29.11.05

5º critiquita: La guerra de Alan (nº1, 2), E. Guibert, Ponent Mon, 2004

Estos son otros tebeos de la biblioteca. El número 1 en 8 meses lo han cogido 9 veces y el 2, en el mismo tiempo, tan solo 8.
Los cómics en cuestión narran los recuerdos de guerra de Alan Ingram Cope, quien fue reclutado por Estados Unidos para ir a la II Guerra Mundial. Hasta aquí bien, pero es que el sujeto en cuestión, fue reclutado a finales 1944, llegó a Francia en 1945 y debido a un error burocrático su unidad no recibió su material de guerra (armas) a su llegada, así que estuvo 2 meses esperándolas en retaguardia. Por lo que como estáis suponiendo este tipo mucha guerra no tuvo. Su "acción de guerra" fue recorrer Alemania hasta Chequia sin combatir jamás y eso que estaba en el ejército de Patton. Por tanto, como habéis deducido, no es muy bélico el contenido del libro.
Este tipo, buen amigo del autor de la obra (que no termina en el nº2 sino que sigue pero no se ha publicado más en nuestro país, ignoro si lo ha hecho en otro país) y mucho mayor que él, le contó a este una sucesión de anécdotas de su pasado que empezaba con su reclutamiento. Estas, al autor, le parecieron (extráñamente) interesantes y decidió hacer un cómic con ellas. Y esto es lo que podemos leer.
Yo no lo llamaría biografía porque me parece una sucesión de anécdotas, no hay un hilo conductor claro y además podemos decir que la anterior no afecta a la posterior. Tampoco hay algún tipo de reflexión, crítica o conclusión sobre el mundo que le tocó vivir. Es un relato bastante narcisista, no hay nada más allá de lo que le ocurre al protagonista. Así resulta una historia fría, distante, aburridilla, vacua, educada, cuadriculada y reprimida, como debía ser Alan (por lo visto ya murió).
El autor no lo conozco, al igual que su técnica (no sé como esta hecho). Es un dibujo realista aunque de un trazo muy escueto y despejado, en donde predomina el blanco sobre el marrón (el cómic es en blanco y marrón). Hay escasos fondos y estos, me parece a mi, son fotos tratadas. Podemos decir que es un estilo minimalista y escueto, lo que añade más frialdad a la historia. Esta está narrada, es decir, hay poco diálogo y además, se lee en un plis plas.
Como habéis podido deducir, no me ha gustado. Pero sobre todo porque es muy insulsa, en los dos números no he encontrado nada digno de contar. Es una historia que se la lleva el viento, porque es tan vana que no deja huella. Vamos, que no me explico porque el autor vio una historia digna de difundirse entre las masas.
De todas formas, alguna cosa hay, como la descripción de la liberación de París: "Allí sí que follé, oh, la, la! Follé, follé, follé, no te puedes imaginar lo que llegué a follar! Dios mío, lo que follé, fue maravilloso ...". Naturalmente es algo que le contaron a Alan porque él no estuvo allí además, yo creo que es homosexual, aunque hasta que no salga la continuación no lo sabremos.

26.11.05

4º critiquita: Thor (nº10), M.A.Oeming y A. DiVito, Panini, 2005

Para que no penséis que todo lo saco de la biblioteca, aquí esta la primera critiquita sobre algo que he comprado. El último número de la colección de Thor, que nos llega con 11 meses de retraso (eso es acercarse más a la edición americana?).
Thor es uno de los personajes que más me gustan de Marvel, yo le conocí por primera vez, quizás con 10 años no más, cuando me compraron (por indicación mía) el nº16 (200 y muchísimo americano) de esta colección de fórum. Así comenzé yo, como hay que comenzar, como se empezaba en los viejos tiempos, en los buenos tiempos, por el número tropecientos. No recuerdo que me fascinó de ese cómic, porque la verdad es flojo y los números siguientes, los previos a la llegada de Simonson, son malillos y muy alejados de lo que era el estilo de Thor, pero bueno en aquella época no sabía nada de eso y realmente era (y es) deslumbrante que Thor se enfrentase a Drácula. Eso es la magia de Marvel, este tipo de cosas es su mejor definición. Un dios vikingo contra el rey de los vampiros, dos leyendas frente a frente, algo que nunca había pasado en la historia de la humanidad. Increíble, surrealista y absurdo también. El caso es que fue mi primera inmersión en el Universo Marvel, ya leía cómics antes e incluso hacía una colección, pero era "Conan el Bárbaro" así que, fue de la mano de Thor como conocí los superhéroes. Poco después la magnífica etapa de Simonson me hizo incondicional de Thor (es decir, persona que compra "todo" lo que sale de Thor sin importar la calidad) y me aficionó al género superheroico.
Con este número finaliza esta colección, no sé cuantos números, casi 600 (o poco más, alrededor de 40 años) creo. Por el camino ha sufrido 3 relanzamientos que trataban de hacer comercial el Thor de Lee/Kirby, todas en los últimos años. El de Marvelution, el de Heroes Reborn (eso sí que no lo compré) y la última, Back to the Basis, la de Dan Jurgens (que firma, a mi gusto, la mejor etapa de Thor, supera la de Simonson cosa que creía imposible). Pero como ninguna cumplió su objetivo (la verdad es que es una colección muy difícil, aunque marvelita, siempre ha estado prisionera de los mitos vikingos y de que su protagonista fuera un dios, lo cual limita las historias que se pueden hacer) Marvel ha acabado con ella, para empezar de nuevo, esta vez de verdad desde 0, parece ser. Ha ocurrido así porque los tiempos han cambiado, el mercado y Marvel han variado mucho, así que se terminó. Durante la etapa de Jurgens (algún día haré un post, o varios, sobre esta gran etapa, para hacerla justicia, para revindicarla) se decidió su fin , pero se dejó acertadamente (no sé si también por las ventas) terminar con lo que estaba haciendo (aunque parece ser que se le instó a hacerlo rápido) para así realizar una historia a modo de epílogo/epitafio para esta colección.
Los encargados de esta fueron Oeming (la versión mala de Bruce Timm) y DiVito al que no conocía. El primero es dibujante y guionista y debió de ser contratado por haber hecho el "Martillo de los Dioses" (publicado también en nuestro país por Planeta) una historia sobre los mitos vikingos que no he leído. El caso, es que Oeming se nota que sabe de mitos nórdicos y de Mitología en general (el más versado en esas cosas de todos los guionistas que han pasado por la cole). La historia, como no podía ser de otra forma, va de que un nuevo Ragnarok llega al Asgard marvelita, pero esta vez Thor lo va a afrontar de manera diferente a como lo hizo su padre Odín con todos los anteriores. Es una historia de tono elegíaco (no podía ser de otra forma), pero más porque es el fin del Thor de Lee/Kirby que porque se narra un Ragnarok, escrita muy literariamente pero que no consigue llegar al lector. No lo consigue porque no transmite la tristeza por el fin de algo (y eso que era fácil con lectores como yo), porque es incapaz de darle el tono patético que ha de acompañar a toda elegía. No obstante, esta bien llevada la historia y no rompe con nada de la serie (cosa que los llevamos leyéndola durante años apreciamos mucho). Como todos los finales de series, desfilan casi todos los personajes emblemáticos de la colección y los vemos morir en el transcurso de la narración, (porqué no aparece Karnilla?). También en la historia aparecen los Vengadores!, bueno sólo el Capitán América e Iron man, sin duda (es una elucubración) por presiones editoriales ya que estos números son paralelos a (la nefasta) "Vengadores Desunidos" y se debió pensar que con un seudo crossover (no refleja acontecimientos de ninguna de las series) se daba más empaque y seriedad a los dos finales. El caso es que este, resulta superfluo y Oeming no puede evitarlo, primero hace que Thor les invoque a Asgard para ayudarlo y allí pelean contra Loki y sus secuaces, (demostrando que los Vengadores pueden tutear, aunque sudando, a los dioses, eso no me gustó nada), para luego decidir que los envía a la Tierra por que pueden morir en esa lucha. Un poco absurdo, no?
Oeming trata de contar un final total y lo consigue, ese es su mayor mérito. Es decir, en 6 números incluye todo lo acontecido anteriormente en la colección, explica los ragnaroks y crea un final que afecta a toda a la colección, es decir la dota de una nueva lectura. Para ello, Oeming nos cuenta que "los que se sientan en las sombras", dioses de dioses (creo que nos lo inventa, me suenan, pero ahora no puedo localizarlos, quizás una cosa de Roy Thomas?), viven de nutrirse de las energías liberadas en los ragnaroks, por eso son tan frecuentes. Así que, cuando lo descubre Thor, después de un viaje iniciático y chamánico (desgraciadamente poco imaginativo e impactante) lo descubre y decide terminar con ello. Va a intentar que este Ragnarok sea definitivo, pues cada Ragnarok que ocurre, el saciamiento de esos dioses de dioses debilita las energías de los de Asgard. Thor, busca el final definitivo para acabar con estos "parásitos" y así, si hay renacimiento (como es el final mitológico del Ragnarok) hacer que los nuevos dioses de Asgard sean libres. Todo esto lo intenta guiado por la fuerza de Odín, lo que nos indica que todo no es más que un plan urdido por Odín, que una vez más demuestra que lo sabe todo incluido el futuro. Pues gracias a la guía de su fuerza y el haber humanizado a su hijo, este puede triunfar donde nadie, salvo un dios humanizado, podía triunfar. De este modo, paradójicamente, cuando por fin Thor consigue sustituir a su padre al frente del panteón, antes, en la etapa de Jurgens, sólo era él mismo pero mucho más poderoso, cuando por fin se convierte en padre de todos los dioses vikingos, cuando trasciende su condición superando a Odín, gracias a ese viaje iniciático antes comentado, trae la destrucción del universo creado y protegido por su padre.
Oeming mete conceptos de Mitología en la historia para explicar porque ocurre ese final y no otro, resultando los números más mitológicos de toda la colección. En ellos se introducen, explican y desarrollan conceptos mitológicos como el Eterno Retorno y el Ciclo Vital (para que haya vida algo tiene que morir), agrándando el trasfondo de Asgard, haciéndolo más profundo. Un ejemplo de esto, es que, me atrevo a decir, que todos los guionistas que han trabajado con Thor siempre lo han hecho como si fuese una divinidad grecolatina y (casi) todos habíamos tragado con ellos sin darnos cuenta. Pero Oeming, nos saca de nuestro error, que los dioses vikingos no son inmortales, ellos van a morir como todos los mortales. Ellos, igual que los mortales, saben que van a morir. Eso es lo más idesincrático de los dioses vikingos y nadie ha sabido trasladarlo al cómic hasta Oeming, una pena que haya llegado tan tarde. Otro muestra es acercar más el Loki marvelita al mitológico, haciéndole padre de los monstruos aumentando así su calidad como villano. Otro detalle que me ha gustado es que dejase manca a Sif. Ese tipo de cosas no les pasa mucho a los marvelitas y encima, al estar asociado a un personaje "bello", pues la novedad me ha gustado. Junto con estos aciertos para mi, hay cosas, detallitos de freak, que no me gustan: aparece Ulik como una bestia sin mente, bueno, vale, pero es que no se explica el porqué, no se da juego a Amora, un personaje lleno de posibilidades (como toda rubia tetona) y el olvido de la historia de amor de Thor y Sif, el final de una historia de amor siempre aporta tragedia a una tragedia.
En cuanto a DiVito, diría que tiene influencias de Davis en su estilo preciso, detallista y realista, que como resulta habitual en estos estilos, dota de cierta inexpresividad y rigidez al dibujo. Dibuja Asgard y todos sus elementos siguiendo la estela de "El Señor de los Anillos " (la peli), demasiado alargada para mi gusto, y lo mezcla con ecos de la estética de la etapa Simonson. Pero su narrativa es estraña para Marvel, pues incluye bastantes viñetas por página. Por lo que a veces, el reducido tamaño de las viñetas resta espectacularidad y fuerza a lo que esta narrando. Creo que no esta entintado, pero como su lápiz es tan fino y preciso, no se nota mucho. A destacar la secuencia de las flechas y, como nota curiosa, su Hela. La Hela más sexy de toda la colección. Con un gran par y un tremendo escote que lo realza, lo cual choca mucho con la imagen super tapada tradicional. Por su parte, el colorista cumple, hace un trabajo profesional sin ningún alarde.
La edición de Panini esta en su línea y además es barata. El único pero es que no tiene mucho espacio para las portadas y las mete caóticamente, de tal forma que no las podemos ver secuencialmente y al no haber una separación nítida entre número y número es difícil saber a cual corresponden.
Y eso es todo, Thor termina con un final abierto, además sabemos que va a seguir, pero también que no será lo mismo. El cambio es bienvenido sólo si es para mejor.

24.11.05

3º critiquita: Naruto (nº1-3) M. Kishimoto, Glénat, 2004

Estos también lo he cogido de la biblioteca, el nº2 en 4 meses lo hemos cogido 7 personas y el nº3 en 7 meses, 11. Los datos del nº1 no los tengo.
El manga va de un preadolescente(?) muy especial, que que estudia para ser ninja habida cuenta de haber nacido en una villa ninja. Es la típica historia de artes marciales. La serie son una sucesión de combates/retos a superar en los que siempre hay los mismos ingredientes: técnicas secretas unipersonales, violencia, sufrimiento, competitividad, etc. y sigue siempre el mismo esquema: los protagonistas lo pasan fatal y cuando estan hechos unos guiñapos, vencen. Vamos, sigue el mismo esquema que nos grabó a fuego "Dragon Ball" y "Caballeros del Zodiaco" y que debe ser muy típico de por allí. Todo esto esta aderezado con el típico humor amarillo (chistes sobre comida y sexo principalmente) y con ingredientes culebroniles (triángulos amorosos, problemas familiares, traumas, etc.) que también le van mucho a los orientales.
El dibujo me recuerda al de Torimaya san (el de "Dragon Ball"), pero este me parece mejor. Es igual de limpio y blanco, pero este es más curvilíneo y realista. Creo que decir que es una mezcla entre Torimaya san y Katsushiro Otomo san (el de "AKIRA") lo describe bastante bien. Destaco en Kishimoto su faceta de diseñador de personajes, me parece muy dotado para ello y creo que eso se nota nada más ver Naruto (el manga, no el personaje).
A mi de todas formas, lo que más me ha gustado es que la obra incluye páginas donde te habla el autor del proceso de creación del manga y de su vida. Estas páginas tienen cosas más interesantes para mi que el manga. Así, descubrimos que Kishimoto, aunque no es autor de un manga memorable, si es un tipo gracioso y simpaticón.

23.11.05

2º critiquita: Piratas de Venus, E.R. Burroughs, Río Henares Producciones Gráficas S.L., 2004

Este libro también lo he cogido de la biblioteca. En 14 meses lo hemos cogido 7 personas.
Lo que primero tengo que decir es que no me lo he terminado de leer. Lo he intentado, pero a 26 páginas del final he decidido no perder más el tiempo. Y no es que el libro me parezca ilegible, es que me parece insulso, que no tiene nada que contar. Hay que tener en cuenta que el libro tiene más de 70 años y es un pulp, vamos que es un producto que sólo buscaba entretener y proporcionar evasión a los lectores y claro, lógicamente, ha cambiado mucho las formas de entretenimiento y lo que entretiene. Por tanto, en mi opinión, esta novela ha sido víctima del Tiempo. O no? Es que no he leído ninguna novela de Vampiro, Warhammer o similares que seguro que son los pulps de ahora.
Burruoughs es el creador de Tarzán y de muchas otras novelas famosas, entre ellas las que forman el ciclo de Venus, de las que esta novela es la primera de la serie. Esta novela cuenta como un rico de la Tierra se costea un viaje a Marte pero que, al haber fallado en sus cálculos astrónomicos, acaba llegando a Venus donde se encuentra que el planeta, no sólo admite la vida, sino que tiene vida inteligente muy parecida a los humanos, que han desarrollado una cultura análoga a la Edad de Bronce terráquea pero con armas de rayos y poción de la inmortalidad, en la que al final se acaba sumergiendo. Creo que es un argumento parecido al de su más famoso ciclo de Marte.
En fin, el estilo de Burruoughs es preciso y ligero, recuerda un poco a Lovecraft, sobre todo en la manera de retratar otras culturas. Es pues una exscritura acorde con lo que cuenta, tan poco profundo que, hoy en día se ha tornado en aire. La novela aunque tiene un envoltorio ci-fi (viaje espacial, vida extraterrestre) es más de aventuras. Así, aunque Burruoughs intriduce la ciencia para explicarte como en los años 30 del siglo pasado un cohete puede llegar a Marte y para explicarnos la vida de Venus (lo más original y destacable, es que los venusinos nunca han visto el cielo porque siempre esta tapado por nubes, luego nunca han visto estrellas y soles, por tanto su ciencia se ha visto muy limitada) e intenta no ser demasiado fantasioso (por ejemplo, precisa que el humano aprende el idioma), lo que cuenta es una sucesión de luchas contra enormes bestias, peleas a sablazos, actos piráticos y el comienzo de una historia de amor más grande que la vida. Vamos, que el viaje es una excusa para contar una historia de Conan (que también es de la época). Lo que no me gusta de todo esto, es que sea el terrestre el que se haga el amo de todo, se convierte enseguida en jefe y en el redentor de una civilización decadente y en extinción. A mi estas cosas, que llega el extranjero como un elefante en una cacharrería y encima se haga el jefe me parece tonto. Destacaría como curiosidad, que los malos son comunistas (esa es la interpretación que hago yo). Y como algo reprochable, el que el protagonista es telépata pero a partir del capítulo 2º eso se olvida, es cierto que no he leído la serie completa, ni siquiera el libro, pero parece sobre todo que fue un elemento para enganchar al lector.
De todas formas, creo que conserva cierto interés, pues retrata un poco la época que le tocó vivir.

1º critiquita: 1602 (nº1), N. Gaiman y A. Kubert, Panini, 2005

Bueno, el ejemplar que me permite hacer esta critiquita lo he conseguido de la biblioteca de la Comunidad de Madrid más cercana a mi casa. Para que conste en estadística, lleva 3 meses allí y lo hemos cogido 4 personas (los préstamos son de un mes).
De esta obra no me esperaba gran cosa porque no me gustan los mutantes, una ojeada rápida en la tienda no me dio buenas sensaciones y no he oído hablar excelencias de ella. Creo que desde Sandman, no había leído nada nuevo de Gaiman (que me gustó mucho hasta que llegamos a la última saga de esa mítica colección, que me pareció un indigno y malo colofón). Y de A. Kubert tengo cómics suyos, pero entre que nunca me ha llamado la atención y tiene un hermano también dibujante, pues ni idea de cuales son.
Bueno que divago (es que no sé por donde empezar), no me ha parecido gran cosa (si bien me falta leerme la conclusión, espero que la biblioteca lo coga, que si no ...), me ha confirmado el prejuicio que tenía sobre ella. El principal responsable de esa impresión es el dibujante que me ha parecido que realiza un trabajo muy flojo (no me dan ganas ni de ver si a tono con el resto de su obra) aunque, el que no se le entinte me parece un flaco favor a su "arte". Pero, la paleta de color de Isanove es tan sosa, tan pastelosa y tan limitada que no hace más que hurgar en la herida. Además, si comparás el dibujo con el guión, que intenta ser bastante histórico, pues todavía queda más en evidencia. Porque Kubert no se documenta apenas nada (cierto es, que a los americanos no les va mucho), un poco en la moda y la arquitectura y ya esta. Lo cual a mi entender es justo lo que no hay que hacer en un cómic de época. Sólo hay que ver que los soldados que aparecen en general van como si estuviesen en la Edad Media en vez de en el siglo XVII, el mejor ejemplo son los esbirros de Muerte que van con armaduras y ballestas!! Dios mío, que ha pasado con los mosquetes! Y los carruajes son diligencias del Oeste! En fin, daría ejemplos de este trabajo tan flojo, pero como la edición no esta numerada pues nada, me quedo con las ganas. Baste con añadir que los fondos brillan por su ausencia, que hay más primeros planos que otra cosa y que la decoración se limita a armas medievales por todas partes incluso en la alcoba de la reina.
Contra este ambiente de desidia y falta de imaginación, ha de luchar el documentado y chauvinista (parece que sólo los españoles padecimos la Inquisición, que Isabel I no oprimió y persiguió a católicos y anglicanos) guión de Gaiman. Él intentando transmitir el sabor de la época isabelina (retoca nombres para que suenen más de la época, introduce personajes históricos y referencias a acontecimientos de la época, incluso futuros!) y su dibujante pasando totalmente del tema. Claro que el colorista le sigue, no debió enterarse de que la historia se desarrollaba en un ambiente de fin del mundo, y la dota de una gran luminosidad.
En cuanto a la trama pues no es muy original, en el mundo estan ocurriendo cosas extrañas que hacen pensar que el fin del mundo esta cerca, pero hay esparanza, el doctor Extraño cree que un objeto misterioso que esta en posesión de los templarios (joder! Qué pasa? Es qué no se puede contar una historia con referencias medievales sin que aparezcan estos?) puede ayudar en la solución del misterio y junto a este argumento principal hay otros, que poco a poco, se van entrelazando con el principal. Gaiman escribe mucho, hay mucho diálogo y mucho texto de apoyo, lo cual es de agradecer, porque no se lee en 5 minutos como muchos cómics mainstream de ahora y demuestra, que es posible que haya muchas palabras en un cómic de superhéroes. Pero el tono es frío, distante (seguramente no le vayan mucho los personajes) y las tramas se desarrollan con lentitud, aunque los misterios estan muy bien expuestos (al menos para alguien que no conoce el universo mutante como yo) y las encarnaciones de personajes Marvel estan bien hechas. Así que su guión no me enamora mucho porque además, abusa de los tópicos (la Inquisición española, templarios, al igual que A. Kubert, hay un personaje que es igual a Panorámix, parece que los monjes sólo lo son si van siempre con capucha, etc.) y hay opciones que no me gustan mucho, las alusiones a Rusia no tienen sentido (en el siglo XVII no pinta nada, aunque claro es el único país europeo que conocen muchos americanos y es el Universo Marvel, creado en plena Guerra Fría, el que versiona), que en la inquisición española no haya ningún español, que apuñalen a alguien y la hoja del arma asesina se arruge (así lo dibuja Kubert, no se dobla, se arruga) porque choca con una cota de malla (que tontería!!) y otras cosas más que no comento para no pareceros más raro de lo que ya he parecido.
Que me queda en resumen? Pues una historia entretenida, pero floja (a mi entender digna sólo de leerse gratis, así que pedIDLO prestado, no gastéis vuestro dinero que en esta época de diluvio constante de novedades hay cosas que os van a llenar más) donde el guionista nos intenta, sobre todo, más que contarnos algo, meternos en una época y transmitirnos un ambiente que el dibujante es incapaz (o no le dio la gana o no leyó el guión) de plasmar lastrando así la potencia de la obra y el trabajo de Gaiman. Pero hay segunda parte!
De todas formas, hay cosas buenas. La edición de Panini esta bien, con un precio justo y la inclusión de un marcapáginas de lo más original (aunque, quién lo necesita para un cómic de superhéroes?), y las portadas son excelentes (la 2 y la 3 se salen). Estas sí transmiten la época (intenta imitar el estilo de los grabados, la ambientación es fiel) y van muy bien con el ambiente que quiere crear Gaiman, lo cual deja más en evidencia al patatero trabajo de A. Kubert e Isanove.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog