22.1.06

Critiquita 18: JSA nº 3, Goyer, Johns, Kirk, Gleason y Sadowski, Planeta DeAgostini 2006

Un nuevo tomo donde tenemos más de lo mismo. No es ni mejor, ni peor que los anteriores. Contiene 5 números, los 2 primeros terminan la saga comenzada en el anterior, otro muestra como los miembros celebran el día del padre, otro muestra como Power Girl maneja a un acosador con superpoderes y el último va del secuestro de un colegio (algo muy de moda en EE.UU cuando se hizo este cómic en el 2002!! No entiendo que hacía Norma). Otro tomo regular (al mismo nivel que los anteriores) con una calidad regular (ningún número americano es mejor a los otros), empieza a ser monótono.
Goyer y Johns siguen al nivel de siempre, contándonos historias de supers desde una óptica más verosímil, costumbrista y cercana. Así tenemos el número (de los pocos, por no decir el único, de todos los títulos supers de la historia que ha tratado este tema) dedicado al día del padre. En él leemos como algunos miembros celebran ese día, bastante significativo para este colectivo, pues muchos de ellos vienen de familias disfuncionales o son huérfanos, una rareza más de los supers que añadir a la lista. Es un número interesante, en el que no hay ni supervillanos, ni peleas. La verdad es que es un tomo con poca acción, sólo hay peleas en 2 de los 5 números. Algo propio del estilo de Johns en donde profundizar en la psicología de los personajes (los 3 últimos números lo hacen) y presentarnos la cotidianidad de la vida del super (por ejemplo, hay muchas escenas de cocina comparadas con otras series. La verdad es que no son supers elitistas como los vengatas con su mayordomo. Ellos se lo guisan, ellos se lo comen) son el motor de las historias, en vez de las amenazas de los supervillanos. Yo le pondría una sola pega, que aunque es una cole de grupo (como me gusta a mí) no hay mucho grupo. La mayoría de los números sólo aparecen 2 o 3 y generalmente las interacciones se hacen también en triángulos o parejas, casi siempre con los mismos miembros, lo cual no da la sensación de que la JSA sea un grupo, más bien parece una suma de individuales. Tal vez sea porque son muchos (y encima cada vez se unen más) y los guionistas quieren profundizar en todos los personajes, lo cual resulta en que hay muchos números en los que algunos miembros no aparecen. En fin, un enfoque atractivo pero no muy adecuado para la grapa, porque, al menos para mi, leer estos números costumbristas y tan sipares entre si cada mes, no me motivaría mucho a seguir la cole.
En el apartado gráfico de nuevo tenemos a 3 dibujantes, lo cual no le hace ningún favor a la cole, porque si ya los guiones no ofrecen continuidad en cuanto a los pj, al no haber continuidad gráfica la serie no tiene mucha coherencia resultando esta un cajón de sastre, un error grave para una cole regular (pero que parece que no ha pasado factura). L. Rick, del que podemos decir que es el dibujante habitual de estos 2 últimos tomos, es un profesional competente, con un trazo sencillo, limpio y bastante capacidad narrativa. El problema que tiene es que casi siempre dibuja las figuras al mismo tamaño, lo cual provoca que amenudo el tamaño de la viñeta no sea el apropiado para la escala del dibujo y al revés. S. Sadowski dibuja otro número con su estilo realista, uno de los pocos dibujantes americanos que dibujan rasgos étnicos a los pj. Lástima que no cuenta con un entintador a su medida en su número. En mi opinión, este hombre merecería hacerse cargo de la serie. El último dibujante es P. Gleason, con un dibujo sencillo y caricaturesco, con un toque undeground y de A. Warren, estilo que viene bien al número, pues es una historia gamberra y humorística, pero no le pega a un número protagonizado por Power Girl, pues no esta muy ducho en anatomía femenina. Otra cosa que necesita a mi juicio esta colección, es un colorista y un entintador más competentes. Espero en futuros tomos mejore el flojo apartado gráfico.
Lo peor de esta colección (ahora de 9 tomos bimestrales y no de 7 mensuales) es culpa de Planeta. Hay fallos de rotulación y de traducción, pero lo peor es que dejan solo al lector frente al vasto universo DC. En este número hay pj que Johns rescata de los 40 y 50 y referencias al pasado de algunos y uno, que no sabe casi nada del universo DC, se queda a medias. Encima hay que añadir que no sabemos casi nada de los pj habituales, y lo más grave no es saber su pasado, sino que no sabemos siquiera sus poderes. En fin, una lástima y un grave error que Planeta no esta subsanando como dijo y seguramente es, porque allí no hay nadie que tenga un nivel suficiente como para poder escribir artículos para aclarar al personal. Es lo que tiene más de 10 años de deficiente publicación en este país de este universo. Desde luego era más fácil (y mucho mejor) la JLA de Morrison. Este asunto, el tenernos a los lectores a oscuras en este universo, a la larga va a ser perjudicial, porque empezará a rebajar las ganas de seguir las coles en donde ni siquiera sabes cuales son todos los superpoderes de los protas. En este número por ejemplo, sigo sin enterarme bien de que es lo que hace el Ultra Humanita (y no digamos de quien es) y encuentro pj tan interesantes como Icicle (un supervillano por vocación) o el Vengador Carmesí, de los que me gustaría saber más. En fin, yo la continuo porque es bimestral y en tomos, de no ser así creo que ya me habría cansado de ella.

21.1.06

Teoría: Bendis y la narrativa americana actual

Todas las vueltas que se ha estado dando a Los Nuevos Vengadores (LNV) y a Bendis toda la pasada semana, me han hecho reflexionar y como consecuencia he "parido" una teoría. La cual expongo al comité científico para que la considere, ya como una parida, ya como una teoría con una sólida base real.
El asunto es que desde el último año observo una influencia mayor del Cine en los cómics de supers (que son la gran mayoría de los que leo). Ahora, muchas viñetas se conciben como si fuesen una pantalla de cine (rectangulares y tan alargadas que ocupan todo el ancho de la página), lo cual obliga a cambiar el sentido de la lectura, y se emplea muchas viñetas para contar una cosa. En el cine esto último se puede hacer, se puede contar algo utilizando muchos planos y muchos puntos de vista, porque el cine es más dinámico y además una peli dura 2 horas, pero en un cómic de 22 páginas no se puede emular mucho este tema, pues no es dinámico y el espacio es más limitado (22 páginas no es lo mismo que 2 horas). No se puede entretener mucho contando la historia, por lo que anécdotas, cosas superfluas o un desarrollo lento de los acontecimiento no pueden hacerse. Como ejemplo de esto me viene a la memoria, una página de Coipel para Los Vengadores, no recuerdo el número, pero si que pertenece a la saga de Austin del nuevo Capitán Britania. El ejemplo en cuestión ocupa toda una página con 4 viñetas-pantalla (aviso que voy de memoria) que muestran como un coche cae sobre una fila de automóviles aparcados y como esta fila, quieta e imperturbable, "de fotograma en fotograma" es desordenada por el impacto. 4 viñetas espectaculares a mi entender, que me gustaron mucho por lo bien resueltas que estan y por lo novedoso (por entonces) del recurso, pero es una página entera sin guión y que no aporta nada a la historia. Sin esta página la historia no sería peor o mejor, es decir, no influiría en ella pero, en cambio si lo hace en su espectacularidad.
Leyendo el nº1 de los LNV hay múltiples ejemplos de lo que digo. Hay muchas viñetas-pantalla, la llegada del helicóptero (página 5) es cinematográfica: plano corto en el que hablan, plano medio en el que se callan porque se han dado cuenta de que les falta algo, plano medio de DD mirando dentro del helicóptero, un contraplano en el que vemos a Foggy y un plano corto con el que terminamos el gag. 5 viñetas, sólo 3 con diálogo, para contarnos que Foggy tiene miedo, es evidente que se podía haber contado en menos. Otro ejemplo, las 3 famosas, por méritos propios, páginas para contarnos un apagón: página 9, todo viñetas-pantalla, 5, todas con guión pero 4 son un rectángulo negro, página 10 más de lo mismo, 4 esta vez, pero todas "dibujadas" aunque ninguna con diálogo y página 11, toda una página en negro, sin diálogos. Es evidente que para un cómic de 24 páginas, 3 páginas para contar un apagón (1/8!) son demasiadas, su equivalente son 15 minutos en una peli de 2 horas. Imagináoslo, es evidente que ningún cineasta o productor consentiría que se emplease tanto tiempo para eso. En el cine no importa que haya fotogramas en negro porque hay miles, pero en el formato grapa no hay miles de viñetas, así que no se pueden desperdiciar tanto. No digo que no pueda haber algunas en negro (o en blanco), incluso si tienen diálogo (es decir, si aportan información) pueden utilizarse con profusión, pero perder tiempo en redundancias así, pues no y encima parte de la intención era para sorprender con una splash page, como si de un fotograma en negro y en silencio se pasase a una explosión. Pero ese efecto de sopresa desgraciadamente no se consigue, pues la página doble es un plano general de Ryker de lo más soso, simple y sin ruido (no hay onomatopeya, por lo que vemos un rayo azul que impacta en Ryker y ya esta, vamos, que parece un pedo tirado en soledad), podría haberse empleado una perspectiva atractiva o que Ryker fuese más grande, pero el patoso de Finch no puede, así que debemos contentarnos con una de las páginas dobles más tristes, penosas y malas de la historia. Así que la complicada forma de contarnos el apagón queda todavía más invalidada por la forma chapucera con que se ha hecho. Nos han timado 5 páginas (casi 1/5 o 40 minutos), nos han colado 5 páginas sin dibujos ni diálogos. Último ejemplo, página 21, 11 viñetas (6 de ellas, más de la mitad, iguales), 2 con diálogo, nos cuentan como las puertas de la cárcel debido a una sobrecarga se abren. Algo muy cinematográfico, presentar una profusión de planos iguales para mostrar un mismo acontecimiento. En LNV queda mal, porque las viñetas son pequeñas y encima no se aprecia que las puertas se abren, pero hay queda la intención.
Resumiendo, lo que quiero decir es que actualmente el cómic americano esta empleando recursos del Cine. Algo normal, pues cada vez el Cine influye más en nuestras vidas (y la tele), llenando nuestra de memoria de planos, gestos y frases que luego reproducimos sin darnos cuenta de su origen. Un efecto colateral del mundo audiovisual en el que vivimos, del que no digo que sea positivo o negativo. En fin, esta influencia hace que el cómic tenga un ritmo más lento que antes, porque emplea más viñetas para contar una acontecimiento que anteriormente, e incluso, se para a narrar anécdotas superfluas, cosa que antes tampoco se hacía. El resultado es que los cómic de 22 páginas resultan lentos y vacíos, no cuentan casi nada, lo cual hace que el lector se sienta igual antes que después de haberlo leído. Con la nueva lectura, no ha recibido nueva información, lo ha leído y sigue igual que al principio, no ha pasado nada, leerlo es igual a no leerlo. Y yo no creo que esto sea porque los guionistas piensen a la hora de narrar su historia en los tpb. Yo creo que eso es una excusa o teoría esgrimida por los fans de ese formato para justificar unos criterios estéticos ESTÚPIDOS ("que quedan mejor en la estantería", etc.). Yo creo que los guionistas narran sus historias muy influenciados por el cine americano actual, un cine lento, parsimonioso, reiterativo y detallista.
Y de ese punto saltamos al de la narrativa actual americana. Hoy en día hay cierto cine que es lento, parsimonioso y detallista. El mejor ejemplo es el de Shyamalan, él de "El protegido" entre otras. Sus películas son lentas, con un ritmo parsimonioso, cuasi ceremonial y unos acontecimientos reiterativos narrados al detalle para que el espectador le quede bien claro que esta pasando. Una opción más para tratar de "atrapar" al espectador. Otro ejemplo es que "King Kong" dura 3 horas!! Esta peculiaridad esta cambiando la regla de Hollywood, por la cual toda peli debe tener un comienzo rápido e impactante (el mejor ejemplo son los de las pelis de James Bond), y en mi opinión, esta trasladándose a la tv y a los cómics .
Esta forma de contar una historia, de forma lenta y profusa, con muchos adornos, en la que el lector necesita por lo menos la mitad de la narración para meterse y enterarse de que va el asunto es lo que yo llamo narrativa actual americana, y lo que yo pienso que esta detrás del "arte" de Bendis. Esta forma de contar hace que las historias se dilaten, que duren más de lo que pueden soportar. Yo creo que en parte es porque son una anécdota y no un argumento y por tanto, o se cuentan a cámara lenta o no durarían 2 horas o más de 22 páginas.
Eso es a mi juicio la teoría que maneja Bendis al contar sus historias, no el que qué bien van a quedar en tpb, sino el que voy contar una historia de una forma por la cual el lector quedará impactado por ella, no por ser trepidante o por su argumento, sino por que se abrá empapado de todos los detalles, incluso los más nimios, pues se cuentan con los mismos recursos y se le dan la misma importancia que a los acontecimientos relevantes. La prueba esta que el nº1 de LNV podía haber dedicado menos tiempo al apagón y a la bajada del helicóptero y así haber podido incluir una pelea o haber profundizado un poco más en el Vigía. Porque realmente lo que justificaría el cómic no es VER que el Vigía este en Ryker, sino SABER porqué van a buscarle allí.
Creo que mis pruebas son suficientes para un debate, Bendis ha empleado todo un número para contarnos la anécdota de partida y nada más, lo cual ni es malo, ni es bueno eso es subjetivo, pero si es lento y parsimonioso y por tanto innadecuado a un cómic de supers y al formato grapa, lo cual es objetivo. Vosotros diréis y esta vez, si has leído el post entero deja un comentario, que me haría mucha ilusión.

20.1.06

Critiquitas 17: Conan la leyenda nº7, K. Busiek y C. Nord, Planeta DeAgostini 2005

Aquí estoy como en los viejos tiempos, como en los buenos tiempos, haciendo una cole mensual y a color de Conan. Confieso que me daba mucho miedo Busiek a los guiones. He leído casi todo lo suyo publicado en este país y no me parecía muy adecuado para Conan, pensaba su sosería y especialización en supers no le hacía idóneo para el bárbaro, pero me he equivocado.
El número en cuestión es uno de transición entre sagas, poco es lo que se cuenta, pero se presenta un nuevo personaje femenino para el universo Conan (no hay suficientes ya?). Busiek sigue con el estilo que esta utilizando en esta cole, a diferencia de Thomas, que para sus guiones tomaba el punto de vista de un cronista de la Era Hiperborea, Busiek toma como punto de vista para narrar las aventuras de Conan el de un escritor de pulps, como evidencian los cuadros de texto a modo de hojas de papel mecanografiadas. En este número hace un trabajo correcto como siempre, pero que sabe a poco, pues el anterior terminaba una de las mejores sagas que ha tenido Conan en cómic. Saga que me dado razones para tener buenas expectativas sobre la cole, pues no empezó muy bien.
En cuanto a los dibujos, Nord hace su trabajo más flojo hasta el momento, pero dentro de su estilo habitual y es una pena porque es un buen dibujante, quizás el mejor que ha tenido Conan (debería confirmarme esa hipótesis, pero al paso que va no lo va a conseguir). A mi Nord me parecía una buen elección, no le conocía pero sus bocetos y sus dibujos en los primeros números (justo cuando los guiones de Busiek eran flojos) me hicieron pensarlo. Su estilo es una mezcla entre el de Frazzeta y el de J. Buscema pero con un acabado muy personal. La ventaja que tiene sobre Buscema es que Nord se preocupa mucho más por la ambientación. Aspecto muy importante para un cómic fantástico, hay que creerse el mundo para que funcione. En los cómics de Conan de Buscema todo lo que es ambientación (trajes, armamento, arquitectura, etc.) es muy convencional y reiterativo. Buscema no se esforzaba nada, tenía 4 recursos que repetía hasta la saciedad con lo que quitaba verismo y profundidad a la Era Hiperborea. Nord es todo lo contrario, muestra más imaginación para esas cosas y además se documenta en libros de Historia para enriquecer esta ambientación. Así podemos reconocer algunas armas y vestidos como objetos medievales o celtas por ejemplo. En este tema estaría empatado con B.W. Smith, que también intentó plasmar un mundo nuevo. Pero Nord cada vez se esfuerza menos. No tiene entintador, por lo que el color se da directamente sobre sus lápices, pero, contrariamente a lo habitual, los originales que entrega prácticamente son bocetos, siendo el colorista quien realmente define los dibujos y construye las viñetas. Esto ocurre hasta tal punto que me parece que realmente el que se lleva la palma en esta cole es el colorista D. Stewart. Él es realmente quien consigue que esta colección sea una de las que mejor aspecto tienen de todo lo que se publica en este país. Hace un gran trabajo, deslumbrante diría yo, sobre todo en los paisajes, utilizando una paleta siempre acertada y con un estilo sencillo y denso que lo diferencia del estilo habitual del color por ordenador, dando así a Conan un aspecto diferente a todo lo que se publica, lo cual es un acierto digno de alabanza. Para mi, lo mejor de la colección de momento. Una pena, porque Nord tiene lo necesario, incluso parece que le sobra. Espero que trabaje más porque en este número no debió de sudar mucho, yo denunciaría sus fallos de proporciones (por ser fragarantes, no por cometerlos) y que los pueblos parezcan del oeste. En fin, esperemos que se esfuerze más.
La edición de Planeta esta a su nivel habitual pero sin erratas o fallos de rotulación. Con una sección de correo con los días contados, la reproducción de la portada en el interior (para qué coño queremos 2 veces la portada?) y un artículo sobre literatura Fantástica, pero esta vez poco interesante. Como anécdota de este número esta la publicidad. Es de un juego de ordenata con la fecha de noviembre del 2005, este número estaba programado para diciembre pero finalmente ha salido la 2º semana de enero. Vamos, la típica publicidad de Planeta, siempre tarde, no sé como les habrá sentado a los del juego el asunto.
En resumen, el número 7 es un número flojo si lo comparamos con los últimos de la colección, pero que muestra bien las virtudes y defectos de la misma. Seguramente no es el mejor número para engancharse, pero si se dice que lo más seguro es que mejore, muchos repetirán. En fin, una colección bastante recomendable que gustará a todos los que le vayan estos temas.

16.1.06

Critiquitas 16: Los Nuevos Vengadores 1, B.M. Bendis y D. Finch, Panini 2006

Pues por fin podemos leer en nuestro país esta colección de la que tanto se ha hablado. Leído el primer número, sólo se puede decir que esta bien. No es un número flojo, pero tampoco es un gran comienzo de serie y saga.
Este número inagura la historia "Fuga", en la cual unos desconocidos contratan a Electro (este tipo necesita que le actualizen el uniforme urgentemente) para que libere a todos los villanos encarcelados en Ryker (algún día, alguien debería estudiar la seguridad del sistema penitenciario de Marvel porque me da la impresión de que es malo).
A los guiones esta Bendis uno de los guionistas más exitosos del momento, que se esta convirtiendo en el Johns de Marvel. Un tipo polémico por su forma de hacer las cosas, al menos en nuestro país, hasta tal punto de que es el típico famosillo que la gente u odia o quiere, sin más posibilidades. A mi juicio, es un buen guionista, aunque su mejor faceta es la de inventarse argumentos interesantes, no obstante, no siempre es capaz de llevar a buen puerto esos brillantes argumentos y de ahí que sea polémico, porque suele defraudar. Todo esto lo podemos comprobar fácilmente siguiendo su Powers y su Daredevil, buenas tramas, puntos de partida y momentos geniales terminados casi siempre de la manera más insulsa y facilona posible. También destacaría su ambición, la suficiente como atreverse a cambiar Marvel hasta donde le dejen, lo cual es lo que le ha hecho estar donde ahora está. Todavía es pronto (en nuestro país) para saber si sus típicos fallos concurrirán también a esta colección (la diferencia es que esta, esta hecha a su medida, bueno Powers es suya, así que no es ninguna garantía ...), de momento sigue fiel a su estilo, mucho diálogo (con él, todos los personajes acaban resultando unos charlatanes) que se traduce en mucha palabrería para contar poco, un toque de humor (casi siempre malo a mi gusto) y una intención de dotar de más verosimilitud y realismo el mundo de los supers. También, como casi siempre, acaba imponiendo su storytelling al dibujante, en este caso además es demasiado cinematográfico, por lo que el cómic resulta un poco lento al tener viñetas redundantes o que sobran. En fin, una cosa que esta de moda hoy en día. Espero que pronto desaparezca. Esta bien un poco más de cinematografía en las viñetas y en la narrativa, pero no hay que olvidar que el cómic no puede tener el mismo lenguaje que el cine y que esto es un cómic mensual de 22 páginas, no se puede perder el tiempo.
El trabajo de Finch me parece horrible. Considero que es un dibujante limitado tanto en habilidad como en recursos, que falla estrepetisomente en cosas importantísimas como es la gestualidad y el tener un registro de rostros diferentes. Pero es que encima me parece que tiene un estilo horrible, dibuja feo, pero no como Quitely que parece que lo hace así porque quiere, sino porque es un incapaz. Dios! Qué le den la patada ya, realmente es el mayor fallo de la cole. En cuanto a su narrativa, pues o se limita a seguir las instrucciones de Bendis o le ha mimetizado el estilo. lo cual se traduce en que o hay muchas viñetas en una página o hay pocas, no hay termino medio, lo cual no favorece a la narración. Por cierto, las páginas de este cómic se leen más a lo oriental, es decir, de arriba a abajo que en vertical, una mimetización más con el cine (pantalla=viñeta), que no esta mal, pero no se puede utilizar para todo. Hay que fijarse más en Miller.
En cuanto a la edición de Panini hay que decir que aunque mantiene el precio, lo cual agradezco, el papel ha cambiado igual que la cubierta, ahora ambos son más finos, no llega a la transparencia, pero no evita dar miedo leerlo por su fragilidad. Tiene 32 páginas, 8 que ha metido Panini porque si y a juzgar por su contenido, me ha hecho caso. Este extra consiste en: 2 páginas de autopublicidad, el habitual checklist, 2 reproducciones de portadas, una es la portada de este número (para qué la queremos repetida?) y la otra es de Quesada, horrible, menudas proporciones más feas y que rigidez. Las 3 que quedan son un artículo en la que te cuentan que va hacer Panini con las coles relacionadas con LNV (Thunderbolts en tomos trimestrales, New Avengers no dicen ni como ni cuando la publicarán, Iron Man un tomo en el 2006 y el Capi). Lo que más me ha sorprendido del artículo es que tiene spoilers, algo que nunca se había hecho en una editorial, pero que parece que con esto de internet ya da igual y me ha fastidiado, porque yo en la medida de lo posible los evito, pero aquí sin avisar, ni nada. En fin no me ha gustado el detalle, pero bueno es una insignificancia.
En fin que el primer número es el típico cómic de hoy en día, tras 24 páginas no sabemos mucho más que al principio de leerlo. Vamos, que casi ni se nota que lo hemos leído (supongo que por eso es necesaria la publicidad, los spoilers y los avances de que pasará por parte de autores y editores, para que parezca que el cómic cuenta más de lo realmenta cuenta). Tiene un guión digno, pero excesivamente cinematográfico (viñetas y diálogos superfluos) y esta pésimamente dibujado. Un cómic sólo para interesados, desde luego esto no tiene pinta de ser una lectura imprescindible.

14.1.06

Opinión II: A quejarse de Panini (y no es por los especiales)

En estos últimos días en este universo que es la blogosfera de cómics, se esta publicando otro crossover: las críticas a Panini por esas ediciones especiales y como parece que vende, su éxito se esta estirando con otro, cuya trama son las críticas y quejas sobre su actividad editorial e incluso, Planeta que no quiere perder peso en el mercado, también ha lanzado su propio crossover de críticas (que parece que no esta teniendo tanto éxito como el de Panini). Pues bien, como yo soy parte de este universo pues naturalmente tengo que hacer una historia que contribuya al crossover por eso de la coherencia del universo. Pero no voy a hablar de las ediciones especiales porque me parecen una tontería por parte de Panini (sea cuales sean sus motivaciones) y porque ya se ha hablado hasta la saciedad de él. Voy con lo que más me interesa, la línea editorial de Panini. Ahí si creo que debemos (los lectores) poner el grito en el cielo y no por las ediciones (pues afectan más a libreros y a los distribuidores, que a los compradores).
Estas quejas vienen porque Panini ha decepcionado a un sector de fans de los supers entre los que me encuentro (lo siento chicos, tendréis que aguantarme). Prometía acortar distancias, sacar cosas nuevas, en fin, satisfacer todas aquellas críticas y quejas que se estaba llevando Planeta y Viturtia como máximo responsable, por ese criterio editorial superconservador y mercantilista. Pero parece que ha sido sólo para impresionar en la primera cita, porque luego ni cariños, ni regalos, ni ná.
Yo en su momento me quejaba y criticaba a Viturtia (os lo juro, le escribí varios mails diciéndole que pensaba de su política editorial. No los publicó en su sección, lo cual es una prueba más de su dudoso criterio editorial) por su trabajo. Me molestaba que utilizase como justificación a todas sus decisiones que era un éxito comercial, que porque la serie daba dinero a Planeta ya nadie podíamos decir nada en contra de esa serie o su política. Todavía me acuerdo cuando decidió publicar un nº de Thor en la cole de tomos de Spiderman porque quería afianzar al arácnido en el mercado. Joder! Me cago en la puta y en la madre de Viturtia! Pero si Thor es un personaje que no aguanta una cole de 50 números, debería haber sido al revés. En fin, como véis no olvido. Pues bueno, esa justificación mercantilista naturalmente tenía que asociarse a un criterio editorial muy conservador consistente en que, sólo se publican aquellas cosas que aseguren dinero. Y de ahí la principal crítica que le hacía: que no sacaba muchas cosas nuevas, que no arriesgaba nunca, que el catálogo era un poco exiguo, que el abrir el mercado o ganar más dinero con las BM no era para enorgullecerse tanto, pues alimentar un mercado con el pasado no es algo bueno para el futuro. En fin, que jugase a conservar y potenciar lo que tenía, en vez de intentar atraer a más gente o que la gente comprase más cosas de lo que ya hacía (darles a conocer nuevos personajes, nuevos autores actuales, etc.) no me gustaba nada y me estaba cansando hasta el punto de pensar en dejar de comprar Marvel. Eso no es nada peligroso, pero a mi me preocupaba que esa sensación fuese más generalizaba y por ese le envíe esos mails de crítica mesíanica. Vamos, que me jodía que esto que es cultura, estuviese supeditado única y exclusivamente a las reglas capitalistas, publicándose cosas no por su interés cultural, sino por su potencial comercial (este muchas veces superior a la calidad cultural de la obra). Parecía que Panini quería acabar con eso y por eso me alegré mucho de que Planeta perdiese sus derechos, de hecho, que las reacciones no fuesen mayoritariamente de pena, me hacen pensar que no estaba solo.
Panini empezó fuerte, arriesgando, dando oportunidad a productos que jamás hubiéramos soñado ver publicados por Planeta, intentos por acortar distancias con EE.UU., pero todo se ha desinflado, porqué?
Algunos lo achacan a que Viturtia se incorporó a Panini, lo cual cumple las leyes de la lógica aristotélica, pero no podemos estar seguro de ello. Para empezar, no sabemos hasta que punto Planeta (o incluso Marvel, igual impone cuotas como hace Hollywood) mediatizaba el trabajo de Viturtia, ni ahora Panini, además el tiene información privilegiada (ventas, etc.) que nosotros no, por lo que igual el mercado de supers no es como los compradores pensamos, pero bueno, eso no quita que no sea lo mejor que las BM sea un sector más animado que el de las obras actuales, que no se publiquen cosas concretas o que siempre se vaya a lo seguro (desde luego Marvel arriesga más que Panini, saca series que puede que no vendan, etc.). En fin, que personalizar una política editorial impopular, al menos en cierto sector de aficinados a los supers, me parece injusto, sobre todo porque no hay pruebas concluyentes que apunten a ese hombre como principal responsable. Aún así, es cierto que Panini ha rebajado el empuje en el último semestre del año pasado y por lo que anuncia para este año da la impresión de que sigue en la línea de perfil bajo. A mi esto me parece mal, pero igual es que superar un primigenio retraso respecto a EE.UU. de entre 9 y 12 meses es difícil.
Pero bueno veámoslo con detalle. Dijeron que iban a sacar cosas nuevas, a reducir distancias, abrir el mercado, buscar publicidad y mantener el precio (si la memoria no me falla). En cuanto al primer punto empezaron bien y encima algunas en grapa, es decir, Panini pensaba que eran lo suficientemente buenas como para vender mensualmente, lo cual hace más sangre en la mojagitería de los últimos años de Planeta. Pero eso se ha desinflado y encima la dudosa calidad e interés de algunas cosas publicadas, hace el asunto más incomprensible al compararlas con otras inéditas. Hay casos que claman al cielo. Porqué se publica Brujas, Veneno o Emma Frost y no Hulka o los Vengadores de los Grandes Lagos, peores no son, o si se edita eso, porqué no se rescata alguna miniserie olvidada pero reciente, como lo de la Gata Negra o alguna de los Vengadores. O porqué Thanos tiene periodicidad anual? Si vendió mal porqué el segundo tomo sale y si vendió, porque esa periodicidad? Y sobre todo porqué Supreme Power en tomo, porque no en grapa? Saquénla ahora que ha sido uno de los éxitos del año pasado en grapa por favor. Piensen en los kioskos. A lo mejor esa cole si les gusta a los que no les gusta los supers. Para mi esto de las novedades me parece un gran fallo y más que la mayoría sean carne de tomo.
En cuanto a reducir distancias pues otro fracaso creo (como no me gustan ni los mutis, ni Spiderman, no sé nada de sus series), por lo menos en los Vengadores tiene un retraso de un año. Aunque quizá esto tenga disculpa. Al pensarlo me he dado cuenta que todo esta supeditado al evento del año pasado, a la casa M. Los Thunderbolts no se podían publicar antes porque sus acontecimientos iniciales tienen que ver con los Nuevos Vengadores que iban a salir para enero, además a Spiderman también le afectan estos acontecimientos por lo que también tenía que ir acompasada con la cole de los vengatas (y eso que, de la conexión del universo Marvel se estaba pasando). Todo esto refleja que el intentar acortar tenía que ser un intento generalizado y supongo que en Panini pensaron que no era viable hacerlo durante mucho tiempo. Supongo que pensar que 2 tomos de Spiderman al mes era demasiado para los compradores y lo mismo para los seguidores de los mutis, todas las coles con números dobles supondría un esfuerzo monetario importante durante 3 o 4 meses. Además, con la política de Planeta y Norma de diluvio de novedades, pues acabarían por reafirmarse que mejor no forzar al mercado. Creo pues, que el acortar es difícil debido a que es un asunto que se arrastra durante décadas, pero de todos modos se debe hacer, las tecnologías han mejorado y existe internet, el mundo ha cambiado y por tanto ese criterio debe adecuarse a los tiempos modernos. Planeta y Panini deben hacer un esfuerzo para acortar, aunque sea puntualmente, unos meses al año con números dobles puede ser la solución.
En cuanto a abrir mercado pues no es que me queje de eso, simplemente creo que han fracasado, sus ideas de revistas y regalos no han tenido repercusión. Igual destino ha tenido la publicidad, como ejemplo pongo el nº 1 de Los Nuevos Vengadores, 3 páginas de publicidad y todas anuncian productos Panini. En fin, es difícil ese objetivo, pero se debe luchar por ello y a lo mejor no con estrategias tan chorras (lo digo por la baraja o los juguetitos).
En cuanto al precio, ahí si que no han decepcionado, lo han mantenido, debemos agredecérselo y felicitarles por ello, a la vez que preguntarse porque los de Planeta son 1/6 más caros. Yo supongo que una subida de precios llegará en breve, sino es en este año lo será en el siguiente, sólo espero que sólo sea Panini quien los suba, no comprondería que lo hiciesen Planeta o Norma.
En conclusión, en los temas importantes (novedades y desfase temporal) han fallado, aunque muestran más intención por corregirlo que Planeta en su momento. Por lo que hay que alabar la intención y animar y exigir que eso tenga mejores resultados. Si se publica Brujas no se puede decir que no a muchas cosas, lo único que hace es cargar de razones a los insatisfechos. En resumen, más novedades interesantes y más grapa Panini!

Critiquitas 15: La bruja, el león y el armario, C. S. Lewis, Destino 2005

Segundo libro de la serie de Narnia, aunque el primero en escribirse. Segundo que me leo, puesto que al ser una obra "importante" le dí otra oportunidad a pesar de que no me dejó nada contento la primera novela de la cual, hay una critiquita por ahí.
A estas alturas ya sabemos que estos libros fueron el Harry Potter de los 50 y 60, que el escritor fue amigo de Tolkien y que era un converso cristiano, y como suele pasar en esos casos, proselitista. Este último dato es importante para Narnia, pues de ahí nace la inspiración para este serie, de la Biblia. Aunque no es una obra ni religiosa, ni con afán de predicación.
Esta novela, escrita para ser leída en voz alta, más que leerla metalmente, cuenta como unos niños huyen de los bombardeos de Londres de la II Guerra Mundial y acaban en una tierra fantástica en la que son sus salvadores profetizados. Si la primera novela bebía del Génesis, esta bebe del Nuevo Testamento, siendo Aslan un evidente Jesucristo. Esta novela intenta explicar un poco (pero sin evidenciar que lo esta haciendo) la figura de Jesús.
Su estilo es fácil y ligero, su lenguaje correcto y sencillo y su tono el de un abuelo que cuenta un cuento a sus nietos, lo cual es bueno, pero la historia no se ha salvado del tiempo. Hoy en día las costumbres han cambiado mucho que esta novela de Narnia ha quedado vieja para los jóvenes actuales. Por eso, estaba en su momento estaba destinada principalmente a preadolescentes, ahora, que estos acceden ya a contenidos más maduros, la edad recomendada es la de la niñez. Me temo (no he hecho la prueba) que a los lectores preadoelscentes (y siguientes) la novela les va a parecer ñoña e infantil, porque como todas las novelas para esas edades, la novela es amable e inocente, donde todo el mundo es bueno, menos el malo. Además tiene una dificultad, que es que refleja bastante bien el mundo infantil anglosajón de hace 50 años, un mundo que ya ni en esa época era similar al español. Los personajes y el tono son tan correctos, educados y formales que ya no resulta atrayente y con el cual los niños actuales no pueden identificarse (objetivo de este tipo de literatura para enganchar al joven lector).
En suma es un libro de fácil y rápida lectura, con una historia sencilla y con mensaje que hoy ha perdido prácticamente todo su encanto.
La edición es bonita, de lujo y con ilustraciones en el interior. Un envoltorio bonito para una novela que ha tenido tanto éxito en este país porque no la conocía casi nadie sino, estoy seguro que no habría sido uno de los éxitos de las recién pasadas Navidades.

7.1.06

Videados 3: Jarhead, S. Mendes, 2005

Una vez vista opino que no era para tanto, no es tan buena como dicen, pero está bastante bien. Por encima de la media actual (algo fácil) y con la ventaja de que aunque es del género bélico puede ser vista por cualquiera, incluso para los que no puede soportar la visión de un arma.


La película está basada en un libro autobiográfico de un marine francotirador que estuvo en la Primera Guerra del Golfo, lo cual es interesante, porque en general el cine bélico no esta basado en experiencias de primera mano. La conclusión que extrae la peli del libro es que aquella no merece el nombre de guerra, según la película (a la que no discuto) Saddam no ofreció resistencia: se rindió antes de que las tropas terrestres americanas saliesen del desierto que separaba a los enemigos, por tanto, si las guerras van a ser así, los planteamientos bajo los cuales se plantea el entrenamiento de los soldados son ridículos y absurdos al estar desfasados. La otra conclusión que transmite Jarhead es que un soldado nunca olvida que lo fue (es decir, que le entrenaron para matar) aunque nunca participe en una guerra o no se pase toda la vida en el ejército.

A estas conclusiones llega Jarhead tras mostrarte como unos marines son entrenados, son llevados a Arabia Saudí a que esperen a ver si hay guerra (175 días) y participan en la Primera "Guerra" del Golfo (4 días). En ella vemos como el ejército estadounidense está formado fundamentalmente por inmigrantes y palurdos, que el entrenamiento sigue siendo el de siempre: los instructores por medio de la humillación y la degradación buscan la anulación de la personalidad, la absoluta obediencia y que el soldado desee vengarse en alguien por todas las putadas que sufre. También muestra la influencia que tiene el Cine en los motivos de los jóvenes americanos para alistarse. Como el patriotismo y la presentación de los combates como algo espectacular, épico y bello esta detrás de los anhelos de los soldados. Esto está magníficamente retratado en la mejor secuencia de la Jarhead: los soldados se encandilan con Apocalypsis now de Coppola a pesar de haberla visto mil veces porque esa es la imagen que tienen de la guerra y lo que desean. 

Podemos decir que la estructura de Jarhead es la de Chaqueta metálica de Kubrick, una primera parte muestra el entrenamiento y la segunda la guerra, pero como la primera "Guerra del Golfo" no es el Conflicto de Vietnam aquí la primera parte no ocupa tanto metraje y está tratada más superficialmente porque lo que quiere contar Mendes no es cómo o qué consecuencias tiene que a una persona le conviertan en una máquina de matar, sino lo que hace una vez puesta en una guerra moderna. Para ello primero nos relata algo que pocas veces (o ninguna) se ha contado en una peli y es la vida de un soldado que ha sido desplegado frente al enemigo pero que debe esperar a que se declare la guerra. La mayor parte de Jarhead nos relata esa intensa espera. Como la ansiedad que produce el estar cerca de la anhelada guerra, en donde se juntan dos emociones contradictorias: el miedo a morir y el deseo de combatir, se vuelve insoportable por la rutina de todos los días y el monótono y duro desierto arábigo. Como esa tensión acaba por desquiciar a los soldados. En esto se ve la importancia de la disciplina y la obediencia ciega. Sin ellas el ejército se hubiera venido abajo porque los oficiales no hubieran podido controlar a la soldadesca. El mejor ejemplo de esta situación lo pone la peli mostrando como la distancia (y tal vez la posibilidad de que haya guerra) destruye a las parejas. En una de sus escenas vemos el mural que montan los soldados para pegar las fotos de novias o esposas que les han dejado o les son infieles para que todos puedan reconocerlas y como esta impotencia y frustración por no poder hacer nada ante estos duros golpes de la vida vuelve la espera en el desierto mucho más inaguantable y eleva la agresividad. Total, que la espera acaba desquiciando al campamento entero. También esta parte nos muestra que el ejército estadounidense está lejos de ser esa máquina perfecta que nos cuentan las pelis y los estadounidenses. Aquí se muestra como las cosas no siempre funcionan, que no hay pertrechos para todos, que la intendencia no funciona bien y que el ejército no esta preparado para los fregados en los que se mete. Como ejemplo otro de los momentos más contundentes de la peli, a los marines se les suministró pastis para combatir la guerra química que no habían sido probadas y, encima, se les indujo para que firmasen que no demandarían a la empresa que las fabricaba por sufrir cualquier nocivo efecto secundario.

La segunda parte de Jarhead relata la guerra y con ella el meollo de la cuestión: la paradoja que es entrenar a las personas para matar y luego impedírselo. Porque la verdad, es que aquella guerra se resolvió en el aire y el ejército de tierra no llegó apenas a combatir, por ejemplo la unidad de la peli sólo vio cadáveres y no disparó nunca. Esta es la parte más demoledora para el ejército estadounidense (y supongo que para todos los demás) porque muestra que la agresividad que se ha inducido en los soldados es incontrolable por lo que acaba manifestándose. Después de ver esta peli nadie ya puede dudar de que toda esa cantidad de muertes accidentales que tienen los últimos conflictos han sido así. La agresividad que tienen los soldados (inducida principalmente por el entrenamiento y el estar en guerra) nadie la puede reprimir, como dicen en la peli "el ejército tiene soluciones para todos los problemas excepto para la locura". Los soldados americanos están deseando disparar y matar y, si no pueden hacerlo en combate, lo hacen en otros momentos o sobre blancos que no sean soldados enemigos. De ahí que disparen sin pensar si están perjudicando a alguien (en la peli matan a los camellos de unos beduinos por aburrimiento) o sin motivos sólidos (en la peli casi disparan a unos beduinos porque les saludan con la mano izqda.). Para mi esto es lo que plantea Jarhead principalmente: el entrenamiento y las condiciones de vida en el ejército de hoy en día es opuesto a lo que se le exige a un soldado hoy en día. Lo cual deriva en un problema psicológico que no se queda en la guerra o en el ejército sino que permanece. La peli dice claramente que nunca se olvida que se ha sido entrenado para matar. Que ser soldado llega a interiorizarse tanto que es imposible olvidarse de ello y por ello la integración del exsoldado (haya combatido o no) en la vida civil nunca es completa y nunca fácil. Todo estas ideas y más son expuestas por Mendes pero sin profundizar mucho. Las muestra y deja que sea tarea del espectador el captarlas y elaborarlas.

Jarhead está bien rodada por episodios y con planos bellos e impactantes y lo que es más loable, sin caer nunca en la americanada (no recuerdo ni que salga la bandera). Las interpretaciones son eficaces y justas, sobre todo las de los protas. El guión alterna los tópicos de las pelis bélicas (oficiales presumidos y explotadores, los chistes soeces, etc.), con cosas nunca o poco mencionadas en las demás pelis del género (la espera, estar en una guerra sin combatir, etc.). Todo esto consigue una peli entretenida, novedosa, crítica e interesante cercana al docudrama. Yo la recomiendo pero tampoco es algo que pierda mucho en la tele de la casa de uno.

5.1.06

Videados 2: Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario, A. Adamson, 2005

Buena película, un poco larga y/o lenta y buena y fiel adaptación al libro (como me lo he leído, por eso lo digo). Para mi mejor que el "El señor de los anillos", ya que considero que Adamson es mejor director que Jackson y el diseño de producción es más atractivo, me ha gustado más los cíclopes o los minotauros que los Uruk hai.
En un post anterior ya hablé sobre Narnia y su autor así que no me extenderé mucho sobre el tema. Baste decir que Narnia fue el Harry Potter de los 50 y 60 en el mundo anglosajón, que el autor fue la persona que animó a Tolkien a publicar su trilogía (cuando lo hizo, hacía ya 3 años que Lewis escribía y publicaba su Narnia) y era un converso al Cristianismo, que se embarcó en una actividad proselitista típica de esa religión. Así Narnia es un libro infantil de género fantástico pero con una fuerte base cristiana. Si el primer libro, que cuenta la creación de Narnia, es un evidente "homenaje" al Génesis, el segundo libro de la serie, en el que se basa la peli, es el Nuevo Testamento. De todas formas, esta lo suficientemente bien escondido para no resultar evidente y no dar el aspecto de que te estan intentando vender algo.
Esta peli es bastante fiel a la novela, pues cambia algunas cosas, se salta otras, a otras les da más importancia y otras las actualiza (el libro tiene más de 50 años, a pesar de ello la peli resulta un poco sexista por su caballerosidad), de tal forma que se hace una buena adaptación, ya que nunca el guinonista olvidó que estaba haciendo una peli y por tanto la historia se debe contar de otra manera, con imágenes. El director hace un gran trabajo, dirije bien a los niños y sabe manejar muy bien los momentos más emotivos de la peli. De todas formas el metraje es un poco largo, para los adultos porque la historia es simple y previsible y para los niños, porque no pueden estar sentados, quietos y callados tanto tiempo. Considero un poco absurdo que una peli infantil dure más de 120 minutos, este tipo de pelis deben estar cerca de los 90 minutos por respeto a los niños y a sus padres y porque son historias sencillas y simples que no dan para mucho.
El gran diseño de producción es uno de los puntos fuertes de la peli y una de las razones de su éxito. Las criaturas, las ropas y la ambientación del Londres de la II Guerra Mundial estan muy bien. Donde falla es en el personaje de la reina bruja, la opción de un diseño minimal y étnico que contrasta por su sencillez con el resto, no es acertada y además se aleja del aspecto intimidante que tiene en el libro, a cambio, los enanos molan más que los de Jackson. Los efectos especiales también estan a buen nivel, pero como siempre, no estan a la altura de lo que se les exige. Para diseñar a las criaturas y animales hubiera preferido que hubiesen optado por hacerlo de una manera más fantasiosa, más Disney en vez del realismo por el se decidieron, pero bueno tampoco eso era lo más importante.
Un párrafo aparte merece la batalla del final, que en la peli ocupa muchos minutos y en el libro un par de páginas. Esta muy bien rodada, pero me parece tonto y pueril que se haga con efectos de sonido potentes y reales de tajos, puñaladas y golpes y se le dedique tanto metraje para que luego no haya sangre. Y lo digo porque alguna herida se produce en primer plano, y a pesar de que ves como las armas atraviesan los cuerpos y salen no hay ni gota de sangre, pero que clase de autocensura chorra y torpe es esta! Metemos una batalla dura y real, que encima dura bastante, pero no metemos sangre. No me parece bien, porque se le da un aspecto poético a la violencia y donde se sugiere que, que te apuñalen en las tripas es igual a que te pellizquen en el brazo. En fin, a pesar de eso, los duelos estan bien rodados y coreografiados (aunque, si es una peli para niños, para que tanta verolimilitud?).
En resumen, la peli que narra las aventuras de unos niños que huyen de los bombardeos alemanes, a una tierra fantástica en la que resulta que son los esperados salvadores de la misma esta bien, pero tampoco creo que vaya a ser algo que se aloje en los corazones de los niños que la vean. De ella destaco al director, un profesional con mucho talento que si sigue por ahí nos va a ofrecer grandes cosas. Conviene aprenderse este nombre para estar precavidos.
Para terminar una reflexión, hoy en día, en nuestro mundo posmoderno en la que corrección política y el pacifismo intentan establecer el pensamiento único, porqué los productos infantiles no pueden escapar de la violencia y de las guerras para contar historias? No es algo que me sulfure, aunque a veces que los problemas sólo se puedan resolver a hostias me parece un poco preocupante, pero me parece una contradicción. A los niños se les sigue contando historias de reinos felices (no habíamos quedado que la monarquía es injusta y la democracia justa?), donde la gente o es buena o es mala (eso no es real), donde los problemas sólo se resuelven con violencia (pero no es lo peor?) y encima esta lleno de profecías y supercherías (eso no es muy científico, luego nos extrañamos de que aún el tarot y el horóscopo tenga creyentes), no es contradictorio con lo que exige y es el mundo real?
A mi esto de la corrección política y el pacifismo me parece una mierda y pero aún más, esa actitud de muchos padres y abanderada por Disney, de meter a los niños en una torre de cristal/márfil o burbuja de caramelo rosa para protegerles de la realidad y que luego a los 18 años, se den con ella de sopetón. En fin, creo que la sociedad debería intentar ser más coherente y no sólo perseguir el tabaco, y que conste que yo en la vida he fumado.

Critiquitas rápidas: La crisis carnívora, Okko y Elya

Aquí unas breves crítiquitas sobre 3 cómics europeos. Como fuí a unos grandes almacenes a por regalos para los Reyes Magos, no pude evitar leerme algunos cómics para ver si caen o no. He aquí mis impresiones, pero debo advertiros que no son fruto de una lectura reposada y breve reflexión, sino que son producto de una lectura incómoda, de pie, con personas pasando constántemente a mi alrededor rozándome, gente rebuscando a mis pies, barullo a mi alrededor, gente hablando por los móviles, niños pequeños deseando volver a casa, etc. Vamos que ha sido una lectura rápida.
Elya de Jerry e Istin, Rossell cómics 2005. Este cómic no me ha gustado nada y lo he sabido en cuanto lo he abierto. Dibujo rudimentario, tosco, rígido y simple junto con un color sencillo, con predominio de marrones no presagiaba nada bueno, pero nunca se sabe. Comienzo a leer y todo se viene abajo, pero sigo porque es gratis! Pero no me lo termino, como el final es previsible sólo me leo alguna viñeta de cada página final para ganar tiempo. Elya es la típica/tópica historia de fantasía de hoy en día, una variación del esquema tolkiano, vamos que nada nuevo (de momento) o que merezca la pena. Un mundo medieval exótico con tufillo céltico esta ocupado por 5 razas diferentes con sus propios dioses. Hace milenios tuvieron una guerra mundial por que el dios de una de esas razas quiso conquistarlo todo, pero los demás dioses le vencieron con gran sacrificio. Ahora, el malvado dios esta a punto de volver y como no podía ser de otro modo, cada uno de los otros dioses elige a alguien de entre sus adoradores para impedir esta resurrección. Es un número de presentación de personajes, historia y mundo con nada atractivo que ofrecer, y eso que el prota es una elfa a la que le gusta ir con poca ropa. En fin, una elfa (qué original), que es la que debe acabar con el malo (qué original), acompañada por un enano con otro nombre (qué original), un templario (qué original) y una especie de hobbit (qué original), son los representantes de cada las raza para intentar salvar el mundo (qué original). Vamos, un cómic que sólo puede gustar a los que nunca se sacían con historias de este tipo.
Okko de Hub, Rossell cómics 2005, 1 de 2. Este cómic es bastante mejor que el anterior, pero no mucho más original. Ambientado en un Japón medieval fantasioso cuenta una aventura poco ambiciosa, esta vez no hay que salvar el mundo ni nada, la que pasa un niño pobre que ofrece su vida a un ronin para que rescate a su hermana, que es geisha, raptada por unos piratas. A este ronin le acompañan un gran (de tamaño) tipo misterioso (un ser "feérico" o un humano?) y un sacerdote borrachín y mago. En fin una historia no original, pero bien contada por un fanático de Japón, con un dibujo y un color competentes. Una historia que gustará a cualquiera, sobre todo a los que le guste la cultura japonesa que esta bien reflejada.
Las ediciones de Rosell son buenas, un poco caras (y más si tenemos en cuenta la calidad de sus historias), pero es una editorial que acaba de empezar y esto es cómic europeo (ni manga, ni supers).
La crisis carnívora de Rivero, Moreno, Orbe y Aranburu, Norma 2005. Impactante es lo que mejor define a este cómic, su lectura te sobrecoge y ese sentimiento no se va, ni siquiera cuando lo cierras (después de mi se lo ha leído otro tipo y se ha quedado a cuadros, menuda cara a puesto, no sabía que hacer). Es original, audaz, seco, duro, violento, complejo y minimalista. Un buen cómic, me ha impactado más que cualquiera de los cómics que leí el año pasado. La historia cuenta como un padre lobo a quien unos carnívoros han matado a su cría, decide poner fin al mundo de comer y ser comido. Para ello inicia una serie de negociaciones con los grupos de carnívoros (lobos, felinos y reptiles) y con los herbívoros para que acepten un pacto por el que nadie será comido, ni siquiera después de muerto, a cambio de que los herbívoros abastezcan a los excarnívoros. Estas negociaciones es lo que cuenta este cómic, con un humor de calidad e inteligente cuando salen los herbívoros y sus protectores los perros y con un tono seco, duro y violento cuando salen los carnívoros. Pero también hay otras subtramas, confusas para mi (tal vez por no haber hecho una lectura cómoda no me he enterado bien) que se cuentan con flashbacks y flashforwards que a pesar de que no he podido integrarlas bien con la historia pintan muy interesantes. Supongo que en posteriores números se irá aclarando todo. El dibujo es sencillo pero expresivo, minimalista pero efectivo y con una excelente narrativa que encaja muy bien con la historia y le da más vigor. Por ejemplo el laconismo de los dos protas, el padre lobo y un tigre (parecen Clint Eastwood en la triología de Leone), es complementado muy bien con el estilo sencillo pero potente de los dibujantes. Todo esto, lógicamente, ha conseguido un cómic muy aconsejable, con momentos geniales (para mi algunas frases o la cueva de los reptiles) que promete mucho y que además tiene mucho que contar todavía (hay un peli en camino y todo). Quizás no sea adecuado para un regalo (para uno onanista si) porque puede que el destinatario te retire la palabra, pero merece la pena leérselo como sea. En cuanto a la edición yo la hubiera hecho más barata, en vez de con tapas duras, con tapas blandas. Más que nada para hacerla un poco más asequible y así animar al personal, que no estamos acostumbrados a comprar cómic español porque no nos fíamos de su calidad. En fin, leedlo, ni os váis arrepentir, ni os va a dejar indeferentes, yo estoy esperando más.

1.1.06

Opinón I: los mejores cómics de 2005

He hecho una especie de estadística con los tops de los mejores cómics del 2005 de los blogs que leo normalmente para averiguar cuales son los mejor considerados, me han salido estos: 1º Supreme Power, 2º "Superman: Identidad Secreta" y 3º Astonishing X-men, 20th Century Boys e Y, el último hombre. Estan ordenados por orden de "votos" y hay que decir que el 1º tiene el doble que cualquiera de los 3º (todos tienen el mismo número) y que hay más distancia entre los 2 primeros que entre el 2º y los 3º.
Antes de comenzar mi análisis a esta selección he de precisar que yo soy un lector fundamentalmente de supers y por tanto los blogs que frecuento adolecen de la misma debilidad. De ahí que la selección no sea imparcial, sino que esta sesgada desde un principio. Tampoco he incluido las reediciones de material, pues quería sólo incluir material producido recientemente, por eso no hay cosas como "V de Vendetta" y la verdad, en mi opinión, que entre lo mejor haya reediciones no es bueno, porque indica que el mercado vive del pasado y eso no augura un buen futuro.
Lo primero que habría que decir de la selección es que son 3 títulos de supers y 2 de otros géneros, que 4 son americanos y 1 es japonés, que todos han sido publicados por las grandes (Planeta 3 y Panini 2), que los 2 primeros suman más votos que la suma de todos los de los terceros, que 4 son colecciones abiertas y que no hay nada de autoría española. Todo lo cual creo, a pesar de que esta selección no es representativa, es una buena radiografía del mercado español actual (2 empresas que juntas pueden más que todo el resto unidas e incluso, puede que una sola tenga más capacidad que todas las demás sin sumar la otra grande, que el género de supers sigue siendo el más vendido, de momento, al menos entre los más aficinados, que el mercado vive de colecciones y que es escasísima la producción española), pero no permite augurar nada para el 2006, año en el que el cómic de otros géneros y procedencias y de DC tendrá una presencia mayor que en el pasado.
En cuanto a Supreme Power, la más votada con diferencia, la he leído y hay un post sobre ella en este blog. Baste decir para el análisis, que es un buen cómic de supers, un poco lento pero impactante, realista, maduro, sin pasado y no pertenece al universo Marvel. Por ello hay que preguntarse, porqué cómics tan bien considerados últimamente nunca están incluidos en los universos? Porqué siempre los experimentos o los nuevos enfoques siempre se hacen en colecciones marginales? Porqué estos cómics suelen estar bien considerados, pero casi nunca son superventas? Creo que la respuesta es que el miedo a avanzar es muy grande, esto hace que se considere a la continuidad como único lastre a la creatividad y a las ventas, olvidando que los convencionalismos del género y de sus pj tienen la misma culpa o más y que es por esa vía (romper o modificar los convencionalismo), más que por la otra (abolir la continuidad), que se puede liberar a los supers del marasmo que viven hoy en día. Desde luego, si los experimentos en la primera dirección se hacen en coles marginales es difícil que lleguen a superventas y por tanto, no se puede calibrar fielmente cual sería el impacto de esos conceptos en las ventas de las coles más populares. En fin, que el miedo hace que no se arriesgue, por lo cual no hay recompensa, por lo que el miedo no se va. Y es que Supreme Power es un magnífico ejemplo de lo que estoy hablando, ya que la razón de su éxito entre los aficionados del género en España es por ofrecer cosas nuevas, no por saltarse la coherencia de los años. Porque Supreme Power no es un gran cómic de supers, vamos que no hará historia, pero si resulta fresco y esta por encima de la media actual en guión y dibujo. Así que es comprensible que se haya abierto un hueco en los templos frikies o comitecas de los aficionados, pero es difícil que llegue a los que no conozcan tanto el género. Así que esta bien que en el 2006 continúe, estará en la selección del año que viene?
El segundo, "Superman: Identidad Secreta" es más de los mismo, pero no porque sean supers o sus protagonistas sean supermanes, sino porque sigue la línea de buscar nuevas historias utilizando presupuestos más maduros y realistas. La verdad es que son obras bastante parecidas ahora que lo pienso más profundamente, tampoco esta tiene pasado y también está fuera de su universo ... Bueno, este cómic a mi no me ha gustado mucho (hice un post), me lo compré por sus buenas críticas pero la historia no me ha llegado y los colores me parecen horribles, me cuesta mirarlo porque me parece feo. Yendo al grano, es un cómic digno, autoconclusivo además (no como Supreme Power), que mejora conforme avanza y nos presenta al Superman más humano hasta la fecha, pero que preferiría no habérlo comprado. En fin, habría que seguir preguntándose porque estos dos productos "marginales" han sido los más considerados entre los fans de los supers, cuando lo lógico hubiera sido que lo fuesen colecciones o miniseries o lo que sea más populares y asentadas en sus universos o los super eventos a los Vengadores desunidos.
De los restantes poco puedo decir, pues no los leo al no interesarme. De los X-men sólo puedo decir que es la única cole mainstream de la selección, y para mi que es por ser nueva y estar Wheddon a los guiones. De Y sólo puedo decir que tiene un argumento interesante de Ci-Fi y esta hecha por uno de los guionistas mejor considerados del momento pero que, por lo que he leído hecho por él no entiendo porqué (hay que considerar que no era ni Y, ni Runaways). Del último, 20th Century, nada puedo decir, salvo que la premisa de la que parte es original y novedosa y que sus loadores hablan muy bien de ella, pero a mi no me va.
Pues hasta aquí hemos llegado, en mi opinión ha sido un año flojo, no hay nada para el recuerdo (entre lo que se ha publicado que fuese de reciente publicación en sus países de origen), realmente nada de lo que he comprado me ha dejado huella salvo los números de Thor de Jurgens. Etapa que me ha encantado, que recomiendo encarecidamente a partir de que se muere Odín (nº 38 creo), sobre todo porque ha innovado por la vía de avanzar sin romper con la continuidad que antes indicaba y en parte por eso la han cerrado. También habría que reflexionar para este nuevo año, más los mandamases de esto que nosotros, porque Supreme Power si y Vengadores desunidos o sus equivalentes no y porque Supreme Power no es editado mensualmente. Sea como sea, me parece que el 2006 va a ser mucho mejor, lo espero con ganas.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog