28.12.06

La colección de cómics de Lord_Pengallan parte V

Vuelve esta sección después de bastante tiempo, pero es que la empleo como último recurso. Cuando no tengo nada que critiquitar y hay que postear (o se hace con regularidad o no se hace, Pedro García dixit), pues acudo a ella. Como nota curiosa deciros que mi comiteca ha cambiado su configuración desde que empezé esta sección, ahora tengo una balda sólo para productos Vertigo y otra para miscelánea de grapa y he creado otras nuevas, pero bueno ya os lo iré contando.
Hoy vamos con la balda que a mi me gusta denominar como la de coles abiertas, una solemene gilipollez pero no avanzo sorpresas, leed, leed. En este momento cuenta con estos cómics:
Thunderbolts: si lo sé, un poco ridículo, es una serie con una periodicidad semestral, vamos que es abierta por los pelos. Tengo todo, pero he decir que empezé a coleccionarla desde el número 1 (yo soy así, qué se le va a hacer) pero un año después de su salida. Vamos, que ya me sabía todo lo de la sorpresa (yo soy así, en cuanto me entero de un espoiler allá que voy a comprarlo). Es una serie genial, lo mejor de Marvel en los 90 con muchísima diferencia. A mi me gusta mucho más la etapa de Nicieza, por que los pjs son mas simpáticos y menos aburridos, pero hay que reconocer que todo lo bueno de esa etapa es gracias al anterior notable trabajo de Busiek. Lo mejor para mi es el beso con LENGUA que se pegan Piedra Lunar y Ojo de Halcón en portada, muy fuerte, algo digno del tomate. Una villana que esta buenísma, una chica dura, ambiciosa y manipuladora (a mi son las que más me molan, aunque supongo es por que nunca me he encontrado con una así) se ha ligado a un superhéroe! Hacían buena pareja. Bueno, que la serie esta muy bien, sobre todo sus últimos 5 tomos, lo mejor de lo mejor, increíblemente buena, genial. Su encarnación actual ha bajado bastante el listón, pero es que Nicieza, en lo publicado aquí, aún no se ha hecho con los pjs y luego encima llega la guerra esa y mete más cambios. A mi la nueva formación no me molesta, me parece interesante, pero me supongo que será algo transitorio. A mi los Thunderbolts que más me gustan son el barón Zemo (quién no le querría como padre?), Piedra Lunar (quién no querría "pasar" una noche con ella?) y Jolt (a quién le cae mal?), espero que vuelvan, por que ya no es lo mismo. Os hecho de menos gente.
Spidergirl: si, otro chiste de serie abierta, una serie de periodicidad anual (ay! Bendito Viturtia). No me mola nada Spiderman pero esta serie me enganchó en seguida por ser una serie entretenida, desenfadada y sin pretensiones. Una serie simpática, de esas que la coges cariño y la sigues más por lealtad que por que te guste. Quizás si hubiese contado con un dibujante más molón y menos simple ... Ah! Se me olvidada una serie editada genialmente, la pesadilla de todos esos coleccionistas obsesos del orden y la homogeneidad. Esta serie la tengo en grapas dobles (coedición con Panini, qué cosas eh?), en grapas solas, en tomitos aperiódicos, en tomitos trimestrales y en el formato este supernoséqué. Que esquizofrénico queda en mi balda!
Luego viene una ficción mía, la "serie" de Thanos (junto a Thor mi pj favorito de Marvel). Empieza con esos prestigios de los 90 que son "Thanos Quest", luego viene ese formato raro semitomo que tuvo cierta vigencia entre finales de los 80 y principios de los 90 (empiezo a parecer un chalado o sólo me lo parece a mi?) donde se publicó "Guantelete del Infinito" que me gusto bastante y esta muy bien llevado por Starlin, hay que valorar su trabajo por que es difícil hacer algo así con un macrocrossover a la vieja usanza. Luego viene lo que os estáis imaginando, "La Guerra del Infinto" y en retapados "La Cruzada del Infinito" que no es tan mala y vanal como puede parecer, luego viene "Abismo del Infinito" que se deja leer y luego "Marvel el fin" (aquí Starlin debió de perder el copyright de la palabra Infinito) que no no duele y por fin, la cole de Thanos. 2 tomos flojos, pero mucho mejor el de Starlin, el otro es bastante chorra y no cuenta con el Thanos habitual, no con el que sus fans amamos.
Luego viene "Supreme Power" que no esta na da mal. Historia un poco manida y que avanza con lentitud, pero muy bien contada y sin tapujos. Vamos, una novedad para un viejo aficionado, aunque hubiera preferido que volviese el tradicional, que tiene un pasado con mucho potencial. Pero vamos, de lo mejor que ha publicado Panini aquí en su vida. El problema es que no tiene ningún pj carismático y eso, a la larga, acaba produciendo falta de interés sobre los que les pase y si eso la añadimos, una peridicidad semestral o más, pues que no se le ve mucho futuro a la serie, al menos por aquí.
Luego 3 número de Mística, me llamaba la atención (me mola, bueno me da morbo el pj, a o mejor es por que me gustan los pitufos ...), pero estos números de Vaughan acabaron por quitarme las ganas. Sus guiones no estan mal como de costumbre, pero es que son demasiado ligeros y sobre tod, contó con dibujantes malos. Tal vez algún día la termine, sólo son 9 números más.
Luego Runaways (jajajaja abierta, qué cosas tengo), que parece que vuelve en abril con un Viturtia fingiendo que no pasó nada. Una serie fresca y divertida, de nuevo demasiado ligera, pero tiene pjs carismáticos y Vaughan sabe captar el interés del lector. Ni mata, ni engorda como dice Ternin.
Y finalmente la BM del "Capitán Marvel" por que no me cabe en otro sitio. Una BM malísima, nefasta, nefanda, terrible, aún me pregunto porqué la hice. Sólo merece la pena lo hecho por Starlin el resto es basura absurda y psicodélica a ratos. Sólo para los coleccionistas de rarezas de pésima calidad.
Y ya esta, menuda balda de series abiertas, perdón "series abiertas". Pero bueno, son los signos de los nuevos tiempos, a un aficionado clásico como yo es lo que le toca vivir. Porqué Panini no instarua una publicidad trimestral o cuatrimestral, algo que no mate a la colección por desinterés y olvido.
Bueno, pues ya esta, a esta balda se va incorporar otra "serie abierta", Hulka, pero es que todavía no la he colocado en la balda. En fin, hasta la próxima entrega. Feliz año nuevo! Si no se os ocurre un propósito para el próximo año, aquí os sugiero uno: commentar más en este blog. Ale, a pasarlo bien.

27.12.06

Los mejores libros que he leído este año

Bueno, como anuncié hace poco más de un mes para "celebrar" (la verdad es que lo hago por que todos los hacen, más que por idea propia) el 1º año de este blog, iba a hacer lo típico, una síntesis temática de lo que ha sido este año de (23/11/05-23/11-06) El critiquitas. Para empezar voy a destacar los 3 mejores libros que he leído y posteado en el blog.
Pórtico, F. Pohl, Ediciones B 2005: este libro me ha encantado. Es de Ci-Fi. Es uno de los mejores libros de este género de todos los tiempos según los entendidos además, esta escrito por uno de los mejores también. Un libro original de 1977 que nos cuenta un futuro en que la humanidad ha descubierto tecnología alienígena y se ha puesto a dominarla, pero como es totalmente incomprensible, pues se ha limitado a pedir voluntarios para que hagan la prueba más básica, la de ensayo-error, con ella. Una actividad peligrosa como podéis suponer. Esta bien escrito, con un estilo sencillo y directo, de ritmo rápido, por lo que proporciona una lectura amena y ligera, y tiene una buena caracterización de pjs. Es la 1º parte, desgraciadamente todavía (ya casi estamos en el 2007) no se han editado las demás y ediciones anteriores de la obra hoy son incontrables. Pero bueno, es un libro divertido, interesantísimo y entretenidísimo.
Ash: una historia secreta I y II, M. Gentle, La Factoría de Ideas 2005: estos son 2 libros ("Ash, la historia secreta" y "Cartago triunfante") de 4, pero de momento sólo he leído estos 2. Es una ucronía a medio camino de la Ci-Fi y de la Fantasía publicada en el 2000 en Gran Bretaña. Esta ambientada en un siglo XV bastante parecido al nuestro, donde los visigodos conquistaron Cartago en vez de España y se convirtieron en musulmanes. Es una historia original e interesante, escrito primorosamente con un estilo denso, visual y muy detallado, de modo que uno se mete en seguida en ese mundo. Un mundo medieval muy bien trasladado por la escritora, que se muestra como una experta en ese período de la historia. A mi me ha gustado bastante y os destaco esa especie de esquizofrenia/inconguencia/paradoja que es la novela, pues su argumento es muy fantasioso pero esta escrito con un estilo muy realista, detallado y verosímil.
Los príncipes de Ámbar I, R. Zelazny, La Factoría de Ideas 2006: esta es una relectura, sólo que ahora por fin he podido hacerme con uno de los libros que más me han gustado. Es un libro de Fantasía, pero no a lo Tolkien, lo cual ya demuestra que esta muy bien. Es obra de uno de los mejores escritores estadounidenses de Ci-Fi, tal vez os suenen "Mi nombre es Legión", "Yo, el inmortal" o "El señor de la Luz". Es un gran escritor con un estilo ágil, directo y vigoroso, que en este caso llega hasta interpelar al lector, como si la novela fuese un relato que el prota esta contando personalmente al lector. Así pues, se lee rápido, impulsado además por un argumento llamativo, original y muy interesante e intrigante plagado de pjs carismáticos bastante estereotipados. Una historia de aventuras y mucha acción, protagonizada por un héroe típico, esto es carismático, audaz, testarudo, gallardo y honorable. Esta edición agrupa las 2 primeras novelas (cortas) de la serie (5 o 6 ahora no recuerdo) publicadas en los 70 y por lo visto hay más, otras 5 que hizo en los 80 aunque no sé si eso entrará en los planes de la editorial, pero si vende saldrán imagino (estas últimas estan inéditas en nuestro país). Pero bueno, que eso no os distraiga, la serie original de Ámbar de Zelazny es uno de las lecturas más trepidantes y entretenidas que leeréis en vuestra vida, siempre y cuando me hagáis caso claro. Y hace poco que ha salido un nuevo libro con las 2 siguientes!
Bueno pues ya esta, aquí tenéis unos enlaces a los post que hice en su momento si deseáis más información mía sobre estos libros. Ámbar, Ash y Pórtico.

26.12.06

Critiquita 138: Ultimates nº 4, M. Millar y S. Dillon, Panini 2006

Parece que Panini ha decidido que va a sacar sus grapas la última semana del mes anterior al que corresponden como hace Norma con sus novedades, y es que cada vez la política de Panini se parece más a la de la editorial catalana. En fin, a la faena.
En esa especie de epílogo que escribe Clemente al final de cada grapa comenta una cosa curiosa, que Quesada desterró los anuales de Marvel, por que no vendían por ser historias intrascendentes a cargo de autores secundarios, pero que ahora los había vuelto ha sacar con nueva filosofía. Y después de leerlo, no puedo pensar que menuda tontería. Este anual no desmerece en nada a los anuales preQuesada. Una historia sencillita, insulsa, con poco que decir, intrascendete vamos, y hecha por Dillon, que no es más que un secundario y por Millar que no lo es comercialmente hablando. En fin, que en este anual Millar lo que nos cuenta es el programa de "armamento" de EE.UU. dirigido por S.H.I.E.L.D., y es que la posmodernidad no concibe que los gobiernos no se empleen a fondo en producir superhéroes. Una historia en la que poco hay de relevante (creo yo) para el serial que se estan montando Millar y Hitch.
Pues como os iva diciendo, una historia de trámite. Millar se monta una historia muy tópica, de esas que se hacen sin pensar y sin esfuerzo por que ya ha sido escrita mil veces y por tanto, los lectores no necesitamos mucha información para seguirla. Así que poca imaginación y ambición en el argumento y poca escritura, por lo que el anual se lee rápido, y sin alma, así que el lector se queda al final del cómic igual que cuando lo comenzó.
Dillon siempre ha sido un dibujante de estilo sencillo, sólo se molesta en hacer la silueta y algún pequeño detalle más para dar cierto volumen, pero si bien, esto funcionaba en "El predicador" por un entintamiento vigoroso y una puesta en escena y narrativa enérgica, aquí se muestra como un trabajo pobre y flojo, al que un color prácticamente plano no hace más que remarcar que Dillon se ha hecho el anual en una tarde. Además, es un tipo con pocos recursos, por ejemplo sus caras, sus rostros se repiten tanto, que uno, cuando esta leyendo un cómic suyo no sabe si esta leyendo uno de "El predicador", de "El Castigador" o alguna miniserie intrascendente. Y encima sólo sabe hacer 3 expresiones faciales, con lo cual todos los pjs que dibuja corresponden a uno de estos 3 grupos: tontos del culo, sádicos o pervertidos. En fin, que a estas alturas Dillon se repite más que el ajo, más le vale tomarse unas largas vacaciones o cambiar un poco de estilo, por que aburre y estropea cualquer cómic que toca al no darle un aspecto diferente al resto de cosas que ha hecho. Un trabajo por otra parte, muy acorde con el de Millar en calidad y esfuerzo. Los dos (y el colorista) se han esforzado lo mínimo indispensable, con lo que hacen un flaco sabor a la serie y al lector.
De la edición de Panini, hablemos de la errata de la portada, que acredita a autores que no participan en le cómic, pero qué cartel de cine no se equivoca poniendo otro director o actores? Voy a mencionar también la chorrada que han hecho para rellenar las páginas que faltaban para las 48. Es tal, que uno se queda con la sensación de que ha pagado de más. Paja de la buena (no se podía, haberlas puesto al menos a toda página?), pero claro, como ya no se pueden poner artículos, ni un plan editorial para el 2007, ni nada de nada y estas cosas se hacen con 2 días de antelación, por lo que no hay tiempo para preparar nada, pues se comprende. Panini cada vez se esfuerza menos, pero también los que comenzamos a coleccionar con forum estamos mal acostumbrados. La culpa es siempre del cliente, me parece que dice siempre Panini.
En fin, aquí continuamos con este volumen de Ultimates que se desinfla por momentos. Si bien las 2 primeras grapas españolas estaban muy bien (dentro de unos estándares no muy exigentes), a partir de la 3º, la historia ha entrado en una especie de discontinuidad temporal que ha hecho que no avanzemos nada. Leemos y leemos, pero estamos igual. La historia se ha quedado en un impass. Una pena, y encima nos tenemos que contentar con este anual hecho en una tarde, pobre y flojo. Y es que ya la portada nos lo dice todo con esos ojos del hombre gigante negro mal colocados que me ponen de los nervios, es lo que buscaba Hitch y por eso los hizo con el culo?

22.12.06

Critiquita 137: JL: Elite nº 2, J. Kelly y D. Mahnke, Planeta DeAgostini 2006

Pues aquí estoy de nuevo con esta maxiserie, reconvertida en miniserie por obra y gracia de la ingeniería editorial patria. Lo cual en este caso esta muy bien. Una serie limitada con poca trascendencia es bueno que se la publique en grapa doble, que así se disfruta más, se traga más fácilmente que un tomo y se termina con ello rápido. Una buena idea, que a ver si se extiende, basta ya de series limitadas en un tomo o dos y más grapa!
Bueno, vamos a lo que vamos. En esta grapa vemos el final de la primera misión de este grupo de operaciones encubiertas superheroico que no se salda con un absoluto éxito. La depuración de responsabilidades por este relativo fracaso, centra la segunda parte de la grapa y es utilizada por Kelly, para ahondar un poco en los pjs más desconocidos de este supergrupo y para agitar un poco las aguas de este experimento tutelado (más bien monitorizado) por la santísima trinidad del UDC: WW, Superman y Batman.
Kelly es sobre todo un buen dialoguista, lo cual hace que escriba mucho (luego la lectura de una de sus grapas cunde) y sus pjs sean más vivarachos de lo normal. También es un tipo con ingenio y sentido del humor y que ama al género, de modo que sus guiones tienen esa esencia que tienen por ejemplo, los de R. Thomas o los de K. Busiek, se nota que estan escritos por un aficionado. Todas estas cualidades estan muy bien y aseguran que un cómic de Kelly va a ser entretenido, el problema es que no consigue sacarle todo el jugo que tienen sus argumentos (algunos muy interesantes), ni resolver bien las historias, estas cosas hacen que sea un guionista de perfil medio. Esta miniserie es prácticamente creación suya, lo cual siempre viene bien. De momento va desarrollando la historia sin prisa, pero sin pausa, presentándonos a los desconocidos poco a poco y haciendo unos cómics interesantes y entretenidos.
Mahnke es un poco como Kelly, un popurri de cosas buenas y de cosas regulares. Es un dibujante que intenta ser realista dentro de los parámetros del estilo superheroico, que se la da muy bien dibujar la tecnología y los monstruos, es un aceptable narrador, bastante expresivo y trabajador, no escatimando nunca un fondo y esmerándose en ellos cuando hay espacio y con un buen sentido estético. Es un buen dibujante, que merece más reconocimiento a pesar de que no domine la figura femenina, que hace un gran trabajo haciendo visibles las ideas de Kelly.
Pues eso, de momento tenemos 4 grapas estadounidenses entretenidas y bastante bien hechas, que cuentan con mucho potencial, tanto en argumentos como en pjs. Perfectamente podría ser una serie regular, en la que el espionaje y la infiltración serían lo que le diese esa particularidad necesaria para sobrevivir en el mercado. Así que eso, de momento todo apunta a que esta miniserie va estar bien, no va a ser algo histórico, pero si que tendrá varias relecturas agradables.

21.12.06

2 grapas (critiquita 136)

Las 2 grapas que voy a tratar hoy pertenecen a coles regulares en todos los sentidos. Son series abiertas que llevan ya un tiempo y la calidad de cada grapa suele ser la misma por lo que, ya no me incitan a dedicarles un post para cada una nueva. Ya estoy cansado de decir lo mismo número tras número.
La primera es "Runaways" nº 8, B. K. Vaughan y A. Alphona, Panini 2005. Nos acercamos al final del primer volumen estadounidense y todo sigue igual. Bien, pero igual. Vaughan a estas alturas ya ha confirmado que domina perfectamente la grapa. Sabe muy bien como llenarla y como terminarla, así que, aunque la historia avanza lenta y la historia es bastante anodina, Vaughan sabe presentárnosla de forma fresca y entretenida así que tragamos con gusto. Por su parte Alphona mejora lentamente su dibujo haciéndose cada vez más con las proporciones humanas, pero sigue siendo mal narrador, nefasto cuando se trata de acción. En suma, un dibujo agradable que oculta muchas carencias. Pues así estamos, un número más de esta cole que, gracias al trabajo de sus autores (sobre todo el guionista), parece mejor de lo que es.
La segunda grapa es "Conan la leyenda" nº 19, K. Busiek, C. Nord y D. Stewart, Planeta DeAgostini 2006. Tenemos una nueva historia de la etapa zamorana de Conan, que afortunadamente parece que se le da bien a Busiek. Para mi, esta cole, quitando grapas puntuales, es floja, pero ahora que Conan esta en Zamora "la ciudad de los ladrones" la cole ha subido en interés. Las historias que mezclan el género policíaco con la espada y brujería de toda la vida, como esta en concreto, estan resultando bastante interesantes. Busiek ha sabido muy bien retratar la irrupción del bárbaro Conan en una ciudad civilizada, con sus reglas, sus instituciones y su status quo (lo cual es el leiv motiv de Conan) y eso hace que esta grapa sea una de las mejores (que son pocas) de las que llevamos hasta ahora. Por su parte Nord sigue con su habitual dibujo abocetado, narrando bien y dejando todo el peso a Stewart, que sigue siendo el mejor de los autores . Hace un trabajo delicioso (perdonad la cursilada) con sus colores densos y cálidos, dando muy bien densidad y volumen a lo esbozado por un vago Nord. Asi pues, tenemos una grapa de lectura muy agradable y bastante novedosa para pertenecer a un icono cultural de 70 años.
Pues eso, perdonad la mezcla de registros, pero es que ya estoy bastante cansado de decir siempre lo mismo de estas series regulares, así que esto se repetirá.

20.12.06

Relecturas XXXVII: Los pitufos nº 8 y 9, Peyo, Planeta DeAgostini 2006

Aquí continuamos con este coleccionable de uno de los grandes clásicos de todos los tiempos. En una edición que está bastante bien, pero no es la definitiva por algunos defectillos en la traducción (vamos, la que hizo Bruguera hace más de 20 años que retoca ahora PDA).
El número 8 contiene 3 historias. La primera, la más larga, es sobre un pitufo que también quiere hacer magia, pero como papa pitufo no le deja, le "enseña" Gargamel. La segunda historia es otra maldad de Gargamel y la tercera es el regreso de la pitufina a la aldea por primavera. El 8 es una colección de historias graciosas de una sola página.
Ya he dicho que Peyo en esta cole hace un estupendo trabajo que brilla por su pureza. Pues este autor parece que ha destilado el Cómic y se ha quedado con la verdadera esencia de este y así, sin florituras ni paja, hizo cómics que ahora son clásicos, si bien estos han decrecido en calidad desde el principio. Si los 4 primeros son obras maestras con lecturas a varios niveles y los 3 siguientes son buenos cómics de entretenimiento y evasión estos 2 últimos, aunque siguen con la línea de los inmediatamente anteriores, son flojos. Supongo que fue por el intenso trabajo que tuvo Peyo en aquellos años a cuenta de los pitufos (tuvo que dejar el resto de cómics que hacía), aunque tal vez fuese que Peyo no se encontraba del todo cómodo con los pitufos, pues habían derivado hacía el público infantil y por ello se sintió limitado a la hora de elaborar historias. Sea como sea, estos 2 cómics han perdido la gracia que tenían los anteriores. Las historias son simples, sosas y bastante inocuas, no aburren, pero se quedan a un pelo. Son historias de trámite, en las que incluso el genial y graciosísimo humor de Peyo esta muy diluido.
En cuento al dibujo, donde realmente destaca Peyo, pasa lo mismo, aunque quizás este bajón de calidad se deba a que en estos número ya le ayudaba su estudio y por tanto, no hacía todas las viñetas. Lo mismo pasa con la narración excelente y muy cinematográfica (lo cual, junto a su admirable estilo cartoon, delatan los comienzos en la animación de Peyo). Así tenemos, un trabajo gráfico más comedido, sobrio y sencillo que los anteriores, que no hace sino evidenciar la época de vacas flacas en los guiones.
Pues eso, un par de cómics decepcionantes, si tenemos en cuenta los anteriores. Estos números si que los calificaría yo de infantiles, mientras que los anteriores yo diría que son para adolescentes e incluso para adultos ( hay que ser adulto para ver todos los niveles de lectura de "El rey pitufo" y de "La pitufina"). Siguen siendo una lectura agradable, pero estos números no son capaces de satisfacer cualquier paladar como los anteriores. Solo destacaría las 2 historias breves del 7, por ser bastante graciosas, sobre todo la de la pitufina con alguna genialidad y algunas de las gracias de una página del 8. Las primeras y las últimas, al dejar traslucir la querencia hacia lo absurdo y surrealista rayando en lo poético del humor de Peyo, del que son magníficos y geniales ejemplos la primera y la última historia.

19.12.06

Relecturas XXXVI: El hombre que ríe, F. de Felipe, Toutain 1992

Esta obra es parte de mi botín del Expocómic. Ya la conocía por la edición más reciente que hizo Glénat. Así que no me pude resistir en cuanto la ví saldada, pues es uno de los mejores cómics de F. de Felipe. Que por cierto, porqué se han dejado de publicar? Es porqué él no quiere? Sea como sea una pena, una gran pena, por que sus obras son muy buenas (sea autor único o no), merecen estar siempre disponibles y hace lustros que se editaron muchas de ellas.
Al tema, este cómic es una adaptación (un poco libre) de una novela de Victor Hugo del mismo título. En ella se narra las desventuras de un saltimbaqui del medievo (en la novela del XVII) desfigurado cuando era pequeño por unos delincuentes para que tenga una eterna sonrisa.
No he leído la novela, pero por lo que pone en la wikipedia sobre esta, deduzco que F. de Felipe ha hecho un resumen muy resumido y que ha sabido trasladar el exceso y la fuerza del estilo de VH y de la novela. La historia es sencilla y esta muy bien desarrollada, con pocos diálogos, cortos y sucintos, pero vigorosos y lapidarios, de tal forma que se lee rápido pero con el corazón encogido, pues la historia que nos cuenta el autor de forma tan notable, es sobrecogedora (no en vano, esta basado en los típicos dramones decimónicos), llena de fuerza, alucinante y emocionante.
Gráficame no es el mejor F. de Felipe posible, es más sencillo de lo usual, pero su estilo, sigue siendo el mismo, expresionista, vigoroso y agresivo, con su particular concepción estética, utilización del collage como potente recurso expresivo y un gran dominio del color. Un cómic bien narrado y bien dibujado de modo que consigue aumentar la fuerza del guión logrando así, que sea realmente excesivo y turbador. Una lectura alucinante y brutal, como suelen ser las cosas que van directas. En fin, un trabajo notable pleno de recursos y habilidad para mostrarnos de la mejor manera posible en dibujos esta excelente historia.
La edición de Toutain, más difícil de encontrar que la de Glénat, me ha gustado menos que esta última. La de Glénat me parece más elegante por sobria pero sobre todo, tiene una rotulación mejor. La de Toutain, aunque es manual, es confusa y difícil de leer, por la fuente escogida y por que se apelotonan con frecuencia las palabras en el bocadillo, siendo difícil a veces distinguir donde termina y empieza la otra.
Pues eso, una gran obra. Inagotable. Yo ya no sé cuantas veces me la he releído (unas 5) y me sigue alucinando y sobrecogiendo casi como la primera vez. Tal es la habilidad y la potencia del trabajo realizado por F. de Felipe. Un gran genio retirado por motivos propios, lo cual es más desgracia. En fin, si por lo menos alguna editorial se animase a reeditar sus obras no estaríamos tan huérfanos.

15.12.06

Videados 21: Mi amigo el fantasma, R. Stevenson, 1968

Esta peli pertenece a la ristra de las mismas que me acompañaron en mi típica infancia ochentera videoclubera. Películas geniales (en mi recuerdo), en su mayoría de WD. Desenfadadas, divertidas e inocuas (como mandaba la productora, fíjate ahora como son los piratas del Caribe esos). No sé por que WD no las ha sacado en dvd, ni por que no las pasan por la tele, a mi me gustaría verlas de nuevo para retroerme a mi infancia y ver que tipo de cosas me entretenían de cani. Pero supongo que esas pelis, como las de Bud Spencer y Terence Hill, pertenecen a un pasado que no va a volver. Ay!
Resulta que la excepción a la regla es esta, vaya a saber usted porqué! Igual es por que es la mejor o la que no tiene los típicos problemas de derechos que tiene cualquier cosa en el mundo de hoy (al final va a resultar que eso de derechos de autor no era tan buena idea). En fin, esta peli (que por lo visto esta basada en una novela), trata de que como un estadounidense medio convoca sin quererlo al fantasma del pirata E. Teach (pj histórico, uno de los últimos piratas del Caribe y uno de los más feroces, que acabó acosando a las colonias inglesas, que formarían el sur de EE.UU., a principios del XVIII, huyendo de un Caribe que ya no pasaba ni una a los piratas) más conocido como Barbanegra. Pues eso, la única manera de quitarse de encima a este sanguinario pirata (pero como es una peli de WD es en verdad un niño grande), es lograr que haga una buena acción. Así que a eso consagrará su vida el prota, por que de no conseguirlo acabará desquiciado por culpa del fantasma.
Después de verla seguramente unos 15 años después de la última vez, he de decir que a mi me sigue gustando, y a pesar de que sus modos y estilo pertenecen a una época muy diferente a la actual, la peli sigue funcionando y logrando hacer sonreír incluso a los adultos. La principal causa es P. Ustinov. Uno de los grandes actores de Cine del siglo pasado (que es una manera soft de decir de todos los tiempos). No he visto toda su filmografía, pero lo que he visto siempre ha estado muy bien, genial en su histroinismo y siempre carismático. Un actor capaz de legar a las generaciones futuras un estereotipo, el de rey/emperador decadente y megalómano, cosa que logró con su Nerón de "Quo Vadis?" Aquí esta totalmente desencadenado, hace lo que le da la gana y se nota que se divierte con ello. Compone así, al fantasma como a un niño grande, juerguista, egoísta, desesperante, gesticulero, excesivo y caótico y que no acusa para nada, ni el shock temporal, ni su condición de fantasma. Un pj que resulta simpatíquisimo y divertido gracias a los excesos y al eficiente guión. Su pareja es D. Martin, el prota de este tipo de pelis de WD. Un tipo al que se le debería dar un homenaje por los buenos ratos que ha hecho pasar a millones de niños de al menos 2 generaciones. Aquí no lo hace nada mal y no se deja comer por Ustinov. Esta perfecto en su papel de estadounidense de bien que acaba totalmente desquiciado por lo que se le ha venido encima. Nos compone un pj siempre en tensión y gritando, ofreciendo así un blanco perfecto para las "fechorías" del pirata. Alrededor de estos 2, orbitan una serie de pjs, los típicos de estas pelis (la buena ancianita, el malo, el director de la universidad/instituto, el entrenador de fútbol americano, etc.) que estan muy bien en su papel, sobre todo gracias a un soberbio casting que supo distribuir bien los pjs entre sus actores. Destacar naturalmente a S. Pleshette (la chica), la habitual pareja de Martin. A otra que se le debería hacer un homenaje por todas estas pelis. Hace un buen trabajo, bastante más sobrio que el de los protas, pero muy adecuado y es que se nota la química y la de trabajos que hizo con Martin. Y por último mencionar a la venerable ancianita involuntaria desencadenante de todo, E. Lancaster. Una secundaria de toda la vida, con cara simoática y una gran habilidad para interpretar pjs estrambóticos (fue la novia del monstruo de Frankenstein, la del peinado ese tan famoso), que interpreta muy bien al tópico pj.
Alrededor de estas grandes actuaciones, tenemos una dirección con mucho oficio. Perfecta en todo momento, invisible y totalmente funcional, que es de lo que se trataba. Y un guión, normalillo, pero como en el fondo es una buena idea, a todo el mundo el esquema de estas pelis le cae bien y tuvo la suerte de ser muy bien interpretado, pues funciona, hace sonreír a pesar de los casi 40 años que tiene, entretiene y divierte. Como curiosidad decir la rápidez del ritmo de las pelis de antes. Se iba al grano en seguida, no se daba por necesario explicar las cosas y se avanza siempre hacia adelante. Una forma de hacer cine que ya no es lo habitual de hoy en día.
Pues eso, supongo que este post favorable a esta peli amable e ingenua esta dictado sobre todo, por la nostalgia de mi felicísima infancia, por el enorme respeto que tengo ahora por esos actores de género semiolvidados y por haber sido doblados por los mejores de todos los tiempos (las voces de mi infancia, la gran mayoría de las pelis que vi de peque estan doblados por los mismos gigantes del doblaje). Pero en fin, a mi me ha entretenido, me ha hecho sonreír, he visto con mucha curiosidad lo diferente que era el mundo a finales de los 60 y sobre todo, he vuelto a disfrutar con el final. Uno de los finales que más me han gustado de toooooooooodas las pelis que he visto en mi vida. Un final enternecedor, lleno de fuerza y emoción (al menos a mi me sigue humedeciendo los ojos), elegíaco a más no poder y que supone un punto final magnífico para una peli muy modesta, pero muy eficaz.

14.12.06

Critiquita 135: La brigada de la luz, P. J. Tomasi y P. Snejbjerg, Norma 2004

Este tomo también es parte de mi botín del Expocómic. La pieza más valiosa, pues me la compré saldada a casi 1/3 del precio original. Quién dijo que los precios de Norma son caros? En fin, reconozco que siento un placer perverso pagando tan poco por lo sobrevalorado por Norma, ya que me deleito pensando que no les hará gracia que sus cómics ahora valgan 4 perras, pero claro, en su momento ya cobraron por parte de librerías y distribuidoras, así que igual no les jode tanto como me gustaría.
Al tema, este cómic le tenía muchas ganas pero sin referencias de sus autores no iba a pillar una obra tan cara. así que la dejé en la estantería hasta que me hiciese rico. Pero hete aquí, que he podido hacerme con ella, incluso cuando ya me había olvidado de ella. Es un cómic bélico entremezclado con mitos judeocristianos (nephilim, Longinos, reliquias, etc.) y un guiño a los cómics de superhéroes. Se ubica en los últimos estertores de la 2º GM en el frente Occidental. Allí, mientras se congelan el culo, una unidad estadounidense se ve mezclada en una milenaria guerra celestial en la que, como siempre pasa en este tipo de guerras, el destino de la humanidad esta en juego.
Primero decir que este cómic me ha encantado. No esperaba nada especial, así que me ha sorprendido un trabajo estupendo por parte de los autores. El guionista demuestra ser un tipo aficionado al cine bélico, a los cómics de superhéroes y a la mitología judeocristiana. Así, el guión es un buen homenaje a esas pelis bélicas de los 50 y 60 con su final épico y su epílogo elegíaco correspondiente, de las que toma el esquema narrativo y los pjs, para mezclarlos con los mitos de los grigori y nephilim (los primeros fueron ángeles mandados por dios a la Tierra para proteger a los humanos de los demonios y los segundos, son los hijos que tuvieron con los mortales, ambos aniquilados por el señor con el diluvio), en vez de ir a por la típica historia del conflicto eterno Cielo-Infierno. A todo esto se le añade la simbología superhéorica introducida a través de un soldado friki. Las referencias en especial a los Linterna Verde (que encajan bien con eso de la luz), evidencian la calidad de héroes que tienen siempre los protas de estas cómics/pelis. Así, Tomasi monta una originalilla historia muy bien hecha, ya que desarrolla la historia notablemente manteniendo siempre la intriga, con mucha acción, con brillantes momentos (lo del avión del grigori, privado de las alas, para volver a volar es genial), con mucha emoción, épico, con frases heróicas, en fin todo lo que una buena peli bélica tiene y más cosas que no desvelo, como zombis (upsi lo he hecho) y las típicas escenas y escenarios (monasterios, etc.) de la fantarreligión. En definitiva, lo que escribe Tomasi es una historia de entrenimiento sin pretensiones muy buena, no hay grandes caracterizaciones de pjs, ni compelejidad intelectual, pero si mucho amor por lo que se esta haciendo y mucho oficio.
Snejbjerg me ha gustado bastante, pero parte importante del mérito del estupendo aspecto de "La brigada de la luz" (para mi, la parte gráfica es mejor que la literaria) es del colorista Hansen, que hace un enorme trabajo dándole mucha potencia visual y un bello acabado a lo hecho por el dibujante. Snejbjerg tiene un estilo retro. Recuerda al dibujo sencillo y desenfadado de los 60, pero naturalmente tiene mucho de moderno. Recuerda a Dillon (de hecho el prota es clavado al reverendo Custer y algunos rostros recuerdan a otros pjs de "Predicador"), pero como digo su dibujo es sencillo y claro, reducido prácticamente al silueteado, aunque luego la mancha de negro tiene mucha importancia para dar volumen, fuerza y atmósfera al dibujo, que es además muy expresivo, sobre todo en el movimiento de las figuras, con fondos sencillos pero efectivos y bien documentado. Con una notable narración, apropiada en el ritmo y haciendo las viñetas lo más espectacular posible. En definitiva, hace un estupendo trabajo representando las ideas de Tomasi, por lo que logra que el lector se sumerga en la historia y se emocione.
B. Hansen hace un gran trabajo, pues el estilo sencillo y limpio de Snejbjerg exige mucho al colorista. Elige una bonita paleta de colores densos y claros donde predominan el marrón y el azul y hace un trabajo sencillo, pero muy efectivo dominando muy bien la luz. Así contribuye a que el aspecto final sea muy atractivo y a que la historia gane en verosimilitud y emoción (hace muy bien el fuego y las explosiones).
Pues eso, me ha gustado mucho y creo que le gustará a cualquiera que no sea alérgico al género bélico o al trasfondo de mitos cristianos. Una historia interesante y emocionante, con todo lo que debe tener estas historias ensaladas de tiros, violencia, mucha sangre y entrañas, lucha final en patente inferioridad numérica, sacrificio por un fin noble, heroismo mas alla de lo exigible y momentos emocionantes como la charla con la esposa muerta (muy bien llevada por Snejbjerg pues consigue que nos parezca que el tiempo se ha congelado). En fin, si lo véis saldado por ahí, no lo dudéis!

13.12.06

Critiquita 134: JLA: Golden perfect, J. Kelly y D. Mahnke, Norma 2003

Este cómic es parte de mi "botín" del Expocómic. Lo considero así por que estaba a la mitad! de su precio original. En fin, no pensaba dedicarle una critiquita, pero como me ha gustado bastante, al final la voy a hacer (también es que iba con las expectativas bajas). El trabajo de los autores en este cómic se lo merecen (en mi opinión claro).
Este tomo es el principio de la larga etapa de Kelly en la JLA (tan larga, que el final lo editó PDA). El tomo trae 2 números autoconclusivos y una saga en 3 partes. El primer número es una historieta típica que sirve a Kelly para contarnos sus intenciones. Lo siguiente es la saga, que es una parábola sobre la invasión de Irak (o yo me lo tomo así) pero que tambien funciona como cómic de superhéroes sin pretensiones siguiendo el estilo de Morrison y que siguió Waid (los predecesores de Kelly en la cole). El último número nos cuenta como Plastic Man pide ayuda a Batman para meter en vereda al hijo del primero (argumento genial a que si?).
Kelly es un correcto guionista, es decir, desarrolla bien las historias, dialoga ágilmente, caracteriza bien a sus pjs, tiene su puntillo gracioso, conoce el género y generalmente tiene buenas ideas, pero generalmente también, no consigue llevarlas a buen termino o sacarles todo el potencial que tienen. Esto esta también en esta obra, pero no quita para que sea un buen tomo de superhéroes. El primer número es toda una declaración de intenciones que me ha encantado. Tras leer el Green Lantern especial 1, cómic en el que el editor y los autores han vendido la piel del oso antes de matarlo, por lo que no se han esforzado un pelo, ver como Kelly aprovecha su primer número para comunicar que va a hacer las cosas lo mejor que pueda y a por todas, me ha parecido muy loable. Tal cosa es así, que ya, en este número, tenemos uno de los mejores momentos de todo el tomo, cuando Flash dice: "Me esta tocando. Batman me esta tocando. Voy a morir verdad?" y acto seguido aparece montado en un misil como si fuese el barón Munchausen. Ese momento ya casi que me ha recompensado la compra de este tomo. En fin, el primer número es típico pero muy bien hecho, en el que Kelly quiere demostrar que sabe de que va la JLA y que tipo de guiones hay que hacerle. La saga siguiente, yo me la he tomado como una parábola sobre Irak. Hay que tener en cuenta que estos números son del 2002, por tanto, se hicieron en una época en el que el debate internacional sobre si había razones suficientes para invadir Irak estaba muy presente. Así que Kelly decide montarse una parábola sobre el tema. En esta saga que da título al tomo, la JLA se ve obligada a decidir si interviene en un país que ha dado la espalda al mundo. La indecisión final de WW, que es la principal impulsora de la intervención (EE.UU.), trae como consecuencia la rotura de su lazo, teniendo este hecho repercusiones nefastas para el mundo, pues la Verdad comienza a hacerse relativa y subjetiva, por lo que las creencias sustituyen a la Ciencia y el mundo comienza a destruirse. Naturalmente, al final la JLA lo resuelve todo, pero por el camino Kelly nos ha dejado la moraleja de su parábola que apoya la intervención en Irak. Por un lado WW, nos dice que defiende una "ley superior a la del hombre" (la Declaración de Derechos del Hombre) y que por eso ha de intervenir, por que lo hace "bajo el perfecto resplandor dorado de la verdad. Sin intereses. Sin malicia. Con la esperanza de que el mañana traerá tiempos mejores, por que intentamos hacer lo correcto [...]. Eso debe bastarnos". Cosa que a mi me suena algo así como que, aunque Sadam diga la verdad, intervenir para liberar a los iraquíes es justificacion suficiente, por que hay verdades superiores que hay que defender (hay que tener en cuenta que EE.UU., al igual que todas las superpotencias de la Historia, se cree que tiene una misión "divina"). En fin, no sé si me he pasado, pero escenas en que la JLA conferencia cual ONU me dicen que no (bueno ahora que lo piensa igual no se refiere a Irak, si no a Afganistán). La última historia es una historia desenfadada y divertida, una comedieta (que Batman y Plastic Man sean la pareja protagonista ya lo dice todo) que me ha hecho gracia, por que los consejos paternalistas a una juventud descarriada, en vez de darlos M.A. o Kirk Cameron, los da Batman, el Batman oscuro e intimidante de hoy en día. A mi me ha parecido que eso tiene mucha guasa.
Pues eso, Kelly hace un estupendo trabajo, muy entretenido y divertido, con buenas ideas, diálogos ágiles, un intento de profundizar en los pjs, una gran utilización de Plastic Man y que toma el toro por los cuernos desde el principio, en suma, nos da unos cómics de la JLA como deben de ser, con grandes amenazas y con pjs superheroicos, no por sus poderes, si no por sus convicciones morales y su fuerza de voluntad.
Mahnke hace un gran trabajo acorde con el de Kelly. Aunque a su dibujo le falla un poco las proporciones y la anatomía, tiene mucha fuerza y energía. Un dibujo sencillo y agresivo plagado de aristas, geométrico pero no por ello estático y pesado, con un gran sentido estético, con mucha imaginación (esencial para manejar al Detective Marciano (más marciano que nunca) y a Plastic Man) y tendencia al barroquismo y al detalle, con un reportorio amplio, con muchos recursos, con ecos de Mignola y una atractiva querencia para dibujar insectos y monstruos lovecraftianos. La portada del tomo creo que ejemplifica muy bien cual es el estilo de Mahnke. Este atractivo estilo produce un interesante contraste, puesto que los fondos estan muy trabajados pero los supers estan hechos de forma sencilla, con poco negro. De esta forma, refuerza la iconicidad de los miembros de la JLA, su "pureza" en contraste con las barrocas y oscuras amenazas a las que se enfrentan. Gracias a todo esto Mahnke, no solo consigue recrear notablemente el guión de Kelly, si no enriquecerlo y hacerlo mas vivo y verídico. Los únicos peros son que no es un buen narrador, sobre todo cuando no hay acción, sus pjs no son muy expresivos, a veces sus fallos anatómicos cantan mucho y de vez en cuando hace ilustraciones en vez de viñetas. De todas formas, me ha parecido un trabajo estupendo (este tipo de estilos son los que más me gustan), mejor que lo que le he visto después, sobre todo por que este tiene más garra y personalidad. Bueno, también parte del mérito lo tiene el entintamiento de Nguyen, que ha sabido dar contundencia y belleza al dibujo de Mahnke.
Pues eso, un buen cómic del género de entretenimiento. Un cómic perfecto para leer por que no tiene continuidad, ni excarba en el pasado del UDC, con saber lo justo de los iconos de DC vale. Un cómic entretenido, divertido, interesante, muy superheroico, bien guionizado y dibujado. Una lectura gratificante para cualquier aficionado a los supers.

12.12.06

Caca de vaca esta "Casino Royale" (videados 20)

Siempre que alguien da una opinión sobre algo es obligado contextualizarla. En mi caso he de decir que toda mi familia somos fans de James Bond. Ir juntos al cine a verla es el único ritual familiar que conservamos a estas alturas. Yo mismo he visto en el cine todas las pelis de Bond que me ha permitido mi edad y videado todas las pelis al menos 2 veces menos las últimas. No me considero un yeimsbondista, es decir, que estoy abierto al cambio, pero si las he visto todas es por que la serie tiene muchos lugares comunes que me han permitido augurar que la siguiente entrega me gustará. De hecho, es la peli que más se parece a un cómic mainstream. Tiene continuidad, muchos clichés y un esquema propio para contar una historia. Supongo que será por eso por lo que no me he perdido ninguna hasta ahora.
Bueno, "Casino Royale" trata de ser el comienzo de un nuevo James Bond. Se asume que todos los anteriores actores encarnaban el mismo agente y que los pilares de la serie habían perdido vigencia, por lo que era necesario recomenzar. Para eso esta esta peli, para presentarnos un nuevo agente que sirva de justificación para el remozo (que no evolución) que le han dado a la serie de Bond, supongo que llevados por un estudio de mercado que pedía un cambio. Así, "Casino Royale" a la vez que nos presenta un nuevo Bond nos cuenta como este ha de perseguir a un banquero de terroristas. En la peli te dicen que es eso, pero no sale ningún terrorista, salvo el propio banquero.
Pues como os estáis imaginando una chapuza de guión. Una idea idiota y simple (arruinar al banquero ganándole al póker), por lo que los diálogos son escasos y es incapaz de llenar todo el metraje de la peli, así que esta acaba aburriendo. Como siempre ocurre, cuando hay un mal guión, no hay nada que hacer. Así que el director es incapaz de hacer una buena peli. Las escenas duran muchísimo, no hay montaje, no hay ritmo, no hay tensión, no hay dirección de actores, las elipsis cubren los errores del guión, hay poca imaginación en la dirección, etc. Todo un despropósito que afecta a los actores que no saben que hacer y así, todos y cada uno se pasan de hieráticos. La B.S. es casi inexistente y se nota por doquier el escaso presupuesto, ya que apenas hay extras y los grandes escenarios y las escenas espectaculares son modestas. En definitiva "Casino Royale" es una peli insoportablemente aburrida e increíblemente simple que ha renunciado a muchas de las señas de identidad de la serie.
En cuanto al remozado de Bond he de decir que se ha seguido esa celebre máxima del príncipe de Salina: "Todo ha de cambiar para que siga igual" (o algo así). Los cambios han sido minúsculos, fundamentalmente estéticos y algunos ya habían aparecido antes. Primero esta el físico del actor que es bastante diferente a los anteriores. Connery y Moore tenían en común su aire de pícaro y canalla. Dalton y Brosnan tenían un aire más distinguido, más gentleman, pero en esencia eran parecidos a sus predecesores. Craig es un cambio radical. Es un tipo con un aspecto más duro, rudo y atlético que los anteriores. Lo cual encaja bien con el cambio que se quiere dar a Bond, el problema esta en que si el cambio ha de ir en esa dirección. El segundo importante es el de los secundarios, a M se le cambió el sexo para modernizarlo (un poco rídiculo si al pj se le da un guión propio de un hombre. El pj en esta peli tiene la boca realmente sucia. Un pj totalmente fallido, por que ni es una dama, ni es de hierro), a Q se lo cargan (esto no me ha gustado nada) lo cual es muy importante, por que con él se va una de las señas de identidad de Bond (la típica escena en que le entregan los gadgets y la desaparición de estos en consecuencia) igual que a Mony Penny. A cambio se incluye uno nuevo, no se como se llama (igual ni se dice en la peli) que es una especie de secretario de M de funciones muy difusas, por lo que espero que en las próximas pelis le definan. El siguiente cambio (que son la suma de muchos pequeños) es el cambio del espíritu Bond. Las pelis de Bond nacían de una visión romántica, fantasiosa y un tanto ingenua del mundo del espionaje pretecnológico que cada vez se fue haciendo más delirante, por lo que se aprovechó el cambio a Dalton para acabar con esta vía y sustituirla por un mayor realismo en cuanto a tramas se refiere. Este realismo ha ido creciendo cada vez más, hasta llegar a "Casino Royale". Por lo que se necesitaba una nueva cara, y diferente además, que encajase con el nuevo Bond. Un pj más duro, expeditivo y atlético (por la evolución del cine de acción) y menos cómico, pícaro, casanova y no fumador (estas 2 últimas son concesiones a lo políticamente correcto) que además, se ensucia, despeina y sangra como todo mortal (por la evolución al realismo que han sufrido todos los géneros de un tiempo a esta parte). El cuarto cambio es otro que viene ya de antes y es que las chicas Bond cada vez son más normalitas (señal inequívoca de la decadencia de la serie).
Todo esto se ha querido poner patente en esta peli para educar a los espectadores en el futuro Bond. El problema para mi esta en que el cambio despoja al pj de muchas de sus ideosincrasias, por lo que puede significar el final de esta serie (aunque seguro que vendría Liefield para reflotarla entonces:), ya que esta serie se basa en el pj. Esta peli trata de ser la justificación piscológica para la personalidad de este espía doble 0. Nos quiere explicar por que no tiene remordimientos en emplear la violencia, por que es tan rebelde y tan tenaz, por que es tan temerario y orgulloso y sobre todo, por que su relación con las mujeres es así (copiando a la peor peli de la serie, "007 al servicio secreto de su majestad" para esto último). En suma al pj lo han humanizado, lo han acercado a los mortales, por lo que uno se pregunta, me interesa ver a este Bond que apenas se diferencia de otro espía del cine actual? Era necesario cambiarlo todo para que siguiese igual? Estos cambios tan pequeños no suelen prosperar, por que no son ni chicha ni limoná.
El mejor ejemplo de este nuevo Bond esta en que este es al primero al que han de rescatar (y encima un malo!!), se pasa semanas convaleciente en un hospital y no se carga al malo y encima, se traga cualquier trola (se deja desde envenenar hasta traicionar por cualquiera!). Esto es realmente lo importante y no el cambio de Craig. Queremos un Bond más humano y por ende, una peli más realista o queremos un Bond más superheroico y más fantasioso? Yo prefiero el segundo, por que el primero es un Bond ligth. Si la lógica del mainstream se impone, dentro de poco, muchos cambios se desharán. A ver que pasa.
Pero no os distraigáis, lo importante es que esta peli es muy mala, a mi me llegó a desesperar por que no la soportaba más por aburrida, tonta, simple y mal hecha. La peor peli que he visto en el cine en 2006 y eso que he visto la "Munich" o la 2º de los piratas del Caribe.

10.12.06

Critiquita 133: Black Magic, M. Shirow, Planeta DeAgostini 2006

Masumine Shirow es uno de los mangakas más conocidos y reconocibles. Personalmente no me gusta mucho por que como guionista es espeso, aburrido y hermético. Dos obras suyas (aparte de esta) son las que conozco, "Ghost in the sell" y "Appleseed". Las empezé pero fuí incapaz de terminarlas (y hay que recalcar que estamos hablando de un cómic, no de un libro), por lo dicho, su estupendísimo dibujo y magnífico dominio de la anatomía femenina no pudieron evitar que dejase sus cómics por parecerme soberanos coñazos. Pero tengo un colega que es fan suyo y le pedí este cómic por curiosidad de ver a un M. Shirow primerizo.
"Black magic" es la primera obra seria de este autor. Va de que la humanidad(?) vivía en tiempos pretéritos en Venus y que había dejado su gobierno en manos de una IA, que decidió producir bioroides (IAs androides biotecnólogicas) como agentes para llevar a cabo sus políticas. Con el tiempo, estas acaban por complotar contra la humanidad (el porqué no queda claro, como no podía ser menos en un manga de Shirow, no sé sabe si es por que acaban por odiar a la humanidad o quieren rebelarse al odiar su papel de herramientas), con lo que la IA principal crea otro bioroide para acabar con ese gobierno (porqué ese plan y no otro no sé sabe). Con lo cual se pone de manfiesto, que este autor, ni en sus comienzos era claro. Pero es que además, empieza contándote una cosa, para acabar con otra que sólo tiene que ver tangencialmente con lo del principio. Así, este cómic engaña mucho, parace que te vas a leer un cómic de intriga política y revolución social y acabas leyendo una historieta que versiona el argumento de "Sueñan los androides con ovejas eléctricas" de P. K. Dick, pero sin las reflexiones metafísicas y sociólogicas que hay en esa novela y en la obra posterior de Shirow, por que las cambia por una rudimentaria reflexión sobre la usabilidad de las máquinas.
Shirow en este manga ya apunta lo que va a acabar siendo. Todos sus temas y su exhaustividad documental ya estan en esta obra. Unos diálogos sin alma, pjs femeninos fuertes, reflexiones sobre las máquinas y la tecnología, reflexiones humanísticas y metafísicas, la mitología occidental, lo militar, el peligro de que la tecnología se vuelva contra el hombre y las implicaciones futuras de la relación cada vez más interactiva entre el hombre y sus máquinas, cosas que ponen de manifiesto la certeza del autor de que habrá una sociedad futura donde vida y máquina se confundan o se integren. Ese es el motor de todas sus historias, pues Shirow es un autor como tantos otros en otras artes, una persona obsesionada con un tema que reflexiona sobre él a través de la ficción. Unos temas interesantes y buenas ideas totalmente inútiles por su nula capacidad para sintetizar y mantener una línea argumental coherente en su discurso. Es un tipo que no sabe ordenar sus ideas y eso, lógicamente se nota en sus cómics, lo que siempre deja al lector con la duda de que es lo que ha leído.
En cuanto al dibujo, Shirow es un maestro uno de los grandes y aquí, aunque esta verde se nota de todas formas. Un gran dominio de la anatomía y de las proporciones, un gigantesco talento para las máquinas y el cuerpo femenino y un estilo personal a medio camino entre el el europeo y el manga (en esta obra más manga que europeo) son sus características. Tampoco hay que olvidar que es autor completo (figuras, fondos, tramas y tintas) lo que es muy meritorio (aunque es japonés, y ya se sabe que los japoneses evolucionaron a partir de los curris no como el resto de los humanos). En fin, un tipo con un talento visual enorme y una capacidad dibujística privilegiada al servicio de un cabeza confusa incapaz de crear un relato mínimamente inteligible.
Pues eso, "Black magic" un manga menor de un autor incompresiblemente famoso, que ni esta bien, ni esta mal, así que su lectura no duele, si es gratis. Por lo que yo sólo se lo recomiendo a los verdaderos otakus, a los fanáticos de este autor y a los que piensan que son muy listos.

7.12.06

Critiquita 132: Y: el último hombre nº 3, B. K. Vaughan y P. Guerra, Planeta DeAgostini 2006

Pues aquí estamos con otro número de esta entretenida colección. En esta ocasión se nos cuenta como Yorick y 355 encuentran a la científica y la decisión que toman después.
Vaughan no parece que vaya a ser uno de los grandes pero, de los guionistas actuales, es el que mejor se mueve en una grapa. Tanto en Runaways como en esta cole, demuestra que sabe muy bien como se ha de escribir una. Que no solo es conseguir una lectura satisfactoria (esto es, que no disguste ni sepa a poco), si no que también es dar con el final más adecuado e intrigante para el número y desarrollar la historia en hitos mensuales que tienen entidad por si mismos, a la vez que hacen avanzar la trama. Vaughan es un maestro en esto y aunque todavía apenas sabemos más que al principio, ya que Vaughan ahora le importa más que conozcamos a los pjs principales y al mundo al que le faltan todos los hombres, que que sepamos algo más de las causas por lo que ha ocurrido todo, o los intereses de ciertos mistriosos pjs que aparecen de forma relámpago en cada número. En suma, Vaughan consigue una lectura entretenida y hace unos buenos diálogos, aunque un poco documentales.
Guerra tiene un dibujo simple y claro de modo que sus viñetas siempre se "leen" perfectamente, pero a cambio, es un dibujo muy poco atractivo, impresión que se acentua con el color tan soso y apagado que tiene, por lo que acaba por aburrir. Un dibujo así no es adecuado para una serie larga, pues deja todo el peso de la obra en el guión. Por lo menos, es una amena narradora y puede representar, aunque de forma sencilla, todo lo que el guión de Vaughan pide.
Pues eso, un número más de una cole entretenida y hecha con mucho oficio. No es la supercole que se comentaba el año pasado, pero su formato doble y el tema tan original hace que sea una lectura agradable y fresca.

6.12.06

Critiquita 131: Green Lantern Especial nº 1, G. Johns y C. Pacheco, Planeta DeAgostini 2006

No soy aficionado a DC por que, cuando se publicaba correctamente, nunca me fije en ella y cuando comenzé a fijarme, con Vid, llegó Norma con sus precios lo que prolongó mi ignorancia otro puñado de años más. Por eso, esta critiquita se debe leer teniendo en cuenta la casi absoluta ignorancia sobre los Linterna Verde y Hal Jordan, que tiene el que la ha escrito.
Los LV me empezaron a llamar la atención a traves del Kyle Rayner de la JLA. A traves de él, pude acceder a un trasfondo muy Ci-Fi, con extraterrestres y aventuras especiales que me parecieron sumamente atractivos. Así que, cuando por fin ví un cómic de LV asequible, decidí darle una oportunidad, a pesar de que ninguno de sus autores es de mi devoción y que esta serie en seguida es abortada por las Crisis esas.
Este cómic (mi primera grapa de DC de PDA ) es doble. Primero tiene un especial de esos que se hacen de vez en cuando, en plan parábola y en clave intimista y luego la serie propiamente dicha, un digno número 1 dedicado a presentarnos a pjs y geografías y ser enlace entre todo lo sucedido a los LV antes de este número y el porvenir.
Johns no me gusta especialmente, me parece un guionista gris. Un tipo que no enamora, pero que es garantía de que vas a leer algo digno y propio del género. No me gusta por que, aunque me encanta lo bien que caracteriza a sus pjs, haciéndolos muy verosímiles, imprime a sus historias un ritmo lento (no es el estilo descomprimido de moda ahora, simplemente es parsiomonioso) y regular que acaba por resultar soso y aburrido. Ese es Johns y aquí tenemos más de lo mismo. Un guión sólido, con sus momentos intimistas, que transmite bien lo que supone la vuelta de Hal, para él y para sus conocidos, pero a la vez es lento y meramente introductorio, prácticamente no pasa nada. No es el típico número 1 plagado de acción y sorpresas para que te enganches a la cole, es el típico número 1 de hoy en día. Aquel al que, como los editores y autores consideran que va a vender seguro dada la fidelidad de los compradores de cómics, no se esfuerzan en él. Vamos, que se nota que han dado por hecho sus ventas.
Pacheco nunca me ha gustado, no me parece mal dibujante, pero es que para unas cosas es un superdotado, pero para otras un infradotado, por lo que su dibujo resulta un tanto esquizofrénico. Aunque sigue mejorando, manos, rodillas y ciertas poses me parecen horribles. Además, en este cómic, no se esfuerza tanto, pasa de emplear su mejor arma que es el detallismo, y así nos ofrece un dibujo sencillo y sin atractivo. En cuanto a la narración, es el que lleva el peso. Johns se ha limitado a escribir en las viñetas que ha hecho Pacheco, por lo que es este último y no Johns, el que lleva el ritmo y va desarrollando la historia. Una narración ágil y dinámica, pero fallida en los momentos conversacionales. En definitiva, un trabajo gris, ni fu, ni fa, sin alma, como el del guionista. Tambien dibujan D. Cooke, que es el encargado del especial, con un estilo cartoon con reminisciencias kyrbianas demasiado simple y Von Sciver, que hace unas pocas páginas con su estilo tosco y feo con remisciencias de G. Frank e I. Churchill, así que menos mal que son sólo 4.
Este tipo de grapa me ha gustado bastante. La flexibilidad y la plasticidad de la portada creo que la hace mas robusta. Y encima con fichas!! Demasiado breves y simples, pero bueno, es un comienzo. Por lo menos te enteras de lo básico.
Pues eso, un número que no ofrece nada especial, no se nota que es el 1. De todas formas, da mucha mejor impresión que el primer número de LNV por ejemplo. No enamora, pero tampoco te hace daño o te aburre. A ver a donde va, de momento mi gozo en un pozo, por que resulta que todo ese entremado de Ci-Fi que me atraía no existe, se lo cargaron hace algunos años y ahora sólo hay 5 LV, una pena. Son solo 5 grapas si no empeora, me hago esta "miniserie" y luego ya veremos.

5.12.06

Dejen paso al ego de Millar (critiquita 130)

Uno de los legados o bombas de relojería de la Era Image fue poner a los autores por encima del cómic, la editorial y los pjs y mostrar que se podía ganar muuuucho dinero en este medio. Naturalmente, en una sociedad como EE.UU., plagada de gente que quiere ser el centro de atención y/o enriquecerse rápido (y fácil), su efecto fue devastador. De todas formas, hay que reconocer que esto por si sólo no lleva directamente a cómics malos, puede ser que si, como LNV, y puede ser que no, como los Ultimates, el caso que nos ocupa.
Los Ultimates nº 3, M. Millar y B. Hitch, Panini 2006 nos ofrece dos historias bastante independientes entre si, casi que te las puedes leer en desorden sin problemas. La primera historia es la decepcionante pelea entre Thor y los Ultimates ayudados por los europeos y la segunda, es un buen chiste a cuenta de unos patéticos flipados que quieren ser superhéroes para hacerse famosos (llamar la atención).
Se nota (sobre todo por que lo dice él), que Millar es un tipo que esta escribiendo cómics para que al menos una porción de la humanidad le reconozca y para intentar enriquecerse, pero menos mal para todos que no es mal guionista. En los guiones de los Ultimates se nota las prioridades de Millar, primero él, luego el dinero (se lo pone fácil a Hollywood) y luego ya, el cómic. Si bien hasta ahora disimulaba bien, para mi en este número se le ha visto el plumero por dos motivos, la tontería esa de su Thor/Jesucristo y por la 2º grapa, la de los Defensores que argumentalmente no pertenece a los Ultimates, apenas aparecen y los sucesos que tienen que ver con ellos, se podían haber explicado en un par de viñetas en un cómic de los Ultimates. Lees el estupendo número de los Defensores y te das cuenta de que Millar nos esta diciendo: "mirad como molo, mirad que ocurrente soy, mirad, yo también se hacer reír con los superhéroes, mirad soy capaz de hacer una JLI, mirad el tamaño de mi ego gracias al cual soy capaz de colar una grapa de otra colección en los Ultimates sin que nadie diga nada, mirad soy el puto amo". La primera es una idea grandilocuente pero que Millar ha sido incapaz de llevar a buen término, puesto que ni nos ha presentado a un Thor profeta y ni, por mucho que le diga a Hitch que le dibuje con los brazos en cruz, ni por mucho que pensemos que Thor es el hijo de Odín, el símil tiene algo sólido donde sostenerse. Menos mal que guioniza bien, que aunque en este número español la tensión se desinfla y la calidad es menor que los anteriores, sigue dialogando muy bien, sigue siendo ocurrente, caracterizando bien a los personajes, desarrollando bien la historia, sin embargo podía aportar ideas más originales, por que prácticamente todas estan sacadas de los Vengadores tradicionales, y demuestra como se ha de escribir una serie "regular" de cómics del género (aunque sea en su versión posmoderna). En definitiva, hace un buen trabajo, esta vez mejor que el que hace Hitch en su parcela. Un buen cómic que brilla aún más (y más de lo que se merece), por que es simultáneo a cosas como los flojos LNV.
Es público y notorio que Hitch se esfuerza menos en este volumen que en el anterior, no sé si por casancio, desinterés o por que como ya tiene fama, se ha echado a dormir, aún así, hace un buen trabajo. Con un estilo, aunque superheroico, bastante realista, muy bien entintando, con esfuerzos puntuales en algunas viñetas (sobre todo cuando se trata de edificios), una narrativa bastante clásica y un buen talento para capturar gestos. Lástima que en el número más importante de los 6 primeros, no nos ofrezca la espectacularidad que era necesaria. La pelea entre Thor y los demás merecía algo más, unas viñetas más grandes, una narrativa más acelerada y onomatopeyas simonsonianas. Una de pelea de esta magnitud tiene que oírse, hay que oír como suena una hostia de Thor para percibir adecuadamente su poder. En fin, Hitch no saca toda la fuerza que tiene la pelea y es Millar quien se luce más, con cosas como la marrullería de la Viuda o la manipulación de Wanda a Mercurio. En el número de los Defensores lo hace mejor, con un diseño muy bueno de pjs (ayns!, Esa Valquiria) y una narrativa mejor que es capaz de sacar bastante jugo al guión graciosete de Millar.
Pues eso, Ultimates, un cómic muy entretenido y divertido y muy bien manejado por sus autores, pero desde luego no es cómic de superhéroes clásico, es como el reverso conservador de Authority. No obstante, es lo mejor que ha publicado Panini en este año, ya que esta muy bien dibujado y Millar sabe en lo que es una grapa. De todas formas, hay que tener en cuenta que esta serie perderá en las siguientes lecturas, puesto que una vez conocido todas la sorpresas que nos depara este volumen, la tensión y las pajas mentales que tanta alegría nos estan dando, desaparecerán.

1.12.06

Critiquita 129: Cla$$war, R. Williams, T. Hairsine y T. Foreman, Planeta DeAgostini 2006

Este cómic me picó la curiosidad, pero su precio me disuadía de comprarlo sólo por eso. Así que. antes de adquirirlo, quería asegurarme de que valía su precio por lo que fui a leerlo a la (bendita) FNAC.
El cómic es una miniserie abierta (pero con pinta de no tener muchas posibilidades de continuar), independiente de cualquier universo superheroico conocido, que cuenta como el superhéroe principal de EE.UU. (un cruce entre el capi y el super) se da cuenta de que ha estado luchando en favor de unos pocos malvados y sin escrúpulos capitalistas megamillonarios, en vez de por el pueblo estadounidense y entonces se rebela con la intención de que todo el mundo se entere de lo que ha estado pasando.
El guionista es un tipo desconocido, por lo que no se hasta que punto es el progresista (cla$$war es guerra de cla$e$, os lo remarco por que pasa un poco desapercibido, al no haberse traducido el título) antiestadounidense que deja traslucir su guión. Si bien este esta bien construido y desarrollado, por lo que proporciona una entretenida lectura con buenos momentos, esta sustentado en una serie de teorías conspiracionistas que el guionista utiliza para criticar a EE.UU. y en especial su versión más radical, que es la del Bush post 11S. No es que me parezca mal que alguien le de semajante patada en los huevos a la ideología estadounidense y más ahora que esta en crisis y sonada, pero es que recurrir a burdos tópicos conspiracionistas a estas alturas ya me cansa. Me parece bien que el grupo de superhéroes de EE.UU. se llame Enola Gay (como se llamaba el avión que lanzó las nucleares a Japón), que este país en el cómic invada Glenada (que es la Granada que invadió Reagan, la de la pésima "Sargento de hierro") o que el presi se pase todo el cómic con un mentiroso grabado a fuego en su frente (toma Bush! Esta va con efecto) y otros detalles que denuncian los excesos y la chulería estadounidense. Pero es que todo esta regado de tópicos manidos, como que el presidente estadounidense sea un gilipollas, creído y chulesco, que era idealista de joven pero al que el poder acaba corrompiendo o absurdos, como que este es marioneta de unos villanos ricachones que representan lo peor del capitalismo y la moral protestante, con la típica política de adormecer y mentir al público con una sociedad de consumo maniquea (algo a lo "Nixon" o a lo club Bidelberg). El guionista, de haber sido menos burdo, podía haber contado una buena e interesante historia, en vez de acabar firmando una caricatura de un cómic comprometido, pues tiene capacidad y buenas ideas, el Cómic es un tan buen medio para hacer crítica social como cualquiera y los superhéroes es otro tipo de american pie, pero lo fácil acabó por dominarle.
El apartado gráfico también esta bien para unos relativos primerizos. Son dos dibujantes, de acabados distintos pero de estilos superheroicos. Hairsine es el más hecho de los 2, aunque no se emplea mucho en los fondos, narra bien y tiene cierta espectacularidad. Lo malo es que hace las viñetas grandes (aunque igual esto es exigencia del guión) y asi la lectura de cada episodio es rápida y su carga argumental ligera. Foreman tiene que mejorar aún pues tiene bastante potencial. Posee un trazo fino, limpio, elegante y polivalente y además, tiene la suerte de que le toca la mejor parte del guión, que es el 1/3 final de la historia, donde se precipitan los acontecimientos siendo así, la parte más dinámica, emocionante y potente de la obra.
Pues eso, "Cla$$war" no me ha parecido un panfleto (aunque igual a Aznar si se lo parecería), pero a veces cae en un discurso simplón anti EE.UU., con detalles que no vienen a cuento como, las caras podridas de presidentes de EE.UU. en la transformación de unos de los pjs o que todos los supers escepto el prota, esten pasados de vueltas y corrompidos por el poder. A lo que hay que añadir cosas como que los superhéroes han sido creados por un científico nazi (el mejor pj del cómic) y una caterva de ayudantes nerds con camisetas de superhéroes. En fin, cosas que acaban por convertir el EE.UU. del cómic, en una caricatura tan exagerada que no se puede tomar en serio, por lo que la obra resulta fallida para los intereses (supuestos por mi) de su autor.
Lo gracioso del tema es que Williams utiliza los supers para criticar, si buen puerilmente, lo que se viene a llamar la american way of live. Esta bien, puesto como dije los supers es otro american pie, esto es, otro producto genuinamente estadounidense. Otro producto donde se ve la ombliguista y megalómana concepción del mundo de EE.UU. Pero como fan del género no creo que lo haya hecho bien, sobre todo por que no debe ser un aficionado al género. Parece que es uno como tantos, que ve al Capitán América y ya piensa que todo el género es un vehículo para un discurso hiperpatriótico y republicano, cuando no fascista. Así, como he dicho, hace con este cómic una falsa caricutura del género por lo que el mensaje se pierde. En vez de criticar a EE.UU. poniendo en solfa la visión simple y absolutamente autoreferencial del mundo y el complejo de sociedad perfecta y superior a todas las demás que subyace en el género, recurre a la típica caricatura de un poder político, dominado por un poder omnímodo a la sombra que gobierna para los hiperricos, que ha creado a los superhéroes, por lo que la historia no funciona a mis ojos. Puesto que es un cómic del género que no sigue el esquema de este, ya que la historia se podía haber contado sin necesidad de que los pjs sean supers (de hecho, el super bueno parece más un arma dirigida por su sidekick humano antisistema, que un ente autoconsciente). En suma, Williams da la impresión de que quería denunciar la errónea visión neocon del mundo y el lacayismo del pueblo de EE.UU. a través de uno de sus creaciones pero, al no haberlo sabido interpretarlas bien, no le ha salido la jugada. Así queda una interesante historia que sabe a poco, por lo que no merece, ni una edición tan lujosa, ni un precio tan caro. Lástima, por que se partía de una buena e interesante idea.

30.11.06

Critiquita 128: JLA*JLE nº 9, varios, Planeta DeAgostini 2006

Bueno aquí estamos con esta cole de periodicidad peculiar. Lo mismo en un mes te salen 2, que en 2 meses te sale 1. Menos mal que no es una serie de grapa que si no, la falta de regularidad sería inaguantable.
En este tomo termina la saga "El Vector Extremista", saga buenísima, con giros insospechados y un toque absurdo de lo más alucinante. Lo mejor que he leído hasta ahora de la serie, y una de las mejores sagas sin pretensiones de todos los tiempos. A continuación tenemos otro anual de la JLA que tambien es un buen número, yo diría que de antología e incluso tirando la casa por la ventana, clave en la historia del género. Por último otro anual, pero esta vez de la JLE, en él, Giffen baja un poco el listón y nos regala una convencional, pero no por ello mala, historia de colaboración superheróica.
Puff! No sé que decir a estas alturas de la labor de Giffen y DeMatteis en esta cole que no haya dicho ya, por que siguen en racha. Bueno, la verdad es que la serie ha mejorado, ya que se han hecho con los pjs y tienen las ideas más claras (y el respaldo del público). El primero sigue sacándose de la manga (que parece que no tiene fondo) argumentos superheroicos de todo tipo, dando una lección magistral sobre como llevar una cole de supers llevando 2. A mi me parece increíble, por que siempre ofrece un mínimo de calidad, puede que sus argumentos sean simples o flojos pero nunca aburren, cosa que hoy lo valoro más habiendo coles como LNV de Bendis. Llama la atención por que hoy en día es raro un trabajo MENSUAL tan prolífico en ideas y argumentos que siempre presenta unos mínimos de calidad. Por su parte el segundo sigue manejando muy bien a los pjs y escribiendo buenos diálogos con lo que consigue que el lector los quiera. Si bien apenas son graciosos, son ágiles y proporcionan lectura y entretenimiento. Por su parte Jones hace un buen trabajo en la JLE. No es un trabajo memorable, pero sabe dar a la historia lo que pide logrando un notable resultado (aunque habría que saber que quiere decir exactamente argumento de Giffen y diálogos de Jones).
Sears, en la JLE sigue haciendo un gran trabajo. A mi me gusta mucho, lástima que no se le vea mucho por aquí, ya que tiene la habilidad de escoger compañías que quiebran a los pocos años. Es un buen dibujante con un estilo peculiar, de figuras hercúleas pero estilizadas, rostros angulosos y pjs femeninos bastante sensuales, por lo que puede que te guste o no, pero no se le puede negar que trabaja bien, se preocupa por los fondos, puede dibujar cualquier cosa, tiene una buena narrativa y le dibuja unos pechos a Power Girl de impresión y un culo muy atractivo a la Zorra Carmesí. Para entendernos, es estilo Image pero hecho por alguien que sabe dibujar y narrar. En fin, que es un gran profesional con unas capacidades perfectas para el cómic de superhéroes. En el anual de la JLA tenemos a McKone que ofrece un trabajo aceptable, a pesar de que tiene que mejorar. Lástima, por que este anual se merecía alguien mejor, a AH!, a Maguire u otro con un estilo más acorde con los intereses de Giffen y DeMatteis y capaz de sacar todo el partido que tiene el guión de este anual. Los pingüinos-piraña merecían algo mejor. Lástima, por que de haber sido así, el mundo ahora sería diferente. Por último toca sufrir de nuevo a L. Medley, que tiene buenas bases, pero su estilo es demasiado primerizo para un cómic de superhéroes. Así que no le hace ningún favor al guión, sobre todo por que la pelea no funciona por culpa de demasiadas figuras estáticas, mala narrativa y espectacularidad negativa.
En cuanto a la edición, el papel ha empeorado (aunque puede que sea mi ejemplar, pero creo que no) y se ha hecho demasiado transparente, en cuanto una viñeta es muy oscura en seguida se transparenta. Por lo menos el maquetador ha dado por fin con el truco para intercalar las portadas antes de cada número y se ha incluido una fe de erratas. No me parece mal el formato, tampoco es que sea una obra cumbre, aunque Sears y AH! se ven desmerecidos en tamaño tan pequeño. Ah! Varios bocadillos estan cambiados, pero da la impresión por su forma de que ya la cagaron en la versión original. En fin, que la edición de esta cole es genial!
Pues bueno, para mi este es el mejor número hasta ahora. Un gran tomo para el recuerdo. La historia de "El Vector Extremista" (que empieza en el anterior tomo) es una gran historia, ejemplo paradigmático de como se haíian las cosas en los 80 (aunque sea de 1990). Una historia sin pretensiones, pero muy entretenida e interesante. Una historia clásica, un esquema archiconocido, pero que a base de oficio y las obligatorias sorpresas para hacerla diferente (spolier: aquí el que acaba salvando a la Tierra es el Walt Disney del otro mundo, una absoluta genialidad y brillante pirueta creativa) permiten que, aún con 16 años más y siendo leída por un lector encallecido, sea muy buena. Encima, después de esta gran saga, momento culmen de un modo de entender el género, tenemos el anual de la Liga de la Justicia de la Antártida. Que aunque un cómic gracioso no es, su base si lo es y con creces. El planteamiento es genial y la visión cómica que se da del género es acertadísima, haciendo burla tanto de los clichés propios de este como de la industria que hay montada con él. Las fichas de la JLAnt y la página final son geniales. Logran lo que sus autores intentas muchas veces pero raras veces consiguen, y es conseguir que el lector piense: "qué chiste tan bueno!" Los estados de sus integrantes son para ponerse en pie y aplaudir. Un número buenísimo que pone en evidencia las cosas ridículas que el género viene acumulando y generando desde sus inicios, en vez de esconderlas o fingir que no existen como hacen casi todos los guionistas desde que el mundo es mundo. Una pena como digo, porque la JLAnt se merecía mucho más, al menos una miniserie de vez en cuando. De todas formas, es para mi un cómic que hay que tener.
Y es que Giffen y DeMatteis se aproximaron al género con la misma intención que Miller y Moore, la de buscarle las cosquillas. Pero, si bien, estos últimos lo hicieron mostrándonos su locura, los dos primeros lo hicieron mostrándonos lo absurdo y surrealista que es. Ambas parejas deconstruyeron el género para volverlo a presentar de forma diferente, si bien con diferencia de calidad, de pretensiones y con una lamentable diferencia de influencia en los autores posteriores (quizás por que hacer reír es muy difícil y hay demasiados fans que toman a sus pj demasiado en serio). Una pena, porque lo ideal es que los enfoques se hubieran combinado o pudieran coexistir en vez de imponerse uno sobre el otro. De todas formas, aunque sectores del público y editores le pongan dificultades a un cómic del género que se burla de si mismo, que disfruta señalando sus propias tonterías, no se puede negar la influencia que tuvo esta colección en muchos autores que se hicieron un nombre en los 90 y en lo que va de siglo. "LNV" de Bendis (lean el nº 12 si no me creen) y los Defensores de Millar (lean Ultimates nº 3 si no me creen) no se podrían entender sin la JLI. En definitiva, esta cole es fundamental para entender la evolución del género (el reírse de si mismo es una prueba de madurez y es necesario para seguir creciendo), es imprescindible en cualquier comiteca de aficionado. Tampoco es necesario tenerla toda la cole, pero el tomo 8 y 9 hay que tenerlos.

29.11.06

Critiquita 127: El ciclo de Irati, J. L. Landa y J. M. Otaegi, Glénat 2004

Un cómic español! Un cómic en español! Si amigos, de vez en cuando compro cómics españoles, lo que pasa es que muy a menudo ni precios, ni temáticas coinciden con mis gustos. Pero todo esto no esta tan bien como parece, puesto que este cómic lo compré por que esta saldado por la editorial si no, jamás lo hubiera comprado (bueno jamás, jamás no, si fuese rico lo habría hecho).
"El ciclo de Irati" es un integral de Glénat compuesto por 3 albumes europeos. Los 2 primeros salieron por separado, no recuerdo por cual editorial. Recuerdo haberlos leído en la FNAC y que me interesaron lo suficiente como para no olvidarlos nunca, el asunto es que eran demasiado caros para mi presupuesto. Luego, años después (las primeras entregas son de 1995 y 1997), salió esta edición, pero no la compré por lo mismo, el precio era demasiado alto para mi (es un integral de esos). Ahora que lo veo saldado (y veo que hay muchos ejemplares) me da pena por sus autores, ya que ver la obra a la que han dedicado tiempo y sus mejores esfuerzos acaba saldada no debe ser agaradable. Y además, creo que en parte es por culpa de las editorial. Las primeras demasiado caras para ser para todos los públicos y la publicación del integral una patada para los que habían "arriesgado" confiando en la serie. Ahora tenían que pagar "mucho" dinero por comprar algo que ya tenían en su mayor parte y los que no lo tenían (como yo), eran disuadidos de cualquier intento de hacerse con él. Una pena, por que las ediciones de lujo estan bien, pero nunca deberían ser la primera opción para publicar algo (y menos de autores noveles) y solo debería ser para las obras consagradas y legendarias. Pero bueno ese es otro post.
Este cómic esta ambientado en la Navarra premonárquica, pero no es un cómic histórico. La Historia aqui es utilizada por el autor como inspiración para hacer una historia que sigue la estela de "Cristal Oscuro", "Dentro del laberinto" y el cómic francés de Fantasía de los 80 y 90. La protagonista es Irati una misteriosa (tanto al principio como al fin de la obra) lamia que se ve mezclada con los humanos por culpa de un jovenzuelo Eneko Aritza (Iñigo Arista futuro primer rey de Navarra para todos aquellos que como yo, desconocen con detalle la historia de esas tierras) y sus problemas (cristianización e invasiones musulmana y franca), por lo que tenemos la típica confrontación entre el mundo antiguo moribundo y el naciente mundo medieval.
Es difícil de hablar del trabajo de los autores en esta obra por que se adivina que en su proceso concurrieron muchas circunstancias. Como os he dicho la 1º parte se publico en 1995, la 2º en 1997, pero la 3º se hizo esperar hasta 2004. Además, a partir de la 2º Otaegi ayuda en los guiones. Así que creo que fue una obra que atravesó dificultades y por ello puede que el resultado no sea el querido, esperado o planeado por sus autores. "El ciclo de Irati" no esta mal, es una historia típica de Fantasía con toques de New Age, en plan cualquier pasado remoto y precristiano fue mejor y con una presencia importante de seres del folklore prerromano (generalmente el celta, aquí el vasco) o inventados. El problema es que la historia gira entorno a unos misterios que nunca son desvelados y claro, uno se queda sin saber que pensar. Sin saber si eso es lo que querían los autores, si estos pensaban en una continuación o la historia al final les superó. Así que la historia se mueve en torno a unos misterios que nunca son desvelados al lector e incluso hay cosas que no son misterios pero son difíciles de pillar (sobre todo si ignoras el trasfondo navarro y vasco, por ejemplo, resulta que Irati es un bosque muy famoso navarro). Por tanto solo puedo decir que lo que consiguen los autores esta por debajo de sus aspiraciones y que aunque se va de menos a más, se consiguen buenos momentos, se aprecia buenos mimbres en el argumento y es notable la imaginación con la que se recrea aquellos tiempos remotos, pero todo acaba velado por que los misterios sobre los que se edifica la historia, nunca son desvelados y encima, el final añade más.
En el apartado gráfico pasa lo contrario va de más a menos, aunque el resultado no deja de ser interesante. El dibujo a pesar de ser un autor novel esta ya muy hecho, recuerdo un poco al de Crissé y al de Loisel. Es un dibujo caricaturesco, de cuerpos delgados y grandes cabezones, lleno de ángulos y aristas, un dibujo complejo, recargado y retorcido, donde además el autor no tiene reparos en trabajarlo mucho, añadiendo múltiples detalles y mostrando que ha hecho una gran labro de documentación. Su narrativa en cambio no es fluida (aunque con el tiempo lo va consiguiendo) y a veces confusa, por que de viñeta a vileta suele saltar bruscamente de encuadre, de tamaño e incluso de pj y le gusta las perspectivas forzadas y los puntos de vista difíciles. Se nota que piensa más en la viñeta que en la página o en el movimiento de los ojos del lector. Así consigue bastantes viñetas preciosas, sobre todo las paisajísticas en las que se muestra como un verdadero maestro, aunque el mérito de estas escenas es sobre todo por el color. Si no me equivoco el color es por acuarela. Esta muy bien dado, sin renunciar a la complejidad de luces y colores, aunque creo que la reproducción los ha dejado demasiado pastel, demasiado saturados y así pierde el dibujo bastante potencia. De todos modos, como digo tiene grandes viñetas. La última entrega desgraciadamente, aunque esta mejor de narrativa, el dibujo ha ganado en sencillez desgraciadamente y el color es por ordenata, desgraciadamente también. La paleta elegida no sólo no tiene nada que ver con la elegida para las acuarelas, si no que es dado de forma más sencilla que con el pincel. Supongo que esa sencillez en el dibujo en la que pierden todos, las figuras, los fondos y los detalles, es por someterse a ese color del ordenata, lo cual es una pena. Porque el resultado es desfavorecedor para la última entrega.
Pues eso, un cómic que parece que podría ser mejor, que ofrece una lectura rápida (hay poca letra) y entretenida aunque un poco confusa y en la que se plantean muchos misterios que nunca son desvelados. Una lástima. Es el típico resultado de una obra que se ha dilatado demasiado en el tiempo.

28.11.06

Critiquita 126: Conan la leyenda nº 18, varios, Planeta DeAgostini 2006

Cuando vi este cómic en la librería me cague en todo. Un fill in con la peor pinta posible, con lo que jode eso. O no te lo compras y vives el resto de tu vida con ese hueco en la cole o te lo compras y te cagas en todo, y es que en parte amigos, la grapa aunque es barata, ya no es ese precio que te hacía tragar con lo que fuese, sin problemas o remordimientos. Lo único bueno del número a simple vista era la portada, para mi la mejor de la cole hasta ahora. Afortunadamente la historia no acaba como yo esperaba.
El cómic presenta 2 historias, una larga que cuenta la historia de un yelmo que acabará en la cabeza de Conan y la otra es un metachiste. No solo por que es un chiste, si no por que es tan malo, tan horrible, que parece un chiste, una broma de sus autores en plan, vamos hacer una mierda pinchada en un palo y la vamos a vender.
La historia principal la guioniza Nicieza y Busiek a la limón, colaboración que viene a confirmar que son en una especie de pareja a lo Giffen-DeMatteis. Una pareja de esas que es mejor que sus componentes en solitario, pues Nicieza da un toque simpático y gracioso a los guiones de Busiek, usualmente serios y sosos. En este caso hacen una muy buena historia corta. Aunque es una historia muy típica (un objeto "maldito" que va pasando de mano en mano y de era en era), el enfoque es novedoso y fresco, pues esta contado muy verosímilmente. Un amante como yo de la Historia, aprecia en este cómic una erudicción en la misma. Usos, costumbres y valores, en suma la vida en la antigüedad, se cuelan en los diálogos y en las historias, dando así un sabor a realidad a la Era Hiperbórea, algo de lo que siempre ha carecido (al menos en cómic). Así pues, una historia sencilla pero muy bien narrada y construida. Sorprendentemente y desgraciadamente de lo mejor que he leído de esta cole hasta ahora.
El dibujante de esta historia es J. Severin y a simple vista parece un estilo realista sencillo del montón a lo Ordway. Pero al observarlo de cerca se aprecia un gran trabajo de documentación en cuanto armas, vestuario y arquitectura antigua, que apoya mucho al guión y lo hace más creíble. Severin hace un trabajo profesional (siempre que digo esto, quiero decir gris), gracias a que domina aceptablemente el dibujo y la narratividad, lo que le posibilita hacer de vez en cuando algo destacable, como la última viñeta, genial por su encuadre, forma y expresividad, con los que consigue ilustrar perfectamente lo que narra el guión a la par que consigue mejorarlo dándole más potencia y emoción, que es en suma lo que es el Cómic.
Del chiste no voy a hablar. Es una chorrada dibujada por el maestro B. Timm con tremenda eficacia, economía cartoon en el dibujo y sensualidad.
Pues eso, un número más de esta cole, que si bien no es nada del otro mundo, no hace que te duelan los 2 euros que vale. No sé si este Conan podría estar mejor, pero lo que esta claro es que Busiek y Nord han conseguido lo que Marvel no pudo hacer a lo largo de los noventa y no es más que, ofrecer una visión moderna y atractiva de Conan a la vez que sumamente respuetuosa con el pj y el espíritu de Conan, que es un icono cultural de 70 años de edad. Vamos, que a mi Busiek y Nord no me enamoran a los mandos de mi pj favorito de la infancia-adolescencia, pero reconozco que lo que hacen no es fácil y tiene mucho mérito.

24.11.06

Planeta se carga al Astropitufo (relecturas XXXVI)

Pues nada, otra entrega más de este coleccionable (por qué un coleccionable y no una edición normal?). Que aunque por un lado esta pitufo, por el otro no esta tan pitufo. Así que uno sabe si pitufarse con sus pitufos de Bruguera y dar los de PDA o al revés.
El "Astropitufo" como viene siendo pitufal, tiene una historia larga y otra corta. La primera nos cuenta el viaje "espacial" de un pitufo y la segunda la creación de una máquina meteorológica por parte del pitufo carpintero.
Pues como es habitual, historias sencillitas muy bien contadas. Una historia sin pretensiones, de entretenimiento blando y blanco, el pitufo de muchos de padres. Son pitufos divertidos y agradables, en donde destacan, como siempre, los golpes de humor en los que Peyo es un maestro y que generalmente son visuales. Con la edad, lo que más gracia termina por hacerme es la agresividad y rebeldía subyacente en los pitufos. No sé si soy yo o es el inconsciente de cualquier pitufo, pero siempre se aprecia una vena rebelde, una corriente antipapa pitufo. Cualquier momento es bueno para criticarle, para sustuirle o deponerle, pero no creo que esto tenga una lectura profunda, simplemente es otro pitufo para hacer reír. Por otro lado es la violencia, en seguida los pitufos (cada vez más) llegan a las manos. Número tras número el carácter de los pitufos se va definiendo. Son bondadosos, amables y solidarios (para mi por educación, más que por naturaleza) de lo cual, el mejor ejemplo es esta historia. En "Astropitufo", todos los pitufos participan en una farsa para hacer creer a un pitufo que ha viajado a otro planeta que es el sueño de su vida. Enternece ver como todos los pitufos se conjuran para montar una gigantesca mentira piadosa para que uno de los suyos viva su sueño y permanezca en la aldea con ellos. Pero también son seres violentos. El pitufo filósofo/gafotas es tratado igual que el bardo de Astérix y Obélix y en seguida que un pitufo se enfada, llega a las manos. Incluso tuvieron su pitufa civil! Supongo que no hay más lectura que la de que Peyo no concibe seres puros y angelicales y por tanto es incapaz de pitufarlos. En suma este cómic contiene 2 historias de entretenimiento sencillo, pero tan bien hecho que pitufa a cualquiera que lo lea, cuyo único mensaje es que sepamos siempre ver a la vida, su lado positivo y nos respetemos y amemos los unos a los otros, pues en el fondo todos somos pitufos.
Peyo (que en este número aparece acreditado como autor completo, aunque la última historia aparece firmada por él y un tal Gos) destaca sobre todo por su maestría dibujando y narrando. El peso del cómic al ser los guiones sencillos, lo lleva la parte gráfica. De esta forma consiguen ser entretenidos, fáciles y rápidos de leer. Todo por lo bien que maneja Peyo el parte secuencial del Cómic. Cada viñeta es un eslabón de una larguísima cadena perfectamente engarzada, en donde todo funciona a la perfección y el conjunto es superior las partes. La prueba es que casi todos los gags son visuales y estos siempre están magistralmente contados. Así pues, un dibujo sencillo y cartoon, pero tremendamente simpático y expresivo, y una narrativa magistral son las credenciales de este clásico. La única pega que se le puede poner, es que a menudo sus fondos son muy simples.
En cuanto a la edición de PDA poco que objetar, barata pero de lujo y que aprovecha muy bien la tecnología de hoy en día para mejorar esta obra (un nuevo color y una nueva rotulación hacen milagros). La pena esta en la traducción, si bien es discutible el cambio de gran por papá, de gafotas por filósofo, de presumido por vanidoso, de pitufísima por rey pitufo, se puede dar por bueno, pero lo que ha perpetrado un asalariado de PDA en este cómic no tiene nombre. Aunque soy consciente de que esto lo dice el friki purista y mas papista que el papa que todos llevamos dentro. Leyendo este coleccionable he podido comprobar que la traducción de PDA es casi exacta a la que hizo Bruguera a principios de los 80. Con el tiempo el asunto da la impresión de que o bien, la tienen en su poder y por lo tanto no tienen que traducir o que alguien de PDA tiene esos cómics y se dedica a transcribirlos y luego otro (o no), los maquilla para modernizarlos con los nuevos nombres y algún retoque pequeño más. Y aquí, en este número se les ha cogido, como a todo mentiroso, antes que al cojo. En la historia de "Astropitufo" (Cosmopitufo en el original y en Bruguera, pero la traducción de PDA es mejor en este caso), los pitufos disfrazados de extraterrestres hablan con un lenguaje pitufo particular, en el original y en Bruguera en vez de decir "pitufo" dicen "schlips", pero aquí el genio del trabajador de PDA de turno ha decidido cambiarlo por "tufo". Vale cambiarlo, pero por tufo? Coño! Un poco de imaginación y que sea algo que no signifique nada en castellano por favor. Así que en este cómic tienes todo el "schlips" del original y de Bruguera sustituido por "tufo", menos un bocadillo en el que se cuela "schlips "y así compruebo la chapucilla de PDA, que creo que desmerece bastante el original. Y no sólo esto, que fallo, fallo no es (la sustitución me refiero), si no que en un bocadillo pone y "un planeta fantástico donde nadie de la mano pitufa jamás ha puesto el pie", suena raro verdad? Pues en Bruguera lo tradujeron así: "un mundo fantástico donde nadie de la RAZA pitufa jamás ha puesto el pie". Ahora más claro verdad? Así que PDA, cuidado con el Word por favor, no tecleen tan rápido y repasen al menos una vez más.
Pues eso, los pitufos un clásico imperecedero. Entretenimiento blanco por un tubo, pues parece que las inteligentes alegorías o fábulas de los primeros números se quedaron fuera de los planes de Peyo. Un cómic que nos recuerda que una vez vivimos en un mundo más ingenuo y sencillo que el de ahora por culpa nuestra. Un buen cómic con el que disfrutarán todos, pero sobre todo los niños.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog