos que nunca llegan a conocer el resultado". Ya esta, ahora ya podéis pasar del resto del blog. Para los pocos (hay especies en extinción con más miembros que lectores de mi post más leído) que seguís leyendo, paso ahora acomentar este cómic.
Es el último cómic que me compré del sello Epic (una especie de Vértigo que tuvo Marvel en los 80) y por tanto, con este post completo mi trilogía de post sobre series Epic (si queréis leerlos estan por ahí, son "The Ligth and Darkness war" y "The Bozz chronicles"), no descarto hacer post previos en un futuro muy lejano (lo siento, no pude resistirme).
Alucinante creo que es la palabra que mejor describe la experiencia de leer Strastruck, no por su calidad artística, sino por su historia. El guión es complejo, muy literario, posmoderno, imaginativo, crítico, cachondo, sumamente creativo y sobre todo, extravagante. Creo que vale la pena leerlo, uno se entera de poco (yo me lo he leído al menos 4 veces y no he avanzado mucho en su compresión) pero es una experiencia única. Cosas tan fuera de lo habitual merece la pena experimentarse creo yo (por cierto, ya aque estamos ved "Tetsuo" I y II).
El cómic en cuestión es una novela gráfica que el editor de forum de aquella época tuvo la genial idea de publicarla aquí como una miniserie de 3 números. No conozco el original, pero creo que no fue una decisión acertada. Es una precuela de una exitosa obra de teatro de Broadway y además es continuada por una miniserie de 6 números que nunca vio la luz en España, por desgracia, a pesar de ser anunciada ya que la línea Epic no tuvo nada de éxito. Pues bien, el asunto es que esta obra de teatro (y por extensión el cómic) es de Ciencia Ficción, al estilo de "Dune" de Herbert, pero muy posmoderna y extravagante y no sé como (supongo que el que Kaluta fuese el director artístico de la obra tuvo su importancia en el asunto) se acabó decidiendo que se haría un cómic sobre ella.
La miniserie de 3 números nos habla del pasado de los pjs de la obra, pero como en España no conocemos tal obra, la lectura de esta miniserie nos resulta casi ininteligible, pues nos habla de unos pjs y sobre todo de un universo muy complejo del que no se nos explica nada. Aunque, la verdad no sé si la obra iluminaría algo.
A los guiones esta Lee, una de las coautoras de la obra, que en este cómic desarrolla un gran trabajo, pero como ya hemos dicho demasiado hermético. La mujer escribe muy bien y demuestra una gran imaginación, creatividad y conocimiento de la Ci-Fi, porque la verdad es que el universo que nos presenta es muy complejo, original y detallado (hay un glosario y todo). Un universo que no tiene nada que envidiar a los más famosos del género. La historia en realidad son dos vagamente conectadas, la primera la protagoniza el hijo de un megamagnate galáctico y la otra la pareja formada por una amazona y una expiloto militar, son muy interesantes y sobresalientes, la pena es que hay pasajes muy oscuros, pero no altera el producto. Es una obra que hace gala de una imaginación y originalidad deslumbrantes.
Los dibujos son de Kaluta. Tiene un estilo realista, limpio, sencillo, un tanto rígido pero de bastante calidad que pasa de los fondos y abusa de los primeros planos frontales. Lo más flojo para mi de su trabajo es el apartado creativo, no hace un gran trabajo diseñando las naves, el vestuario, etc., aunque también es cierto que estamos hablando de los 80. Puede que sus diseños, que hoy en día resultan feos y extravagantes, con una combinación de colores pésima y una estética estrambótica, en su momento no fuesen tan horribles o que en Broadway queden muy bien. Pero en conjunto hace un trabajo estimable y a ratos brillante (como el comienzo del segundo número, de los mejores que he leído nunca).
La edición de Planeta es de calidad a pesar de la mutilación de la obra. A resultas de esta, el 1º y el 3º número contienen unas tontas historias cortas de Kaluta y además, este último, tiene un glosario muy interesante y explicativo que recomiendo se lea antes que el cómic.
En fin, para mi es un buen cómic y merecería que se publicase de nuevo, pero comprendo que es costoso porque entre otros temas complicados, sería necesario una buena introducción que hiciese más inteligible la historia, salvo que esa sea la intención de las autoras, que los 80 son los 80, Broadway es Broadway y la posmodernidad a veces es absurda. Una pena porque su lectura te deja con ganas de saber más y sus protagonistas (sobre todo la amazona) y el universo son muy interesantes.
En fin, es un mundo muy atractivo, con grandes hallazgos como los actores troikianos Personus/Ex/Mahkina, las guías galácticas (una versión siniestra y cachonda de las girls scout) o la Kublacaina (una droga potenciadora del ego, toma Philip K. Dick), interesante y original y es una historia bien planteada, con momentos y viñetas memorables (hay cosas que que se me grabaron a fuego cuando la leí por primera vez, hace 16 años). Os la recomiendo vivamente, pero hoy es incontrable.

2.2.06

Critiquita 19: Thunderbolts 1, K. Busiek, F. Nicieza y T. Grummet, Panini 2006

Aquí vuelven los Thunderbolts por fin, mi colección favorita de los últimos años (las de grupo son mis preferidas). Y ha vuelto como siempre, cumpliendo con las reglas que le definieron. En este tomo podemos ver el universo Marvel desencadenado. Lo que demuestra, una vez más, que hay mucho material de Marvel desaprovechado por el desconocimiento de editores y guionistas de este universo y por el atavismo de siempre, el de sobreexplotar lo que tiene éxito sin buscar nuevos caminos.
A mi me ha gustado bastante, no es su mejor aventura, ni tampoco es una saga realmente buena como para inagurar una cole (eso si, salen Lobezno y Spiderman en una clara muestra de apoyo editorial). Son 6 números que ofrecen más de lo mismo, es decir, me ha parecido que es un producto sobre todo dirigido a los fans del grupo, sus autores no han buscado nada nuevo, simplemente contentar a los fans. Vamos, que han hecho nuevas galletas siguiendo la vieja receta, no han intentado hacer nada diferente ni más popular. Pero que no esto no os distraiga, son unos números muy entretenidos y recomendables (ni tampoco hace falta conocer mucho Marvel, yo mismo nunca había oído hablar de esos villanos atlantes). Me da pena que no esten ninguno de mis pjs favoritos (Zemo, Piedra Lunar y Jolt), pero sienta muy bien y es una alegría el regreso de estos "amigos", el poder volver a "quedar" con ellos además, dan la sensación que el "descanso" les ha sentado bien.
Los guiones son de Busiek y Nicieza, lo cual creo que es un gran acierto, pues me parece que puden llegar a formar un gran equipo, pues la habitual sosería y monotonía de Busiek puede quedar corregida por los diálogos chispeantes del segundo. En este número se nota, ni es un guión de Busiek, ni es uno de Nicieza, esta en el término medio. Como decía antes, no es para tirar cohetes pero si es un producto muy profesional, proporciona entretenimento conjugando perfectamente el universo Marvel, vamos lo que pide cualquier fan a los supers, a Marvel o a los Thunderbolts. La saga trata del terrorismo atlanteano contra los humanos y como los Thunderbolts, ahora que no hay Vengadores (es increíble lo cíclica que es la Historia de este género), tratan de solucionarlo, ya que sus vidas después de la disolución del grupo no han sido un éxito además, por lo bajo se ven un montón de subtramas que auguran un futuro muy interesante. Los guiones estan hechos con mucho oficio y cumpliendo con el esquema de una cole de supers. Hay momentos buenos, por encima de la media, pero para mi lo que hay que destacar es, como los guionistas se han montado una cole interesantísima a base de oficio y conocimiento de lo que estan haciendo. Gracias a estas virtudes, han reunido un elenco de pj poco conocidos y les han hecho interesantes (para mi los más, el Hombre Radiactivo, aunque no pinta mucho, y Joystick, porque es una de las pocas mujeres explícitamente lascivas de Marvel, vamos que tiene una personalidad novedosa) y han creado un nuevo ¿superhéroe? misterioso (que recuerda mucho al pj misterioso de la anterior colección). Lo cual hace pensar que hay mucho pj desaprovechado por allí y que con ideas, se puede dotar de personalidad a cualquier villano que hasta ahora sólo aparecía para ser derrotado y ya. Y no sólo los nuevos tienen mucho que contar, los viejos no siguen igual que en el último número del volumen I, han cambiado y ahora son más interesantes (por ejemplo, Mach con su nuevo rol de jefe). En fin, un tomo que no es una obra maestra, pero si hace augurar mucho entretenimiento e interesantes historias y desear saber más, lo cual creo que es lo mejor que se puede decir sobre una cole abierta de supers.
En cuanto al apartado gráfico, más de lo mismo, otro profesional. Con un estilo sencillo, un tanto áscetico, realista y limitado pero con una eficaz narrativa (a destacar las viñetas en las que combate el Espadachín), dibuja esta serie. Vamos, que no mejora la media de dibujantes de esta cole pero tampoco es un truño. Para cuándo alguien más que decente? Las chicas de los Thunderbolts lo valen!
La edición de Panini es bastante barata, pero es que también se ha hecho así. El precio es casi un 6x5, pero más por que la edición es sencilla y la encuadernación endeble, que porque se busque atraer a los lectores con un precio atractivo. Nada que objetar por mi parte, pero yo habría deseado que se apostase de verdad por esta serie sacándola en grapa. Quizás sea ahora mismo la cole que más se lo merezca, porque esta pensada para eso, no es un cómic leeeeeentooooo como los de moda y tampoco creo que sea una serie de poco interés general. Si Mística o Runaways se merecen la grapa, no veo porque esta no. En fin, una pena que la grapa en Panini sea un formato por atavismo, porque parece que no se apuesta por él (si no es así, me apena mucho que sólo los títulos muy populares puedan soportar una publicación mensual en grapa). Los Thunderbolts merecen más la pena leerlo mes tras mes, que de 6 en 6, pero sea como sea, este tomo se disfruta por su buena y clásica historia de supers. Historias así, son las que han hecho que esta industria sea lo que es ahora.
PD: como veo que pedir comentarios es lo único que mueve a comentar, os lo vuelvo a pedir. Por favor, necesito saber que os parecen mis post a todos aquellos, pocos, que aguantan más de 1 segundo en mi blog. Venga, animáos, quiero saber si os parecen largos, aburridos o que y también tengo ganas de charlar sobre los Thunderbolts, que en ese sentido estoy muy solo. Gracias.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog